¡Hola!

Necesitás saber que...

Queremos ofrecerte una mejor experiencia de navegación, por eso utilizamos cookies y otros datos para analítica. Conocé aquí nuestra política de privacidad.

Sí, entiendo y acepto

YouTube desmiente al A.V.Hall sobre cuasi-torturas

El caso de la violación de una niña en el Adolfo V. Hall es un túnel sin final. Es sólo la punta del iceberg de una educación anacrónica. El escándalo, una semana después de que dos militares fueran condenados por haber esclavizado sexualmente a mujeres en la guerra civil en los 80, muestra la peor cara del ejército en la democracia. El combo lo componen videos con prácticas violentas; denuncias en la PDH, MP y oenegés; institutos en los que el 100% de alumnos pierde la prueba de matemática; o un Ministerio de Defensa que justifica y protege al violador.

P147

captura-vhall

Todo empezó con un arresto. A una adolescente. A la joven de 15 años le sintieron aliento a licor y debió quedarse en el instituto el último fin de semana de febrero, hace cinco semanas. El día lunes la encontraron inconsciente. Trasladada al hospital, un médico confirmó que había sido violada y decidió informar al Ministerio Público. Si no lo hubiera hecho, quizás este caso hubiera quedado como tantos otros hechos de violencia, silenciado.

Un Youtube para el Hall

En el silencio, por temor o porque simplemente se toma por algo normal los estudiantes del Adolfo V. Hall no denuncian.

Parte de la “mística” del Hall la cuentan los egresados: castigos excesivos, palizas a los nuevos, pruebas que bien pueden llamarse torturas.

Las autoridades lo niegan, pero Youtube lo retrata.

El buscador arroja videos de ceremonias y condecoraciones. Pero también de golpizas. Los que más abundan son combates de box. Documentados, como si se tratara de peleas estelares. Aclaran el nombre de los combatientes y algunos hasta tienen segunda parte.

Sin protección alguna, sin réferi, a puño limpio. Un video del usuario Julio Trujillo muestra una pelea entre dos estudiantes. De fondo: –A la verga, se escucha y le siguen las risas. Frente a la cámara: dos patadas, un codazo a la nariz. – Caliéntese Trujillo, le gritan al más pequeño de los combatientes. Trujillo termina un minuto después, agarrándose la cara. – Cúbrase el hocico, hombre, le grita quien graba.

Otra pelea documentada es la de Barrilas vs. De la Roca. Se pelean al aire libre, con guantes. Tras unos minutos de intercambios, uno pide un tiempo porque está mareado. –No llore, no llore, le dicen. Otro le grita: –Todo maricón. En el siguiente video un aula se ha convertido en ring. Sentados en sus pupitres demandan: –Pero dale verga, hombre, mientras graban video. Está peleando Girón y Trabanino. Uno, claramente, no tiene habilidad alguna y sólo se dedica a aguantar los golpes.

También está documentado el boxeo femenino, aunque la calidad del video es mala. Quién subió el video se disculpa: –Perdonen pero el del suéter verde de atrás de la pelea era un teniente y me podía quitar la cámara. Gracias, suscríbanse y manita arriba”.

En “Chingaderas del instituto adolfo v hall del sur”, un grupo de estudiantes toma a uno de las extremidades y cada vez que lo levantan en el aire, lo patean en la espalda. Lo mismo intentan hacer en otro video, pero como el tipo se resiste, lo tumban a patadas.

Llama la atención el video subido por el usuario waldum38. Tiene por nombre “Mística Hall del Sur”, y muestra fotografías con los castigos más conocidos. “Bajando manzanitas”, por ejemplo, donde un joven cuelga de unos barrotes mientras otro se prepara a pegarle con un palo. Le sigue “El Trípode”, en el que un muchacho está en posición de despechadas pero apoyado únicamente sobre su cabeza. Un compañero, posa victorioso, sonriendo a la cámara, con un palo en la mano y con su bota sobre la espalda del castigado.

Los palos están a la orden del día. En la presentación de fotografías, se turnan los estudiantes para posar, lo más rudos posibles, con un palo frente a otro compañero que está en el suelo.

Apenas la punta de una bayoneta

La joven de 15 años no es la única víctima de violación. Sólo es el último acto en la violenta tradición de la educación militar.

En 1991 murió Oscar Otzoy, de 13 años. Estudiaba en el Adolfo V. Hall Central. El ejercicio excesivo producto de un castigo, le provocó un paro cardiaco. Por su muerte fue juzgado el capitán Rigoberto Herrera Villena pero un Tribunal Militar lo declaró inocente. Nunca llegó a ser juzgado por el sistema de justicia de Guatemala.

El año pasado, falleció Luis Leonardo. Tenía 19 años y estudiaba en la Escuela Politécnica. Con tal de ganar un espadín –un pin de reconocimiento en su uniforme– se sometió a una prueba de boxeo. Debía pelear contra tres oponentes. Perdió el primer combate; lo volvió a intentar. Esta vez un golpe lo dejó inconsciente. En la demanda, su madre señala que las autoridades le avisaron 8 días después de que Luis había sido internado en el Centro Médico Militar.

La gran mayoría de los casos aún no tiene nombre y apellido. Tanto el Ministerio Público como la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) no revelan mayor detalle para resguardar la integridad de las víctimas. Menores de edad, en su mayoría. Luis Pedro Paz, de la oficina de Comunicación Social de la PDH; confirmó que hubo 18 denuncias en los últimos 3 años. 7 casos en 2013; 4 en 2014; 6 en 2015; 1 en tres meses de este año. Todas involucran a autoridades, maestros o estudiantes de los Adolfo V. Hall.

No se sabe cuántos de los casos que maneja la PDH están relacionados con una violación. Sin embargo, la oenegé Refugio de la Niñez, sí afirma que da acompañamiento a dos casos de violación contra estudiantes que demuestran lo recurrente de la práctica dentro de las aulas militares. Un tercer caso que llevan, es el de maltrato físico contra un estudiante de la Escuela Técnica Militar de Aviación. La lista es interminable en una institución educativa relacionada con el Estado en tiempos de democracia.

Un fracaso académico

La disciplina y dureza de castigos no parece producir mejores estudiantes.

Las evaluaciones anuales del Ministerio de Educación tampoco dejan bien parados a los institutos militares. En la prueba de matemática, el año pasado, en tres de los siete Adolfo V. Hall, todos los alumnos reprobaron, el 100%. El mayor logro en la materia fue del Central, donde el 20% aprobó.

En lectura, en tres establecimientos el porcentaje de alumnos que aprobaron no superó el 25%. Eso los pone incluso por debajo del promedio de aprobación a nivel nacional. El caso más grave es el de Jalapa, dónde sólo el 21% aprobaron.

La palabra del coronel

El coronel Hugo Rodríguez, entonces vocero del ejército, recibe a Nómada el 12 de marzo. Se para frente a sus diplomas. Señala con especial énfasis los de Derechos Humanos. Con cara seria, no espera la pregunta sobre la niña violada y se anticipa:

– Este es un caso aislado, el único que se ha presentado. No por ello significa que no sea importante pero nosotros tal y como lo establecen los Acuerdos de Paz, estamos colaborando con las investigaciones. Independientemente de lo que se determine, el director y los oficiales recibirán sanciones por lo ocurrido que, déjeme decirle, no son cualquier cosa. Eso implica que pueden perder sus rangos e incluso se les puede dar de baja.

– La PDH considera que es una medida errada, privar a las jóvenes del servicio de internado, le empieza a preguntar este periodista.
Aquí se respetan los Derechos Humanos, impartimos cursos, se reciben charlas… además, éste es un servicio que se presta como cualquier otro colegio, que también está en la libertad de retirarlo.

Con una sonrisa explica que cada instituto tiene una oficina de Derechos Humanos.

–Si yo le hago algo a aquel (dice señalando a su asistente), aquel va allí y me denuncia por violar sus derechos.

Acomodándose en su silla, baja su tono y le dice al asistente: –¿Sabe qué ,oficial? Vaya a la oficina de Derechos Humanos y que le digan cuántas denuncias se han presentado en el último año.

En los diez minutos que pasan, cuenta que “antes sí era más duro”, que el boxeo sirve para solucionar conflictos y que “bajando manzanitas”, dónde el jóven intenta mantenerse colgado mientras le pegan en las costillas son cosas que “los jóvenes se inventan para lucirse”. En esas está cuando su asistente entra luciendo su uniforme de kaibil. Se para recto, saluda: –Mi coronel, cero denuncias.

Con una sonrisa enorme, el coronel Rodríguez, replica al periodista: ¿Vió? Cero denuncias.

Pero no es cierto. Los videos de YouTube y las denuncias en varias instituciones encontradas por Nómada lo desmienten.

El futuro del Hall

Una semana después de la entrevista, el coronel Rodríguez fue removido de su cargo. ¿La razón? Lo señalaron en el Ministerio de la Defensa de que él decidió manipular la foto del soldado acusado de la violación para evitar que lo reconozcan las autoridades. Con Photoshop le quitó el uniforme militar y le puso una polo amarilla. Era el colmo en los esfuerzos del ejército por restarle importancia al caso y encubrir al responsable.

A fuerza de citaciones por parte de las bancadas de los partidos UNE y TODOS, el ministro Williams Mansilla fue aceptando que el responsable se les había fugado. El soldado dejó de presentarse desde el día que siguió a la violación pero nunca activaron una orden de búsqueda. Mientras lo aceptaba, el ministro de la Defensa intentaba justificar la violación:

—A una edad de 17 años, por eso se le llama menores de edad, porque no tienen claro que quieren de su vida. (…) Por eso esto se considera una violación, aunque según tenemos entendido tenían una relación sentimental desde hace tiempo.

Mientras tanto, el presidente Jimmy Morales, fingía demencia. Esquivaba las preguntas de los periodistas y cuando al fin contestó, afirmó que desconoce lo dicho por su ministro de Defensa, que mantuvo desde tiempos de Otto Pérez Molina. —No se puede juzgar a una institución por los actos de una persona, defiende Morales. Su desinterés por el caso que empaña la educación militar, contrasta con su afán por promocionar la donación de pupitres fabricados por el ejército.

Tras el caso de violación, las autoridades del Hall instalaron cámaras de vigilancia. Quizás no sea suficiente. Sobre todo, cuando el ministro afirma lo siguiente: —Nuestra idiosincrasia no nos da para mantener esa relación diaria entre hombres y mujeres a los 17 años.

El debate sobre la educación militar está sobre la mesa. Desde reformarlo nuevamente hasta, como propone el economista y exviceministro de Finanzas, Ricardo Barrientos, hacer una sola cosa con el Adolfo V. Hall: cerrarlo.

Gabriel Woltke
/

Guatemala / Xibalbá 1988. Ingresó al seminario queriendo ser sacerdote, salió a estudiar literatura y luego hizo carrera como periodista. Avanza sobre el río. Desea ser escritor, corrector, carpintero, programador, diseñador, monje, mago, árbol, pájaro, ballena.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

40

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Carlos Gonzalez /

    05/03/2017 9:47 AM

    Amigo solo con verle la cara se que no aguantaría ni un día en el glorioso V Hall yo estudié ahí 5 años y lo qué pasa ahí no lo entiende alguien como usted lo curioso es que nadie que sea del instituto se ha quejado de algo que usted llama torturas investigue más sobre la vida militar de todos los paises es lo mismo y no hable de lo que no sabe

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Pedro /

    19/02/2017 2:42 AM

    Que en el glorioso instituto adol v hall es una institucion donde le ensayan all C.A y S.A que todo en la vida requiere un sacrificio que todo se gana por que nada viene en una caja de conCorn Flakes de regalado y y el alumno antes de ser C.A es aspirante hasta el glorioso 1 de marzo donde aprende a valorar lo que tiene y tambien forma parte del batallon ademas que el birrete significa pureza y coraje y q dignifica al que lo porta las charreteras distuinguen el grado de antiguedad de cada alumno y por que ningun colegio pachuco los porta q los estudiantes de grado no son compañeros sino CUASES DE PROMOCION q con ellos pasas parideras alegrias cansancios desvelos etc. Que el CHISPE no es malo si no es vida Que ese uniforme de gala es unico y el mejor de todos por que uno se gana el derecho a portarlo con gallardia y honor y todos esto hacen al I.A.V.H el mejor de todos .respecto alos videos el primer video el alumno supestamente maltratado es SARGENTO el mayor rango para caballeros alumnos asi que todos los demas son sus nuevos asi que el accedio a eso.los de BOX cuando uno esta en segundo año que no HUELE NI LLEDE se recibe clases de box y el examen es pelear para la nota de educacion fisica.ademas ay q tomar en cuenta la antiguedad de los videos por que en mis tiempos el tripode estaba permitido ademas en el hall le enseñal al alumno que el hall es la mejor unidad del mundo POR QUE por que yo estoy aqui y recuerden pasapartes malditos el credo muy bien lo dice SI NO TE DIGNIFICO INSPIRAME A SOLICITAR MI RETIRO PARA PODER DECIR SIEMPRE GUATEMALA ESTOY PRESENTE

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Huitz Victor Mario /

    23/05/2016 11:19 AM

    Hablar de descencia y un poco de humanismo de parte de quienes han sido hechos y formados como bestias es tan solo un ideal, los militares han demostrado que han sido hechos para actuar como perros con rabia, no pensar y defender un status quo, tan bajo y podrido como el que han defendido, se puede esperar algo positivo de está gente.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Sarvelio Navarro /

    04/04/2016 3:21 PM

    Un buen reportaje con algunos pequeños errores que puede corregir preguntando un poco más sin dejarse llevar por el ímpetu de publicar una noticia importante pero por demás teñida de negro por quiere siempre señalar una institución y apelando a la catrensefobia, yo soy ex-estudiante del IAVHC, quiero indicar que en aquel tiempo 89-93, el rendimiento académico y físico eran merecidamente honrados, participando en olimpiadas de la ciencia mi instituto siempre era uno de los punteros en matemática, biología y química entre otros, acepto que siempre existió el Chispe permitido y el no permitido (trípode, choper, puente roto, etc) y también abusadores sin embargo había una mística que en el 99℅ de los casos mantenía cierto respeto por la dignidad humana y tanto más la motivación de defendernos individualmente de los abusadores y retorcidos que, en todas partes existen, pero que ahi se les dota de mando y antiguedad, mientras nadie los descubre, yo vi como hubo bajas deshonrosas y degradacion de antiguos y canaradas por faltas al reglamento asi como de faltas graves, estube corriendo el dia que que fallecio el C.C.A.A Otzoy, ese dia la orden era correr, no recuerdo el numero de vueltas a los dos patios, recuerdo cuando se llevaron detenido al Cap. Herrera al cuartel general pero personalmente creo que fue un error desde el principio hacerlo mixto y peor aun que se hayan bajado ciertas exijencias de inscripción, altura, examen medico y rendimiento físico, tal ves en afán de mantener una población estudiantil constante en tiempo de paz, en fin, yo sabia a que me metía mi padre p
    Me persuadio de no entear pero mi ideal siempre fue luchar por mi patria y la realidad de aquella epoca era el combate, ahora libro mi licha diaria en lo civil y agradezco con creces la formación recibida en aquel lugar, lamento mucho los errores de algunos malos elementos que siempre existen castrenses o no y hago un llamado a los padres para que adviertan a sus hijos e hijas de los potenciales peligros que hay en todo establecimiento y mas aun donde se forman militares con lo básico para luchar no para modelar uniformes de gala y que siempre estén atentos de ellos desde la preprimaria hasta la U, saludos C.C.A.A. 35-50. espadín arma del cadete que porta con orgullo en el cinto no es un pin de camisa.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Ramon Gonzalez /

    04/04/2016 10:07 AM

    No veo en el video nada que no se iguale a los famosos "bautizos" de la tricentenaria Universidad de San Carlos, pienso que si unos padres, solicitan el ingreso de su hija o hijo en un plantel educativo, privado o público, es porque les gusta, les parece o les conviene la educación que sus hijos recibiran en dicho plantel, además si, como mencionan en el artículo la mayoría no sabe leer bien, pero eso, es parte de la educación recibida en la primaria, la educación recibida en casa y el deseo del mismo alumno, ya que se aprende a leer en la primaria y no en el período de la educación secundaria.
    El acero se forja a base de martillazos y no a base de golpe de plumas, si alguno no esta de acuerdo con la educación que su retoño recibe en un plantel educativo sea el que sea, que lo retire y punto.
    Y si, yo también estudie en el Hall central, y ahora, es un paseo por el parque comparado con lo que era hace 35 años.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      John Odigo /

      06/04/2016 8:13 AM

      Hay una diferencia fundamental, los participantes son mayores de edad, los bautizos de la U son voluntarios, siempre son avisados previamente y si querés llegas, si no te quedas en tu casa. No niego que antes si eran peligrosos pero actualmente no, quiza solo el de agronomia necesita un poco de mejoramiento. Personalmente no me gustan, y preferiría si no ocurrieran pero hay que aclarar las cosas como son. es diferente cuando hablamos de instituciones y situaciones que involucran a menores y mayores de edad, aunque a veces la diferencia solo sea unos meses, en lo legal varían muchas cosas.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Julio /

    04/04/2016 7:21 AM

    es facil a ver en esos colegios milicos chapines solo bestias y pervertidos salen ejemplos sobran. Esos potreros deberían desaparecer.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

      José marroquin /

      04/04/2016 12:59 PM

      También ese cochinero de la universidad y su famosa huelga de Dolores esos cochineros deberían desaparecer y peor aún q se reconoce como la guía de la educación superior

      ¡Ay no!

      1

      ¡Nítido!

    Waleska Hernández /

    03/04/2016 9:29 AM

    Muy bien redactado y bastante imparcial. Aunque solo se enfoca en sus puntos negativos, lo hace con evidencias

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Felipe /

    02/04/2016 11:38 PM

    Cuidense que aqui vino la embestida de las bestias egresadas del Hall! Tanta paliza, perdon, "disciplina", que sus funciones cognitivas funcionan solo al unisono, perfecto para observar las ordenes violentas de una jerarquia de simios.
    Todos los comentarios que defienden a esa fabrica de engendros subhumanos (que lo humano se los escurrieron a punta de palo), solo repiten el mismo grito; unos cuidan mas de sus palabras que otros, pero al fin y al cabo son lo mismo.
    Como buenos caninos indoctrinados, salieron de sus madrigueras podridas para defender al patron que los crio.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

      John Odigo /

      06/04/2016 8:30 AM

      Despues de eso del 'tripode' que se puede esperar, estan haciéndose mierda el lóbulo frontal con esa presión, la parte que nos distingue mayoritariamente de otros animales, y utilizamos para tomar decisiones, racionalizar, memoria a corto plazo, entre otras funciones importantes.

      ¡Ay no!

      1

      ¡Nítido!

    Gerardo Fernández /

    02/04/2016 11:31 AM

    Estimado Sr. Gabriel Woltke, En primera recaemos en los valores en casa, y en la típica generalización de ignorancia e inferioridad, ya que como típico guatemalteco cree que por uno o dos se catalogan a todos por igual y estas muy equivocado, como bien es cierto en el vídeo pasan cosas que no se deberían de dar más sin embargo el boxeo es una disciplina el correctivo físico tiene un significado que a esa edad ellos probablemente no la distingan mas sin embargo al graduarse y pasar a ser filas de ex alumnos, esos castigos los valoran y los agradecen. Así que a ti personaje ignorante y con mentalidad de inferioridad te digo deja de poner en mal al glorioso instituto Adolfo V Hall. Que te aseguro que mientras hayan ex alumnos esa institución siempre prevalecerá.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Luis Alberto Arriola /

    02/04/2016 9:35 AM

    Deberían tomar en cuenta opiniones de ex-alumnos sin resentimientos, que no dieron la talla y al causar baja por mal comportamiento, deficiencia física, bajo rendimiento académico o falta de espíritu, hablan sino pestes, cual Chilindrina, despotricando y expulsando serpientes por boca y pluma. Soy hallista, exalumno graduado y jamás, jamás podré quejarme del Instituto. El video no muestra nada que pueda asustar.
    En otra publicación respecto a este video aclaré que sí recibí todas las clases que manda el Ministerio de Educación, más la disciplina y clases militares que me templaron y formaron como hombre. En el entrenamiento físico recibí esgrima, gimnasia, karate, boxeo, atletismo, natación... ¿Está mal? Muchos padres inscriben a sus hijos a gimnasios privados con entrenadores de karate que cual sensei "malo" de "Karate Kid", enseñan a imponer y demostrar su aprendizaje del arte marcial de una forma irresponsable.
    También se fomenta el respeto a la antigüedad, a los mayores y sobre todo CABALLERIDAD, la cual ya no veo en muchos centros educativos privados y públicos.
    Atentamente,
    C. A. 28-08

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones