Estas 4 cosas me hubiera gustado saber de sexo (antes de empezar a tenerlo)

Con el tiempo he descubierto que nadie es una diosa del sexo en sus primeros tanes. Algunas tal vez nunca lo seamos; y está bien. He aprendido que la experiencia se cultiva. Prueba y error. Pero también sé que como en cualquier actividad, algunos consejos a los principiantes no caen nada mal. El problema es que, cuando de sexo o sexualidad se trata, aquí no somos abiertos para hablar de esos temas. Es tabú, sucio, pecado. Lástima porque todas las personas nos podríamos beneficiar de un poco de experiencia ajena en lo que acumulamos nuestros propios aprendizajes.

Opinión
Esta es una opinión

Ilustración: Sofía Castillo

Pero no. Los amateurs entramos prácticamente en blanco. Con unos cuantos consejos del primo de nuestro amigo que ya lo hizo una vez o con las imágenes de cualquier porno barata que salía en el Filmzone a media noche. Algunas veces tenemos fragmentos de conversaciones incómodas con nuestro papá o mamá en donde se obvian las palabras pene, vagina y penetrar. Sin embargo de alguna forma comprendemos (más o menos) lo que quieren decir.

Entre amigas me gustaría creer que hablamos de sexo abiertamente. Pero creo que al final no somos completamente honestas. Ser tan honestas implicaría admitir que no siempre tenemos orgasmos, que nos distraemos, que no nos gusta nuestra pareja así.

¿Quién quiere eso? Yo no lo quería. Ahora lo quiero, quiero hablar de esas cosas que nunca hemos hablado. Quiero hablar de las cosas que me hubiera gustado que me dijeran del sexo. Quiero hablarlo porque todavía hay muchas cosas que me podrían decir y no me las están diciendo. Así que en lo que se rompen las cadenas del silencio sexual puedo empezar por decir las cosas que me hubiera gustado que me dijeran hace unos años.

1. Una de ellas es que no importa la cantidad sino la calidad. Cuando inicié mi sexualidad creía que sesiones de horas y horas de sexo eran lo indicado. Leí algún mal artículo acerca del sexo tántrico que por supuesto no comprendí y lo confundí todo. Entonces en mi cabeza mientras más me dolieran las piernas por mantener la misma posición durante una hora mejor. Porque así era como se suponía que se hacía bien. No fue todo mi culpa, lo admito. La otra parte también me reforzaba esta creencia al hacer lo mismo por horas. Pero nadie me dijo que no importa si dura 5, 10, 15 minutos o 3 horas. Lo que importa es la calidad. Pasarla tan bien que por nuestra mente no pase la lista del súper o todos los ensayos que hay que hacer para esa semana. No sirve de nada jactarse que duró dos horas si al final lo único que quedó del encuentro es una vagina muy irritada.

2. Lo que me lleva a la siguiente cosa que me hubiera gustado que me dijeran. Lubricante. Ya sea el que se compra en las tiendas o el natural que saca nuestro cuerpo pero el lubricante debe estar presente. Una vez me dijeron “mojate porque sino te va a doler”. Amigo, las mujeres necesitamos ayuda en eso; mental o física, no es magia. Me hubiera gustado que me dijeran que tengo que tomarme el tiempo (tenemos que tomarnos el tiempo, mi pareja y yo) de todo el jugueteo previo para lubricar. Así como no nos rasuramos en seco, no tengamos sexo en seco.

3. Otra de las cosas que me habría gustado que me dijeran es que el sexo no es para vernos bien. Tiene muchos beneficios que hacen que nos veamos bien después de tener sexo pero no tenemos que vernos bien ‘durante el sexo’. Claro, mi mente de principiante infestada por el porno barato y las conversaciones inmaduras con amigos y amigas, creía que había que verse bien durante el sexo. Pasaba la mitad del tiempo preocupada por adoptar la pose y cara más pornográfica y la realidad era que no la pasaba tan bien. No hay mejor cara que la del gozo. Ojalá alguien me hubiera dicho que me despeinara, que sudara, que no me preocupara por mi cara, por si se me iban los ojos, si se me veía mal la panza, si no paraba las nalgas los suficiente. Todo eso solo distrae. Me hubiera gustado que me dijeran: “está en el momento”.

4. Aunque no solo me hubiera gustado que me hablaran de diversión. Me hubiera gustado escuchar las consecuencias también. Es el mismo tabú el que nos impide hablar claro acerca de los embarazos no deseados, de los derechos sexuales, de las enfermedades, de las implicaciones psicológicas. Iniciar la vida sexual debería ser una decisión personal. No debería ser forzada; Nada de prueba de amor, no ser el último del grupo de amigos en ser virgen o por salir del paso. Me habría gustado que me dijeran que era mi decisión, que no tenía que basarme en ninguna religión para saber cuando podía iniciarla (que no hay tales tonteras de que la virginidad es un espejo que se rompe y una se arruina para siempre), que el sexo debía ser cuando yo quisiera, cuando las dos partes estén de acuerdo, cuando se sienta bien, cuando yo me sienta bien.

Pero estas son cosas que nadie me dijo, cosas que no les dijeron a mis amigas y cosas que entre nosotras tampoco nos decimos. Quiero creer que eso está cambiando poco a poco. Que la liberación sexual que inició el siglo pasado sigue avanzando y un día vamos a hablar abiertamente acerca del sexo. Llegará el momento en el que se hable de lo alegre y de lo incómodo. El momento en el que el tema sexual no va a ser un secreto sino una conversación en la sobremesa. Me gustaría creer que al hablar abiertamente el sexo va a ser algo natural, algo que se respeta y no solo se toma a la fuerza. Y estoy segura que vamos a ser todas y todos más plenos en esta sociedad guatemalteca. Empecemos.

Flora Campollo
/

Cantante frustrada, escritora de closet, actriz de medio tiempo, ratón de biblioteca y sobre todo feminista. Escribo para combatir la soledad, el machismo y las mentes cerradas; para cortarle las esquinas a un mundo tan cuadrado.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

27

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Luis Lewis /

    14/08/2016 11:48 PM

    Yo lo resumo en una sola cosa: si alguna de las partes siente vergüenza de ir a la farmacia y pedir en el mostrador un preservativo, el/ella aún no está preparado para iniciar su vida sexual.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    José López /

    14/08/2016 8:38 AM

    Lo unico que, como hombre, puedo decirle a las mujeres es que eso de la "prueba de amor" solo refleja falta de creatividad e inseguridad dentro del cortejo. Convencer a una mujer para tener relaciones sexuales (o hacer el amor si quieren) no es difícil. Sin embargo el macho debe tener la suficiente hombría y madurez emocional cuando una chica no se deja convencer por sus encantos. La alternativa de presión psicológica debe ser una alerta para toda hembra que se respete. Si no hay consenso entre las partes, el fornicio de nada sirve pues la incomodidad se nota. Por otra parte, intentar hablar de sexo, como bien se menciona es una tarea titánica en nuestro medio. Pero solo la constancia en tocar el tema ira dándole más confianza a la gente para tratarlo. Muy buen artículo!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      Andrea /

      15/08/2016 2:30 PM

      Me parece que a la próxima lo podrías expresar igual de bien, peor usando hombre y mujer.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Maeuclaire /

    13/07/2016 7:20 AM

    Bueno.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Juancho /

    10/02/2016 11:49 AM

    Genial! Buen texto y buenos recuerdos en analogía con mis vivencias :)

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Ana /

    09/02/2016 9:58 PM

    Creo que algo muy importante es que como mujeres nos han enseñado a ceder en todos los espacios tanto públicos como privados, así que el sexo no se queda atrás, muchas veces se cree que es solamente para poder dar satisfacción y placer al otr@. Como mujeres debemos de tocar y conocer nuestro cuerpo, entenderlo y saber como podemos disfrutar mas de el, que nos produce mas placer y que definitivamente no disfrutamos y saber que no existe ningún motivo por el cual no se pueda expresar a nuestra pareja si sentimos incomodidades al tener sexo.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Byron /
    26/01/2016 11:23 PM

    Buen artículo

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Luis batlle /

    18/01/2016 9:26 PM

    Quiza no tenga los conocimientos acerca de el tema sonre el sexo y la libertad y confianza que deverian de tener los hijos adolescentes para poder hablar abiertamente con sus padres , admiro el contenido y las palabras que usas ,en este tema, me hubiese encantado que les explicaras a los jovenes la importancia de abstenerse tambien de tener sexo a tan temprana edad creo que eso tambien seria la 5ta cosa que no les has dicho acerca de el sexo antes de tenerlo.saludos desde nj usa

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Edgardo /

    18/01/2016 5:05 PM

    Concuerdo mucho contigo, creo que yo tengo también mis propias cuatro cosas que me hubiera gustado saber del sexo antes de empezar, quizás el único problema que encuentro es que las cosas mas importantes de la vida son imposibles de enseñarse con palabras, y esto se aplica al Sexo.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    --- /

    18/01/2016 12:24 PM

    --- Este comentario fue editado porque se estaba usando el nombre de otra persona para difamarla. Gracias por avisarnos. Equipo Nómada. (El IP del difamador es 203.153.12.104)

    ¡Ay no!

    6

    ¡Nítido!

      Luis Lewis /

      14/08/2016 11:31 PM

      Equipo nomada - cuando ustedes me censuran en temas serios e importantes por poner un enlace al NY times u otras fuentes idóneas, por qué no tienen la misma cortesía de indicar que borraron mi enlace con mi comentario completo?

      Por qué no aclaran en sus reglas que no se deben poner enlaces? O que no se pueden recomendar libros u obras?

      Ya son varias las veces que me censuran por tan solo poner un enlace!

      Si no lo conocen, les recomiendo leer la Convención de Berna, especialmente el artículo 10.

      Saludos desde NYC

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Brecia /

    18/01/2016 12:21 PM

    Querida Flora: Me encanta lo que has escrito. Yo como madre de una adolescente te puedo decir que muchas personas jóvenes te han conocido por tu paso en tv. Por lo que eres una persona influyente para ellos y me alegro que tu forma d pensar sea esta. Algo que es muy importante hacerles ver, es que si bien el ser un "dios sexual" requiere mucha practica, implica una responsabilidad para ellos mismos. Debido a los recursos emocionales que requiere, si no se involucra nada de eso y es solo por probar, me parece tambien valido, pero hay que tener en cuenta que, aun sin penetración, existen riesgos. Lamentablemente a muchas muchachitas lo mejor que les podría pasar, al tener sexo sin precaución, es un embarazo, si vemos a los riesgos que se exponen. Nadie escarmienta en cabeza ajena, son experiencias que todos tenemos que vivir por nosotros mismos.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones