Me sacaron de la Revista Gerencia por escribir el post contra Cementos Progreso

No me gusta seguir con el tema, pero ha sido tal la campaña de desacreditación tras tratar el artículo relativo a la cementera guatemalteca que creo que es importante que los lectores conozcan algunas consecuencias que me sucedieron como periodista después de la publicación de dos posts virales en Nómada.

cementos progreso n789 Opinión P258 periodismo independiente Represalia Revista Gerencia
Esta es una opinión

Imagen de la portada de una edición especial de la revista.

La mayoría de las personas que comentaron el artículo “La oscura agenda de Cementos Progreso” repitieron una especie de guión poco convincente de que lo que yo escribí eran las mentiras de siempre. Algunos se acercaban un poco más al tema, pero cuando argumentaba contra su punto, no continuaban el debate. Después empezaba el puro insulto y, sobretodo, sin duda alguna lo más cobarde, la descalificación de mis opiniones por no ser guatemalteco. Yo no entiendo mucho de patrias ni religiones, tengo la creencia que han causado demasiado odio, guerras y muertes. Yo entiendo de hogar y de amor. Guatemala ha sido mi casa desde hace 15 años; no he conocido otra. Es donde trabajo, tengo mis amigos y familia. Me siento especialmente ligado a esta tierra y sus gentes que me han dado tanto.

Es duro oír cómo te expulsan de tu hogar y familia, solo por expresar tus opiniones. No le deseo a ningún guatemalteco fuera de este país que tenga que sufrir tal humillación. Les juro que me dan ganas de irme. Lo único que hice es hablar de lo que creo. Lo hice con fundamentos y en base a lo que debe sustentar una opinión, que son las certezas.

Son ciertas las citas expuestas de la investigación de Marta Elena Casaús Arzú, cualquiera puede leerlas en el libro de la página 131 a la 162. Por si no lo ha leído, aquí las primeras ocho páginas. Pueden no parecerles a algunos estos datos, pero se trata del documento más reconocido sobre el tema y no se puede mentir mucho al respecto. Casaús sólo cuenta quién fue hijo de quién, quién se casó con quién y en qué trabajaba. Si fuera mentira, hubieran logrado descalificarla en su momento, tal como intentaron. No me remetí a contar la historia con ningún ánimo de resentimiento, sino porque para entender el presente hay que conocer el pasado.

Son ciertos los contratos hechos por el Estado con Cementos Progreso, ya sea directamente o a través de constructoras aliadas suyas, como CONASA. Algunos se empeñaron en decir que ambas empresas no tienen el mismo dueño, cosa que nunca se mencionó en el artículo. Es muy fácil acceder a estos contratos con el Estado y ver cómo fueron hechos con concreto Cempro. CONASA es aliada de la cementera.

Son ciertos todos los demás señalamientos, que están debidamente documentados. Los documentos pueden gustar más o menos, pero todos son muy fáciles de contrastar. Desde la financiación al Partido Patriota por parte de los cementeros (reconocida por el presidente Pérez Molina a Estados Unidos), hasta las presiones de Sinibaldi por retribuir el pago, llegando al endeudamiento con bonos del Estado. Pagos de carreteras salidos de las arcas públicas para mercantilistas que se dedican a predicar la reducción de las atribuciones del Estado y la recaudación impositiva.

Son ciertas también las pruebas documentales sobre los hechos de San Juan Sacatepéquez. Se trata de circunstancias difíciles de desmentir, ya que el conflicto lleva muchos años y las consecuencias han sido brutales y explícitas en todos los sentidos. Cada uno de los documentos o reportajes incluidos tienen un respaldo profesional, que va más allá de mi pura consideración personal. La mayoría de los materiales de apoyo, aunque me daría igual la nacionalidad de quien lo hubiera hecho, fueron trabajados por guatemaltecos; lo digo para los que decían que era mi rencor imperial el que imprimía estas palabras.

Por último, pero no menos dramático, son ciertas las declaraciones de Sylvia Gereda y su vínculo con la familia Torrebiarte, así como su falta ética profesional al tratar un tema que le afectaba directamente. Esto me amedranta aún más por tratarse de un programa que se emite en Canal Antigua que se precia de integridad periodística. Aprecio y respeto profesionalmente a gente como Paola Hurtado, Juan Carlos Sandoval, Mario Rosales, Claudia Méndez o Gustavo Berganza. No puedo entender cómo, con todo este tipo de manipulación que expongo, que es de conocimiento público, se prestan a participar en anuncios en los que abogan por una expresión sin cortapisas ni manipulaciones.

 

Hasta el mes pasado fui uno de los colaboradores de la revista.

Hasta el mes pasado fui uno de los colaboradores de la Revista Gerencia.

Pero lo más desilusionante es la Revista Gerencia, publicación de la Asociación de Gerentes de Guatemala (AGG), los que fomentan la libertad de mercado y de expresión. Me había contratado recientemente para hacer tres reportajes. Además de periodista, soy empresario. Llevo trabajando para esa revista de forma continuada desde hace alrededor de diez años y me llamaron para decirme que siempre gracias, pero mejor ya no. Eso sí que no tiene madre. Esa es la libre expresión que se calzan. Aún cuando trabajas de forma profesional y adecuada; si un día se te ocurre dar tu opinión fundamentada sobre una empresa en particular, entonces mejor ya no. Canallas. Yo no soy Juan Luis Font, pero tampoco merezco que se me trate así.

Además, sólo hice una crítica a una práctica mercantilista de lo más descarada. Eso es lo que aprendí de los marroquinianos, que en buena medida están al frente de la Asociación de Gerentes. Paradojas de este asqueroso discurso que nos mantiene encadenados al subdesarrollo. Con este doble rasero, la prosperidad es una estupidez inalcanzable. Pero nada, me podrán callar a mí, pero nunca a nosotros.

Ignacio Laclériga
/

Me llamo Nacho Laclériga y soy chapiñol. Nací en España; llevo más quince años en Guatemala. Soy máster en comunicación estratégica y coach profesional. Junto a un grupo de profesionales, ideamos Gecca, una organización que desarrolla proyectos, gestiona la comunicación y la adaptación a los cambios. www.gecca.com.gt


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

36

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Lucas /

    04/08/2017 2:29 PM

    Pues a dos años despues y con todo lo que ha pasado en Guate y todos los procesos por corrupcion donde sale embarrada toda la gente "bien", no hay por donde y reconocer que este tio Nacho tenia todo el ocico atorado de razon.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ANONIMO /

    14/05/2015 1:11 AM

    Este señor deberia ir a tratamiento psicológico. Se siente una completa víctima. No solo se victimiza en el artículo sino que me da mucha lástima ver como pelea con los lectores y siente que todos lo atacan. Si escribió un artículo en un medio de comunicación abierto a comentarios debería ser más profesional y no ponerse como muchachito regañado.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ANONIMO /

    14/05/2015 1:04 AM

    Es lógico que la Revista Gerencia lo haya sacado después de sus reportajes que denigran a una exitosa empresa guatemalteca. Además usar este medio para quejas personales, qué pena. No se haga la víctima. Si pensó en irse debería hacerlo. Sería uno menos que promueve el conflicto y le haría mucho bien al país.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Ovalle Carlos /

    11/04/2015 8:59 AM

    La realidad de Guatemala te estalló en la cara, en paisitos secuestrados las víctimas se identifican con los hechores, allí su defensa numantina a acciones patéticas, si te vas yo te acompaño.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Ignacio Laclériga
    Ignacio Laclériga /
    09/04/2015 10:55 AM

    Sigo agradecido por las costantes muestras de apoyo y por las incongruencias de Alejandra Gutierrez que parece que no tiene otra cosa que hacer que hostigarme. Diego, tenés toda la razón, gracias.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Diego R /

    09/04/2015 3:41 AM

    Post Scriptum: Yo creo que el título de este post debería ser:
    "Me sacaron de la Revista Gerencia por escribir el post SOBRE Cementos Progreso"

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Diego R /

    09/04/2015 3:26 AM

    Fuerza Nacho, hogar no es el lugar donde uno nace sino el sitio donde uno elige vivir. Yo mismo nací en lo que hoy es Guatemala y mi familia ha vivido en ese mismo territorio, supongo, desde las primeras migraciones hace 10,000 años. Sin embargo en Guatemala siempre fui tratado como paria precisamente porque mi piel tiene el color de la tierra y porque mis padres siempre vistieron coloridas prendas y hablaban un idioma distinto al oficial. No me extrañaría que quienes hoy, enchidos en patrio ardimiento, arremeten contra tu nacionalidad sean los mismos que ríen burlonamente cuando yo hablo con los míos en nuestro idioma.

    Como sea, aquí te dejo mi profunda admiración por tus agallas, por tu coherencia y consecuencia. El precio de ser honesto es alto y vos lo estás pagando ahora. Pero vamos, la alternativa a una vida honesta es una existencia económicamente cómoda, lamiéndole las almorranas a los poderosos. Y vos ya aclaraste quién no sos ;)

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    emeterio grijalva /

    07/04/2015 11:35 AM

    "La persona chismosa es un terrorista. Lanza u""na bomba, destruye y se marcha" Papa Francisco 23-3-2015 Nápoles

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Alejandra Gutierrez /

    06/04/2015 5:45 PM

    Siempre voy a encontrar tiempo para denunciar a este tipo de activistas del conflicto que se disfrazan de periodistas para envenenar a nuestros paises. Comparemos todo lo que ha hecho el grupo cementero por el pais, cuanta gente les esta enormemente agradeciday cuanta gente forma parte del equipo de su equipo de trabajo. Todas las empresas le dan capacitacion tecnica e intelectual a sus empleados sin un costo adicional sino como un plus para sus ingresos. Que ha hecho este pernicioso visitante por algun guatemalteco? Envenenarle la cabeza y ponerlo en contra de otro guatemalteco. Tenemos que ganar la guerra intelectual y mediatica contra este ejercito de mediocres que por no poder sobresalir en su pais pretenden venir a hacerlo en el nuestro.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Cementiras /

    04/04/2015 10:55 AM

    Wellcome to Guate, don Nacho; ahora ya sabe cómo funciona la cosa.

    Aquí los poderosos son dueños de vidas y haciendas, en toda impunidad.

    Si le gusta jugar con fuego, continúe; Si no, modérese.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones