La cosmovisión maya va más allá de saber cuál es el nahual del día

No basta con consultar el cholq'ij para saber si hoy es un buen día para pedir consejo o resolver un problema, también se requiere comprometerse con la comunidad.

Blogs Opinión P369
Esta es una opinión

La Rogativa por la lluvia en la laguna Chikab’al

Foto: Simone Dalmasso, Plaza Pública

En los últimos años ha surgido un boom de la espiritualidad maya restringido al uso del cholq’ij o calendario ceremonial. El problema no está en usar el cholq’ij en lo cotidiano –hay días para resolver problemas, para empezar viajes, para pedir consejos y sabiduría– sino en mirar sólo ese elemento y desvincularlo de la realidad. Es decir, al dejarlo en el plano espiritual deja de ser cosmovisión.

Sin lugar a dudas, la cosmovisión maya es la visión del mundo del pueblo maya. Es una forma de vida que tiene que ver con la concepción que las mujeres y hombres mayas tienen de la vida, del universo, del otro (en el sentido comunitario), y con los otros elementos de la naturaleza y los animales. Dejarlo en el plano espiritual, o simplemente en el uso del chol’qij, le quita el sentido más importante: el sentido de pertenencia al todo.

En las comunidades en donde el conflicto armado interno no logró romper el tejido social, las personas viven la cosmovisión integralmente aún sin saberlo (porque practican esa interrelación con el todo). Las relaciones sociales están unidas a la práctica de la espiritualidad, y esta cobra sentido al dejar por un lado el individualismo y trabajar por el bien común. Es decir, estás prácticas tienen sentido porque es donde está en unión común con el nahual (de la espiritualidad), pero también con los vecinos Saben ayudarlos cuando es necesario y requerido. Juntos cuidan el bosque, tratan bien a los animales y se protegen.

Ir a los “tabales” (altares mayas) y solo hacer ceremonias no es vivir la cosmovisión, sino solo una parte de la espiritualidad, y esto sólo folkloriza el sentido de las ofrendas. Es espiritualidad integral practicar el pixab’ para pedir consejo a la luz de los antepasados. Cuando las comunidades se reúnen para celebrar el pixab’, todos participan – en especial los más ancianos–, y se comprometen en asuntos de interés común como la introducción del agua o la defensa del territorio. Es aquí cuando cobra sentido y se integra la realidad del todo.

Los ajq’ijab’ o guías espirituales mayas dicen que cuando una persona se acerca a pedir consejo sobre una situación personal, la respuesta no está completa si no se le pregunta sobre cómo está su participación en la comunidad. Esto es difícil en lo urbano y citadino, pero no imposible. Debemos vincular lo personal con el interés o no, de lo que nos pasa alrededor.

¿Nos animamos a vivir integralmente la cosmovisión? O lo dejamos en el plano espiritualizado. Ojalá estas palabras sirvan para abrir el debate y recordar las palabras sagradas:  “Hablaron, pues, consultando entre sí y meditando; se pusieron de acuerdo, juntaron sus palabras y su pensamiento”. (Popol Vuh versión de Adrián Recinos).

Julio David Menchú
/

Maya K’iche’, Ajq’ij o contador del tiempo, aprendiz de Aj Poronel (el que quema las ofrendas). Padre de dos hijos que le enseñan más de lo que cree. Pro vida y casado con una mujer que le tiene muchísima paciencia. Ama la Historia y se dedica a su enseñanza.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

22

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    mafer /

    03/05/2018 8:52 AM

    Hola Julio! Existe alguna forma de contactarlo?? Estoy interesada en consultar con usted pues tengo un tiempo considerable de tener una necesidad de entender ciertas partes de la cosmovision maya.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Francisco Pineda /

    29/04/2018 4:44 PM

    Excelente Nómada. Siempre ampliando el conocimiento. Gracias por compartir y estamos con mucho interés de aprender más de nuestra cultura...

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    A. Sprakelaar /

    29/04/2018 5:39 AM

    Hola, J.D. Menchú, gracias por tu aporte. Me gustó leerlo. Quiero saber mucho más porque creo que una fuente crucial para la renovación de la nación y la integración de los pueblos watemaltecos son las raíces originarias. ¿O es eso una proyección romántica solo?

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      Julio Menchú /

      22/06/2018 11:02 AM

      a eso apuntamos... a construir un nuevo proyecto de NACIÓN

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Rosario Escobedo /

    26/04/2018 11:46 PM

    Me encanta leerte y aprender, conectarme con nuestra sabiduría me encantó encontrarte aquí, hermano

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      Julio Menchú /

      27/04/2018 2:19 PM

      Gracias querida Charito, un abrazo y gracias por leerme.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Jenrri Carreto /

    26/04/2018 7:00 PM

    Felicidades, gracias por el aporte, cada día aprenderemos más de las prácticas, conocimiento y la filosofía milenaria de nuestros ancestros.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      Julio Menchú /

      27/04/2018 2:19 PM

      Gracias, esperamos seguir compartiendo muchísimo màs.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    AXEL EDGARDO LÓPEZ VELÁSQUEZ /

    25/04/2018 7:48 PM

    Excelente artículo, es necesario volver a la raíces. y tener claro el concepto cosmovisión = espiritual-material. La espiritualidad, la naturaleza y el otro es el trípode para formar una verdadera comunidad. Usaré el artículo en el curso Interculturalidad que comparto en la URL. Animo.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      Julio Menchú /

      25/04/2018 9:49 PM

      Maltyox chiwe'

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Evelyn Curuchich /

    25/04/2018 5:39 PM

    Hola Julio, sabes qué me encanta de que estés en Nómada? que puedas escribir sobre pueblos indígenas, y puedas a través de tus palabras dar a conocer lo que lamentablemente se ha venido perdiendo, en parte por desinterés, pero en mucho por la historia de exclusión y asimilación en la que lamentablemente estamos. Pero nunca es tarde para conocer, aceptar y sobre todo tolerar aquello que desconocemos. Te seguiré leyendo, espero puedas compartirnos ejemplos de como ir dándole el valor a la cosmovisión y de cómo ponerla en práctica, en esta tan ajetreada realidad. Comparto tu sentir y agradecer a los Abuelos y las Abuelas que te guíen con caminos blancos y planos en este y otros espacios de tu vida. Matiox chawe ruma ra Na'oj.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      Julio Menchú /

      25/04/2018 7:14 PM

      Hermosas palabras. Largos caminos, planos y anchos. Maltyox chiwe' Nan.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    HOYPORHOY /

    25/04/2018 2:05 PM

    Interesante tema para el debate. Como en muchos otros temas en el país, hay charlatanes y quienes solamente aprovechan la forma, para sacar utilidades; y hay otros quienes efectivamente viven su espiritualidad. Siempre he cuestionado la "Cosmovisión" maya, precisamente porque no conozco experiencias en donde esa cosmovisión se viva en la realidad, y creo que muchos aprovechan ese versito para venderse ante diferentes entidades. La "folklorizacion" de la que hablas es la que más se conoce, lamentablemente en estos tiempos todo se simplifica y se vulgariza.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      Julio Menchú /

      25/04/2018 7:17 PM

      Gracias por lo que nos compartes, la idea es abrir el debate en este espacio. Gracias por la lectura.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Lucia T. Varona /

    25/04/2018 11:18 AM

    Me encanta este artículo y yo también le doy la bienvenida a Julio David a Nómada. Es importantísimo que conozcamos mejor la cosmovisión Maya, pues es verdad que, aunque nos gusta y nos interesa, necesitamos mucho aprendizaje al respecto.
    Nuestro mayor error ha sido generalizar y por lo tanto estereotipar a todos los indígenas. Como en cualquier grupo social, hay quienes se rigen por estos principios y hay quienes no. Yo quiero aprender más sobre la espiritualidad Maya y tratar de ser coherente con mis principios. Gracias Julio David, seguiré leyendo sus artículos.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      Julio Menchú /

      25/04/2018 12:37 PM

      Gracias, esperamos seguir compartiendo...

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Yo no me llamo Javier /

    25/04/2018 9:52 AM

    Haber, haber, no es muy romántico pensar a las comunidades mayas como sociedades que funcionan y se rigen por lo esóterico y espiritual, más que por lo social? Por ejemplo, en muchas comunidades índigenas (tanto como las ladinas y mixtas) los ríos están tan contaminados, los bosques mermados, sólo por dar un par de ejemplos. Entonces, no se antepone lo práctico y cotidiano a lo espiritual lo cual es más un complemento de vida más que una norma o guía de conducta, como pasa con los cristianos. Me explico: los cristianos van a la iglesia, cantan coritos, juran y perjuran amar a su prójimo, pero al volver a la realidad, por lo general sucede todo lo contrario, si no vea como se comportan cuando están atrapados en el tránsito, el comportamiento se vuelve casi instintivo o no?

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

      Julio Menchú /

      25/04/2018 3:39 PM

      Existen buenos ejemplos de comunidades en donde es todo lo contrario a lo que nos expone, San Miguel Totonicapan y Nebaj por ejemplo, esto es donde las comunidades trabajan juntas.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

        Yo no me llamo Javier /

        25/04/2018 4:49 PM

        Gracias por su amable y respetable respuesta. No me mal interprete, sólo es un punto para el debate y no la crítica destructiva. Claro que deben haber, todavía, a pesar de los pesares en este país, comunidades muy cohesionadas, y de éstas deberíamos aprender mucho. Saludos y bendiciones.

        ¡Ay no!

        ¡Nítido!

          Julio Menchú /

          25/04/2018 7:16 PM

          Exactamente esta es la idea del blog, sentir y compartir. Gracias por la lectura.

          ¡Ay no!

          ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones