¡Hola!

Necesitás saber que...

Queremos ofrecerte una mejor experiencia de navegación, por eso utilizamos cookies y otros datos para analítica. Conocé aquí nuestra política de privacidad.

Sí, entiendo y acepto

La memoria de Wendy Anahí me enseñó a tejer

El pasado 8 de marzo se cumplieron dos años de la tragedia en que 41 niñas fueron quemadas en el mal llamado Hogar Seguro Virgen de la Asunción. Tejer cuadritos verdes en su memoria, es una forma de exigir justicia y dignificar el horror que vivieron sus familias.

Blogs conmemoración Hogar Seguro Opinión P369 tejiendo feminismos
Esta es una opinión

Foto: Tejiendo Feminismos Argentina

Como resultado de este crimen cometido por el Estado de Guatemala, 41 niñas murieron y algunas personas nos negamos a olvidarlas, porque su muerte nos conmocionó de una forma que no nos dejará ser las mismas personas que fuimos. Desde Sororidad Guatemala, decidimos mantener vivo el recuerdo de estas 41 niñas de una manera bastante particular: tejiendo por ellas.

En octubre se realizará en Argentina el 34º Encuentro Nacional de Mujeres, y la colectiva Tejiendo Feminismos está organizándose para que durante este evento haya una bandera feminista con los nombres de víctimas de femicidio. Fue aquí que vimos otra oportunidad, tan necesaria, para recordar lo que sucedió hace más de dos años y a todas las niñas que murieron en ese suceso. Fue así que convocamos desde la página de Sororidad Guatemala a quienes quisieran ayudarnos tejiendo un cuadro de 20 x 20 cm con el nombre de cada una de las niñas y así empezó la magia: en menos de 39 horas ya habíamos asignado todos los nombres. Nos escribieron personas de cinco departamentos distintos (Ciudad de Guatemala, Alta y Baja Verapaz, Jalapa y Sacatepéquez) quienes querían mantener viva la memoria de las niñas, apoyando con este tejido.

Aunque yo no sabía tejer y nunca antes lo había hecho, supe que si iba a hacerlo por primera vez quería que fuera por una de las niñas. Y así fue que aprendí a tejer, haciendo un cuadro de crochet con el nombre de Wendy Anahí, la última niña que falleció. Acompañándome de su foto en la pantalla de mi computadora mientras escuchaba “Llora el cielo” de Rebeca Lane era imposible no llorar por momentos. Muchas de las personas que tejieron nos compartían su experiencia, coincidiendo en que había sido algo muy profundo e importante, que les había movido muchas cosas dentro.

Ese era precisamente el objetivo de tejer por las niñas, no sólo recordarlas sino conectarnos más allá con cada una de ellas. Fue un ejercicio de empatía, de memoria, de dignificación. A todas les solicitamos que entregaran sus tejidos en cierta fecha, y días después nos reunimos para unirlos en el Parque Central, justo donde está el altar y la placa para las niñas. Y porque los imposibles no existen para quien realmente quiere hacer algo, la unión de tejidos que hicimos en Guatemala ya está en Argentina.

En Guatemala olvidamos rápido, la falta de empatía y la indiferencia suelen ganar. Pareciera que estamos tan acostumbrados a las tragedias, que poco tiempo dura nuestra indignación. Es por esto que quiero agradecer a todas las personas que colaboraron para que esos cuadritos estén ahora en Argentina, pero sobre todo agradezco a mi amiga Ana Cristina, porque gracias a su iniciativa las niñas siguen presentes. Porque recordar duele y muchas veces sería más fácil olvidar, pero lo fácil no siempre es lo mejor.

No las olvidemos, fueron 41 niñas con sueños, con una vida que apenas empezaba. Lo menos que podemos hacer es mantener vivo su recuerdo y seguir exigiendo justicia. Por ustedes:

  1. Hashly Angely Rodriguez Hernandez, 15 años

  2. Milenie Eloísa Rac Hernández, 17 años

  3. Lilian Andrea Gómez Arceno, 13 años

  4. Rosa Julia Espino Tobar, 16 años

  5. Siona Hernández García, 17 años

  6. Jilma Sucely Carias López, 15 años

  7. Grindi Yasmin Carías López, 16 años

  8. Achly Gabriela Mendez Ramírez, 15 años

  9. Estefany Sucely Veliz Pablo, 16 años

  10. Rosalinda Victoria Ramírez Pérez, 15 años

  11. Indira Jarisa Pelicó Orellana, 17 años

  12. Celia María Samary López Aranda, 15 años

  13. Mayra Haydeé Chután Urias,  16 años

  14. Jaquelyn Paola Catinac Pérez, 15 años

  15. Candelaria Meléndrez Hernández, 17 años

  16. Madelyn Patricia Hernández Hernández, 14 años

  17. Silvia Milexi Rivera Sanchez, 17 años

  18. Luisa Fernanda Joj Gonzalez, 16 años

  19. Keila Rebeca López Salguero, 17 años

  20. Ana Roselia Pérez Junay, 14 años

  21. Grisna Yamilet Cú Uluan, 15 años

  22. Yusbelí Yubitza Merary Maquin Gómez,  14 años

  23. Nanci Paola Vela García, 15 años

  24. Skarleth Yajayra Pérez Jiménez, 15 años

  25. Yemmi Araceli Ramírez Siquín, 15 años

  26. Sarvia Isel Barrientos Reyes, 14 años

  27. Mirsa Rosmeri López Tojil, 16 años

  28. Yoselin Yamilet Barahona Beltrán, 15 años

  29. Ana Noemy Morales Galindo, 16 años

  30. Kimberly Mishel Palencia Ortíz, 17 años

  31. Daria Dalila López Meda, 16 años

  32. Daily Analí Domingo Martínez, 15 años

  33. Iris Yodenis León Pérez,  14 años

  34. Yohana Desire Cuy Urizar, 15 años

  35. Ana Rubidia Chocoj Chuta, 14 años

  36. Josselyn Marisela  Garcia Flores, 16 años

  37. Yoselin Beatríz Ventura Pérez, 15 años

  38. Melani Yanira de León Palencia, 15 años

  39. Mari Carmen Ramírez Melgar, 14 años

  40. Sara Noemy Lima Ascón, 17 años

  41. Wendy Anahi Vividor Ramírez, 16 años

Bárbara I. Escobar Anleu
/

Bióloga guatemalteca de sueños locos, que se rehúsa a despertar. Enamorada de la vida, la música, la cerveza, la naturaleza y el amor (no en orden de prioridad). Soy un bicho raro y se siente genial.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

2

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    José Molina /

    12/04/2019 12:31 PM

    No quiero parecer para nada insensible y mucho menos machista, soy solidario y aplaudo la iniciativa pero al igual que sucede con los varones de las casas para jóvenes; entre estas niñas no había algunas, talvez las menos que habrían participado en extorsiones o incluso sicariato? Entonces, creo yo, la responsabilidad, además de este gobierno nefasto, es de los padres de familia, los papás que abandonan a una madre soltera que tiene que trabajar y a su vez, abandona a sus hijos que luego toman malos caminos. Insisto somos una sociedad enferma pero las causas son multifactoriales y estás niñas fueron víctimas del sistema. A dónde va Guatemala? Los hogares ahora ya son seguros? NO.

    ¡Ay no!

    3

    ¡Nítido!

    Ana Cristina /

    12/04/2019 10:31 AM

    Te amo, gracias por tejer memoria, gracias por negarte a olvidar.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones