Qué dice en realidad el fallo que da un respiro a Sperisen

La corte federal suiza emitió esta semana una sentencia en la que pide al tribunal que juzgó al exdirector de la PNC Erwin Sperisen que valore de nuevo algunas de las pruebas que sirvieron para condenarlo a cadena perpetua por diez asesinatos. La nueva resolución pide más balance, que tengan en cuenta que una parte de los hechos que se le imputan a Sperisen se basan testimonios de presos que no se presentaron ante los tribunales y cuyo relato no pudo ser confrontado por el acusado. Con esta decisión, el exjefe policial, que lleva casi cinco años preso en Suiza, gana algunos meses de esperanza.

P147

Erwin Sperisen, cuando era director de la PNC en 2006.

Foto: Soy502.com

La corte federal suiza no cuestiona que los siete reos muertos en la toma de Pavón de 2006 y los tres fugados de El Infiernito asesinados en 2005, fueron en realidad ejecutados ilegalmente por las autoridades guatemaltecas. Tampoco pone en duda que el entonces director de la Policía Nacional Civil (PNC), Erwin Sperisen, estuvo presente en Pavón en los momentos y lugares clave, cuando se decidió acabar con la vida de algunos de los internos que controlaban el penal (o que no lo controlaban).*

Todo esto, que fue aceptado por la justicia suiza en primera instancia y en una corte de apelaciones, no está siendo puesto en cuestión por la resolución emitida esta semana por la máxima autoridad judicial del país europeo en el que está siendo juzgado Sperisen porque ahí escapó apelando a su doble nacionalidad guatemalteca y suiza.

La nueva sentencia, aunque es muy extensa y entra en un muchos asuntos, critica fundamentalmente uno: que Erwin Sperisen no tuvo la oportunidad de encararse con algunos de los testigos que testificaron en su contra durante el juicio que se celebró en 2014 y por ello se vulneró su derecho a defenderse.

Se trata de siete reos, cuya identidad se desconoce, que estaban aquel 25 de septiembre de 2006 en Pavón. Sus testimonios fueron tomados durante una comisión rogatoria organizada por los fiscales suizos, que acudieron a Guatemala en agosto de 2013 para interrogarlos.

Una comisión rogatoria es un tipo de diligencia, que se celebra durante la instrucción de un juicio y que permite a un país recabar pruebas en otro.

Las autoridades suizas incorporaron los testimonios de los reos al expediente y estos fueron valorados directamente por el tribunal y utilizados para condenar al exdirector de la PNC a cadena perpetua.

Los presos nunca fueron convocados a las vistas del juicio en Ginebra (no podían acudir porque seguían en la cárcel en su mayoría) de manera que la defensa nunca tuvo la oportunidad de rebatir o poner en duda lo que dijeron.

Este reclamo ya había sido formulado en su momento por los abogados de Sperisen, pero había sido rechazado por el tribunal con el argumento de que al organizarse la comisión rogatoria se le dio la oportunidad al acusado de formular sus preguntas a los testigos por escrito, pero este lo rechazó.

Sperisen siempre sostuvo que no deseaba participar en la comisión rogatoria por escrito, que tenía derecho a estar presente a través de su representantes legales, por eso se negó a participar en ella tal y como la planteaba la fiscalía suiza.

La corte federal ahora le da la razón. El máximo tribunal del país considera que si bien es legal que en las comisiones rogatorias no esté presente el acusado, dada la trascendencia que tendrían esos siete testimonios, no permitir a Sperisen cuestionarlos afectó su derecho a un juicio justo, que afectó sus derechos humanos.

“El procedimiento no le ofreció garantías suficientes en relación a la audición de testimonios que él no pudo confrontar”, se lee en la resolución.

La sentencia establece que estos siete testigos fueron importantes para determinar que el exdirector de la PNC estaba en la casa del reo Jorge Batres, un narcotraficante colombiano, mientras se producía su asesinato; así como para probar que estaba presente en el momento en el que Carlos Barrientos (el banquero de la cárcel) y Luis Alfonso Zepeda (el presidente de la organización que gobernaba el penal) fueron apartados del resto de presos antes de morir.

La corte federal no cuestiona la veracidad de los testimonios ni el modo en que se produjo el interrogatorio, pero considera que sí presentan contradicciones (sobre horas, lugares o la presencia de unas personas u otras) y que por tanto, debió ser necesario tomar sus relatos con más precaución o garantizar a Sperisen poder confrontarlos.

La sentencia anula la condena que pesaba sobre el exdirector de la PNC, pero no exige que la comisión rogatoria se repita. Ordena que el tribunal que lo condenó “discuta de manera más profunda” los testimonios tomados en Guatemala y “tome una nueva decisión”.

Los abogados de Sperisen explicaron a la prensa que podría ser liberado muy pronto y presentaron la resolución de la corte federal como un triunfo.

Mientras el tribunal reconsidera su decisión, Sperisen al menos dejará de sentir durante unos meses las dos terribles palabras con las que ha tenido que convivir los últimos años: cadena perpetua.

* Este párrafo fue cambiado el 26/2/18. Nota del autor: en la primera versión de este texto se consignó que la corte federal suiza no había puesto en cuestión el testimonio del ex reo francés Phillippe Biret, que acusó directamente a Sperisen de ser el autor del asesinato de Abraham Tiniguar, uno de los presos muertos en Pavón. Es cierto que la corte federal no entró a valorar este testimonio y eso condujo a un error al autor de esta nota. La corte no lo mencionó en su resolución porque durante el segundo juicio contra Sperisen, el de apelaciones, la declaración de Biret ya había sido considerada no coherente y por tanto descartada, aunque el acusado fue igualmente condenado por los hechos.  Pido disculpas a todos los lectores por mi error.

Asier Andrés
/

Asier Andrés es un periodista español que trabajó en Guatemala por muchos años, en elPeriódico y ContraPoder. Es co-autor junto a Pilar Crespo del libro de Plaza Pública titulado ‘El coronel, el rector y el último decano comunista’, una investigación de tres años sobre el Archivo Histórico de la Policía Nacional.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

7

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    ANONIMO /

    26/02/2018 5:56 AM

    […] Qué dice en realidad el fallo que da un respiro a Sperisen, por Asier […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Jose Contreras /

    17/07/2017 9:52 AM

    Osea q las justicias de Guatemala, España, Austria y ahora Suiza dicen una cosa, inocentes. Pero la justicia nomada insiste en q son culpables y que aún no cante victoria el vikingo.

    ¡Ay no!

    3

    ¡Nítido!

      David C. /

      18/07/2017 1:52 PM

      De la lectura e interpretación de la publicación de Nómada en ningún momento se dice que es inocente o culpable. Está explicando en qué consiste el fallo emitido. ¿Es tan difícil de entender?

      ¡Ay no!

      2

      ¡Nítido!

    Jorge Wallace Abularach /

    15/07/2017 11:43 AM

    Evitemos como periodistas dar maquillaje a nuestras noticias. Lo ocurrido en Suiza es un grave escàndalo para su sistema judicial. No se puede decir que no se pone en duda lo ocurrido, obvia que en lo legal en regimenes de derecho, la presunciòn de inocencia tiene mayor peso que el sentimiento sobre la culpabilidad de una persona

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Joe /

    14/07/2017 8:12 PM

    España y Suiza han dicho que el caso y sus testigos son gente criminal secuestradores violadores y asesinos confesos los cuales no tiene validez su palabra

    Creo que los fiscales de esos momentos deben dar la cara porque todos recordamos que ese fue un caso mediático político e ideológico donde salieron ganando la ExFiscal Paz y Paz y múltiples oportunistas de ONGs de derechos humanos

    Si fueron casos inventados y a España y Suiza internacionalmente le están diciendo No al MP entonces hay una gran impunidad de esos ex fiscales y deben ser capturados por abuso de autoridad y simulación de pruebas y casos

    ¡Ay no!

    4

    ¡Nítido!

      David C. /

      18/07/2017 1:55 PM

      Tanta incoherencia y falacia en tres párrafos.

      ¡Ay no!

      2

      ¡Nítido!

    Jorge /

    14/07/2017 9:01 AM

    No se ha indicado que la investigación la hizo la Policía Suiza y que la CICIG y el MP de Guatemala, solo enviaron copia de lo que habían investigado. Si lo usaron o no es cosa de los tribunales suizos.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones