3 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Ideas y soluciones
Impunileaks
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

Enfoque: ¿Son intocables Martínez y el Centro de Gobierno?

Churchill lo advirtió: Las críticas no serán agradables, pero son necesarias. El Gobierno se abre un frente innecesario con el Centro de Gobierno.

Blogs Blogs Gonzálo Marroquín
Esta es una opinión

Miguel Martínez, director ejecutivo del Centro de Gobierno.

Foto: Soy502.

En el gobierno de Álvaro Colom y la UNE, se crea el llamado Consejo de Cohesión Social, que estaba encabezado por la primera dama de la Nación, Sandra Torres, quien si bien no era funcionaria con salario del Estado, si actuaba como la persona más poderosa del gabinete ministerial, desde donde coordinaba todos los programas sociales y hacía que los ministros tuvieran que bailar al son que ella tocaba.

Todos en el Gobierno reconocían quien era el poder tras el trono.  Si el lector no lo cree, le recomiendo leer el libro Rendición de cuentas de Juan Alberto Fuentes Knigth, ministro de Finanzas Públicas del partido de la Esperanza, en donde describe a la perfección a La Doña y el rol que jugaba.  El exministro escribió de esa instancia creada especialmente para ella: Cohesión Social pronto se convirtió en el foro de toma de decisiones más fuerte, que incluía no solo a ministros sino también a secretarios y a directores de entidades que manejaban recursos (…) Aquí se manifestaba un poder político fuerte y concentrado (…) en cierta medida sustituyó al gabinete general y se convirtió en una de las fuentes de poder de Sandra Torres.

Aunque Colom fue medianamente cuidadoso al no convertir a su esposa en funcionaria pública, nunca le puso límite a sus desmanes de poder.  Ella se encargó de borrar del escenario político al vicepresidente, el destacado médico Rafael Espada, y daba órdenes a diestra y siniestra a todos los ministros.  El que no obedecía, caía en desgracia y sus días en el gabinete estaban contados.

Nadie podía negar que Guatemala necesitaba de un gobierno con visión social.  El problema es que Cohesión Social se convirtió en el vehículo para que Sandra Torres impulsara su propia carrera política y se adueñara de la UNE, un partido que ahora se parte en pedazos por la lucha interna que se libra entre los fieles seguidores de Torres y quienes la repudian y tildan de corrupta.

Ahora, la historia parece repetirse.  Desde el primer día de Gobierno, Alejandro Giammattei anuncia la creación de una instancia inexistente –e innecesaria–, llamada Centro de Gobierno.  Al frente, nombra a la persona más cercana a él, Miguel Martínez, a quien además hace funcionario público –con buen salario y todas las de ley–.  Crea para él, el cargo de secretario Particular de la Presidencia, aunque ya antes existía el secretario Privado. ¿Qué diferencia hay entre uno y otro?

Con la nueva secretaría y nueva instancia, abre las puertas para que crezca la burocracia.  Si eso es malo, no es lo peor.  Como sucedió con Sandra Torres, el joven e inexperto Martínez es armado de todos los poderes posibles.  Se puede decir que está por encima del vicepresidente, Guillermo Castillo, quien está corriendo la misma suerte de Espada.  Hasta donde la prensa puede saber por comentarios de los propios miembros del gabinete ministerial, el hombre más poderoso del Gobierno es Martínez.

Los periodistas recordamos que cuando las críticas principiaron contra Sandra Torres, la entonces primera dama montaba en cólera y arremetía contra la prensa, porque se consideraba intocable y creía estar más allá del bien y el mal.

Otro paralelismo.  Miguel Martínez se cree intocable.  Si la prensa anda investigando sobre él, piensa que es un abuso y alude a su vida personal.  Claro, nadie le dijo que los funcionarios público son –y deben– ser objeto de las fiscalización de la prensa.  Tampoco le explicaron que la Contraloría de Cuentas tiene la gorda obligación de fiscalizar los organismos que dirige.  Por eso, ha brincado contra Plaza Pública y la prensa en general y ahora lo hace contra la Contraloría,  mostrando intolerancia, como lo hacía Sandra Torres.

Todos sabemos el nivel de autoritarismo al que llegó Torres.  La historia parece repetirse, con algunos agravantes.  Martínez tiene que comprender que ni él, ni el extraño Centro de Gobierno, están por encima de la ley y la opinión pública.  Giammattei podría haberse evitado estos problemas.  ¿Será demasiado tarde para corregir? ¿Se dará cuenta del error de haber  llevado a Martínez a un cargo publico y someterlos al escrutinio público?

 

Gonzalo Marroquín Godoy
/

Soy amante del periodismo y por eso he defendido la libertad de prensa en todo el continente. Desde los 19 años abracé esta profesión, que me ha abierto las puertas para dirigir varios medios y así poder conocer la Guatemala sufrida, la Guatemala que lucha, la Guatemala que necesita cambiar. No creo en la verdad absoluta ni en la perfección, pero son dos cualidades a las que debemos aspirar en nuestra labor informativa.


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


11

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    CHARO /

    19/09/2020 12:07 PM

    no te preocupes mi vida, tienes via libre para lo que tú quieras.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Víctor Monterroso /

    19/09/2020 8:33 AM

    No es intocable, la justicia viene ...

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

      ARMANDO GUERRA /

      22/09/2020 3:00 PM

      BURRO!!!!

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Luis Paraiso /

    19/09/2020 12:52 AM

    Sandra Torres la Lucrecia Borgia del pobre.
    Guatemala por el origen de una parte dela población ha tenido el complejo de europeo, o venido de otros lugares mejores de los que le llenan el plato de frijoles. Entre la clase, bueno no clase sino OLIGARQUÍA política, este fantasma es corriente pues se ve con frecuencia que en oportunidades donde puedan sacar alguna ventaja lo ponen en práctica. sacando su pasaporte extranjero y lo llevan con orgullo en la bolsa del pecho lado izquierdo del tecuche la del corazon. Estas personas exigen que se les acuerde un pasaporte del país de origen de sus antepasados como unico bien que diga que no son de aqui.
    Asta parece que historias políticas llegan a tener una semejanza, algún parecido, algo que no es de aquí tambien y Sandra Torres es un personaje que nos atrae nos da rencor, la queremos a escondidas es como una LUCRECIA BORGIA del pobre, una envenenadora de los trópicos, una depravada, quita maridos, mujer con fuerte carácter sulfuroso, que gobernó en ausencia de su marido, contrajo matrimonio varias veces y fue una herramienta política en manos de una burguesía dirigida por el padre y hermano. Lo unico que a la edad que tiene no podrá morir de parto o quien sabe.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Mario A Figueroa /

    18/09/2020 5:18 PM

    A poco este mercachifle no es hijo de Sandra Torres pues parece una copia exacta de susodicha señora solo que versión masculina tirando a metrosexual, pues su comportamiento parece que fuera una mujer cien por ciento tóxica de esas que no tienen remedio.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Nim Balam /

    18/09/2020 12:55 PM

    ¿Y si el Martínez también es el primer "damo"?, como dicen en la calle, la cosa está peor que cuando la Torres, que ya era muy malo para todos.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Rosario Quiñónez /

    18/09/2020 9:39 AM

    Como siempre muy atinado editorial, los guatemaltecos no dejamos de sorprendernos con los gobernantes de turno, cada uno que llega hace cada estupidez y ese tipejo se cree superior a la ley, no sabe si estará los cuatro años ahí o en la cárcel, de verdad que no tiene nada que envidiarle a la tarántula.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Mario D Gonzalez /

    18/09/2020 7:50 AM

    Hasta donde vamos a sentir un poquito de paz en nuestra tierra del Quetzal, con estas barbaridades que traen estos politicos al pueblo, Ya basta de tanto relajo ponganse a trabajar como lo prometieron, y retiren a este PAYASITO de ese puesto que no cabe y dejen su cargo al VICEPRESIDENTE en lo que a el le corresponde.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Julio Ante /

    17/09/2020 12:35 PM

    De acuerdo con el articulista. Me parece atinadisima la similitud entre la situacion actual con estos funcionarios de cuartillo y Sandra Torres. Ahora siempre he creido que los periodistas no dicen (o se atreven a contar) la mayor parte de la realidad. Ejemplo el articulista de Nomada, F. Barillas tuvo que conocer de primera mano el desmadre de Sandra Torres y nunca he visto que opine sobre el tema. Pero si les da duro cuando es otro gobierno.
    No defiendo a ninguno de los gobernantes actuales, pero como dice el articulista "es necesario el escrutinio publico". No podemos opinar bien los simples ciudadanos si no conocemos mas hechos veridicos

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    ARMANDO GUERRA /

    17/09/2020 10:24 AM

    Nerón: Obsesionado por las conspiraciones contra su "Poder", persiguió implacablemente a sus enemigos acusándolos de traición, Era cruel, sanguinario, homosexual, solo protegía a sus concubinos.

    Yamatei: Todo lo anterior y lo que usted quiera agregar...

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

      Ernesto /

      17/09/2020 7:05 PM

      Atinadisimo el artículo y más aún certero y veraz su comentario.

      ¡Ay no!

      1

      ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones