¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

Hey, hombres: súmense, les va a gustar el feminismo

Vamos a hablar sobre feminismo para varones. Varios amigos me han dicho que se consideran feministas, pero no entienden cómo jugar sus cartas para aportar a la lucha; sienten que sus acciones tienen doble filo. Y he escuchado a muchos hombres decir que esta es una lucha inentendible y perdida.

P369

Anne Hathaway es actriz y activista femenina desde ONUMujeres.

Flickr: horustr4n

Y no los culpo, la mayoría información que se difunde sobre el feminismo es creada por y para mujeres y cada una reflexiona desde su situación particular. Les resulta chocante e intimidante desde el término, porque se siente poco incluyente. No digamos ver, leer y escuchar sobre cómo hemos sido oprimidas por siglos, y cuanto sufrimiento se ha causado cuando no tienen idea de qué es precisamente lo que han estado haciendo mal.

La lucha es nuestra, somos las principales afectadas, pero nos incluye a todos. Por eso, empecemos aclarando que el feminismo no es una conquista de poder, es una batalla por la igualdad. Igualdad de derechos, de oportunidades, de posiciones, etc. Independientemente si el término “igualdad” sea el adecuado, es lo que esta ideología defiende. No es un machismo al revés. Repitamos: no es un machismo al revés.

Nos guste o no, el machismo nos afecta y nos concierne a todos, mujeres y hombres. El patriarcado nos concede un lugar distinto en la sociedad a las mujeres. Y desde esta postura es desde donde reflexionamos y actuamos.

Pueda que algunos hombres no estén conscientes de ambos aspectos; de cómo el machismo los oprime a ellos mismos y de cómo el feminismo los empodera.

Bastaría con que se pregunten: ¿cuántas veces se han mofado de su sexualidad por llorar en público?, ¿cuántas veces han cuestionado su valía como pareja en función de su capacidad económica?, ¿cuántas veces se han sentido cuestionados por limitarse a pagar la mitad de la cuenta?, ¿cuántas veces han cuestionado su masculinidad por negarse a consumir alcohol, tabaco o drogas?, ¿o porque no la tengan del tamaño de las películas o arriba todo el tiempo como en las películas?

No les afecta de la misma manera, ni tan fuerte, ni tanto; pero les afecta. Desde otro punto de vista, por supuesto, pero a la larga es lo mismo. La opresión y despersonalización por cumplir un rol impuesto.

Es irónico, porque en teoría son el grupo privilegiado, el grupo opresor (aunque no opriman) y una primera lógica sería que no podríamos esperar que los grupos privilegiados luchen por la liberación del grupo oprimido. Aunque la historia muestra que fue clave la ayuda de los blancos para terminar con el apartheid surafricano, o con la esclavitud en América. O que la clase alta o media puede ayudar en sus causas a los más pobres.

Entonces, que sean hombres no quiere decir que no puedan formar parte del movimiento feminista, sino tiene que ubicarse en la posición que les corresponde.

Así como yo desde mi posición de mujer privilegiada, tengo que posicionarme en el lugar correcto de mi lucha intercultural y no victimizarme más de la cuenta. Hago hincapié en esto, ya que yo no corro el riesgo de ser apedreada por ser feminista, ni de que me mutilen el clítoris como sucede en otras partes del mundo, en donde todavía es más cuestarriba la emancipación femenina.

No basta con la neutralidad

Y no basta con la neutralidad, con no ser machista. Eso no es algo que contribuya a la igualdad necesariamente. No ser machista es como no ser un prepotente ante las mujeres. Es mejor que serlo, pero no es algo que se deba agradecer, es lo normal, lo ético.

El tema va un poco más allá, se trata de esucharnos y solidarizarse cuando cuando hablamos de opresión, de reconocer que tiene un privilegio, de que analicen cómo y cuándo ejercen ese privilegio, darse cuenta de la manera en que el patriarcado tiene efecto en cómo se mueven, hablan, juzgan y cómo determina sus relaciones interpersonales. Se trata de escuchar y desaprender el patriarcado y empezar de nuevo todos los días.

No es algo que sucede de la noche la mañana, no es fácil ni para nosotras. El feminismo no surge dentro de nosotros de repente: la deconstrucción es diaria y la de despatriarcalización de nuestras identidades nunca acaba. Si para nosotras internamente es sumamente difícil, para los hombres, quienes también tendrían que renunciar los privilegios que el patriarcado presupone, es mucho peor.

He notado que muchos hombres piensan que este tema ya está resuelto, mujeres incluso. Que ya podemos votar, ir a la universidad y trabajar. Pero se debe profundizar un poco más, seguimos cobrando menos por los mismos puestos de trabajo, para alcanzar las mismas posiciones de poder se nos demanda mucho más. Trabajamos fuera de casa, pero en la inmensa mayoría de casos somos nosotras las que nos encargamos, además, las tareas domésticas y de crianza. Y si una mujer figura en la política es más importante su ropa, maquillaje o cualquier aspecto banal, que sus palabras.

Es primordial que quienes se sientan oprimidos alcen la voz, y darle voz a quien no se atreve por miedo. Nuestros testimonios tienen que agitar conciencias. Y aunque las mujeres representamos el movimiento, los hombres podrían ser nuestros mejores aliados.

No se puede juzgar como las y los feministas luchan. La opinión y manera de vivir el feminismo de un individuo no tiene que coincidir con la de nadie, pero si tiene que tener congruencia entre lo que se dice y se hace.

Encontraremos feministas con las que estemos de acuerdo y otras con las que no.

Y esto es una demostración de lo enriquecedor que puede ser y de la cantidad de temas y puntos que trata. Como en cualquier ideología, es imposible estar de acuerdo con todas las propuestas (como el derecho a abortar, por ejemplo) y todas las teorías. Pero esto lo hace diverso. Con un objetivo común, pero con criterios, aspectos y maneras de acción distintas (pero que a la vez confluyen).

Insto a que deje de dar vergüenza. Que un hombre no diga “soy feminista” con la boca pequeña. Que no se vea cuestionada su masculinidad y pueda ser libremente un aliado. Nadie puede dar un paso a paso de qué hacer, ni podemos emanciparlos del yugo que a ambos nos apremia, es una batalla de todos los interesados. Y si leer y enterarse de cómo afecta el patriarcado en nuestras vidas no enoja lo suficiente como para querer derrocarlo, tampoco podemos obligarlos a luchar por la libertad.

Hasta podría ayudarlos a tener mejor sexo. Cualquiera se siente más cómodo con una pareja que no trate su cuerpo como un objeto y no lo desee perfecto, alguien que sepa que no es no y que se interese por recorrer todos los sentidos que llevan al orgasmo y no reduzca el placer a la genitalidad. Y esto es para mujeres, hombres y queers.

Todos los feministas somos imperfectos, somos humanos, pero un feminista imperfecto es mejor que un feminista menos. Celia Moros, una filosofa española, los invita así: “los hombres feministas son el primer caso en la historia de la humanidad donde el grupo opresor decide voluntariamente y sin violencia, dejar de serlo.”

No sé ustedes, pero a mí me emociona formar parte de esta nueva revolución.

Yiyi Sosa
/

Ingeniosa y necia, la segunda más que la primera y también viceversa. Apasionada por la literatura latinoamericana, escribo porque tengo muchas penas que repartir y alegrías que multiplicar. YouTuber y cuentacuentos cibernética.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

33

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    papazopapaz /

    30/12/2016 3:24 PM

    a manera de testimonio les recomiendo buscar en google "fundadora de fem brasil abraza la causa provida y denuncia..."

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    papazopapaz /

    30/12/2016 3:22 PM

    Algo que me parece muy injusto es como las feministas de la "3ra ola" se montan en los hombros de las feministas de "1ra y 2da ola" para empoderar luchas tan deshonestas (#killallmen, #rapeculture, #maletears, #AnteLaDudaTuLaViuda, #MataATusHijos, #MataATuMarido). El feminismo de "3ra ola" es el decadencia del movimiento feminista y las feministas que se dan cuenta de lo preocupante de esto y no hacen nada para frenar dicha decadencia contribuyen a la destrucción del mismo.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    DAMARIS /

    17/10/2016 7:06 PM

    Wow..interesante como la humanidad ha dejado de verse como tal...lamento el comentario de muchos incluso -en ciertas partes- la de este artículo, exite discriminación como bien se dice: de género, raza, etnia, ideología, creencia, hasta de seres vivos, etc., vamos que la civilización humana ha creado su propia destrucción. Si hay situaciones desventajosas para las mujeres como la presunción que debemos hacer la limpieza del hogar, cuidar de los niños, que si ganamos más, si ya tenes hijos para ver si tan del trabajo -de lo contrario se lo piensan- si!! existe eso y mucho, pero claro también hay situaciones desventajosas para los hombres, que si lloran, que si usan color rosa, que si hacen la limpieza, si se cuidan estéticamente más que las mujeres, pero claro también existe la discriminación si se es blanco, negro, indígena, ateo, católico, budista, y que dirán los demás seres vivos del planeta que se les discrimina por que los matamos sin preguntar siquiera si está bien o mal y muchas veces lo hacemos solo por satisfacer deseos -que no necesidad-, cuando dejamos de ser seres humanos y empezamos a clasificarnos, hombre, mujer, negro, blanco, amarillo, heterosexual, homosexual, bisexual, evangélico, católico, ateo, mormón, vegano, carnívoro, vegetariano, de derecha, de izquierda, socialista, progresita, ambientalista, etc., todos deberíamos tener los mismos priviligios y nadie debería ser repudiado por lo que es...a ver si por una vez en esta vida vamos todos a por una y le atinamos para componer esta patria y claro este mundo, a muchos y muchas nos ha costado, pero aún sueño con solo decir mi nombre y no tener que dar explicación de quien soy como persona y como mi apariencia me ayuda o perjudica. Saludos a todos y ojala reflexionemos más.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Carlos Blanco /

    14/10/2016 5:45 PM

    Me uno a los comentarios. ¿Qué privilegios?
    Hay mucha tela que cortar, empezando por el polémico nombre. El feminismo tomó fuerza en el período de guerras porque las mujeres tuvieron que salir a las fábricas ya que los hombres se encontraban en la guerra. En esos tiempos los sueldos de ellas eran menores que los de ellos y por lo tanto había desigualdad. Entonces para emparejar las cosas era necesario ponerse del lado de las mujeres. En ese entonces el término tenía mucho sentido. Muchas mujeres valientes pelearon y lograron la igualdad. Hoy por hoy, básicamente en todo el mundo se paga lo mismo por el mismo trabajo bajo las mismas condiciones, si no, simplemente se puede denunciar o someterlos al escrutinio público. Como mencionaron anteriormente, si se les pagara menos a las mujeres, entonces se preferiría contratar mujeres.
    Era otro contexto histórico, muy diferente al de nuestra realidad.
    El feminismo debería de cambiar el nombre, simplemente abogar por la igualdad, tal vez llamarlo igualitarismo, no sé.
    ¿Qué asuntos tenemos pendientes? ¿El acoso callejero? Tienen razón las mujeres, es una lacra que debemos eliminar, lo podemos poner junto a la pobreza, el desempleo, la inseguridad, la violencia, el trabajo infantil, la trata de personas, etc. la lista es muy larga.
    Lo bueno es que tengo derecho a llorar en público. ¿Alguna vez has visto a un hombre llorar a moco tendido en la calle? Creéme, no es bonito. Y lo único bueno es que el precio que tuve que pagar es que me crucifiquen cuando me divorcio, yo el patriarca macho que daña psicológicamente a la pobre mujer indefensa, esa que me prohíbe ver a mis propios hijos aunque ya sean mayores de edad y puedan tomar sus propias decisiones, eso sin mencionar que le queda la casa y una manutención aunque ella pueda trabajar.
    ¿Mutilación femenina? Es cierto, es un crimen de proporciones titánicas y no estoy siendo sarcástico. Se debe de condenar, pero ¿sucede en Guatemala? Siempre se habla de África y se usa como argumento, pero ¿es relevante en nuestro contexto? Es bueno denunciarlo, pero deberíamos de señalar que en Guatemala no sucede según tengo entendido.
    Hmmm, ¿Hombre feminista? Ahh sí, aquel que te dice qué es feminista porque no ha tenido sexo en un año y quiere que vos le quites la calentura. Ahh sí, por lo menos hay que darle el mérito que le importa lo suficiente como para mentir. O vos te referías al que podes mangonear, al que deja de hacer lo que tiene que hacer porque vos le dejaste una llamada perdida porque estabas en tus días, aquel que llevas friendzoneado por 10 años. Ahh sí, ese al que vas a engañar con el tipo más desagradable de tu trabajo.
    Y ya que estamos en desventajas, que tal acerca de la iniciativa. Preparar tu corazoncito para varios rechazos antes de un sí. Y si las mujeres tuvieran iniciativa, ¿la tendrían con el hombre sensible feminista delgadito, pequeñito o con el chavo guapo y alto de la clase? Y que tal del sexo. La cantidad de esfuerzo que tiene que hacer una mujer para llevarse a la cama a un hombre que le gusta es alrededor de 20 veces menos que la cantidad de esfuerzo que tiene que hacer un hombre para llevarse a la cama a una mujer que le gusta. Si una mujer relativamente joven sale en la noche en busca de sexo, las probabilidades de conseguirlo son ámpliamente superiores a las de un hombre.
    Vuelvo a preguntar:
    ¿Qué ventajas tiene un hombre de clase media, que vive en Villa Nueva, que está atascado en el tráfico en su carrito del 98, que está pagando su casa a 25 años, aguantando al malencarado de su jefe sobre su contraparte femenina?
    Amo a las mujeres y me parece admirable el feminismo de gran parte del siglo XX, sin embargo, como mencioné hoy por hoy las mujeres tienen la situación más favorable que han tenido en toda la historia. Nunca habían tenido tanta libertad y tantos privilegios y las felicito por eso, por todo lo que han logrado y por lo que van a lograr. Sin embargo eso es muy diferente a las conversaciones que se tienen en una San Martín, con tu Panino veggie y tu té Chai, quejándote de que cuando tenías 15 tu papá no te dejo ir al puerto con tu novio. Por favor, no nos confundamos.

    ¿Hombre feminista? No gracias.

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    Christian Recinos /

    10/10/2016 6:08 AM

    Falacias...

    -¿Cuál opresión? ¿Les obligan a usar burka? ¿Las consideran legalmente como propiedad? ¿Hay alguna acción por discriminación de su género que no esté contemplada en nuestro actual sistema legal?

    -El wage gap está más que desmentido por economistas, si las mujeres fueran más baratas todas las empresas tendrían más mujeres que hombres, pero el costo que conlleva contratarlas no es el mismo... de hecho, según estudios, las mujeres en puestos calve ganan más que los hombres en puestos clave aún cuando su salario no es el principal sustento del hogar... ¿Privilegios?

    -¿Cuál privilegio? El privilegio de ser basurero, minero, de trabajad en un pinchazo, de ser repartidor de pizza, de quedarme hasta tarde mientras el resto de mujeres se van porque "pobrecitas, no sea que les pase algo", el privilegio de tener que hacer tareas de fuerza bruta en el trabajo aunque ese no sea mi trabajo pero las mujercitas no porque, pues, son mujeres, el privilegio de tener que estudiar como loco para tener un salario mínimo mientras que la modelito la ascendieron a asistente del gerente sólo por su físico, el privilegio de que si mi mujer me engaña con otro hombre porque "no la atendía" por estar trabajando al final se divorcie de mí y todavía tenga que mantenerla aún sin hijos, el privilegio de ser considerado un mal partido por todas las mujeres si no tengo un sueldo gerencial, el privilegio de recibir cachetadas y puñetazos de una mujer sin poder responderle uno solo, el privilegio de ser denunciado de violador siendo inocente y que no pueda presumir inocencia, el privilegio de por una denuncia falsa perder reputación, trabajo y amistades y no poder contrademandar, el privilegio de tener una mayor tasa de suicidios, el privilegio de pertenecer a la mayoría de gente que vive en la calle, el privilegio de que a nadie le importe el cáncer de próstata, etc. etc. etc.... definitivamente somos una clase privilegiada y definitivamente que el feminismo habla de estos temas que nos afectan porque pues... buscan igualdad.

    -Los hombres pagan más impuestos que las mujeres, fact. representación sin impuestos... de al pelo.

    -La responsabilidad legal de los hombres siempre es mantener a las esposas... ¿Qué feminista está peleando por igualdad ahí?

    -Los hombres tienen que defender y cuidar a las mujeres, fact. ¿O me van a salir con que las mujeres "luchonas" no dependen de la seguridad del estado y esta es en su mayoría por necesidad de fuerza física... compuesta por hombres.

    -¿Quieren hombres que protegan la patria y a ustedes o quieren personas sensibles que lloren en caso que otro hombre los ataque? Porque eso es lo que están logrando con hacer hombrecitos sensibles... Eso está pasando en Europa, en Colonia, Alemania, los hombrecitos sensibles no defendieron a las mujeres cuando musulmanes violaron masivamente a sus mujeres.

    -Las leyes para ayudar a las mujeres están tan mal planteadas que sirven más para acusar falsamente a hombres inocentes, para extorsionar a ex maridos, para robar el arduo trabajo del hombre.

    -Las leyes de inclusión sólo sirven para brindar cuotas a personas sin capacidad y conocimiento, priorizan el género sobre la virtud individual, privilegios sólo por nacer con un órgano genital... ¿Sexismo? ¿Dónde?

    El feminismo moderno no busca la igualdad, busca revanchismo, privilegios y membrecías, porque o se es igual sin privilegios y consideraciones, o se tienen esos privilegios y consideraciones pero sin igualdad, no jueguen a hacerse ignorantes cambiando el significado de las palabras... como lo están haciendo con su nota... si fuera igualdad lo que buscan dirían "sexismo" y no "machismo", porque el problema es discriminación y violencia de género, sin importar el género... hasta en eso está mal esta nota.

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

      Javier Dieguez /

      14/10/2016 11:48 AM

      Me parece un comentario bastante atinado y acorde a la jodida realidad de nosotros los hombres en Guatemala.

      ¡Ay no!

      1

      ¡Nítido!

      César A. /

      10/10/2016 11:57 AM

      Excelente comentario.
      Una ovación de pie para usted.

      ¡Ay no!

      1

      ¡Nítido!

    alfonso villacorta /

    04/10/2016 10:56 AM

    eso del aborto como un derecho es falacia para venderlo como conquista y quitarle el sabor de asesinato, pecado o simple crimen. mas aún si lo disfraza como el derecho a la interrupción de un embarazo o al derecho a regularizar su período.
    en lo personal considero que la mujer, feminista o no, es doblemente víctima: la primera de un embarazo no deseado y la segunda por la práctica del aborto que es un uso de su cuerpo nuevamente, solo que ahora por un tercero que interviene y violenta el ciclo del embarazo que es toda una cadena de reacciones físicas y químicas (endocrinológicas) mas la suerte que corre con que no se complique con la intervención.
    eso sin contar con las reacciones sicológicas y de conciencia que puede sufrir la abortada para el resto de su vida, sobre todo que si es un embarazo no deseado, el premio fue para el macho que solo se montó para copular, lo que contradice el feminismo
    una superioridad de la mujer sobre el hombre es ser la primera habitación de todo ser humano y ser el pasaporte a la vida biológica, pero también social y afectiva

    ¡Ay no!

    6

    ¡Nítido!

    Edgar Batres /

    03/10/2016 3:54 PM

    Buen arituclo sustentado, por ello es necesario su difusión para que el tabú, sea permeado por la realidad.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    cartman /

    03/10/2016 12:56 PM

    ¡Excelente!

    Me encanta este feminismo inclusivo, solo las feministas inteligentes saben que esta es una lucha de dos. En cambio, detesto el feminismo confrontativo y que piensan que es una lucha de sexos... aquel feminismo de mucho pelo en la axila y pocas neuronas en la cabeza.

    ¡Que viva el feminismo inteligente!
    !juntos lo lograremos!

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    Dundas /

    03/10/2016 10:58 AM

    No gracias, el feminismo lo que menos busca es la igualdad, comenzando por el nombre.

    ¡Ay no!

    4

    ¡Nítido!

    David /

    03/10/2016 10:44 AM

    Tal vez la forma en que esta ideología "dibuja" al hombre, en lugar del enemigo a vencer, sea el aliado a convencer?

    No se los otros lectores, al interactuar con alguna feminista he tenido ataques solo por el hecho de ser hombre (y no lo digo como lamento, es buenísimo ser hombre).

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones