2 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Ideas y soluciones
Impunileaks
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

Caso Siekavizza: Aún no hay notificación sobre salud de Barreda

La Fundación Sobrevivientes, querellante en el caso que busca justicia por el femicidio de Cristina Siekavizza, aún no recibe respuesta a la exhibición personal que presentó para verificar el estado de salud de Roberto Eduardo Barreda.

Actualidad Caso Siekavizza

Roberto Barreda en una de las audiencias por el caso Siekavizza.

El martes pasado Roberto Barreda, acusado por el femicidio de Cristina Siekavizza en 2011, fue trasladado de la cárcel Mariscal Zavala e ingresado de emergencia al hospital general San Juan de Dios, por complicaciones respiratorias.

Pocos días antes a Barreda se le realizó una prueba de COVID-19 en el mismo hospital, ya que presentaba síntomas de neumonía y saturación baja de oxígeno en la sangre. El ministerio de Salud y el Sistema Penitenciario no han oficializado el resultado de la prueba.

Ayer por la noche el hospital San Juan de Dios dio a conocer que el estado de salud de Barreda deterioró y que su pronóstico se ve reservado.

“Dado que no habían otros medios para enterarnos, se solicitó una exhibición a favor de Roberto Barreda para determinar con exactitud si el privado de libertad se encontraba internado en el hospital San Juan de Dios y cuál era la condición en la que se encontraba”, explica David Arrecis, abogado de la Fundación Sobrevivientes que es querellante en el caso Siekavizza.

Hace pocas semanas se cumplieron 9 años de la desaparición y muerte de Cristina Siekavizza. Desde entonces su familia busca que se haga justicia a su memoria. Hasta la fecha no tiene certeza sobre dónde quedaron los restos mortales de Siekavizza. El proceso judicial se ha alargado debido a los más de 30 amparos y recursos presentados por la defensa de Barreda. Según Arrecis, con el único propósito de frenar el proceso.

Este año el caso por fin iba a avanzar, con el inicio el debate programado para el 14 de abril. En esa ocasión se tuvo que suspender por la pandemia del COVID-19, y ahora posiblemente por la salud de Barreda.

Según Arrecis, abogado a cargo de litigar el caso: “Estamos esperamos que se reprograme el inicio del debate. Él es el principal acusado, si él no se encuentra en buen estado de salud no va a ser trasladado. Incluso ahora hay audiencias por videoconferencia, pero si él no está bien, por su derecho de defensa que le asiste, no puede realizarse la audiencia. La ausencia de una parte en un proceso por el motivo que fuera, impediría la realización del debate y por ende, la emisión de una sentencia, sea condenatoria o absolutoria”.

La jueza designada por la Corte Suprema de Justicia, realizó la exhibición personal el miércoles y cumplió con el tiempo que establece el marco legal. El resultado de la diligencia se encuentra en el juzgado 9o de primera instancia penal, mismo que debería notificar a Fundación Sobrevivientes. Sin embargo todo se atrasó solamente porque el secretario, a quien le correspondía por burocracia estricta la tarea de entregar un documento, no se encontraba.

“La situación a nivel nacional por la pandemia COVID-19 vino a frenar ese inicio de debate, y él mismo se encuentra en este estado. Todo esto nos deja en una situación de espera, porque tanto Fundación Sobrevivientes como querellante adhesivo, como las otras partes procesales, seguramente tambień estarán esperando conocer estos resultados”, dice Arrecis.

Asegura que Fundación Sobrevivientes seguirá trabajando en la preparación del proceso, los medios de prueba, y las diligencias necesarios para el debate.

Roberto Barreda está acusado por femicidio y por los delitos de maltrato a menores y obstrucción a la justicia. En el mismo caso también están ligados a proceso Beatriz Ofelia de León, ex magistrada y madre de Barreda, acusada por el delito de amenazas; Joaquín Flores González y Óscar Rolando Celada Cuevas por varios delitos, como obstrucción a la justicia y falsedad.

Pia Flores
/

Buscadora de las historias invisibles y experiencias con sentido. Antropóloga irreverente y amante de la diversidad, la noche, las auroras coloridas y los cuentos que tardan.


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


1

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Luis Paraiso /

    26/07/2020 11:36 PM

    Es verdad que el caso Barreda-Siekavizza es emblemático para la lucha contra el feminicidio, también sé que la verdad es importante sea por los hijos como por los padres de la víctima.
    Hay que recordar que la prepotencia Beatriz Ofelia de León, ex magistrada y madre de Barreda es la prueba de como funciona la justicia en Guatemala. (Es posible que conducta de la madre lo llevo a este extremo)
    También es sabido que se encuentra recluido en una cárcel 5 estrellas y que no es el caso de todos los condenados del país. Si el virus se encuentra en libertad como esta eso que los encarcelados del “Mariscal Zabala” se contagian? ¿Quien circula libremente, el recluso o el virus?
    Debemos tener compasión y humanidad por todos los guatemaltecos pero es extraño que le atraiga la atención este caso y no los cientos de guatemaltecos que tienen miedo de ir a las urgencias del hospital publico y del IGSS por no terminar enterrados anónimos en la Verbena o en un basurero o rechazados en el cementerio del pueblo por sus propios paisanos.
    Todos ellos viven con sus familias en una promiscuidad de muerte. Esos guatemaltecos desde que comienzan a tener los simptomas de la enfermedad se encierran y no dicen nada a los vecinos, desaparecen de la circulación y se curan solos o se mueren solos en familia.
    Es extraño que no hable de los cientos de guatemaltecos que son sacados y no aceptados de los hospitales y que alquilan respiradores a crédito o con plata emprestada para no morir asfixiados.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones