El PMS no tiene la culpa

Hace poco sostuve una conversación en la que una amiga cercana me relataba cómo el Síndrome Premenstrual (PMS por sus siglas en inglés) le causa sentimentalismos y emociones no habituales. Lo que le resulta bastante molesto, ya que no suele darle arbitrio a nada ni nadie sobre su estado de ánimo. Sus niveles hormonales le juegan la vuelta y a veces pueden hacerle tambalear sin más.

Opinión
Esta es una opinión

Tomado de Emoji Pedia

Esta charla me motivó a googlear las causas y las posibles soluciones. Me topé con resultados poco útiles pero sumamente inquietantes: “Casi uno de cada tres divorcios se debe al síndrome pre menstrual”. El “SPM impacta en la calidad de vida, ausentismo y productividad laboral.”

Pensé que no serían más que artículos de opinión basados en malas experiencias, vaya sorpresa el ver que todos estaban justificados con “estudios” a los que nunca citaban y uno solo que citaba otro de la SEGO. La Sociedad Española de Ginecología y Obstreticia, el cual me di la tarea de leer y resultó ser nada más que un compilado de opiniones personales.

Cito textualmente el estudio y dejo la interpretación a su discreción:

“Su sufrimiento personal es intenso y se manifiesta en acciones precipitadas y algunas veces censurables. No sólo notan su propio sufrimiento, sino que también se sienten culpables frente a sus esposos y familias, porque saben bien que sus actitudes y reacciones son difíciles de soportar. Una hora o dos después del inicio del sangrado menstrual, la tensión física y mental se alivia y desaparece.”

“Si, como se ha citado, El SPM afecta significativamente la calidad de vida, de esto se deriva indefectiblemente que aumente el uso de recursos sanitarios y disminuya la productividad laboral, pero, en el mismo sentido, deteriore también las relaciones sociales y familiares.”

Aprendí a metidas de pata en la universidad a no confiar en “estudios científicos” aunque supongan estar avalados por instituciones de renombre. En tanto son la base de conocimientos sociológicos, psicológicos y medicinales, siempre se debe cuestionar su procedencia, la interpretación de los resultados, la metodología, el origen de los fondos que lo financiaron y principalmente si es de verdadero valor científico.

Hago alusión a esto porque los síntomas que según la SEGO presenta el Síndrome Premenstrual van desde la depresión y la irritabilidad hasta el dolor de cabeza y la hinchazón abdominal. Si lo analizamos un poco, estos síntomas también los presentan personas con condiciones “normales” de salud, como mi primita de seis años, mi papá y mi abuelita.

¡Soy más que un útero! Tengo un cerebro que me ayuda discernir y no actuar bajo los efectos de mi emocionalidad. Mi productividad laboral es mi decisión y responsabilidad, no una acción directamente ligada a si amanecí llorona o de malas.

¿Cómo es eso de que mis relaciones familiares, sociales y de pareja son una maravilla hasta siete días antes de haber menstruado? El mensaje está claramente implícito en todas partes: mi vagina sangrante tiene la culpa, ser mujer merece la culpa.

No pongo en tela de juicio la existencia del síndrome pero de ahí a que esto condicione mi productividad laboral, mi calidad de vida y mis relaciones son temas muy aparte. No todas las mujeres vivimos este síndrome por igual, no todas condicionamos nuestro comportamiento en base a nuestras emociones o a si se nos hincharon los pechos y nos duele la barriga.

¡Dejemos de culpar patológicamente a la mujer!

Yiyi Sosa
/

Ingeniosa y necia, la segunda más que la primera y también viceversa. Apasionada por la literatura latinoamericana, escribo porque tengo muchas penas que repartir y alegrías que multiplicar. YouTuber y cuentacuentos cibernética.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

6

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Lucia /

    05/07/2018 5:20 PM

    Sí, es necesario profundizar y tener más fundamentos científicos.
    Por lo demás: la escritora es una afortunadísima mujer que no sufre tal síndrome. En mi caso, es dismenorrea y no puedo decidir mucho sobre mi productividad laboral o actividades familiares cuando estoy revolcándome del dolor, y toca atorarse de medicina para el dolor, para más o menos retomar mis “actividades”. En esos días, pienso que hasta podría negociar 2 días de vacaciones por la posibilidad de quedarme el día completo en cama. Duele muchísimo, al punto de vomitar si no tengo medicamento. No hace mucho discutí con mi mejor amiga, porque le comenté que probablemente me hacía un procedimiento para casi no menstruar más... me dijo que estaba loca por lo que le iba a hacer a mi cuerpo; el período le dura a ella 3 días, lo que a mí 7 días. Sin hablar del dolor.

    Mi punto: El que no se sufra, o experimente igual, no significa que no existe.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    HOYPORHOY /

    05/07/2016 9:22 AM

    Mmmmmm que te escribo... hay que leer más, definitivamente. Que a ti no te pase no significa que a alguien más no le pase y si le afecte. Como respuesta, sin ser pedida, a "Andrea" le compartiría que lamentablemente en estos días que corren "cualquiera" escribe para un medio. Así que no es un honor ni un mérito por el cual se pueda colgar medallas o haya que rendirle pleitesía, por el contrario, es una responsabilidad porque tus opiniones las leen muchas personas que aún no tienen un criterio definido y pueden tomarlas como verdades. Algo así como los estudios que plantea "yiyi" en su columna de opinión. En fin, que hay que ser como yiyi, no creerle a ciegas ni a yiyi. Por cierto yiyi, como bien dejas entrever en tu escrito, hay que informarse bien y redactar mejor, porque sino estás haciendo exactamente lo que criticas de esos estudios "científicos".

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Lidia /

    05/07/2016 8:50 AM

    No puedo compartir esta opinión. En lugar de negar un problema debieramos como mujeres buscar soluciones. Tanto químicas como sororidad. Yo sufro del síndrome y se de muchas mujeres que no.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    yo /

    02/07/2016 4:34 PM

    me gusta nomada y lo leo pero este punto de vista viniendo de una mujer es lo mas estupido que he leido en mi vida.

    ¡Ay no!

    5

    ¡Nítido!

      Veronica /

      08/07/2016 7:42 AM

      Totalmente deacuerdo con este comentario. Este artículo llega a tener hasta un toque misógino. Pesimo.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

      Andrea /

      03/07/2016 10:27 AM

      Lo interesante es que opiniones como esta solo vienen de gente que no se atreve siquiera a poner su nombre. ¿Qué tiene de estúpido? Es más estúpido que intentes violentar anónimamente una opinión solo porqué no la compartas. Lo bueno es que a vos no te están pidiendo tu opinión y a la que escribió el artículo si, aunque te duela.

      ¡Ay no!

      3

      ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones