14 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Ideas y soluciones
Impunileaks
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

Mano dura en la SBS y una posible disculpa pública por la tragedia en el Hogar Seguro

La Secretaría de Bienestar Social de la Presidencia fue de las instituciones más cuestionadas de la administración de Jimmy Morales por la tragedia en el Hogar Seguro y el maltrato a los menores protegidos por el Estado. El nuevo secretario, Francisco Molina, contempla un perdón público por ese suceso, plantea reformas enfocadas en la reinserción y combate a la trata. Nómada conversó con él.

Actualidad Francisco Molina Hogar Seguro P147 Secretaría de Bienestar Social de la Presidencia

Francisco Molina habla sobre sus planes para mejorar las condiciones en los hogares y sobre un posible perdón por la tragedia en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción.

Fotos: Carlos Sebastián

[¿Aún no recibís La Jugada? Suscribite aquí y recibí en tu correo una explicación de lo más importante del día.]

–Yo fui psicólogo ‘de campo’ con los privados de libertad en el Sistema Penitenciario, iba al sector 11. Allí conocí al Smurf (Rudy Francisco Alfaro Orozco). “Yo soy el psicólogo clínico”, le dije. “Vos venís aquí por el dinero, decime la verdad”, me respondió. “¿Qué dinero?”, dije yo, si yo pasaba a la librería a comprar marcadores, papel, todo para los talleres.

Fue hace 12 años, cuando Francisco Molina recién se había graduado como psicólogo clínico de la Universidad Francisco Marroquín. Tenía 24 años y como parte de su contratación en el Sistema Penitenciario fue enviado al Centro de Detención Preventiva en la zona 18.

–Tenía la mitad del sector 11 sentado en el suelo. Hicimos una actividad con dibujos. Puede sonar muy infantil, pero les pedí que de un lado dibujaran lo que eran actualmente, y al otro lado lo que les gustaría ser. Todos, absolutamente todos, 60 pandilleros, se dibujaban como buenas personas. Pude ver, en el infierno, lo bueno que ellos tenían dentro. Entonces yo he sido del equipo de campo, yo se qué es lo que necesitan nuestros equipos en el campo para hacer bien su trabajo. Y poder cambiar esas vidas—, dice Francisco Molina.

Hoy, tiene 36 años y comparte la anécdota desde su nuevo despacho. El viernes 17 de enero fue nombrado como secretario de Bienestar Social de la Presidencia de la República, después de poco más de dos años siendo subsecretario de Reinserción y Resocialización de Adolescentes en Conflicto con la Ley Penal. Un puesto en el que ha llamado la atención por sus iniciativas fuera de lo común en Guatemala, para crear espacios en los centros correccionales que puedan generar una segunda oportunidad para jóvenes privados de libertad.

En la pared al fondo de su nueva oficina cuelgan tres cuadros poco memorables. “Aún no terminan los nuevos retratos”, dice Molina. Son todavía sus primeros días de trabajo, pero ya comenzó a hacer cambios. Entre ellos la decisión de cambiar al personal de la institución.

—¿Cómo encuentras la institución que ahora está a tu cargo?
—Bueno, llevo pocos días y estoy haciendo todos los cambios necesarios. Hablé con el presidente y me permitió dar los perfiles de los subsecretarios. Estoy cambiando a todos los directores que estaban anteriormente. Los del departamento jurídico, administrativo, planificación, recursos humanos, todos se van.

—¿Por qué tomaste esa decisión?
—Primero porque no son de confianza. Y no vi resultados como a mí me hubiera gustado ver cuando fui subsecretario de Reinserción. Que caminó la cosa, sí caminó. Pero no al paso que me hubiera gustado. Sentí mucho atraso en planificación, en lo administrativo. Andábamos rogando para que nos dieran gasolina para los vehículos para trasladar a los jóvenes.

Ese día, el cambio de personal genera tensión en la sede y varias veces se interrumpe la entrevista para revisar su celular.

—Yo soy gente, tampoco quiero que se vayan peleando—, dice Molina.

 

Francisco Molina en su nuevo despacho al frente de la SBS, una de las instituciones más criticadas de la administración de Jimmy Morales.

Francisco Molina en su nuevo despacho al frente de la SBS, una de las instituciones más criticadas de la administración de Jimmy Morales.

Cambios positivos en los centros correccionales

En septiembre de 2017, Francisco Molina asumió el cargo de subsecretario de Reinserción en la SBS, la instancia responsable de los centros correccionales para jóvenes en conflicto con la ley. Durante años eran frecuentes los disturbios en los centros correccionales donde los jóvenes presentaban quejas por las condiciones, por ejemplo, el hacinamiento, la comida y el trato de parte de los monitores de los centros. Entre 2014 y 2019 la Procuraduría de los Derechos Humanos recibió 70 denuncias.

[Leé: Con el fantasma de 41 niñas, mueren 2 jóvenes en otro centro y el resto se amotina, por Jody García y Pia Flores]

En 2018, Nómada entrevistó a Molina por denuncias de violencia y tortura en el Centro Juvenil de Detención Provisional, CEJUDEP, o ‘Gaviotas’.

[Leé: La casa de tortura en la zona 13 puede reformarse gracias a diez mamás, por Pia Flores]

En ese entonces, Molina había comenzado a tomar medidas internas para cambiar la situación en los centros. Todos los empleados tuvieron que pasar por una prueba de polígrafo. Los 58 que no pasaron la evaluación, entre ellos tres directores de centros, fueron destituidos.

Las pruebas confirmaron que no solo los jóvenes privados de libertad adolescentes habían cometido delitos; muchos monitores y directores también. El personal que pasó el examen recibió una capacitación y mejoró su salario.

También realizó una encuesta, la primera en Guatemala, con más de 300 adolescentes en los diferentes centros para conocer la población. En base a los resultados inició varios programas educativos y recreativos, y se logró bajar la incidencia de los disturbios en los centros. Se redujo el hacinamiento de 107% en 2017 a 51% en 2019.

 

Motín en las Gaviotas, en junio de 2017.

Motín en las Gaviotas, en junio de 2017.

Mano dura a los abusos internos

Ahora, Francisco Molina asume el liderazgo de una institución cuya Subsecretaría de Protección carga no solo con la muerte de 41 niñas y adolescentes en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción el 8 de marzo de 2017, y las secuelas graves para las 15 que sobrevivieron, sino también las continuas denuncias sobre malos tratos en las casas hogar.

El año pasado, el diario La Hora publicó un reportaje que resume varias denuncias públicas sobre golpes en una casa en la zona 8 de Mixco, el uso de gas pimienta en jóvenes en una casa hogar en la zona 3 de la capital, hasta un proceso legal en el Ministerio Público en contra de un monitor por agredir sexualmente a un adolescente en un hogar seguro en la zona 15.

Francisco Molina asegura que el área de protección es uno que le preocupa particularmente a él y al presidente Alejandro Giammattei, y donde hay que tomar medidas fuertes. Sin especificar casos, indica que en su primera semana de trabajo ya comenzó a averiguar la posibilidad de presentar denuncias en el Ministerio Público.

—Yo le voy a entrar con todo. No voy a dejar que durante esta gestión puedan seguir abusando sexualmente de alguna niña o algún niño—, advierte.

—¿En general en la SBS o dentro de las casas hogar?
—En general. Pero como han habido denuncias en algunos periódicos sobre posible trata de personas, estamos analizando ahora si se puede presentar una denuncia de parte mía, de la SBS. Hay que ver si se tiene evidencia. También hay notas sobre posibles abusos sexuales dentro de la secretaría, entonces quiero ver si es suficiente esa información para presentar una denuncia y hacer las investigaciones que corresponden, para meter preso a la gente que hay que meter.

—Cuando comenzaste como subsecretario de Reinserción, también existían denuncias por malos tratos y violencia en los centros correccionales de la SBS, y comenzaste con un proceso de revisión y capacitación de todo el personal, por ejemplo las pruebas poligráficas. ¿Va a implementar algo parecido en las casas de protección?
—Totalmente. Es una réplica. Por ejemplo, se pedirán pruebas poligráficas para todo el personal de los hogares, y tenemos la unidad de actualización del modelo de gestión juvenil en la zona 13 que será utilizada también para capacitar a todo el personal de protección. Es como una universidad para los trabajadores de la SBS. Es para el personal que ya está contratado. Y el que se tenga que ir, se irá, y se contratarán nuevos.

Es una prioridad, dice el secretario Molina, que existen vías para denunciar de forma segura y anónima posibles vejámenes en cualquiera de las tres subsecretarías (Preservación, Reinserción y Protección). Por eso abrirá una línea telefónica que espera que tanto las y los usuarios de los servicios ambulatorios que ofrece la SBS, o familiares de la niñez y adolescencia bajo la tutela de la SBS, y miembros del personal de la SBS utilicen para presentar denuncias.

—Estoy por lanzar en estos días un número de cuatro dígitos de la SBS para hacer denuncias directas. A veces hay monitores o trabajadores que ven cosas pero tienen miedo a denunciar. Tal vez algún monitor dice “yo no estoy de acuerdo con lo que pasó”, pero no quiere ir al MP. Entonces habrá una unidad específica que reciba esas denuncias para que yo, calladita la boca, pueda hacer las investigaciones. Y si hay que meter alguien preso, lo vamos a meter preso. Pueden ser personas externas, familiares, personal interno, o incluso algún usuario de los programas ambulatorios—, asegura.

Molina explica que la línea, que funcionará las 24 horas, ya fue creada pero que aún faltan detalles como la contratación y capacitación del personal para lanzarla. Espera que será un paso hacia más transparencia dentro de la institución.

—El que se animaba iba a la PDH. Y el que no se animaba se quedaba callado. Aquí vamos a hacer una unidad de… no sé, le podemos poner unidad de transparencia.

—¿Y los medios de comunicación vamos a tener acceso a información sobre estas denuncias?
—Aquí, puertas abiertas. Yo no voy a esconder nunca nada. No, puertas abiertas. Y las denuncias que se tienen que poner en el MP se van inmediatamente al MP. Vamos a ser de mano dura y no vamos a titubear en quitar a alguien de un puesto si sabemos que puede estar corriendo riesgo la vida de algún adolescente o una niña.

 

Dos mujeres lloran frente al Hogar Seguro el día de la tragedia.

Dos mujeres lloran frente al Hogar Seguro el día de la tragedia.

El caso Hogar Seguro: ¿por fin una disculpa pública de la SBS?

El 7 de marzo de 2017, por orden del expresidente Jimmy Morales, 56 niñas y adolescentes fueron encerradas en un salón pequeño en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción en San José Pinula para controlarlas y castigarlas después de amotinarse.

En el proceso legal, que lleva tres años con pocos avances, varios exfuncionarios de la SBS han sido ligados a proceso. Carlos Rodas, el exsecretario de Bienestar Social, quien presentó su renuncia del cargo a pocos días de la tragedia; Anahí Keller, exsubsecretaria de Protección; el exdirector del hogar, Santos Torres; y Brenda Chamán, exjefa del Departamento de Protección Especial Contra el Maltrato de la SBS.

Sin embargo, la Secretaría de Bienestar Social hasta la fecha no se ha disculpado públicamente por no cumplir con su responsabilidad de velar por la protección y el bienestar de la niñez y adolescencia el 7 y 8 de marzo de 2017.

El único reconocimiento hacia las vidas perdidas y el dolor que la tragedia causó a las 15 sobrevivientes y a las familias, de parte del gobierno y esta institución estatal, fue un memorial con los nombres de las 41 fallecidas que fue revelado el 20 de noviembre de 2019 en frente del hogar. Ana Patricia Contreras, quien ocupaba el cargo de Secretaria de Bienestar Social no se presentó, solo estuvo el subsecretario de Protección de la SBS, Marwin Bautista.

[Leé: Hogar Seguro: El gobierno instala un monumento para las niñas sin invitar a sobrevivientes, a las familias y sin pedir perdón, por Asier Vera]

Pero lejos de un acercamiento a las familias afectadas, fue un momento para funcionarios. Ninguna de las familias de las 56 niñas fueron invitadas, ni siquiera avisadas, sobre la instalación del memorial. Y no se presentó una disculpa.

A casi tres años de la tragedia, existe una posibilidad de que la SBS, bajo la nueva gestión presente una disculpa pública.

—La administración anterior no se disculpó públicamente sobre el caso del Hogar Seguro. ¿Qué postura piensas tomar respecto a este caso?
—Yo no laboraba en la SBS cuando sucedió eso. Personalmente yo viví todo eso como ciudadano, no como funcionario. Ahora, como funcionario actual de la SBS, puedo decir que eso no debería haber sucedido. Creo que la SBS carga con eso dentro de la estructura y se está contemplando alguna manera de comenzar un proceso de reconciliación social. Es algo que yo considero importante.

—Ya van a cumplir tres años de la tragedia, ¿es seguro decir que consideras que ya es hora de alguna reacción de parte de la institución?
—Yo soy psicólogo clínico y a veces uno puede pasar toda la vida peleando con una persona que lo lastimó desde pequeño, y he visto como el perdón incluso después de 10 o 20 años puede ayudar a sanar a las personas. Aquí lo que necesitamos es sanar. Sanar para poder seguir adelante.

 

El subsecretario Marwin Bautista coloca una ofrenda floral en el monumento que el gobierno instaló en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción.

El subsecretario Marwin Bautista coloca una ofrenda floral en el monumento que el gobierno instaló en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción.

Los tres pilares de trabajo de la SBS 2020-2024

Dos días después de ser nombrado secretario, Molina viajó a Tecún Umán donde se encontraban cientos de migrantes de la primera caravana del año. La gran mayoría de Honduras, y pocos de El Salvador y Guatemala. Quería conocer de cerca la realidad de esas personas, explica Molina. La migración es uno de los tres ejes principales que determinó para su gestión los próximos cuatro años.

—Voy a trabajar en tres pilares, el área de reinserción, la eliminación de trata de personas con fines de explotación sexual y la migración. Específicamente niños y niñas migrantes no acompañados.

—¿Cómo se escogió estos tres pilares?
—Son temas que me mueven mucho. Primero tengo pasión por la reinserción. Creo en las segundas oportunidades. Segundo, con la trata y la explotación sexual porque a un niño y una niña se les tiene que garantizar y restituir todos sus derechos, no se pueden exponer a algo así. No solo se le hace daño a él, se le hace daño al futuro de la sociedad porque va a ser un ente activo de la sociedad y si se daña algo desde el principio. Eso no lo voy a permitir. Y migración por el tema de niñas y niños que van solos, son potenciales víctimas de violaciones sexuales y se exponen a toda la estructura de crimen organizado. El programa de niños y niñas migrantes no acompañados ya está en la SBS, ya existía pero nadie había hecho nada.

A pesar de que Molina haya cambiado al personal administrativo de la SBS, cada uno de los tres nuevos subsecretarios nombrados trabajaron con él.

Carlos Gómez, asume el puesto de subsecretario de Protección, trabaja en la SBS desde abril de 2017. Anteriormente, de 2010 a 2017, fue asesor en proyectos de prevención de violencia en el Ministerio de Gobernación.

Lourdes Isaacs, estará a cargo de la Subsecretaría de Preservación. Es abogada y comenzó a laborar en la SBS en 2017. De 2008 a 2011 trabajó en la fiscalía de asuntos constitucionales, amparos y exhibición personal del Ministerio Público y luego como abogada y asesora legal en Legalcorp Advisory Services.

Flor Dolores trabaja en la SBS desde 2014. Entre 2011 y 2014 fue Jefa del Departamento de Estudio de Localidades de la Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad de la Presidencia (SAAS). Ahora reemplazará a Molina como subsecretaria de Reinserción. Una subsecretaría que será aún uno de los pilares principales del nuevo secretario.

—Yo estaba preparado para quedarme como subsecretario de Reinserción. Es un tema que me apasiona y pensé que allí me iba a quedar. Pero el Presidente me felicitó por el buen trabajo y preguntó si estaba dispuesto. Yo le dije, “si usted me lo pide, yo le entro”.

Aunque Francisco Molina asegura que deja el puesto de subsecretario de Reinserción en buenas manos con Flor Dolores, escogió el área de jóvenes en conflicto con la ley penal para darle seguimiento a las iniciativas que comenzó en su anterior cargo.

 

Francisco Molina habla de los planes que ejecutará en la SBS.

Francisco Molina habla de los planes que ejecutará en la SBS.

Uno de los próximos programas que Molina está planificando implementar como parte de la reinserción social es un ‘parque de la industria’ en un terreno de 32 manzanas en San José Pinula que pertenece a la SBS. A través de contratos con empresas privadas, el secretario espera generar oportunidades de capacitación y trabajo para las y los jóvenes privados de libertad que eventualmente puede prevenir la reincidencia.

–Quiero volver autosuficientes los centros de privación de libertad. Por ejemplo, una cadena de comida que necesite destazar pollo y requiera de unas 200 personas. Podemos seleccionar los perfiles de los centros de privación del libertad que tienen las capacidades que necesite cada empresa y se contratan. El empresario reduce sus costos porque va a tener que pagar únicamente el salario mínimo, la luz y otros servicios básicos. El adolescente privado de libertad gana, porque los capacitan, gana el salario mínimo y formará parte de su resocialización—, explica.

La idea de Molina es que el salario de cada adolescente se divida en tres partes: 50% para pagar los costos de su sanción, como la comida, la luz y el agua; 25% para un fondo de donaciones que los adolescentes tienen destinar a un proyecto que ellos deciden; y los últimos 25% será un ahorro personal para que cada privada y privado de libertad tenga una base para comenzar cuando terminan su sanción.

—Es una forma de reeducarlos. Hay que enseñarles responsabilidad y también tienen que retribuir a la sociedad que ellos de alguna manera agredieron. Pero también así cuando salgan puedan tener un colchón y seguir adelante con su vida.

Todo forma parte del nuevo modelo de la Subsecretaría de Reinserción que actualmente es responsable de 620 varones y 84 mujeres, adolescentes, en los centros correccionales.

Aparte la SBS tiene bajo su protección 326 menores, 170 niños y 156 son niñas.

Pia Flores
/

Buscadora de las historias invisibles y experiencias con sentido. Antropóloga irreverente y amante de la diversidad, la noche, las auroras coloridas y los cuentos que tardan.


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


1

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    frank lopez hurtarte /

    28/01/2020 6:10 PM

    .
    .
    .
    .
    NUEVO GOBIERNO:
    HACER COMO QUE HACEN, PERO QUE TODO SIGA IGUAL
    .
    La estrategia del variopinto cuerpo de asesores del presidente Yamatei tiene como objetivo cautivar a la población con decisiones "sorprendentes" en la conducción del país, pero que en nada cambian el statu quo, ése que financió y lo llevó a la presidencia —porque quienes lo votaron no tenían a nadie más a quién elegir—. Y así veremos transcurrir a éste gobierno.
    .
    Las denuncias de corrupción que Yamatei hace del anterior gobierno en distintas dependencias; los estados de prevención en Mixco y ahora en Villanueva; el anuncio de una reforma al sistema penitenciario; la creación de la Comisión Anticorrupción, entre muchas otras "novedades", son las formas que el Presidente Yamatei está utilizando para "dorarle la píldora"; a la gente, cosas que la población quiere escuchar para saber que está haciendo algo por el país.
    .
    Pero que en realidad no cambian en nada la estructura histórica que ha tenido a este país al borde del colapso social, económico y político.
    .
    Y esta vez, como en nada le afecta, viene a anunciarnos que "pedirá perdon" por la muerte de las niñas; cosa que en nada cambiará la historia ni mucho menos asegurar un mejor futuro para las niñas en condición de riesgo.
    .
    De tal suerte que seguiremos esperando cada día, hasta el 2023, las "novedades" que su ingenioso cuerpo de asesores le dictan al oído, y que los incautos periodistas seguirán trasladándonos. Yamatei, la misma mica, pero con diferente montera.
    .
    .
    .
    .

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones