4 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Ideas y soluciones
Impunileaks
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

Parque de la Industria: Incertidumbre ante vencimiento de contratos y renuncias de médicos

Se terminaron primero los contratos temporales que el Ministerio de Salud ofreció a las y los trabajadores del Parque de la Industria. La pandemia del COVID-19 continúa y con ella, la incertidumbre laboral para el personal de salud.

Actualidad P369 Parque de la Industria

Personal de enfermería, laboratorio y nutrición, protestan por el atraso de 4 meses en el pago de sus salarios.

Pese a la urgencia de contar con personal dispuesto a asumir la responsabilidad y el riesgo de laborar en un hospital asignado para el manejo de la pandemia, el Ministerio de Salud se tardó más de dos meses en ofrecerles contratos, aún más en comenzar a pagarles y hoy todavía hay médicos y personal de enfermería que no han recibido ni un centavo por su labor.

De 523 trabajadores en el hospital, 77 personas del personal médico, de enfermería y de intendencia todavía estaban pendientes de pago, según verificó la Procuraduría de Derechos Humanos el viernes 17 de julio.

Los contratos que fueron otorgados en el Parque de la Industria tenían una vigencia de 4 meses, puesto que las autoridades del Ministerio de Salud no contemplaron que la pandemia fuera a extenderse por tanto tiempo.

Actualmente el hospital atiende alrededor de 300 pacientes. Todos moderados y críticos con necesidad de oxígeno ya que cada paciente leve es trasladado a un hotel.

Uno de los reclamos de las y los médicos justamente ha sido la necesidad de contratar más personal para el hospital ya que han habido momentos donde tenían hasta 35 pacientes por cada médico, según indica una fuente del hospital.

Incluso llegaron a atender 113 pacientes entre tres médicos en una de las tres áreas del hospital. La falta de personal era tal que uno de los doctores se tuvo que dedicar únicamente a movilizar tanques de oxígeno entre pacientes, mientras los otros dos evaluaban a los pacientes.

Entre el personal médico y de enfermería hay dudas sobre quiénes serían recontratados, hasta existían rumores de una “lista negra”. Varias fuentes señalan que el proceso de recontratación fue selectiva y que algunas de las personas que han hecho denuncias públicas no fueron convocadas o las convocaron hasta un día antes de la fecha límite para postularse.

Por otro lado, varios médicos tomaron la decisión de buscar otros empleos, indican dos personas del equipo de salud que seguirán laborando en el hospital por lo que prefieren resguardar su identidad.

"A muchos no los llamaron, por lo que decidieron renunciar. Otro problema fue que pusieron otra vez los mismos requisitos para contratar. Ojalá que no pase lo mismo porque aún no han convocado para firmar contrato y tampoco se sabe si pagarán la última factura a tiempo”, asegura una de ellas.

Su colega comprende por qué sus compañeros decidieron irse:

“Yo no puedo culpar a los médicos que renunciaron, solo al gobierno, porque no nos está dando ninguna seguridad laboral. El tipo de contrato que nos da es ridículo. Tal vez sería más fácil quedarme en mi casa encerrada, esperando que todo esto pase, porque qué difícil ver tanta gente morir por descuido del gobierno y porque no les importa. Además (las autoridades) nos dicen que tienen todo controlado pero ni siquiera han entrado a ver qué pasa dentro de los servicios. Estoy muy decepcionada”.

La directora del hospital, Dania Hernández, y la subdirectora, Jessika Orozco, negaron en una entrevista con Nómada que algunos miembros del personal no fueron convocados por represalia. Indicaron que iniciaron el proceso de recontratación del personal con tiempo para evitar que se repitiera el atraso de contratos y salarios, pero que varias personas nunca respondieron las llamadas.

Hasta hoy habían 51 médicos generales, 4 pediatras y 4 médicos especialistas contratados en el hospital. Según informó el departamento de comunicación social, 2 médicos no fueron renovados por faltas de desempeño y uno por incumplimiento de horario. 7 aún están pendientes de entregar su papelería. Además, 11 médicos renunciaron.

Los nuevos contratos corren hasta diciembre de 2020. La dra. Hernández señaló que ha tenido conflictos con miembros del personal que la han gritado y recalcó que, aunque se trata de una recontratación de personal que ya lleva meses laborando en el hospital, cada trabajador estaría expuesto a un tiempo de prueba en donde se evaluará su desempeño y conducta.

“Yo no quería ser cómplice”

“Byron”, una de las personas del equipo médico que renunció, cuyo nombre real resguardamos, explicó que su motivo principal fue tener que lidiar con la carga emocional de saber que habían vidas que se perdieron y que podían y deberían haber sido salvadas.

“Yo al final decidí aplicar para otro lugar. Se colmó toda mi paciencia. Era inconcebible ver pacientes morir porque no teníamos tanques de oxígeno a pesar de haber tantos recursos disponibles. Para mi las autoridades son un caso perdido. Y ya se rumoraba que existía una ‘lista negra’ y que el proceso de contratación había sido alterado”, explica Byron.

Asegura que no fue el único que renunció por la impotencia de ver muertos en vez de soluciones a las carencias graves que fueron denunciados públicamente sin que la situación cambiara. Byron dice que cuando tomó la decisión de renunciar sabía que era lo correcto por su propio salud mental pero también por lo que implicaba ser parte de un espejismo.

“Comencé a sentirme cómplice de un robo. Entonces no fue difícil, las condiciones allí se cruzaron mi límite moral. Fue algo mortificante”, dice.

Mientras el equipo médico lleva un poco más de un mes de ya no pronunciarse, en personal de enfermería comenzó a reclamar públicamente la falta de pagos.

Lee más sobre los 105 días sin contratos ni salarios para enfermería del Parque de la Industria

Pia Flores
/

Buscadora de las historias invisibles y experiencias con sentido. Antropóloga irreverente y amante de la diversidad, la noche, las auroras coloridas y los cuentos que tardan.


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


1

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Marcos Miralvalle /

    25/07/2020 9:00 PM

    Es difícil estar en los zapatos de tan nobles y admirables médicos, han dado todo por ver que sus pacientes no se doblegaran a tan virus rebelde, pero lo mas lamentable es ver ESE GRAN VIRUS DE LA CORRUPCIÓN, DE LA IGNOMINIA, DE LA INCAPACIDAD, DE LA MEDIOCRIDAD, especialmente de esas dos señoras que dirigen el hospital del Parque de la Industria, como decía un atento comentario de otro señor en este espacio, es posible que la señora orozco " ha de ser de aquellas resentidas de un pueblo de occidente que Justo rufino Barrios nombro por lastima que ya no eran mas indígenas, sino Ladinos por Decreto, por el apellido, esa pobre gente de ese pueblo es muy resentida y cuando tienen la oportunidad de "joder" a la gente la joden, la otra señora hernández, se ve claramente la mediocridad, la ineficiencia andante, como es posible que ha estas alturas hay médicos, enfermer@s sin pago, a sabiendas que están arriesgando sus vidas, ese tipo de gentes son de aquellos que no son aptas por meritocracia de llegar a trabajar, si nomas bien se involucran en política, gastan algunos centavitos para la campaña y como premio les dan la "dirección y subdirección del hospital, como hemos caido tan bajo y este gobierno no es la excepción, es la continuación del anterior Payaso, sin estrategias, sin planes y sin lo mas mínimo de humildad. Veremos hasta donde son capaces de llegar,-

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones