El PP y la USAC dan el primer paso para controlar la justicia en 2016

En Guatemala hay un edificio con cinco abogados que son los árbitros de la justicia (de la política y la economía). Los jueces de la Corte de Constitucionalidad (CC) decidieron, por ejemplo, que se anulara la sentencia por genocidio a Ríos Montt, que el Estado no cobrara impuestos a las telefónicas o que los jueces electos por el PP-Líder sí tomaran posesión. Uno de los cinco es nombrado por el Colegio de Abogados. Los abogados corporativos se rindieron para dejar que se la disputen dos emergentes, los cercanos a Roberto López Villatoro (el Rey del Tenis) versus el Partido Patriota y las autoridades de la USAC.

abogados Corte de Constitucionalidad derecho gobierno del PP impunidad justicia n135 P147 usac

La fiscal Aldana, nombrada por Pérez Molina, camina junto a Avidán Ortiz, decano de Derecho de la USAC.

Fotos: Carlos Sebastián

El Parque de la Industria estaba a reventar y no era por algún concierto o feria. La elección para elegir a la Junta Directiva y el Tribunal de Honor del Colegio de Abogados se celebró el pasado viernes 30 de enero. Y lo celebraron como esta camada de abogados aprendió a hacerlo: viandas para los participantes, candidatos saludando a cualquier potencial votante y otros coreando porras en apoyo a sus planillas. Abrazos más fraternos de lo usual, palabras al oído sobre apoyos anteriores y promesas para los siguientes. Edecanes de altos tacones y cortas faldas ofreciendo trifoliares sobre las planillas por las que fueron contratadas. Y guardaespaldas viendo desde lejos todo lo que pasaba.

Durante los últimos 14 años, esta generación de abogados empezó a desplazar a los grupos de abogados tradicionales, corporativos, más cercanos al sector privado. Tanto que durante los últimos diez años ganaron todas las competiciones, y esta vez, en 2015, es la primera en la que ningún grupo cercano al empresariado tradicional presentó candidaturas. Aquí un video que explica la transición.

Los nuevos poderosos del gremio

El viernes en el parque de la Industria se vio a la actual fiscal general, Thelma Aldana, del brazo del decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de San Carlos (USAC), Avidán Ortíz. Ahí estaba el abogado y locutor Mario David García, acusado de planificar un golpe de Estado en contra de Vinicio Cerezo en 1988 y asesorar políticamente a Rodrigo Rosenberg, el abogado que se auto-asesinato en 2009. Estaba el ministro de Trabajo, del PP, Carlos Contreras, en representación del oficialismo.

 

Freddy Cabrera, a la izquierda.

Freddy Cabrera, a la izquierda.

Pasaron también varios magistrados de Salas de Apelación, que se detenían frente a uno de los principales operadores políticos del país, Roberto López Villatoro (conocido como el Rey del Tenis), para agradecerle por los apoyos en las elecciones judiciales de 2014 (resumidas en esta gráfica interactiva) . O uno de los principales abogados del sistema financiero, Freddy Cabrera, señalado de ser el operador del Partido Patriota en esas mismas elecciones.

De todo se veía, y todos estaban allí por una razón muy especial.

Antes para el MP, ahora para la CC

Hace dos años, estas elecciones en el Colegio de Abogados eran importantes porque el presidente de la Junta Directiva y el presidente del Tribunal de Honor elegirían un año después la lista de 6 postulantes para el cargo de Fiscal General. Entonces, fue otra alianza del PP con López Villatoro y los Abogados de Mixco quienes ganaron ambos puestos. Los dos representantes, cercanos al Partido Patriota, votaron en contra de Claudia Paz y Paz para repetir en el MP, y el Tribunal de Honor intentó suspender a la jueza Yassmín Barrios, que sentenció a Ríos Montt.

Esta ocasión es diferente. Lo importante es la elección de los magistrados que integrarán la Corte de Constitucionalidad en marzo del 2016, por cinco años. El Colegio de Abogados tiene que elegir en asamblea a un representante, y los recursos que puedan utilizarse desde la Junta Directiva para ese objetivo son fundamentales para lograr una mejor posición.

 

Los rivales, López Villatoro (izq) y el ministro y subsecretario del PP, Carlos Contreras.

Los rivales, López Villatoro (izq) y el ministro y subsecretario del PP, Carlos Contreras.

A eso vinieron los abogados al Parque de la Industria este viernes.

La salida de Alternativa Independiente

Las fuerzas políticas que compiten dentro del Colegio de Abogados son prácticamente las mismas desde hace 15 años. Ha habido poca rotación y tal vez lo más importante de estas elecciones fue que la agrupación que representa una alianza entre abogados de grupos corporativos y de organizaciones de derechos humanos, Alternativa Independiente (AI), decidió no presentar una planilla para presidir el Colegio por segunda ocasión consecutiva. En años anteriores, sí presentaron candidaturas para el representante ante la Comisión de Postulación para jueces y, de hecho, en alianza con la USAC, fue la primera vez ganaron en mucho tiempo.

La última vez que lo hicieron fue en 2011, pero perdieron en segunda vuelta frente al candidato de López Villatoro, Freddy Cabrera. El presidente saliente de la JD, Luis Reyes, afirmó que AI no compitió por sus consecutivas derrotas y porque nunca pudo levantar vuelo. “El problema con AI es que son muy clasistas en su actitud. Y la mayoría de los abogados salientes no vienen de esas universidades privadas”, dijo, en referencia a la Universidad Francisco Marroquín, Rafael Landívar, San Pablo y del Istmo.

Alejandro Balsells, el miembro más visible de AI, responde que no fueron las derrotas las que los llevaron a esa decisión. “Nos obligó que nadie busca transparencia. Ahora nos enfrentamos en contra del dinero del gobierno y de la Junta Directiva, por un lado, y con un traficador de influencias, que todos llaman “rey”, que tiene el apoyo de la Embajada [de Estados Unidos]”, dijo sobre López Villatoro y enfatizando que habla a título personal.

En términos generales, se podría decir que esas son las dos principales fuerzas siguen en competencia: los de la USAC junto al Gobierno, y los de López Villatoro. Pero el detalle muestra aspectos importantes.

Los matices dentro de los dos grandes grupos

La planilla 1, Honor y Justicia, es efectivamente apoyada por López Villatoro, a quien se le vio por primera vez en la historia acompañando a sus candidatos. Así de importantes son estas elecciones. Y López Villatoro, a juzgar por los últimos 15 años de victorias, parece haber construido una maquinaria difícil de superar.

 

Simpatizantes de López Villatoro interrumpen discurso del Presidente saliente del Colegio de Abogados, Luis Reyes.

Simpatizantes de López Villatoro interrumpen discurso del Presidente saliente del Colegio de Abogados, Luis Reyes.

A López le apoyan sus principales aliados, los Abogados de Mixco. Liderados por Juan Carlos Godinez, ubicaron como candidato a la presidencia del Tribunal de Honor a Saúl Zenteno, que en la comisión de postulación para magistrados de la Corte Suprema de Justiciafue escogido por la misma agrupación.

En contra del Rey del Tenis y los abogados de Mixco se encuentra una gran entente: el Partido Patriota, la Junta Directiva saliente, la Facultad de Derecho de la USAC, el ex Rector de la USAC, Estuardo Gálvez, Freddy Cabrera, y el actual magistrado de la Corte de Constitucionalidad (CC), Héctor Pérez Aguilera. Su nombre refleja este pacto: Alianza Gremial.

Las otras dos agrupaciones que participaron son pequeñas: Alternativa Renovadora (Aran), liderada por Maynor Berganza, famoso por haber denunciado a Manuel Baldizón por el plagio de su tesis doctoral y por ser el abogado defensor de los miembros del cartel de los Mendoza, como se vio en las capturas de diciembre del año pasado; y por otro lado la poco conocida Fuerza del Interior, con una fuerte base en Escuintla.

La estrategia para la CC y para el control del Colegio

Ayer sólo se movieron dos piezas en una batalla más grande. Avidán Ortiz, decano de Derecho de la USAC, a quien se le nota cansado luego de varios procesos de elección, explica que se aliaron al oficialismo (del Partido Patriota) para hacerle frente a López Villatoro.

“Lo más triste de todo son las mentiras entre abogados”, dice antes de ser interrumpido por varios estudiantes que pasan a saludarlo. Su facultad logró graduar a más de 1 mil de estudiantes en el 2014, un factor importante para las votaciones en el Colegio de Abogados, de 20 mil colegiados activos, pero en el que vota menos de una cuarta parte.

Ortiz, parte de una estructurada red de abogados que ha tomado el control de la USAC desde 1988, dice, entre cansado y triste, que piensa retirarse en marzo. Sólo recupera la sonrisa cuando se le recuerda que en marzo será cuando el Consejo Superior de la USAC elija a su representante para otro de los cinco magistrados de la Corte de Constitucionalidad. (Los otros tres magistrados son electos por el Congreso, el Presidente y la Corte Suprema de Justicia.)

Ortiz sonríe con picardía y termina confirmando que el objetivo del PP, en alianza con la Facultad de Derecho, es hacer que el ex decano Bonerge Mejía ingrese a la Unidad Académica del Colegio de Abogados. El puesto es fundamental porque desde allí se planifican cursos y se conoce buena parte del país. Sería la plataforma ideal para que Mejía y su grupo recuperen la fuerza que tuvieron cuando dirigía la facultad. Freddy Cabrera y Luis Reyes, antes de ser presidentes del Colegio, pasaron por la Unidad Académica.

Las principales fuerzas del PP saben que esta alianza les permitiría una mayor incidencia sobre el Colegio de Abogados y sobre la justicia más allá del fin de su gobierno el 14 de enero de 2016.

Pero la alianza entre PP y USAC es más amplia y compleja. Otras agrupaciones aseguran que el acuerdo que se negocia es que se escoja a Estuardo Gálvez, exrector, como magistrado de la Corte de Constitucionalidad en marzo. Para lograrlo, el voto de la Facultad de Derecho será muy importante en el Consejo Superior. Ahí se amarra la alianza entre Gálvez y la Facultad de Derecho, que por años participaron separadas en cada votación.

Y el apoyo del actual magistrado de la CC, Héctor Pérez Aguilera tampoco es casual. A Pérez Aguilera se le recuerda por su voto a favor de anular la sentencia por genocidio y por su apoyo a la nueva Corte Suprema de Justicia, en la crisis de octubre del año pasado. Pérez Aguilera busca la reelección como magistrado, buscando ser elegido por esa Corte Suprema a la que validó; el apoyo del PP y de la Facultad de Derecho es indispensable para lograrlo.

El otro lado de las fuerzas es más claro, o no está aún definido. López Villatoro no quiso dar un adelanto sobre el tema, pero el dirigente de Abogados de Mixco, Juan Godínez, lo dijo sin restricciones: “El problema con la posible candidatura de Bonerge Mejía (desde la Unidad Académica del Colegio de Abogados) es que se iría a enfrentar conmigo. Y ahí sí les vamos a ganar”, dijo, ya en campaña.

La gran alianza toma ventaja

Horas después, cuando los resultados finales de la primera ronda para Junta Directiva se supieron, esa confianza estaba un tanto herida. Su planilla y la de López Villatoro logró 2,636 votos (41.75%), que no fueron suficientes para vencer a la gran alianza, que con 3,008 votos (47.64%) estuvo cerca de ganar en primera vuelta.

Para Tribunal de Honor, el resultado para la Planilla 1 fue peor, se salvaron por tan sólo 10 votos de perder en primera vuelta.

 

López Villatoro.

López Villatoro.

Será necesaria una segunda vuelta, programada para este viernes 6 de febrero, para saber si estas primeras alianzas y apuestas se harán sólidas. 300 votos podrán hacer la diferencia en la Directiva y 10 en el Tribunal de Honor. La batalla por el control de la Corte de Constitucionalidad (y el Estado) comenzó ya, 13 meses antes, a esclarecerse. Si la alianza entre PP y las autoridades de USAC se consolida en el Colegio de Abogados, la Universidad y la Corte Suprema de Justicia podrían tener la mayoría de la Corte de Constitucionalidad y desbancar no sólo a los grupos tradicionales, sino a los cercanos al Rey del Tenis. Queda todavía un año para esa batalla.

Rodrigo Véliz
/

Llegó al periodismo por la investigación y el deseo de ayudar a informar. Confía como Camus y Gelman en que la transición al periodismo, si es claro el objetivo, es posible. Colabora con el CMI.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

5

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    ANONIMO /

    04/08/2015 9:00 AM

    […] Tampoco el número de votantes fue representativo para el gremio: el 30 de enero de este año se eligió al presidente del Colegio y llegaron a votar más de 6 mil abogados (el 30% de todos los colegiados). Este 18 de julio, […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Abogados de USAC se dividen: el último paso a la Corte de Constitucionalidad | CMI Guatemala /

    03/08/2015 8:23 PM

    […] Tampoco el número de votantes fue representativo para el gremio: el 30 de enero de este año se eligió al presidente del Colegio y llegaron a votar más de 6 mil abogados (el 30% de todos los colegiados). Este 18 de julio, […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ANONIMO /

    09/02/2015 11:31 AM

    […] Nómada publicó hace una semana, la alianza que llevó al nuevo presidente del CANG está liderada por el Partido Patriota (PP), la […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    JORGE DOMINGUEZ /

    08/02/2015 8:56 PM

    Lamentable que gente de la Usac, misma que en otrora epoca respondiera a intereses de las mayorias desfavorecidas, hoy sean complices de las elites politicas y economicas del pais, la mafia de Avidan Ortiz esta devaluando la profesion de abogado y notario para su beneficio e intereses personales, y lo que menos le interesa es la Facultad que supuestamente dirige, increible el titulo alianza
    USAC PP, y luego los de la Usac critican a las privadas!!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    cesar /

    02/02/2015 2:54 PM

    Excelente articulo!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones