4 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Ideas y soluciones
Impunileaks
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

Lo que hay tras las mascarillas

El futuro sigue siendo incierto. Aún no tenemos del todo claro si en realidad el COVID-19 está siendo contenido exitosamente por uno de los sistemas de salud más precarios en América Latina, o si toda la información que está provocando dicha percepción irá desmoronándose con los casos comunitarios que ahora empiezan a presentarse, y que los alcaldes han comenzado a anunciar abiertamente.

Blogs COVID19 Fernando Barillas P369
Esta es una opinión

Alejandro Giammattei, durante uno de sus discursos en cadena nacional.

Tremendo desafío éste para iniciar una gestión gubernamental. Sin duda, nadie podía estar preparado para una contingencia de la magnitud de la que se atraviesa hoy a escala mundial, mucho menos con un Estado cooptado y condicionado permanentemente por el sector económico poderoso y las mafias.

Asumiendo por momentos posiciones contundentes y luego otras a todas luces contradictorias, el presidente Alejandro Giammattei maneja el timón en esta tormenta sin saber con certeza hacia dónde se ubica el puerto seguro. El único salvavidas que ha provisto el barco en el que viajamos todos, juntos pero no revueltos -como dejó claramente establecido la gran patronal en una de sus campañas iniciales-, ha sido la portación obligatoria de mascarillas. 

De ahora en adelante, este insumo médico se volverá esencial en nuestra cotidianeidad. Cuando nos acerquemos a retomar algo lo más parecido a la normalidad, la mascarilla será tan indispensable como el teléfono celular o las llaves de la casa. 

Lo paradójico es que no solo tendrán un uso preventivo, sino también servirán para que, abajo de ellas, podamos esconder el semblante e impedir que podamos reconocer entre nosotros los sentimientos que nos provoca la incertidumbre de cara al futuro. 

Tampoco podremos saber si la persona con la que nos topamos al cruzar la calle nos está sonriendo, nos hace trompas, o si nos está sacando la lengua. Es decir, las mascarillas nos impiden de alguna manera entendernos y vernos como antes.

Esta semana estuve en Patzún, Chimaltenango, entregando ayuda humanitaria que Antigua Al Rescate recolectó para apoyar a algunos bebés, que fueron inicialmente separados de sus progenitoras tras resultar infectadas con COVID-19.

En este municipio se detectó el primer caso de contagio comunitario, y desde entonces se mantiene bajo un cordón sanitario que mantiene a la mayoría de los pobladores refugiados en sus hogares. 

Como puede, el casco urbano se abre espacio para mantener vivas las dinámicas sociales y el comercio, aun en medio de las restricciones. Parejas caminan de la mano, unos albañiles continúan trabajando en el segundo nivel de la casa frente al centro de salud y algunos vendedores ambulantes transitan por las calles ofreciendo sus productos en carretas. El mercado se mantiene cerrado, por lo que muchos de sus inquilinos tuvieron qué improvisar. 

En los alrededores, el acceso a las aldeas se percibe muy estricto. No entra ni sale nadie, y el ingreso de personas y vehículos ajenos está totalmente restringido. Hay gente que cuida en todo momento las entradas y salidas. 

Y en todos estos escenarios, el denominador común son los rostros a medias, a causa de las mascarillas. 

El personal técnico y médico pareciera estar ya adaptado a las intensas jornadas que les toca enfrentar a diario, desde que se presentó el primer caso. “Para septiembre calculo que las cosas regresarán un poco a la normalidad, pero nada volverá a ser lo mismo”, me dice una de ellas, mientras retira por un momento su mascarilla para tomar un sorbo de café. 

Es la primera vez, desde que estoy en el lugar, que puedo ver los gestos faciales de alguien durante esta visita; entender lo que su rostro dice, además de sus palabras. De alguna manera tendremos que acostumbrarnos a dejar de observarnos claramente.

Pero resulta que existen tapabocas más grandes, con fines más perversos que prevenir una epidemia, y que son capaces de esconder a propósito negocios turbios e intenciones de lucro en favor de los oportunistas de siempre. 

El Ministerio de Salud Pública intentó ponerse una enorme mascarilla para que la ciudadanía no pudiera comprender lo que se discute, se negocia y se concreta, para adquirir insumos fundamentales que ayuden a continuar enfrentando la pandemia. 

Gracias al trabajo periodístico de Plaza Pública, dicha cartera no solo se vio forzada a anular en las últimas semanas concursos para adquirir millones de mascarillas, ya sea por malos procedimientos o por adjudicaciones poco transparentes, sino también tuvo que destituir al viceministro Rodolfo Galdámez, por obtener 147 contratos con el seguro social desde que asumió su cargo, el 15 de enero. 

Por otro lado, la enorme mascarilla que se le traba en la frente al presidente Giammattei durante las cadenas nacionales, pareciera que empieza a presentar algunos defectos de fábrica y mostrar notorias filtraciones. Los alcaldes de Guastatoya, Gualán, Patzicía, Parramos, San Andrés Itzapa y El Tejar, han salido a informar de la detección de casos de COVID-19 en sus territorios, sin que tengan certeza de cuál es el origen del contagio. 

En otras palabras, los casos comunitarios empiezan poco a poco a expandirse, en tanto el gobierno prefiere omitir la gravedad de esta situación, para seguir proyectando ante la opinión pública que tiene todo bajo control. 

Los casos comunitarios son los que van a ponerle una verdadera prueba a las estrategias que el Ejecutivo ha trazado para enfrentar la pandemia. Es probable que los casos se incrementen y colapsen en consecuencia, los hospitales nacionales y los provisionales. Es previsible que escaseen los insumos médicos y que la situación se torne verdaderamente tensa. Y aunque estemos ya aburridos del confinamiento, la verdad es que lo que hemos vivido hasta hoy es apenas la introducción de lo que está por venir. 

Por lo tanto, no dejemos que la mascarilla nos tape los ojos, nos impida seguir hablando, gritando, fiscalizando, criticando y proponiendo, ante una crisis sanitaria que ha puesto en riesgo no solo la manera en la que hemos decidido llevar nuestras vidas, sino también nuestra existencia misma. 

Las mascarillas buscan evitar que transmitamos el virus y que nos contagiemos de él, y eso está bien. Mas no permitamos que las mascarillas se vuelvan bozales y que, tras ellas, hagan otra vez piñata con el dinero del pueblo.

Fernando Barillas
/

Desobediente. Ex vocero de gobierno. De aquéllos a los que les decían Los Peludos. Consultor de comunicación e integrante de Antigua Al Rescate. Ha aprendido a tener paz antes que tener razón. En este espacio se representa a sí mismo, a sus perros y gatos —quizás—.


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


25

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Tade Minera Corzo /

    24/04/2020 12:29 PM

    SI BUENA IDEA QUE LA MASCARILLA NO SE CONVIERTA EN BOSAL, Y QUE NO NOS ENGAÑEN.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Víctor lopez /

    24/04/2020 11:46 AM

    Uno que otro gato le cree a este don que está de presidente...

    ¡Ay no!

    3

    ¡Nítido!

      Ronaldo Carías /

      24/04/2020 12:05 PM

      Ya hace sho ASNO, a mala hora te parió la pvt@ de tu nana, come m¡3rda|||

      ¡Ay no!

      3

      ¡Nítido!

    Víctor lopez /

    24/04/2020 9:29 AM

    Este señor ya siente los pasos de animal grande... sabe que es un hijo de prostituta más....

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

      Ronaldo Carias /

      24/04/2020 11:34 AM

      El hijo de pvt@ sos vos que tu nana se metió con un b u r r o y naciste vos b u r r i t o, hártate mucha m'3rda ijvepvt@

      ¡Ay no!

      3

      ¡Nítido!

    CARLOS PEREZ GONZALEZ /

    23/04/2020 6:10 PM

    … Por su importancia y para crear consciencia entre los GUATEMALTECOS… Hay que reconocer y felicitar este esfuerzo serio donde se expone sin tapujos nuestra realidad, hay que FELICITAR a los pocos periódicos y periodistas independientes, con ética, imparciales y con principios… Quienes abordan en sus diferentes columnas de opinión con objetividad la problemática existente, quienes arriesgan sus vidas, quienes a pesar de las constantes amenazas desafían a los grupos de poder y a las presiones de este sistema: opresivo y mentiroso… El cual pese a la “apertura democrática”… Continúa implementado en Guatemala… Quienes a pesar de las circunstancias adversas: Se atreven a hablar del grave problema que nos aqueja, del cáncer que está matando a los guatemaltecos… Llamado: “CORRUPCION”… Situación muy delicada que merece la atención especial de todos los guatemaltecos… Donde es imprescindible exigir cambios y manifestar públicamente nuestro más absoluto rechazo y repudio… Para enviarles un mensaje contundente a estos picaros, ladrones y asesinos de nuestro pueblo.

    Gobierno destituye a dos viceministros de Salud… Por “CORRUPTOS”… Ya era tiempo… Mucho se había tardado… Y faltan muchos más FUNCIONARIOS que también deben de ser destituidos…
    PDH pide destitución del ministro de Salud, Hugo Monroy… ¿Cuántos más se unen a esta petición? ¿Saben los guatemaltecos quien es este personaje? ¿Quién o quienes realmente dirigen la corrupción en el Ministerio de SALUD?... Entérese en la INVESTIGACION:
    Los esqueletos en el closet del futuro Ministro de Salud…
    Hugo Monroy tiene vigente una querella penal en la que reclama ser el propietario del 50 por ciento de las acciones de las empresas Generix, Hadalabs y Essencial Internacional, las cuales son proveedores de medicamentos del Ministerio de Salud Pública, y de la empresa Alimentos y Servicios D´Lujo, S. A., la cual provee alimentos a varias entidades públicas. Hugo Roberto Monroy Castillo fue anunciado el 13 de junio 2019 como ministro de Salud por Alejandro Giammattei.

    ¿QUE PASA CON LAS MASCARILLAS?… SIGUE Y VA DE NUEVO…
    … EL RELAJO QUE TIENE ESTE GOBIERNO… ¿QUE SE TRAEN ENTRE LAS MANOS?
    YA SON VARIOS LOS EVENTOS DE LICITACION DE MASCARILLAS CANCELADOS…
    DONDE LOS PRETEXTOS Y CONTRADICCIONES ABUNDAN… ESTAN A LA ORDEN DEL DIA.
    YA TIENEN UN DOCTORADO EN ESTE MENESTER: Cada justificación un descuido, una metida de pata, cada licitación promesa (palabra) incumplida… No les cuesta nada recurrir a floridos pretextos que, además de ser infantiles, demuestran una clara irresponsabilidad para con sus propias funciones y para con el pueblo de Guatemala.
    COMO SE LES PUEDE LLAMAR A ESTAS PERSONAS?
    “M E N T I R O S O S”
    El pretexto, esconde el remedo, la apariencia; es decir, la mentira, el engaño.
    “Si utilizas un pretexto una vez, lo acabas utilizando siempre. Pero si dices la verdad no necesitas más pretextos.” Shoshan.

    Y Como dice el brillante periodista Lic. Oscar Clemente Marroquín
    ¡Ojo! Hay cosas que no cambian… (y tiene mucha razón (palabras mías)… Pero ya vimos el peso de la opinión pública con el caso de los mal llamados Dignatarios, del Parlacen y del Congreso, porque la presión ciudadana los hizo recular. En otras palabras, lo que tenemos que hacer es ser vigilantes y además ejercer la ciudadanía para que no nos hagan de chivo los tamales. Por eso en La Hora proponemos: #LaCorrupcionEmpeoraElCovid19. También me uno a esta iniciativa.

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

      Carlos Diaz /

      24/04/2020 8:46 AM

      Que te lea la mas antigua de tu casa, sos cuadrúpedo o bípedo bruto.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Ricardo Díaz /

    23/04/2020 3:32 PM

    En medio de esta coyuntura política, sólo diré esto:
    "La única parte de la llamada riqueza nacional que realmente entra en la posesión colectiva de los pueblos modernos es... Su deuda pública"
    Grande Marx

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Víctor lopez /

    23/04/2020 3:04 PM

    Hubo un paciente que se fugó (aguante usted) montaron todo el show con radio Sonora como vocera oficial, fue una narración peliculezca. Total el individuo anda contagiando a media Guatemala ... y la masa se traga tremenda casaca...

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

      Ronldo Carías /

      24/04/2020 8:48 AM

      y tu ma dre se traga la del burro, por eso vos naciste burrito, pedazo de m¡3rd@

      ¡Ay no!

      1

      ¡Nítido!

    Dennis Orlando Escobar Galicia /

    23/04/2020 2:40 PM

    Este señor- ya no peludo por los años- lo que quiere es nuevamente ganar protagonismo para dedicarse a la politiquería. Ha dejado la playa para venir a la ciudad y hasta pasear por Antigua y -como siempre- obtener simpatías de pendejos.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Víctor lopez /

    23/04/2020 12:58 PM

    Seño Janet : me agrada responderle a gente que puede razonar, si la gente se está muriendo , lógico es pensar que hay que curarla , es de tontos tomar un medicamento que le va atraer efectos secundarios , como por ejemplo tomar pastillas para la presión ( si no se necesitan) si la gente se está muriendo¡ pues hay que luchar por salvarlas ! Para eso está el médico para que recete y dé la dosis recomendada ... el error es tomarla por cuenta propia, pero dejando aún lado el tema del virus a este señor se le está cayendo el teatro , ya muestra síntomas de debilidad mental , ya sabe lo que se le viene encima... pero no está solo hay un grupo de oligarcas y militares corruptos ese es otro tema ...

    ¡Ay no!

    6

    ¡Nítido!

      Ronaldo Carías /

      23/04/2020 1:40 PM

      Maldito ignorante, come mucha m¡3rd@!!!

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Luis Paraiso /

    23/04/2020 11:44 AM

    “Lo que hay tras las mascarillas”
    si es de la foto que habla debe de ser el presidente Alejandro Giammattei pero si no escoja, Llanero Solitario, cuyo verdadero nombre es John Reid, siempre iba acompañado de su fiel caballo Silver y su amigo indio, conocido como Toro.
    Zorro es Diego de la Vega, La identidad secreta de Batman es Bruno Diaz y Robin Ricardo Tapia.
    Y detrás de la suya de cucurucho esta la persona que olvida que existe algo muy importante que para ser libres es necesario un ESTADO LAICO.
    y hasta sugiere que “Quizás debiéramos ponernos la túnica morada a lo largo del año para dar ese paso de reencuentro, tolerancia e inclusión que tanto nos hace falta como sociedad.”

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Víctor lopez /

    23/04/2020 10:48 AM

    Que medicamento le están dando a la gente? Que que está siendo curada , por qué el gobierno se niega a dar el nombre del medicamento? Cual es el motivo de no ser transparentes ...

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

      Ronaldo Carias /

      24/04/2020 8:50 AM

      burro sos y es culpa de tu ma dre, por aparearse con un burro

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones