4 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Ideas y soluciones
Impunileaks
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

¿Qué haces esta noche? Masturbarme.

Nos han enseñado que masturbarse está mal visto, y que debemos sentirnos culpables si es que lo hacemos. Que es un acto inmoral, “no femenino” y que somos ‘sucias’ por pensar en la idea. Que no hay que perder tiempo aprendiendo y aún menos perfeccionando la técnica. La sociedad no habla de la masturbación, especialmente de la masturbación femenina. No es de extrañar: la gente se incomoda con la sexualidad cuando la sexualidad no incluye el consumo o el disfrute masculino. ¿Pero porqué solo un tipo de cuerpo debe ser merecedor de ciertos tipos de placer? La madre naturaleza fue suficientemente generosa al dotarnos de órganos para disfrutar, así como de manos, ojos y cerebro para explorarlos y entenderlos por nosotros mismos.

P369

Despertar así.

Foto con licencia de Creative Commons

Como han comprobado numerosos estudios, la masturbación tiene numerosos beneficios para nuestra salud mental y física. No hay nada de sucio en darse placer a una misma. En conocerse y en perfeccionar la técnica. Es más, está comprobado también que la masturbación contribuye al bienestar sexual, no solo de los individuos, sino también de parejas conformadas por adultos que se conocen en sus múltiples dimensiones. Masturbarse reafirma que el sexo no se centra exclusivamente en la penetración.

Escribámoslo dos veces: el sexo no se centra exclusivamente en la penetración.

Masturbarse es un acto feminista. Es un acto de rebeldía ante un sistema que supedita el placer femenino a la existencia del sexo masculino, o sea, del pene. No olvides que este es un acto de amor propio y de amor a tu cuerpo. Un acto de apropiación y entendimiento para con tu cuerpo.

Pero no quiero usar este espacio para hablar de los (numerosos) beneficios que la masturbación tiene tanto para el cuerpo femenino como para el masculino. Tampoco sobre por qué masturbarse es potencialmente un acto revolucionario y empoderador. Este es un artículo para pensar en el mito de la masturbación, invitarlo a la mesa y compartir que se puede llegar al pleno el conocimiento de tu cuerpo (por supuesto, desde mi propia experiencia).

Desafortunadamente hay mucha desinformación, ignorancia y tabú al respecto. Y no hay que olvidar que conocimiento es poder… y placer.

Veamos estos cuatro puntos.

1. Explora tus sentimientos al respecto de la masturbación

Puede que tengas muchas ideas contradictorias en tu cabeza, y que sientas vergüenza y culpa por querer explorar tu cuerpo. No te culpes, nos han contado cosas perturbadoras sobre la masturbación y lo que es peor: nunca nadie nos ha dicho cómo hacerlo. Pregúntatelo libremente, desde tu sentir y curiosidad. Piensa cómo quieres definir la manera con la que te relacionas con tu cuerpo y si es algo que te gustaría explorar más a fondo. Si lo es, relájate y disfruta.

2. El sexo femenino no es más complejo de entender

Nos han hecho creer que nuestro sexo es ‘más complejo’ que el sexo masculino y por ello ‘tardamos más en llegar’. Sino llegas al orgasmo al primer toque no es porque nuestros genitales son más complicados de decodificar, sino simplemente porque biológicamente funcionamos de una forma distinta y porque hay infinidad de factores culturales que juegan un papel fundamental en cómo vemos y experimentamos nuestra sexualidad y aún más, la idea de placer. Históricamente hemos sido sometidas a mensajes que distorsionan la percepción que tenemos de nuestro sexo y han derivado en estereotipos que crean una distancia enorme entre nuestras manos y nuestra vagina. Los mismos estereotipos sostienen que las mujeres somos menos sexuales que los hombres (en inglés), cuanto deberíamos preguntarnos qué tanto la educación sexual (si es que tenemos acceso a ella) nos enseña sobre placer femenino. Mientras que a los hombres el placer se les presenta como natural, a nosotras ni siquiera nos hablan de ello.

Eso que los sociólogos llaman la brecha del orgasmo, que sostiene que las mujeres son más difíciles de complacer sexualmente y por ello los hombres alcanzan el orgasmo con más frecuencia, está en mayor parte influenciado por fuerzas sociales y culturales que privilegian el placer masculino y heterosexual. Lee este artículo, en inglés, para entender un poco más sobre la brecha del orgasmo.

No dejes que estos estereotipos influencien sobre la forma en que quieras vivir tu sexo. Las mujeres llegamos al disfrute y al orgasmo múltiple y repetidamente una vez sabemos cómo nos gusta. Considerando todos los recovecos que hay por explorar, te diría que el nuestro es un camino mucho más interesante que el de los hombres. Así que no desistas si al comienzo te parece aburrido porque no te excitas tanto como cuando estás con una pareja. Es todo cuestión de tiempo y paciencia para conocerte y re-conocerte.

3. Hay muchas formas de masturbarse

Cada mujer se masturba de una forma distinta. Lo importante es que encuentres tu forma, tus formas. No hay una guía al respecto, aunque si conoces algunas de tus zonas erógenas, te abrirás a un nuevo mundo. Algunas técnicas de masturbación se centran en la estimulación del clítoris, otras en la vagina (por penetración), otras en el punto G. En este sentido, hay personas que disfrutan acariciándose el clítoris directamente, mientras otras prefieren rozarse en uno de los lados. Mi consejo es que trates de distintas formas cada vez: algunas veces trata con distinta presión y cambia la frecuencia; otras veces prueba a ir más despacio y más suavemente. Mira que te gusta más, y en qué circunstancias.

4. Explórate, busca refuerzos, y dedícale tiempo a practicar

Según este artículo de Bustle, en inglés, las mujeres tardan aproximadamente 20 minutos en llegar al orgasmo. Aunque esto varía de una mujer a otra, llegar al orgasmo no es inmediato para todas las mujeres y requiere de ir probando distintas cosas. Recuerda que para llegar al orgasmo una tiene que conocer su cuerpo, saber dónde le gusta tocarse, cómo, con qué frecuencia, de qué forma, en qué posición... No te frustres si no te ha pasado aun, y no te frustres si no llega de inmediato. A mí me costó lo mío. Las mujeres tenemos la capacidad de venirnos muchas veces. Aprovecha tus momentos a solas, para probar el tiempo que te dé la gana, y para admirar la capacidad que tienes para darte placer. Recuerda que usar juguetes sexuales (este tema lo dejo para el próximo post) o un lubricante puede hacer que la estimulación del clítoris sea incluso más intensa.

Sea como sea no te olvides de disfrutar del proceso. Masturbarse es una forma excepcionalmente sana y segura de relacionarnos con nosotras mismas y de conocernos. Para mí el proceso fue revelador, y sigue cada vez que me masturbo.

Belén Marco
/

Me llamo Belén. Estudié género y ahora diseño. Nací en Valencia, pero viví en Guate, Ecuador y Estados Unidos. Me considero una mujer liberada e intento hacer caso omiso de las presiones sociales que como mujer coartan mi libertad, mi espíritu nomádico y curiosón. Nado a contracorriente y encuentro cómplices en el camino.


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


12

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Solange /

    13/12/2017 11:55 PM

    "Nos han enseñado que masturbarse está mal visto, y que debemos sentirnos culpables si es que lo hacemos. Que es un acto inmoral, “no femenino” y que somos ‘sucias’ por pensar en la idea. Que no hay que perder tiempo aprendiendo y aún menos perfeccionando la técnica. La sociedad no habla de la masturbación, especialmente de la masturbación femenina. No es de extrañar: la gente se incomoda con la sexualidad cuando la sexualidad no incluye el consumo o el disfrute masculino."


    Estoy en desacuerdo y refutaré todo lo que ahí escribiste. Nope, nope, y nope. En qué mundo creciste? Sea lo que sea, triste tu familia, pero no lo generalicés a todas las que sí fuimos críadas normalmente como cualquier ser humano (libres, sin distinción de "soy varoncito o hembrita").

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    Ricardo /

    15/05/2017 7:18 AM

    Un articulo revolucionario, motivador y honesto, el tema es controversial, y siempre se toca hipócritamente, o no se toca Podemos estar en desacuerdo por una cultura religiosa, respetable, pero esto es real y es vida tangible de muchas mujeres. Y la culpa no es la salida, la via es información y decidir... y es verdad que hay mucho de machismo es su forma de verlo, pero la necesidad que todos tenemos es natural, creacional y hay que suplirla de alguna forma. Comemos una hamburguesa o vegetales, una fruta o un dulce, pero comemos... lo ideal es una pareja que se satisfagan mutuamente, y a diario como comer... y si no... una hamburguesa solo/a también viene bien...

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Choy /

    28/04/2017 7:18 PM

    Porno,

    Y la dignidad de las mujeres y hombres ? No es lamentable? Venta de artículos en lo más básico, porno barato... y las ninas atropeyadas en la Roosevelt?

    Raro el rollo de Nómada!!! Un día a favor de la inocencia, otro día a favor del libertinaje, y a veces es mejor callar y no sacar nada

    De veras no se les entiende!!! Y si así quieren convencer a la gente, creo que no nos convencen....

    ¡Ay no!

    4

    ¡Nítido!

      Oscar /

      11/05/2017 8:55 AM

      Senor/senora Choy,
      Me parece que la dignidad no tiene nada que ver con lo que el articulo discute.
      Y que tiene que ver la masturbacion con la venta de porno barato. No generalize asi.
      Yo entiendo a Nomada muy bien. Y los aplaudo.
      Y si me convencen.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

      Mario Paredes /

      01/05/2017 1:51 PM

      Pues para todo hay señor hasta para gente como usted que pretende generalizar y hablar por el resto. El suceso lamentable en la Roosevelt, donde por cierto mi opinion es que nunca debio suceder empezando por la violacion de la libre locomocion y terminando por el actuar inhumano del hijo del pastor, puede ser abordado en otro espacio en esta revista donde columnistas como Belen y otros abordan el tema del sexo a partir de los tabus. La critica a opiniones de este tipo esconde resentimientos sexuales propios.

      ¡Ay no!

      1

      ¡Nítido!

        Marlon Suarez /

        05/05/2017 7:58 AM

        Lo que Choy quiere decir es que Nómada y Martín solo promoviendo la promiscuidad, sexo libre y sin compromisos, ven cojamos a diestra y siniestra que si quedas embarazada adelante, allí está el aborto la solución más fácil. En otro tema de esta sección se discutía que la mujeres también miran porno, sin mencionar que la pornografía es adictiva, como la droga, destruye a la persona de una manera lenta, busque en internet donde se encuentran testimonios reales de lo que los fanáticos al porno han experimentado y adónde los ha llevado.

        ¡Ay no!

        6

        ¡Nítido!

          Oscar /

          11/05/2017 8:57 AM

          La pornografia es adictiva? probablemente. Igual que comer, y beber, y fumar, y no trabajar.
          Pero no quiere decir que comer y beber y fumar sean delitos o pecados. Si lo sabe hacer con medida hagalo. Si no lo puede controlar, entonces ya es otra historia.

          ¡Ay no!

          ¡Nítido!

            Marlon Suarez /

            25/05/2017 2:08 PM

            Oscar, usted mismo se contradice. Una cantinflada lo que escribió. El comer no es adictivo, el beber alcohol sí es adictivo. La pornografía y el alcohol son verdaderamente adictivos, entonces porqué tanto alcohólico? Si algo es adictivo es malo, como va a saber usted si al final lo va a poder controlar? se dará cuenta hasta que ya este hundido en su adicción.

            ¡Ay no!

            2

            ¡Nítido!

    Pedro Juan /

    28/04/2017 6:21 PM

    pago por ver! yo también me rebelo contra el sistema y por eso me pajeo así dice mi mamá
    te apoyo Belen. Pero no seas individualista como esos coches de la marro, comparti tus fotos cuando te rebelas.

    ¡Ay no!

    5

    ¡Nítido!

      Oscar /

      11/05/2017 8:58 AM

      Ibas bien Pedro Juan. Pero te saliste del guacal con tu chiste de "comparti tus fotos"

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Finorvalenciana /

    28/04/2017 9:11 AM

    Eres grande Belén, go for it! Gracias por ilustrar sin complejos la realidad diaria de muchas mujeres liberadas:) Se nota que tu bagage por el mundo te ha abierto la mente y el corazón.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Patricia /

    28/04/2017 8:38 AM

    Que hayan mujeres como tú dispuestas hablar y contar sin tapujos, sin vergüenza, nos inspira a amarnos más y a vivir plenamente! Gracias por abrirnos la mente y compartirnos tu Intimidad y tú corazón! #respeto #wecandoit

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones