5 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Ideas y soluciones
Impunileaks
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

La gana de volver a lo que nos mata

Entre información a medias y la presentación de datos ajustados para crear una sensación de control alejada de la realidad, el presidente Alejandro Giammattei anunció de manera ambigua y bastante confusa —una vez más— la flexibilización de algunas medidas comerciales que buscaban contener el efecto del COVID-19 en Guatemala.

Blogs COVID19 Fernando Barillas P258
Esta es una opinión

"Aunque queramos engañarnos con que tenemos 37 positivos por cada millón de habitantes, cuando apenas se realizan unas 500 pruebas diarias de COVID-19, el virus sigue aquí"

Foto: Carlos Sebastián

[¿Aún no recibís La Jugada? Suscribite aquí y recibí en tu correo una explicación de lo más importante del día.]

Asimismo, se hizo escoltar por los cabecillas de las compañías de energía eléctrica, de telefonía móvil y servicios de internet, el alcalde municipal de la ciudad de Guatemala y el presidente de la ANAM, como respuesta a la derrota política que sufrió en el Congreso de la República, cuando no logró que sus diputados refrendaran el veto al decreto 15-2020.

De acuerdo con el mandatario, ante el riesgo de que uno de los recursos interpuestos ante la Corte de Constitucionalidad fuese aceptado, se decidió, a lo Sabina, alcanzar un pacto entre caballeros, a través del cual se garantiza a la población, por palabra de honor, que los servicios básicos no serán cancelados a causa de mora, debido a la situación actual.

Días atrás, los operadores políticos de la gran patronal dentro del gabinete de Giammattei, habían cabildeado para detener por casi un mes la sanción de dicho decreto, que buscaba evitar, justamente, la interrupción de los servicios a pobladores en condiciones de vulnerabilidad, en la coyuntura actual.

Gracias a los pocos diputados conscientes que existen dentro del Legislativo, el veto presidencial no fue aprobado y al gobernante no le quedaba más opción que sancionarlo.

Sin embargo, ¡oh casualidad! Un primo del recién nombrado viceministro de Salud y abogado cercano al grupo CMI, a Cementos Progreso y a la Compañía Guatemalteca de Níquel, accionó de inmediato ante la CC, buscando que dicha decisión fuera declarada inconstitucional. Por ello, ese acto simbólico fue la manera más práctica que encontraron para que el presidente saliera en caballo blanco ante dicho escenario, provocado por su condicionada visión social.

No hay almuerzo gratis. Desde el inicio de la crisis, los sectores poderosos, algunos afiliados al CACIF y otros impulsados por iniciativas surgidas desde sus políticas de responsabilidad social empresarial, apoyaron “bondadosamente” las primeras acciones gubernamentales, ahorrándole al erario millones de quetzales en la adquisición de enseres, mobiliario e insumos indispensables para esa etapa inicial de la pandemia.

Fue la manera elegante de sacar su bandera blanca. Mientras hacían esos millonarios aportes, se quejaban a la vez de no poder seguir pagando sus cuotas al seguro social, a lo cual el mandatario de inmediato salió al paso y les permitió suspenderlos por tres meses.

Con la decisión de permitir la apertura de “plazas comerciales”, se comprueba una vez más que las acciones del actual gobierno buscan dinamizar a marchas forzadas la economía, como compensación al apoyo que ha recibido por parte de quienes quieren que nada cambie y que, además, urgen volver a la normalidad cuanto antes, sin importarles mayor cosa la salud de la ciudadanía trabajadora.

 

Giammattei, acompañado de directivos de Energuate, Claro y Tigo, y del alcalde capitalino, Ricardo Quiñonez.

Ellos quieren que volvamos a lo que era normal: al consumismo inconsciente, a tener para poseer y buscar llenar con ello los vacíos internos. Quieren que nuestros espíritus se contagien de optimismo con la apertura de las puertas de los comercios, y con ello la consecuente apertura de nuestras billeteras.

Ellos quieren que volvamos con júbilo a que el smog se apropie nuevamente de las calles; a esconder el canto de los pájaros tras el claxon y el sonido de los motores avanzando lentamente en el tráfico de la mañana. “No sabíamos que éramos felices”, dice la frase del meme que acompaña un embotellamiento cotidiano sobre la Roosevelt.

Ellos quieren que retomemos la rutina de salir y arriesgarnos a morir por una bala perdida, a toparnos con el perro convertido en calcomanía sobre el asfalto gracias al tipo que conduce a excesiva velocidad sin que le importe nada ni nadie, más que su ego.

Quienes integramos la clase media le tenemos mucho miedo a morir de hambre; mas no nos damos cuenta de que este sistema, al que a veces defendemos cual esclavo poniendo el pecho por su torturador, también hace que muramos por dentro lentamente. Por ello, preferimos resignados volver al caos, a abrazar eso que nos destruye, porque nos da pavor pensar en algo diferente que nos lleve a mejorar de manera sustancial nuestra calidad de vida.

Aplaudimos entonces el retorno paulatino a la normalidad para mantener vivo un modelo económico que beneficia realmente solo a unos cuantos. Volvemos a un sistema en el que los poderosos se resguardarán tras sus áticos y sus mansiones, en tanto la gente se expone al contagio y a la muerte, a cambio de unas migajas.

Quieren que volvamos a la cotidianeidad, a seguir llenando de mierda los ríos, pero sin perder el orgullo patrio por nuestros paisajes.

Somos incapaces de comprender, por miedo, que regresar a lo que antes teníamos solo nos condena a seguir siendo modelo de subdesarrollo y desigualdad. Y por más cristianos que digamos ser, la empatía nos sigue faltando. El irresponsable calificativo del mandatario al llamar acarreados a quienes salen con banderas blancas a las calles porque tienen hambre, es una muestra de que seguimos teniendo el corazón duro y las prioridades distorsionadas. No cambiamos de mentalidad; menos vamos a cambiar al país.

El problema es que esto aún no termina. Aunque queramos engañarnos con que tenemos 37 positivos por cada millón de habitantes, cuando apenas se realizan unas 500 pruebas diarias de COVID-19, el virus sigue aquí y aún no logramos determinar con certeza qué efectos tendrá en un país con los índices de desnutrición y pobreza más dramáticos del continente.

No señores; esto aún no termina. El tragarnos el cuento de que es imperativo volver a la normalidad como pretexto para seguir negando la urgente necesidad de transformaciones estructurales en la sociedad y en nuestra individualidad, es solo un parche: un alegrón de burro, pues.

Todo cambiará, nos guste o no. Lo viejo se destruirá para darle paso a lo nuevo. Nada es para siempre y cuando la vida vuelva a golpearnos, más temprano que tarde, no nos quedará otra que despertar y decidir, finalmente, no regresar a ser lo que fuimos y a lo que ahora quieren que volvamos.

[Te puede interesar: Giammattei reabre "plazas comerciales" sin certeza de que lo peor ya haya pasado.]

Fernando Barillas
/

Desobediente. Ex vocero de gobierno. De aquéllos a los que les decían Los Peludos. Consultor de comunicación e integrante de Antigua Al Rescate. Ha aprendido a tener paz antes que tener razón. En este espacio se representa a sí mismo, a sus perros y gatos —quizás—.


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


30

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Luis Paraiso /

    07/05/2020 3:23 PM

    Don cucurucho, como usted puede leer, aqui le arenpujan la procesion y va y que viene recibiendo palos de todos, Porque sera? Es posible que repensar un sistema arcaico fuera de toda laicidad como el que usted pregona no solo en semana santa si no tambien en las otras semanas.
    Bueno cuando no parece que anda buscando chance de consejero ministerial o en el ministerio de turismo. Que poca suerte tiene pues eso es tesoro de los garifuna. Pero siga empujando no tuvo suerte en "El siglo XXI" con Baldetti talvez se le hace con el italiano.
    masoquista no es un trabajo.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      Juan Sermeño /

      09/05/2020 11:09 AM

      Pues la verdad si, le tenemos miedo al cambio a lo nuevo.
      Con respecto al covid toca cuidarse y no esperar que alguien más piense en uno, ni modo así mi Guate y el mundo 🌏

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Elver Dadero /

    06/05/2020 12:04 PM

    No defiendo al presidente, pero invito al lector y aun mas a quien escribe a considerar que independientemente de la cantidad de casos existentes en el pais, la version cientifica, oficial del estudio puede emitirse unicamente basada en lo que se encontro al hacer examenes, o sea casos comprobados. Por ejemplo si el gobierno unicamente realiza 10 pruebas al dia y la tendencia de tasa de infeccion esta alrededor del 10% se va a encontrar 1 o 2 casos; sin importar que existan 1000 casos en ese momento, solo se puede reportar lo que se encontro durante la prueba. Esto lleva al hecho de la capacidad de prueba, Hasta mediados de abril las puebas aun se mandaban al CDC en atlanta lo que limitaba resultados y en el momento que se lograron hacer pruebas localmente fue que la cantidad de casos subio. Los casos estan y han estado presentes. Al final no existe capacidad de prueba para toda la poblacion. aun con hacerlo local se depende de insumos y reactivos que no se hacen en el pais, Vivimos en el tercer mundo por si al escritor se le ha Olvidado, por lo que al final la cuarentena no podra continuar porque el estado no puede proveer de alimentos a la gente que no trabaja. Por mas que quisieramos "relief" como en paises del primer mundo aca no va a ocurrir; y si ocurre algo similar politicos y complices van a huevear 10 veces lo que van a dar. postdata, el asunto de las pruebas no ha funcionado en los USA tampoco.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Hugo /

    04/05/2020 9:35 PM

    Ud. NUNCA decepciona, siempre da lo que se espera de usted, o sea NADA!!!!!!

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

      Poncho León /

      05/05/2020 9:41 AM

      Vos tampoco decepcionas a tus patrones destilando ponzoña para defenderlos, cada día mas nefasto y patético vos estuche de Allan Rodriguez...

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Víctor lopez /

    04/05/2020 6:13 PM

    Don Fernando por qué vive sin hacer nada , en la comodidad de su casa por eso no quiere que volvamos a la "normalidad " los que queremos salir a trabajar , no lo hacemos por qué apoyemos a nuestros verdugos (cacif) ellos , con virus o sin virus siempre ganan .... yo sí quiero que esto pase ,tengo necesidad...

    ¡Ay no!

    6

    ¡Nítido!

      Ronaldo Carías /

      05/05/2020 9:46 AM

      Y no que eras empresario con no se cuantos empleados puesssssss!!!!
      No, si para bestia nadie te gana samugo,
      de pudendo no pasarás.

      URGE COMPRES TU DICCIONARIO BERZOTAS!!!

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

      - /

      05/05/2020 6:40 AM

      Verdad que no alcanza lo que gana la Nineth y la Sonia. Vos ToGil escuintleco aunque el yamatei "levante" las restricciones, nunca salís a buscar trabajo, pasas todo el día hamaqueandote en tu casa. Así no va llegar el pistio, para pagar la comida, menos el Internet que te tiene entretenido todo el día. saludos al cuachic cantimplora, casi cincuentañero.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

        Ronaldo Carías /

        05/05/2020 9:51 AM

        y la bestia esa dice que tiene 29 años de edad, posiblemente 29 años que lo sacaron del "glorioso" porque ya tenía por delante varias cabezas.

        ¡Ay no!

        ¡Nítido!

    César castillo /

    04/05/2020 6:10 PM

    Iba a comentar cuando mejor revise los comentarios que le hicieron a este artículo del señor Barillas. Todos están en lo cierto porque aunque el señor Barillas tiene razón en algunos puntos como eso de la tranquilidad que se respira como resultado de estar bajo toque de queda, echa todo a perder con sus demás argumentos y opiniones en fin no dijo nada bueno así de sencillo le pondré con su perdón un 20 de calificación los otros 80 trate de recuperarlos arreglando bien lo que escribe mijo, hasta pronto .

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Hugo Rodríguez /

    04/05/2020 6:07 PM

    La verdad es que esto del covid es espada de dos filos...el presidente lo sabe..o es morirnos de hambre o igualmente de enfermedad... porque igualmente de la economía y el consumismo vivimos y comemos todos...si la economía entra en recesión igualmente la cantidad de gente que morirá por desnutrición será igual de alta que el covid.. son puntos de vista de cada uno...hay que decidir que opción nos queda mejor.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Evelyn Teos /

    04/05/2020 5:32 PM

    Me encantó... Me perdi en tu argumentación... Gracias. Lo copiare.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Fer /

    04/05/2020 5:29 PM

    Estas encantado pendejo por el cojo

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Giovanni /

    04/05/2020 4:36 PM

    Ahora gobierne usted y vea como todos sus esfuerzos y trabajo con conconvicción de ayuda al pueblo, palidecen ante algún Nomada que ni siquiera lo conoce a usted y que pública como un sabelotodo la pura verdad y hecha por tierra todo su trabajo.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      Fer /

      04/05/2020 5:26 PM

      Estas encantado pendejo por el cojo

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    OTONIEL TORRES /

    04/05/2020 1:36 PM

    Jajajaj ustedes los periodistas estan a favor y de los que estan encontra, y asi... Desde que se levantan ven todo oscuro y ya se ve el crepúsculo de la mañana... Los que ven el vaso vacio y no medio lleno, con Morales que tuvo los uevos de sacar a los izquierdistas extranjeros que ahora viven en europa con millones de euros a costa de chapines lame lenin castros y demás colegas... Vean y apoyen lo que tenemos como presidente... Que tenga un buen dia... En lo que si tiene razon es las aglomeraciones y gente cabrona que no usa mascarilla y se la usan la usan en el codo o la barbilla.

    ¡Ay no!

    6

    ¡Nítido!

      Rafa Torres /

      04/05/2020 3:07 PM

      Que paso primo, vos tenes un tatuaje del Che en el derrier así que no te la lleves del cacif, estas ardida porque ya no siguieron dando pinga, comprate un tu consuelo porras ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja

      ¡Ay no!

      1

      ¡Nítido!

      Rafa Torres /

      04/05/2020 3:02 PM

      Que paso primo, no vengas con pajas porque tenes tatuado al ché en el derrier. Lo que pasa es que no te siguieron dando pinga y ahora estas mordida.
      Comprate un tu consuelo porras jajajajajajjja

      ¡Ay no!

      1

      ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones