Estas 4 variables del misionero te encantarán

Nos vamos a tirar al agua y generalizar. Creo que la posición del misionero fue con la que todos perdimos la virginidad. Después fuimos ensayando otras posiciones, inventando, experimentando, pero siempre dicen que regresar a lo básico de vez en cuando tiene lo suyo.

Una variación del misionero.

Foto: badgirlsbible.com

Mi primera vez fue así. Un misionero lento y frágil que amenazaba con lastimarme en cada entrada y salida. Con el tiempo y la práctica encontré la comodidad y comencé a variar las posiciones, atreviéndome a explorar un poco más para encontrar las que fueran placenteras para mí.

No soy muy fan de las posiciones súper acrobáticas por el simple hecho de que no las encuentro cómodas. Puede ser muy divertido jugar al circo en la cama pero a veces los músculos fallan o la flexibilidad no es como la de la mujer en los dibujos que nos sirven como guía.

Esta posición del misionero también es una de las más sensuales porque estas frente a frente con tu pareja, hay suficiente espacio y movilidad para besarse y acariciarse. Yo siento que estoy envuelta en su piel y esa es precisamente la razón por la cual es una de mis favoritas.

El misionero clásico es en el que el hombre está arriba y la mujer abajo. Pero también puede ser al revés. Cuando la mujer está encima ella es quien tiene más control sobre el movimiento y la profundidad de la penetración. Pero en lo personal creo que esta es la única ocasión en la que prefiero al hombre al arriba.

Un estudio publicado en “The Journal of Sexual Medicine” revela que el 33% de las mujeres prefieren la posición del misionero. Supongo que yo estoy dentro de esa estadística. La verdad es que no se desde cuándo o por qué empezó a considerarse al misionero se entiende como la posición aburrida o la de principiantes. Quizá sea porque en las películas de la Edad Media era la posición que la iglesia siempre decía que era la adecuada, por eso su nombre. Pero la realidad es que el nombre ni siquiera salió de ahí, fue una mala interpretación de Alfred Kinsey en Sexual Behavior in the Human Male. En documentos históricos de los toscanos se refieren a esta posición como la posición angelical. Es por esto que Kinsey lo malinterpretó y le puso misionero.

Lo maravilloso de esta posición es que no solo se trata de penetración, el movimiento de las pelvis frotándose una contra otra también estimula el clítoris (exterior). Tiene muchas variaciones y solo es cuestión de ponerse creativos y buscar los ángulos.

A continuación les dejo unas variaciones para que disfruten con su pareja.

1. Cuando él esté arriba, flexioná tus rodillas hacia tu pecho y colocá tus pies en el su pecho, el de él. En esta posición la punta de su pene está en contacto directo con tu cérvix. Es otro tipo de sensación, muy placentera. Más para nosotras, pero también para ellos.

2. Coloca tus piernas sobre sus hombros, en esta posición tus piernas están más cerradas que abiertas pero aún así hay espacio para que te penetre. Tus labios vaginales crean más presión sobre su pene y resulta placentero para ambos.

3. Poné una almohada debajo de tu espalda baja para elevar tu vagina un poco. En esta posición su pene toca tu punto G, y si lo combinás con una buena estimulación en el clítoris quizás hasta puedas lograr un squirt

4. Y abrazalo con tus piernas mientras él está arriba; eso creara más presión en tu clítoris y podrás controlar la profundidad de la penetración.

Daniela Castillo
/

Joven veinteañera aficionada a los elefantes, el chocolate, los libros y el cine. Estudió ciencias de la comunicación pero no es la carrera la que define su profesión. Es feminista, vegetariana y a veces pareja, pero sin ser extremista en ninguna de las tres.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

5

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Bayron Gutierrez /

    11/01/2016 10:29 AM

    Tenes razon. Una vez una ex me dijo, "esta posicion es la que mas me gusta." yo como apenas empezaba en estas aventuras me dije a mi mismo, "que aburrida esta". Al pasar el tiempo y con mas practica comprendi que en realidad esta posicion es la que mas le gusta a las mujeres, bueno a la mayoria. Mi ultima ex, le gustaba practicar de todo, pero l'e grand finale venia con la del misionero.. jajaja no sabia que se llamaba asi esa posicion. Saludos!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Kenny Gudiel /

    25/11/2015 3:33 PM

    Excelente post! Muy bueno! Ademas de una excelente redacción! Me fascinan Daniela Castillo.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Marlon Suarez /

    08/11/2015 2:04 PM

    Esta chica a de ser un deleite en la cama :)

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    carlos /

    29/10/2015 1:49 PM

    imagenes por favor.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    alfonso villacorta /

    23/10/2015 9:31 PM

    me parece mas placentero y sano que una degustacion de donas o chicharrones. adelante! bueno, es una expresion no una indicacion...

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones