¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

Jimmy Morales ignoró a jefes de la PNC y ordenó que 100 policías llegaran al hogar seguro

Según declaraciones reveladoras de comisarios, subcomisarios y agentes, en una de las audiencias del caso por la muerte de 41 adolescentes y las lesiones de otras 15, se confirma que el presidente Jimmy Morales dio una orden vía telefónica para que la PNC no se retirara del Hogar Seguro Virgen de la Asunción la noche del 7 de marzo de 2017, contrario a lo dispuesto por la cúpula policial y por la ley. Aquí los detalles de la víspera de la tragedia donde murieron 41 niñas.

Actualidad Hogar Seguro Virgen de la Asunción Jimmy Morales mp P369 PNC

Jimmy Morales en la conferencia de Prensa donde dio su versión de la tragedia del Hogar Seguro Virgen de la Asunción.

Fotos: Carlos Sebastián

[¿Aún no recibís La Jugada? Suscribite aquí y recibí en tu correo una explicación de lo más importante del día.]

El 8 de marzo de 2017 agentes de la PNC entraron de manera ilegal al Hogar Seguro Virgen de la Asunción. Nunca tuvieron que estar ahí y, por tanto, no debieron custodiar a las 56 niñas encerradas en un aula ni a los 43 adolescentes confinados en el auditorio.

Todo hubiera podido ser diferente si la policía —que no las cuidó, sino que permitió que murieran— se hubiera retirado la noche del 7 de marzo después de reconcentrar al centenar de niños, niñas y adolescentes en el portón del Hogar Seguro, que habían intentado huir horas antes de los malos tratos, abusos sexuales, hacinamiento y comida en mal estado que sufrían en ese hogar estatal.

Esa era la intención del jefe de la Comisaría 13, Wilson Petronilo López Maldonado, al mando del operativo policial: irse del Hogar Seguro y dejar a las adolescentes y los adolescentes en manos de la Secretaría de Bienestar Social, encargada de su protección y abrigo por orden judicial. La PNC, no está facultada por ley, ni cuenta con las herramientas legales, para hacerse cargo de menores de edad tutelados por el Estado.

Sin embargo, el presidente Jimmy Morales lo impidió. Con una orden clara de que no solo no se fuera la PNC sino que llegaran cien agentes policiales más —50 hombres y 50 mujeres— quienes fueron precisamente quienes se encargaron de resguardar el exterior y el interior del Hogar Seguro aquel 8 de marzo.

Entre las policías se encontraba la subinspectora de la Comisaría 11, Lucinda Marroquín, acusada por el MP de tardar nueve minutos en introducir la llave en el candado del aula en la que estaban encerradas 56 niñas desde que inició el incendio, lo que provocó que 41 de ellas fallecieran quemadas y asfixiadas, pese a sus gritos de auxilio y golpes a la puerta. Marroquín enfrentará juicio por los delitos de homicidio culposo, maltrato contra personas menores de edad y lesiones culposas.

Esto te dará contextoCómo el presidente y la policía reaccionaron a la crisis en el Hogar Seguro

Desde que se suscitaron los hechos el 7 de marzo de 2017, con la huida de un centenar de adolescentes, la Policía fue clave en todo lo que ocurrió.

Según declaró al MP el exsecretario de Bienestar Social, Carlos Rodas, fue el propio jefe de la Procuraduría de la Niñez y Adolescencia de la PGN, Harold Flores, quien pidió a la PNC que utilicen la fuerza contra quienes habían abandonado el Hogar Seguro. Los policías se niegan y piden la instrucción por escrito para proceder.

Una vez reconcentrados en el portón la mayoría de adolescentes que habían intentado escapar (52 mujeres y 43 hombres), las educadoras de turno suscribieron un acta a las 23.45 horas del 7 de marzo en la que aseguraban no estar de acuerdo a su reingreso propuesto por la PGN y la PDH, porque ponían en riesgo a quienes no participaron en “los eventos”.

“Si reingresan, no nos hacemos responsables de los daños que pudieran causar”, escribieron.

El acta también está suscrita por Carlos Rodas, Santos Torres y la psicóloga del Hogar, Brenda Chamán.

Por su parte, autoridades de la SBS, Hogar Seguro, PGN y el subcomisario de la Comisaría 13, Luis Armando Pérez Borja, suscribieron a las 23.15 horas un acta para que la Policía tome el orden con resguardo a la integridad y los derechos de los adolescentes.

En el documento se informa que a las 21.50 horas llega el jefe de la Comisaría 13, Wilson Petronilo López Maldonado, a explicar que no puede dejar a más policías de los ya asignados para no afectar la seguridad en otras áreas. El comisario López Maldonado debió estar al mando, pero ese día estaba de descanso, por lo que en su ausencia estaba el jefe de Operaciones de la Comisaría 13, Luis Armando Pérez Borja; sin embargo, por la emergencia también se hizo presente.

 

Policías antimotines resguardan el ingreso del Hogar Seguro Virgen de la Asunción el día de la tragedia.

Policías antimotines resguardan el ingreso del Hogar Seguro Virgen de la Asunción el día de la tragedia.

PNC: “El presidente está en el teléfono”

Tras esta petición, el jefe de la Comisaría 13 se reunió con las autoridades de las citadas instituciones para explicarles que se retirarían los agentes a su cargo pues no era su responsabilidad ingresar a los adolescentes al centro.
Ante su negativa del comisario, a eso de las 22.00 horas, Carlos Abel Beltetón, quien se identificó ante él como asesor presidencial, hizo una llamada al Presidente de la República para contarle lo que el comisario había decidido. Beltetón le entrega el teléfono y le dice: “el Presidente está en la línea”.

El comisario dijo a la Fiscalía que Jimmy Morales le había girado la instrucción de nombrar a 100 agentes como apoyo a la SBS para atender la situación. Terminada la conversación telefónica, López Maldonado canaliza el cumplimiento de la “orden recibida”. Se retira del Hogar Seguro y deja al mando a su subalterno Pérez Borja.

Esto supuso un cambio radical de planes. El comisario López Maldonado reveló que tras enterarse del escape masivo, llamó al jefe de Distrito Central de la PNC, Óscar Efraín Ajcalón, para informarle de lo que estaba sucediendo. Ajcalón indica en ese momento que por instrucciones del subdirector de Operaciones de la PNC, Erwin Mayén Véliz, retirarían a todos los policías porque no era función de ellos estar en el Hogar Seguro.

Ninguna de estas instrucciones fue tomada en cuenta por Jimmy Morales, quien optó por desoír a los jefes policiales y escuchar solo la petición que hicieron Carlos Rodas y Harold Flores para que llegaran al Hogar Seguro “100 policías para resguardar el lugar”.

El comisario López Maldonado ya había advertido que “no era función de la Policía” resguardar a los adolescentes, “sino que era función de la SBS”.

—Yo ya tenía instrucciones de mi jefe de Distrito—, dijo el jefe de la Comisaría 13 cuando amplió su declaración ante el MP el 30 de marzo de 2017.

Más contextoLas mentiras sobre el 8 de marzo y la orden de Jimmy que cambió todo

El papel clave del asesor presidencial Carlos Beltetón

La decisión del comisario López Maldonado no sirvió de mucho. En su relato al MP explicó el momento en que se le acerca Beltetón cuestionando la retirada de los agentes y exigiendo quién le había ordenado eso. El asesor de Jimmy Morales pidió el número del jefe del Distrito Central. Lo llamó para cuestionar la instrucción. “No tenga pena, veré cómo lo arreglo”, dijo y colgó.

Beltetón volvió a hacer una llamada telefónica. El comisario López Maldonado solo escuchó que el asesor hablaba sobre por qué no se querían dejar policías en el Hogar Seguro. “Mire, señor Presidente”, alcanzó a escuchar.

El comisario admite sorpresa por la llamada con el Presidente. Jimmy Morales habla con López Maldonado y le dice que él es el Presidente de la República y le preguntó que “cómo es eso de que no quieren dejar policías ahí”.

El comisario López Maldonado le respondió a Jimmy Morales: “señor, doy parte que no nos corresponde y que le toca a la SBS”. Le explicó que en el exterior del Hogar Seguro estaba una unidad asignada, refiriéndose así al oficio recibido el 10 de noviembre de 2016 por parte de la Jefatura de la División de Protección de Personas y Seguridad de la PNC, mediante el cual se nombró a personal policial para brindar seguridad perimetral externa al Hogar Seguro.

“Era una orden del Presidente”

El Presidente preguntó al comisario López Maldonado sobre quién era su jefe y le informó que era el Jefe de Distrito Central, Óscar Efraín Ajcalón. Jimmy Morales reiteró que se trataba de una orden presidencial el dejar a 100 policías en el lugar.

—Yo solo respondí: a la orden, señor Presidente—, dijo el comisario López Maldonado a la fiscalía.

Nada más recibir la orden vía telefónica, López Maldonado llamó con su teléfono al entonces Director de la Policía, Nery Ramos, para contarle lo sucedido. Ramos indagó sobre quién había hecho la comunicación con Jimmy Morales, “un chaparrito que estaba allí” y cuya identidad desconocía, respondió el comisario.

—No nos queda de otra, porque es orden del Presidente—, dijo Ramos.

El comisario López Maldonado dijo al MP que la identidad del “chaparrito” se la dijo el exdirector y confirmó que se trataba de Carlos Beltetón, asesor de la Presidencia de la República.

El comisario también notificó al Jefe de Distrito sobre la orden presidencial. Ajcalón empezó a coordinar personal de las diferentes comisarías del Distrito Central para llegar a relevar a los agentes que habían estado durante toda la tarde en el exterior del Hogar Seguro.

El comisario López Maldonado telefoneó al Subdirector General de Operaciones de la PNC, Erwin Mayén Véliz, quien contrario a la orden de Jimmy Morales insiste en que se retirara a la gente, porque “el Presidente no estaba ahí y que esa no era nuestra responsabilidad”.

LeéDurante su primera vista al Hogar Seguro, Jimmy ‘se olvidó’ de mencionar a las 56 niñas

“La llamada del Presidente fue la razón por la que nos quedamos”

Tal como le solicitó, el subcomisario Pérez Borja telefoneó a la una de la madrugada a su superior y le informa que la PNC estaba procediendo a ingresar al Hogar Seguro al centenar de adolescentes que estaban en el portón desde las 16 horas.

A las 3 horas, le volvió a llamar para confirmarle que ya habían terminado el ingreso, si bien, según señaló el comisario López Maldonado al MP, “no me informó que dejó personal de la Policía en el interior del Hogar, por lo que pensé que una vez que estaban dentro las adolescentes, los policías ya estaban afuera”.

El comisario explicó que de acuerdo al subcomisario Pérez Borja dejaron a agentes dentro del Hogar por requerimiento de Harold Flores y Carlos Rodas, en virtud del acta fraccionada por la PDH el día anterior.

—Todos desconocíamos que había gente adentro—, remarcó el comisario.

No fue hasta que acudió el 8 de marzo a las 10 horas al Hogar Seguro tras el incendio cuando se enteró que las 56 niñas habían sido custodiadas por agentes mujeres de la PNC por “decisión del subcomisario Pérez Borja a petición de las autoridades del Hogar”.

En este sentido, López Maldonado insistió en que los únicos responsables de las adolescentes eran las autoridades de la SBS, porque “no era función de los policías” hacerse cargo de ellas, si bien reconoció que “la llamada del Presidente fue la razón por la que nos quedamos allí”.

Mientras, el entonces jefe del Distrito Central de la PNC que tenía bajo su control administrativo las comisarías de la 11 a la 16, Óscar Efraín Ajcalón, declaró al MP que el 7 de marzo recibió una llamada del jefe de la Comisaría 13 informándole que ya habían reconcentrado a los adolescentes y que no podían quedarse en el lugar los policías y que se retirarían dejando únicamente dos patrullas de seguridad perimetral, “porque no tienen protocolo de actuación para trabajar con niñez y adolescencia”.

López Maldonado le volvió a telefonear para hablarle sobre la llamada con Jimmy Morales y la instrucción para coordinar a 100 elementos de la PNC para brindar el apoyo de parte de las comisarías del Distrito Central.

Ajcalón detalló que de parte del Distrito Central se apoyó con 50 agentes (25 hombres y 25 mujeres), mientras que los otros 50 fueron coordinados por la Comisaría 13, de forma que tras la orden de Morales y pese a no contar con el visto bueno de la cúpula policial, el subdirector general de Operaciones dio la orden al jefe de Operaciones del Distrito Central, Ovidio Marroquín, de “enviar el apoyo requerido nombrándose 10 elementos de la PNC por cada una de las comisarías (5 hombres y 5 mujeres).

Tras dar esta instrucción, el entonces jefe del Distrito Central llegó al Hogar Seguro el 8 de marzo al enterarse del incendio y al ver que había sido relegado de toda decisión en el caso.

Preguntado por la Fiscalía si recibió alguna instrucción superior para dejar agentes de la PNC en el interior del Hogar, respondió que el apoyo era para brindar seguridad perimetral.

Carlos Beltetón informó a Alfredo Brito de “todo lo que estaba sucediendo”

Carlos Beltetón, quien en ese entonces trabajaba para la SOSEP, declaró al MP que cuando se encontraba en el Hogar Seguro recibió una llamada del Secretario de Comunicación de la Presidencia, Alfredo Brito, y le informó de todo lo que estaba sucediendo. Minutos antes, había sido testigo de cómo Carlos Rodas “suplicaba e imploraba” a la Jueza de Paz de San José Pinula, Rocío Murillo, —también sindicada en esta causa—, para que le “autorizara mover a los adolescentes que estaban afuera a otro centro de protección”, pero la jueza se negó.

Otras declaraciones demuestran que tras la llamada de Jimmy Morales se movilizaron agentes de las comisarías de la 11 a la 16 para apoyar a los de la Comisaría 13.

Dentro de ese personal se nombró a Lucinda Marroquín, quien estuvo a cargo de la llave del candado que cerraba el aula en la que se encerraron a las 56 niñas.

 

Nery Ramos, como director de la PNC, da declaraciones en la conferencia de Prensa del Gobierno, encabezada por Jimmy Morales.

Nery Ramos, como director de la PNC, da declaraciones en la conferencia de Prensa del Gobierno, encabezada por Jimmy Morales.

La orden del director de la PNC, Nery Ramos

El exdirector de la PNC, Nery Ramos, también declaró ante el MP que cuando el 7 de marzo recibió una llamada del Subdirector de Operaciones para informarle de que adolescentes habían abandonado el Hogar Seguro, él dio la instrucción de que se mantuviera la seguridad perimetral que previamente se tenía dispuesta en el Hogar, que consiste en la presencia de ocho agentes de la División de Protección de Personas y Seguridad y que se asignara al personal necesario para que realizara la búsqueda de los adolescentes.

Ramos reconoció que con los informes escritos el 7 y 8 de marzo supo que el mando lo tomó el subcomisario Luis Armando Pérez Borja y que fue él quien tomó la decisión de ingresar a la PNC en el interior del Hogar Seguro a petición de la PGN, PDH y SBS para que resguardaran la integridad física de los adolescentes que no habían abandonado el Hogar. Resaltó además que no tuvo conocimiento de que personal de la PNC se quedó custodiando el Aula de Pedagogía y el Auditorio.

Otro alto mando que asegura desconocer el ingreso de la PNC el 8 de marzo al Hogar Seguro es el exministro de Gobernación, Francisco Rivas, a quien Nómada entrevistó el 21 de marzo de 2018 y quien nunca ha sido interrogado por el MP:

—¿Conocía que la PNC iba a entrar dentro del Hogar Seguro?
—Nosotros tuvimos conocimiento en el transcurso del día de los incidentes que estaban ocurriendo en el lugar y destacamos a la comisaría competente por razón de territorio para que apoyara en las labores que ahí se estaban desarrollando (Comisaría 13).

—¿Quién dio la orden de que entrara la PNC en el Hogar Seguro?
—En este momento, no lo recuerdo como para darle con certeza la respuesta.

—Usted como ministro, ¿sabía que la PNC iba a entrar o si alguien le comunicó que iba a ingresar en el Hogar?
—Por los acontecimientos que estaban ocurriendo se demandaba de la presencia perimetral en el área para apoyar en las labores de mantener el orden, tanto a lo externo, como a lo interno.

—¿Usted dio la orden de que entrara la policía o no?
—No, en ese momento la decisión se tuvo que tomar operativamente a cargo de las autoridades policiales y comisarios que estaban a cargo del grupo y en atención al riesgo que había.

—Luego se tomó la decisión también de encerrar a las niñas. ¿Este encierro se conocía por parte del Gobierno?
—Nosotros, eso nunca tuvimos conocimiento. Eso fue una decisión que a nivel de las autoridades de Bienestar Social o de las autoridades del centro seguramente tomaron.

Jimmy Morales nunca perdió inmunidad por estos hechos

El 14 de marzo de 2017, los diputados del partido Convergencia, Sandra Morán y Leocadio Juracán, presentaron una denuncia contra Jimmy Morales por los delitos de tortura, ejecución extrajudicial, abuso de autoridad e incumplimiento de deberes; si bien la Corte Suprema de Justicia rechazó el 22 de junio de 2017 la solicitud de antejuicio presentada por el MP, por medio de la Fiscalía de Delitos Administrativos, el 12 de junio de ese año, a raíz de la citada denuncia.

Así, el MP estimó la posible comisión de los delitos de incumplimiento de deberes e incumplimiento de deberes de asistencia, aunque la CSJ consideró que la denuncia de Convergencia fue promovida por razones políticas y espurias. Ello provocó que el 5 de julio de 2017, los diputados de Convergencia presentaran un recurso de amparo ante la Corte de Constitucionalidad, que el 20 de marzo de 2018 obligó a la CSJ a que analizara de nuevo la solicitud de antejuicio y dictara una nueva resolución debidamente fundamentada.

De este modo, el 4 de abril de 2018, la CSJ rechazó de nuevo in limine la solicitud de antejuicio al considerar que la denuncia de Convergencia es “política y espuria” y que “no contiene ningún elemento probatorio”. De los 11 jueces, 9 votaron a favor y hubo 2 disidentes, que emitieron voto particular: Delia Dávila y María Eugenia Morales.

La CSJ negó cualquier responsabilidad de Jimmy Morales al defender la orden que dio, puesto que estimó que el Presidente de la República “en su momento giró las instrucciones precisas para resguardar el orden en el sitio, pues solicitó a la PNC que resguardara el perímetro del lugar, a raíz del conocimiento que tuvo sobre el amotinamiento de menores de edad residentes en el Hogar Seguro, previo a lo acontecido el 8 de marzo de 2017, por lo que desde ese momento la situación quedó a cargo de dicha institución”.

Ello a pesar de que el propio exsecretario de SBS, Carlos Rodas, en prisión preventiva y pendiente de juicio el próximo 27 de mayo, aseguró el mismo 8 de marzo de 2017 que “desde el mismo día de ayer el señor Presidente ordenó que se constituyera como refuerzo a la seguridad que ya estaba perimetral sin armas letales a más de 100 agentes de la PNC que resguardaron ambos dormitorios”.

Asier Vera
/

(1980) Periodista desde 2001. Ha sido corresponsal de Europa Press, El Mundo y Gara. Ha publicado en El País, Público, El Diario y Nómada. Amante de las músicas del mundo y de viajar. @asiervera


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

0

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*



Notas más leídas




Secciones