8 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Ideas y soluciones
Impunileaks
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

Exsacerdote que denunció por abuso al protegido de Juan Pablo II, explica el problema de la pederastia en la Iglesia Católica

Después de 20 años de ministerio sacerdotal Alberto Athié renunció en 2003 cuando descubrió que la Iglesia Católica no solo no tenía interés en frenar los casos de abuso sexual sino que también contaba con un mecanismo interno para encubrir a los agresores, silenciar a las víctimas y proteger su imágen.

Abuso a menores Iglesia católica

Alberto Athié.

Los primeros casos que encontró Athié señalaban como responsable a Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo, y una figura cercana al papa Juan Pablo II. Años después se demostró que el Vaticano sabía de los abusos desde 1943 y pese a ello no fue sino hasta 2006 que se le separó del cargo y hasta 2019 que la organización reconoció públicamente al menos 60 casos de abuso cometidos por el sacerdote.

Un informe de Ending Clergy Abuse (ECA) estima en 100,000 las víctimas de abuso por parte de miembros de la Iglesia Católica.

Athié, además de continuar trabajando en apoyo a víctimas de pederastia, ha sido parte del Comité de los Derechos del Niño de las Naciones Unidas y parte del Consejo Consultivo de la Comisión Nacional de Derechos Humanos de México. Sostuvimos esta entrevista por vía telefónica para conocer, desde su experiencia, qué tan profundo es el problema de los abusos por parte de sacerdotes católicos y cuáles son los retos para poder ponerle un alto a este flagelo.

¿Cómo se involucró en la denuncia de casos de abusos sexuales cometidos por sacerdotes?

Conocí un primer caso porque la víctimas se acercó a mí buscando consejo. En cuestión de tiempo, con sólo prestar un poco de atención, ya sabía de otras ocho víctimas de abuso clerical. En una primera etapa llegué a conocer hasta cuarenta víctimas de Marcial Maciel. Eran abusos cometidos entre los años 40 y 50 pero que se silenciaron gracias a las relaciones de poder que tenían los obispos.

Yo tardé en darme cuenta de esa estructura para protegerlos. Primero me enfoqué en entender a las víctimas, escuchar sus historias. En ese contexto descubrí que había víctimas de abusos sexuales de sacerdotes pero que no se podía hablar de ello. Yo fui a ver al cardenal Norberto Rivera con la intención de hacerle saber que había obviamente toda una especie de persecución, de conspiración contra la iglesia pero que también había elementos reales que atender de esa problemática, que no era solo un invento o una instrumentalización de los grupos de interés en contra de la iglesia.

¿Qué respuesta recibió sobre los casos de abuso que encontró?

El cardenal Norberto Rivera me dijo: “no entendiste que todo es un complot; no tengo nada más que hablar de eso, hasta luego padre”. Me corrió prácticamente de su oficina y empecé a tratar de entender el porqué de ese comportamiento así me doy cuenta que en realidad Maciel no sólo representaba un problema en materia de conductas o disciplina sexual sino que también representaba a alguien estratégicamente muy importante para la iglesia en México y para el mundo. El padre Maciel fue clave en la estrategia de Juan Pablo II contra la iglesia liberadora en América Latina.

En el caso de México y de América Latina la pederastia clerical se ubica dentro de un contexto de cambio de estrategia. Veníamos de un modelo del que era parte monseñor Gerardi, el de una iglesia que trabajaba para buscar solución a la problemática de la guerra, para hacer memoria histórica, para apoyar a las víctimas del conflicto; mientras que Juan Pablo II impulsaba otra estrategia, la de una iglesia que se debía limitar a los cultos.

Todos los grandes abusadores de la iglesia en esos tiempos y en esos momentos, eran precisamente personajes importantes en las relaciones de poder con el poder empresarial y con el poder político del lugar.

Los casos de abuso que estamos viendo ahora comienzan desde los años 50 en el mundo entero, pero explotan en los medios hasta los años noventa. Incluso el caso de Maciel explota antes que los casos en los Estados Unidos.

¿Hay una diferencia entre la forma en que se llevaron los casos por abuso contra sacerdotes en Estados Unidos a la forma en que se llevan en América Latina?

A diferencia de Estados Unidos, acá la noticia aparece pero no es seguida por los medios de comunicación y mucho menos investigada por la policía. Esto sucede porque en América Latina el poder eclesiástico se une estratégicamente con el poder civil, con los poderes económicos de empresarios católicos, y logra influir en los medios de comunicación para ahogar la noticia. Por eso la vida de estas notas es muy breve. En cambio en los Estados Unidos empieza una irrupción mucho mayor, porque las víctimas están mejor organizadas. Eso sí, en Estados Unidos la estrategia de sofocamiento ha sido a través de arreglos extrajudiciales.

¿Por qué usted decide salir de la Iglesia Católica?

Le envié una carta al entonces cardenal Ratzinger (quien luego sería el papa Benedicto XVI) y su respuesta fue lo que me motivó a salir. Un amigo de monseñor Gerardi, Carlos Talavera, le entregó la carta por mi. Ratzinger le preguntó por la veracidad y por la autoridad moral de mi persona. Al volver, monseñor Talavera me dijo: lo lamento mucho, el caso del padre Maciel no se puede abrir porque es una persona muy querida por el santo padre.

Ante esa respuesta dije: bueno, no hay nada que hacer aquí adentro, ya no tengo nada que hacer como sacerdote, yo creo que aquí estamos viviendo un doble lenguaje, doble mensaje hacia fuera porque la justicia, la lucha contra las dictaduras, todo este rollo que aparentemente era muy liberador en un sentido se encontraba con que adentro habían temas y personas de las que no se podía hablar.

 

El hoy papa emérito, Benedicto XVI y adelante de él, el cardenal mexicano Norberto Rivera.

¿Por qué hasta la fecha pese a todos los pronunciamientos no hay una política estricta para detener los casos de abuso y depurar la iglesia?

Porque la Santa Sede establece los protocolos pero queda en manos de cada obispo la forma en que los cumple. El cardenal Bernard Law (acusado por proteger a una red de sacerdotes abusadores en Boston, Estados Unidos) fue llevado por Juan Pablo II a Roma y nombrado rector de la Basílica de Santa María La Mayor. Allí es donde ves que los protectores de pederastas son premiados. El cardenal Rivera, en México, mantuvo el cargo y salió solo porque presentó su renuncia argumentando problemas por su edad. Ni las autoridades religiosas ni las civiles hicieron algo para castigarlo.

Tampoco pareciera que los procesos internos de la Iglesia sean efectivos para sancionar a los sacerdotes.

Hay tres instrucciones para intentar normar los procedimientos. La Crimen sollicitationis (1962) la Sacramentorum sanctitatis tutela (2001) y la De delictis gravioribus (2010) que van respondiendo a las necesidades de la época. El problema es que desde Ratzinger se estableció que todos los casos tenían que ser trasladados a Roma, allá se abre un expediente y se empieza a investigar el caso. El problema es que la comisión a cargo no está ni cerca de las víctimas. Al final sus conclusiones incluso pueden diferir de las de la justicia civil y pueden absolver al cura, apartarlo de la vida pública o expulsarlo del sacerdocio.

Por eso muchos casos no prosperaban porque todo se llevaba a nivel interno. Hasta ahora que se les pide a los obispos que si saben de algo lo denuncien inmediatamente a las autoridades. Eso es lo mejor porque en la Santa Sede los casos pueden durar muchísimos años, recuerda que la iglesia cree que puede vivir y procesar los asuntos desde la eternidad.

Una crítica común es que sólo culpa de la pederastia a la Iglesia Católica cuando no es un problema exclusivo de su religión.

Obviamente no es un problema católico pero la iglesia le otorga otros agravantes porque utiliza su poder, sus estructuras internas y sus procedimientos para tratar de manejar internamente la pederastia y controlarla de manera que esta no se sepa. Ese poder es más efectivo en sistemas débiles como los de América Latina.

¿Ningún factor justifica un abuso, pero estructuralmente hay algo dentro de la Iglesia que considere que fomenta estos delitos?

Pues es precisamente que tiene una estructura democrática y machista. La Iglesia no permite la presencia estructural de mujeres en los niveles importantes, la formación del sacerdocio es exclusivamente masculina y se imparte sólo por hombres. Eso favorece el abuso sexual infantil de niños y adolescentes que desde pequeños son atraídos con mayor interés que el que se pone en las niñas.

En 2019 el papa Francisco realizó un sínodo (encuentro de obispos) para debatir las medidas contra el abuso sexual. ¿Hubo un logro concreto?

Lo bueno es que no se trató, como era antes, de un encuentro solo con los obispos de un determinado país involucrados en escándalos de abuso. Eso muestra que reconocen que el problema es mundial. El problema es que la Santa Sede sigue sin reconocer su responsabilidad en el encubrimiento de miles de casos de abuso porque fueron ellos quienes tenían el control de las denuncias.

 

El sínodo para abordar el problema del abuso sexual, realizado en 2019. Foto: ACI Prensa.

Desde su experiencia, en países como Guatemala, donde las denuncias no han sido tantas ¿cuál es el camino que recomendaría para seguir investigando y evidenciando este flagelo?

Lo primero es la primacía de las víctimas. Son niños y niñas, posiblemente ahora adultos, que son sujetos de derechos y que necesitan justicia para reparar los daños. Hay que buscarlos y darles acompañamiento. Ayudarles a entender la importancia de su denuncia tanto para ellos mismos como para identificar a otras posibles víctimas de abuso del mismo sacerdote. Luego hay que pedirle al Estado que investigue, que anteponga los derechos de las posibles víctimas por encima de los intereses de la iglesia.

Mucho va a depender de medios de comunicación, de activistas, de autoridades legítimas el que la iglesia entienda que tiene que cambiar y que tiene que pedir perdón por lo que hizo. Eso está muy complicado en América Latina porque la Iglesia todavía cree que puede hacer lo que le pegue la gana. Tiene que cambiar si es que quiere mantener una presencia real en la sociedad y en las comunidades de creyentes.

Gabriel Woltke
/

Guatemala / Xibalbá 1988. Ingresó al seminario queriendo ser sacerdote, salió a estudiar literatura y luego hizo carrera como periodista. Avanza sobre el río. Desea ser escritor, corrector, carpintero, programador, diseñador, monje, mago, árbol, pájaro, ballena.


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


23

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Víctor Monterroso /

    24/09/2020 8:31 AM

    17

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Juan /

    22/09/2020 9:53 PM

    Recuerden que el comunismo izquierdista está en contra de la religión, me da risa que acusen a la iglesia de pedofilia, si ahora los lgtbiq y +, también quieren que no discriminen a los pedofilos pues ahora quieren que ellos también tengan derecho en abusar de inocentes, y los mass media están a favor promoviendo la pedofilia Con series y películas de perversion infantil: netflix, Hollywood, demócratas, Blm.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

      PONCHO LEÓN /

      23/09/2020 9:10 AM

      Vos tarado que es "comunismos izquierdista" son dos conceptos que tienen definición diferente, igual al coche de Rodrigo polo escribes

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Luis Veraz /

    19/09/2020 6:47 AM

    En Quetzaltenango el actual arzobispo también se hace de la vista gorda con casos de corrupción de CARITAS ARQUIDIICESANA y abuso de niños.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Monica Lopez /

    18/09/2020 7:24 AM

    Jesús no fomentó religiones sino el amor, cuantos abusos se vienen cometiendo desde épocas remotas donde hablan del amor a los demás y fueron asesinados, los Borgia, y otros casos que la historia señala, el abuso de poder ha extistido siempre, las agresiones sexuales dentro y fuera es el acto mas ruin y despiadado que se puede cometer hacia seres indefensos, las mujeres y los niños siempre han sido los más vulnerables vivimos en una sociedad llena de maldad y violencia donde el dinero lo tapa todo, que pena que siga existiendo tanta agresión maltrato, orgullo , envidia y ego, que las opiniones no sean respetadas, las guerras no solo viene de armas sino del fuego de las palabras. Las mafias del mundo deben cesar, no hay que ser ciegos ante una realidad, la justicia siempre llega aunque quieran tapar el sol con un dedo lo que mal se construye mal se acaba.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Guillermo /

    17/09/2020 10:09 PM

    Bueno, parece que hay una negación ciega para entender y aceptar una realidad, y el punto es que es mucho más fácil engañar a las personas que hacerles entender que han sido engañadas.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Antonio gonzpetz /

    17/09/2020 9:30 PM

    Vos Gabriel....das pena y lástima....de la basura que publicas .....pero ni tu madre te cree .......estas resentido ...has de pertenecer a alguna secta ......con esto solo quedas ridiculizado ......no sos un profesional .......solo sos un pordiosero

    ¡Ay no!

    4

    ¡Nítido!

      MOSEÑOR /

      19/09/2020 8:00 PM

      Sos sacerdote violador de niños o te hubiera gustado que te violaran pero por feo ni coco te pusieron los curas del infierno.
      Se nota tu resentimiento 666

      ¡Ay no!

      1

      ¡Nítido!

    Antonio gonzalez /

    17/09/2020 9:25 PM

    Es ridículo el que escribe toda esa basura......resentido de la iglesia de cristo......hasta cuando dejaran de escupir veneno.......han de ser de alguna secta.......pordioseros

    ¡Ay no!

    6

    ¡Nítido!

      MONSEÑOR /

      19/09/2020 8:01 PM

      Secta maldita a lo que vos perteneces, andas dolida que no cargaste

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Antonio gonzalez /

    17/09/2020 9:20 PM

    Es una pena y lástima para esta gente resentida de la iglesia de cristo........han de ser de alguna secta ......pero sabemos que es solo para desprestigiar a la iglesia de cristo.......pero solo se tragan su propio veneno.......

    ¡Ay no!

    4

    ¡Nítido!

      MONSEÑOR /

      19/09/2020 8:03 PM

      Pero que resentida estas Antonia, por Dios!!! ve a rezar diez ave maría y un padre nuestro si no se ha fugado con algún niño

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Víctor Monterroso /

    17/09/2020 10:13 AM

    Es todo un sistema aquí está implicada mucha gente, ( no solo miembros de la iglesia ) miembros del partido demócrata, George soros y sus nefastas fundaciones ... apoyando el movimiento gay , feminismo, abortismo y última mente la vacunación masiva ... a cargo de Bill Gates y todo un grupo de mafiosos que se apoderaron de la OMS...

    ¡Ay no!

    7

    ¡Nítido!

      ARMANDO GUERRA /

      17/09/2020 6:27 PM

      Pero que burro, lo mas inteligente que tenes es tu teléfono.
      Todos lo que escribes ya tiene un machote, la misma estupidez en todas las noticias. NO TIENE NADA QUE VER UNA COSA CON LA OTRA IDIOTA.
      Cuando la vida es tan pura m¡3rda como la tuya el suicidio es una obligación... asno.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    manuel rodriguez /

    17/09/2020 6:14 AM

    "....le entregó la carta por mi. Ratzinger le preguntó por la veracidad y por la autoridad moral de mi persona. ". Esto se conoce como Donatismo y lamentablemente para usted no investigó al respecto. Dudo que un sacerdote desconozca de este error apostático. Entendiendo entonces que el escritor sea un presbítero. Por otro lado los escándalos siempre han existido en la iglesia desde su fundación(todos los apóstoles le fallaron a Jesús) y aún así Cristo cuida de la iglesia (Ef 5,23--). Los escándalos sexuales también aparecen reseñados en las escrituras 1Cor 5 . Por favor dejemos de atacar a la iglesia que es un hospital de almas enfermas y apoyemos con nuestra vida la construcción del Reino de los Cielos con la salvación de almas. Catequista de adultos en la parroquia San Antonio de Padua..Venezuela

    ¡Ay no!

    5

    ¡Nítido!

      MONSEÑOR /

      20/09/2020 9:23 AM

      Oye hijo, arrepiéntete de tus estupideces y pecados, mi Iglesia ha sido mancillada por energúmenos como vos, en resbaladero irás al Averno.

      ¡Ay no!

      1

      ¡Nítido!

      Omar Ivan Santos /

      17/09/2020 11:35 AM

      No hay veracidad en esta noticia, pero estamos viviendo un mundo convulsionado, lo raro es que la mayoría de los abusos se dan dentro de. Las familias. Y pocos denuncian.

      ¡Ay no!

      1

      ¡Nítido!

      Carlos /

      17/09/2020 8:07 AM

      ... ¿Por favor dejemos de atacar a la iglesia que es.... . apoyemos con nuestra vida la construcción del Reino de los Cielos con la salvación de almas?... En realidad no "ataca" a la Iglesia, sino se pretende decirles a los mortales que están dentro de las sotanas que dirigen el Vaticano, para que reaccionen sobre crímenes que a la vista de larguísimos años se han venido cometiendo y NO SE HIZO NAADAAA PARA QUE SE SIGAN COMETIENDO... No busquen excusas, "... los gritos de justicia vienen de años y por los mismos motivos, pero cada vez son más fuertes las denuncias dolorosas y valorosas... Si se desea apoyar con nuestra vida la construcción del Reino de los Cielos con la salvación de almas, EMPECEMOS con las víctimas de estos CRÍMENES que fueron cometidos por añoooss por aquellos que viven nombrando a Nuestro Señor Todopoderoso en cada uno de sus actos... De seguro soy tan indigno como para pedir justicia, pero quizás hechos como los tratados indignan hasta al más pecador que "no profesa el amor en nombre de Dios y luego REPETIDAMENTE en los MISMOS SANTUARIOS peca desenfrenadamente y lo PEOR, SIN ARREPENTIRSE Y NEGANDO TODO, contando para ello, con la COMPLICIDAD DE LOS REPRESENTANTES DE DIOS... Paz para sus almas y las nuestras...

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones