Cisco Merel: Panamá, París, Guatemala. Residencias locales e inspiración global

Cisco Merel es un artista panameño; residente del taller Articruz de Carlos Cruz-Diez, mundialmente conocido Maestro del arte cinético.

Blogs Arte
Esta es una opinión

Estudio de Cisco Merel en París.

Fotos: Christina Chirauze

Cisco Merel ha expuesto en varios países, entre cuales Estados Unidos (San Francisco, Los Ángeles, Nueva York, San Antonio…), Bélgica, Alemania, Perú, Argentina, México…. En 2010 recibió una beca de Culture France, el organismo de cooperación cultural del Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia, para una residencia en la Cité Internationale des Arts. Así nos conocimos, un día que vino a tomar un café a La Caféothèque, y terminamos tramando la realización de un mural-quetzal en la entrada de la boutique.

Christina Chirouze Montenegro: –Cuéntanos cómo llegaste a París, el momento en tu carrera y a través de qué mecanismos. ¿Cuanto tiempo te quedaste?
Cisco Merel: –Había terminado mis estudios formales de Artes y estaba dando mis primeros pasos como artista en Panamá. Siempre había deseado salir a expandir mis estudios afuera, pero por cuestiones económicas no me era fácil. Un buen día, Mariana Pereira de la Embajada de Panamá en París me llamó y me comentó de la posibilidad de una plaza disponible en uno de los talleres de Culture France en La Cité des Arts. La Embajada me ofreció media beca y José Félix Llopis, un coleccionista extranjero que vivía en Panamá y había organizado una residencia en la isla de Contadora en 2008 donde pude participar, me apoyó con la otra mitad a cambio de obra. Así fue como volé a París….

–Cuéntanos alguna anécdota sobre tu vida en la Cité des Arts.
¡Lo más anecdótico para mí fue el hecho de haber tenido un estudio en París para trabajar, pero con tanto para ver yo solo quería estar afuera recorriendo todo París! Fue una experiencia inolvidable, estar rodeado de artistas de todo el mundo, compartiendo inquietudes y experiencias, creando nuevas amistades. Los museos, las exhibiciones de galerías y toda la ciudad fueron de gran inspiración.

–¿Qué te aportó esa residencia en tu carrera artística?
Durante esta residencia pude aprender mucho sobre arte en general y cómo adaptarme a un entorno diferente, aún consciente de mi propósito. Por ejemplo, el estudio que tenía era muy pequeño y esto me forzó a plantear otra manera de trabajo, como las intervenciones públicas y la fotografía.  Una gran fortuna ha sido conocer al maestro Cruz-Diez y su familia, radicada en ese entonces en Paris gracias al artista panameño Humberto Vélez que me presentó. Años más tarde ellos abrirían el taller Articruz en Panamá y yo comenzaría a trabajar varios proyectos en su estudio.

–Dime un antes y un después de la residencia.
–La diferencia es muy grande, poder tener la experiencia de conocer lugares, culturas de todas partes, las amistades… te hace crecer a nivel profesional y personal.

–¿Crees que París sigue siendo una “meca” para los artistas del mundo latino? ¿Cómo viste la actividad cultural en la Ciudad Luz?
Creo que no, todo ha cambiado. Hay varias ciudades interesantes para visitar o hacer residencias. El hecho de salir siempre aporta algo nuevo. Ver los museos y exhibiciones en París fue algo espectacular. La vida allí es muy rica culturalmente, hay mucho para ver, pero también es costoso. Realmente pienso que la “meca” ahora es el internet, donde puedes “estar” en cualquier parte del mundo, conocer artistas, galeristas, coleccionistas. dialogar con colegas y hacer proyectos en cualquier parte del mundo.

–¿Crees que hablar de nacionalidad tiene relevancia en el mundo del arte actual?
La nacionalidad siempre esta implícita de alguna manera. A veces de formas muy directas, y otras no tanto. No podemos negar nuestros orígenes, el lugar de dónde venimos siempre está conectado con la obra, es inherente a la historia de cada uno.

–¿Te identificas como artista centroamericano?
¿Qué es ser artista centroamericano? ¿Acaso no somos todos un poco de todos lados? Creo que si no me identificaría centroamericano estaría negando de donde soy, pero a la vez creo en los lenguajes más universales. No me adhiero a las etiquetas.

–Sé que trabajaste con Guatemala, pintando un mural para la ERRE. ¿Cómo fue esa colaboración?
Andrés Asturias, el director de la ERRE me convocó para varios proyectos en Guatemala: un mural para el centro cultural primero (2014); luego una comisión de mural de 10 pisos de altura en un edificio de la zona 4 (2016) y luego una exposición individual en la ERRE (2016). Todas las veces fue un placer compartir con el equipo de la ERRE y la gente de Guatemala.

–¿Has realizado obra o expuesto en otros países de la región? ¿Te parece que Centroamérica puede ser vista a nivel internacional como una unidad cultural?
En Latinoamérica he realizado exposiciones en Nicaragua, Guatemala, Honduras, Méjico, Puerto Rico y Argentina. Creo que Centroamérica y el Caribe si bien se las identifica como región, no dejan de ser países independientes, con singularidades y características distintas entre sí. ​

Christina Chirouze
/

Chapina parisina. Gestora cultural de La Caféothèque. Entre bibliotecas académicas, vagabundeos urbanos y viajes mochileros, sintetizó su pasión por el arte en general, y en especial el de Centroamérica.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

0

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*



Notas más leídas




Secciones