Sexo anal (para quienes se atreven a preguntar)

Ahí estábamos todos oyendo las preguntas anónimas de 150 adolescentes en el foro Sexo para nuevos que organizamos en Nómada y de repente llegó una: ¿El sexo anal es bueno o es malo? Silencio en la sala, caras de incomodidad y alguna respuesta. Aquí va la mía.

P369

Con algunos detalles cubiertos, puede ser muy divertido.

Imagen: Bustle.com

Hemos oído de sexo anal como algo que tiene que ver con el placer masculino y con las relaciones entre homosexuales. Pero las estadísticas muestran que en Estados Unidos hay un aumento gigante entre 1992 y esta década. De 33% de mujeres que alguna vez lo probaron, ahora somos 46%. La mitad de las parejas de hombres y mujeres hetero practicamos eventualmente el sexo anal, como recoge ese artículo de Slate (en inglés). Y la encuesta dice que está en aumento el número de mujeres que no solo lo practican, sino que además lo disfrutan.

Si el sexo anal está siendo tan popular y a tantas nos ha gustado, hay que escribir sobre el mismo. A mí nunca me hablaron de esto en mis clases de educación sexual (sarcasmo en mis palabras, ya que nunca tuve la suerte de tenerlas) y personalmente, me hubiera gustado estar mejor informada. Para mí el sexo anal siempre fue un tabú, hasta que un día a uno de mis amantes se le ocurrió empezar a juguetear por la parte trasera.

[Aquí, el foro de Sexo para Nuevos, de educación sexual, en el que al final se hizo la pregunta sobre el sexo anal.]

Ups: ¿pero qué es esto?

Empecemos por el comienzo: el sexo anal lo pueden disfrutar tanto cuerpos con próstata, como cuerpos sin próstata, tanto hombres como mujeres. Independientemente de que quieras practicar sexo anal o no, el saber no ocupa lugar, y más cuándo se trata de nuestra salud sexual.

El sexo anal es la introducción del pene (o juguete sexual) en el ano de una persona. Es, simplemente, otra forma de tener sexo, y no tiene nada que ver con tu preferencia sexual. Es una práctica sexual que se remonta a las civilizaciones más antiguas, además de una forma natural de relacionarse sexualmente (si quieres leer más sobre la historia, lee este artículo de GQ en inglés.)

Es verdad que ha sido, y sigue siendo, altamente estigmatizado. Las malas lenguas dirán que es el pecado absoluto o una práctica sexual solamente para los hombres o que es una degradación del sexo femenino. Pues no. El sexo anal es para hombres y mujeres, puede ser fuente de placer tanto como otras prácticas sexuales y no implica nada de lo que haya que avergonzarse.

Es cierto que muchas personas han tenido malas experiencias. Efectivamente debes saber lo que estás haciendo. El sexo anal no es para todas las ocasiones, para todas las relaciones, y tampoco ofrece el mismo tipo de placer en todos los casos. Tanto como otros tipos de sexo, no es algo que se hace a la brava ni sin tener una conversación previa. Pero este caso es especial.

Hombres y mujeres pueden disfrutar del sexo anal. Si tienes próstata, recibir sexo por la puerta trasera puede ser una experiencia placentera. Estimular la próstata puede llevarte a tener orgasmos únicos. ¡Pero no necesitas próstata para disfrutarlo! No olvides que el ano es una zona erógena y por tanto tiene numerosas terminaciones nerviosas que pueden despertar sensaciones orgásmicas. Sin embargo, es en el inicio donde se concentran el mayor número de nervios y contrario a lo que pasa con la vagina, no necesitas ir mucho más arriba para que se sienta rico. El punto está en saber tocar y abrir la puerta. 

Mantén una conversación al respecto: y no lo pruebes si de verdad no quieres

La presión aquí no funciona. El “cómo puedo convencer a mi pareja” tampoco. Solo porque tu pareja quiera no significa que tengas que hacerlo. Y mucho menos sirve forzarse a sentir placer por querer ser aventurera. Teniendo en cuenta que el ano es una zona aun más abandonada que los genitales cuando se trata de exploración, no es raro que las primeras penetraciones anales generen dolor; por lo tanto, si se hace a la mala, seguramente pasarás un mal rato y nunca en la vida querrás repetir. El cuándo, pero sobretodo el cómo hacerlo, debe ser una decisión consensuada, algo que los dos quieren hacer y experimentar juntos. Sentirse capaz de tener este tipo de conversaciones con tu pareja es una muestra concreta de una relación sana y de cuidado.

Empieza muy despacio

El ano es un músculo que necesita trabajarse, hay que acostumbrarlo e ir entrenando poco a poco. Los tejidos que lo rodean son muy sensibles, así que se pueden propiciar heridas si no se practica con cuidado. Por eso es muy importante —repito, muy importante— ir despacio. No hay prisa. Se puede empezar tentando el terreno con pequeños masajes en la zona. Por ejemplo, un dedito o un juguete muy pequeño (butt plug), siempre usando lubricante.

Quien recibe manda en la velocidad y la profundidad, y tiene que ir dando instrucciones. Si algo duele, comunícalo, y detente. Estar cómoda y tranquila es muy importante en este proceso; si te tensas, déjalo para otra ocasión. Si crees que te apetece probar otra vez, trata multiples opciones y posiciones. A algunas les resulta más rico de lado, a otras boca abajo pero también boca arriba. Recuerda que el sexo anal se trata de acostumbrar al músculo, experimentar una nueva sensación y sentirte lo suficientemente cómoda para poder disfrutar.

Tómate tu tiempo. Es posible que no logres total penetración y máximo disfrute en el primer intento, como pasa las primeras veces con la penetración vaginal. Si tienes curiosidad de explorarlo, puedes empezar por incluir visitas cortas a la puerta trasera y hacerlas parte de tus juego sexuales de vez en cuando.

Condones y lubricante: imprescindibles

El ano no se lubrica de forma natural como la vagina, así que el lubricante será tu mejor aliado. En materia de sexo anal, nunca hay demasiado lubricante. Los condones también son imprescindibles. Es verdad que no hay riesgo de embarazo teniendo sexo anal, pero recuerda que las enfermedades de transmisión sexual abundan. Tienes que tener sexo seguro: no hay de otra. Recuerda que hay que poner condones a los juguetes, especialmente si los usas con más de una persona.

En materia de lubricante, ten en cuenta que algunos son más espesos que otros y pueden romper el condón. Infórmate sobre qué condones funcionan mejor con el lubricante. Y nunca, de ninguna manera, utilices el mismo condón para pasar de sexo anal a vaginal (o viceversa). Lo mismo pasa con los juguetes: hay que limpiarlos si no quieres agarrar ninguna infección vaginal o urinaria.

¿Y qué hay de la higiene?

Aquí hay parte de mito y de verdad. No es que vayas a defecar durante el acto —aun cuando sientes que va a pasar—, pero la mejor comparación que leí en algún artículo es que los residuos que pueden haber son mínimos, como residuos de comida en la boca, mínimos. Para evitarlo, puedes darte una ducha antes de practicar sexo y limpiar todo bien. En todo caso, comunicate con tu pareja. Recuerda que la mitad de las parejas no lo practica y todo bien.

¿Por qué es tan sexy?

Para mí el sexo anal puede llegar a ser muy rico si lo haces bien. Eso de que se vea como algo prohibido le mete un rollo interesante. Es atrevido, más apretado, muy físico e íntimo. Con el sexo anal olvídate de la posibilidad de embarazo, ahí uno se puede venir de lo lindo en el condón.

Una parte clave, según la encuesta del Journal of Sexual Medicine que publicó Slate y citaba al inicio de este post, es que las mujeres que disfrutaban del sexo anal antes habían logrado orgasmos con sexo vaginal, pero especialmente, con sexo oral que recibieron de sus parejas. Así que amigas y amigos a quienes les gustan las mujeres, a afinar esos cunnilingus con sus parejas para iniciar la fiesta.

Es todo cuestión de ver qué funciona para ti. Para algunas, el sexo anal puede ser un plus. Puede ser un acto que te hace sentir poderosa y segura en tu sexualidad. Porque te da espacio para conocerte, romper algunas reglas y darte placer.

Belén Marco
/

Me llamo Belén. Estudié género y ahora diseño. Nací en Valencia, pero viví en Guate, Ecuador y Estados Unidos. Me considero una mujer liberada e intento hacer caso omiso de las presiones sociales que como mujer coartan mi libertad, mi espíritu nomádico y curiosón. Nado a contracorriente y encuentro cómplices en el camino.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

9

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Laura /

    02/05/2018 3:30 PM

    Jaime, Mario, Alfonso y Marlon.... gracias por proyectarse, no necesitamos sus palabras de miedo a la libertad y diversidad sexual, es responsabilidad de cada quien saber como lo vive.
    Si no le gusta no venga a leer!
    Sigue así Belén! Más gente en Guatemala como vos por favor!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Jaime M. /

    17/11/2017 10:08 AM

    Artículo irresponsable!
    Ingerir Azúcar es muy bueno, comienza por poquitos y si te gusta entonces consúmela por kilos y más kilos....

    ¿Comprendes la analogía o esa materia tampoco la conoces?

    ¡Ay no!

    3

    ¡Nítido!

      Martz /

      02/05/2018 3:27 PM

      Porque tienes que asegurarte tanto a ti mismo que no eres gay? Te da miedo que te tachen y discriminen tal como tú lo haces? Vale... acá a la gente le encanta proyectarse!

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Mario Paredes /

    02/11/2017 5:59 AM

    Me parece bien el respeto a lo que cada quien quiera ser. Lo que veo raro es que actividades como esta le dicen a los jovenes no que respeten sino que busquen en el ''fiambre'' de identidades que ellos dicen que existen la que quieran ser y mas alla de eso los confunden para que los muchachos experimenten hasta encontrarlas. Bienvenidos a la Matrix!Ahora segun ellos no estaremos seguros de ser homosexuales por ejemplo hasta que experimentemos y comprobemos lo contrario.

    ¡Ay no!

    7

    ¡Nítido!

      Martz /

      02/05/2018 3:27 PM

      Porque tienes que asegurarte tanto a ti mismo que no eres gay? Te da miedo que te tachen y discriminen tal como tú lo haces? Vale... acá a la gente le encanta proyectarse!

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    alfonso villacorta /

    31/10/2017 12:03 PM

    el consejo editorial de no-masda ha de estar de lo mas satisfecho por abordar los problemas nacionales en forma tan seria, directa y puntual.
    no puedo decirles que sigan adelante porque luciría reaccionario pero dense un descanso

    ¡Ay no!

    9

    ¡Nítido!

    Marlon Suarez /

    22/10/2017 3:25 PM

    CONSECUENCIAS DEL SEXO ANAL
    Esta dañina práctica favorece enormemente la transmisión del SIDA y otras infecciones virales. Fisiológicamente el recto esta diseñado para la expulsión de las heces. Cuando se lleva a cabo la sodomía, la fuerza interna de la penetración expande el conducto anal, se produce la ruptura de tejidos y como consecuencia se produce una hemorragia. A la vez pueden ocurrir violentos espasmos de la pared del intestino como reacción a una intrusión. Tras los repetidos actos de la sodomía, a menudo se produce una colitis,es decir, una grave inflamación de la membrana mucosa del colon que da lugar a fiebre, dolores en el bajo abdomen y diarreas que contienen generalmente sangre o leucocitos.
    Debido a los actos repetidos de la sodomía, el debilitamiento del esfínter anal da lugar a la incontinencia fecal y esta se produce por la rotura del mismo conformándose una verdadera cloaca, que muchas veces obliga a estas personas a colocarse tampones con el fin de no defecarse encima.

    Considero que la escritora antes de escribir estupideces debería de informarse muy bien de posibles consecuencias físicas que conlleva éstas "practicas".
    Muy irresponsable este artículo Belen!

    ¡Ay no!

    14

    ¡Nítido!

      Martz /

      02/05/2018 3:27 PM

      Porque tienes que asegurarte tanto a ti mismo que no eres gay? Te da miedo que te tachen y discriminen tal como tú lo haces? Vale... acá a la gente le encanta proyectarse!

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    PATRICIAMORA /

    12/10/2017 9:08 PM

    Oh my oh my oh my!! Aquí tu fiel seguidora pero ándale te has pasado mujer!!! esta es una guía completa de como disfrutar el sexo sin tabúes sin reglas y con mucho selfcare! Cada vez lo haces mejor! Gracias por tanta dedicación para tus seguidoras! Ahora a poner en práctica! Gracias Belen y besos!

    ¡Ay no!

    7

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones