Mi primera propuesta de investigación científica para conseguir financiamiento

Cuando uno es estudiante lo que toca es graduarse, buscar postgrado, encontrar tutor, aprender a investigar y empezar a publicar artículos científicos. Cuando se es profesor toca enseñar lo aprendido, dirigir estudiantes y buscar financiamiento para hacer ciencia. Este año llegué a esa última etapa y ha sido todo un reto.

Blogs Ciencia Opinión P369
Esta es una opinión

Centro de Simulación del Clima de la NASA.

Foto: NASA/GSFC/Pat Izzo

El año pasado escribí aquí en Nómada un texto titulado Por qué nuestra educación superior se queda atrás, donde argumentaba que se hace muy poca investigación en nuestras universidades y que prácticamente no existía la figura del profesor investigador. Parte de las deficiencias en la educación superior se debe a que hay profesores que siguen enseñando lo mismo que ellos aprendieron cuando fueron estudiantes. Para paliar la situación se organizan cursos de actualización y de didáctica a los que la gente asiste a regañadientes.

El contraste es lo que planteaba en mi texto: las universidades deben propiciar la investigación para que los cursos más avanzados sean enseñados por profesores investigadores que conocen los últimos desarrollos en su campo. Que puedan transmitir el conocimiento con pasión y dirigir estudiantes por caminos que produzcan a investigaciones productivas.

Lo que no mencioné en ese texto es que el profesor investigador no trabaja en aislamiento, sino que tiene todo un sistema académico que propicia la producción de buenos resultados y la formación de capital humano de alto nivel.

En cuanto a la formación de estudiantes, el sistema de la academia es en esencia el sistema del maestro y el aprendiz. Eso se da en el postgrado, sobre todo en el doctorado. El estudiante busca un profesor experto en el área que le interesa. El profesor le da a leer y estudiar artículos científicos, le enseña qué es importante, en qué hay que enfocarse y señala los callejones sin salida. Es una educación personalizada en la mejor tradición del aprendizaje.

Las universidades que hacen grandes descubrimientos tienen programas de postgrado muy fuertes. En Guatemala apenas tenemos posgrados y no tienen un nivel muy alto. ¿Cómo podemos identificar los buenos posgrados? Se me ocurren tres cosas:

a.El programa es de tiempo completo (no de plan fin de semana)

b.Los profesores tienen grado de doctor y han publicado artículos científicos en revistas internacionales

c.Los estudiantes también publican sus trabajos de tesis en revistas internacionales

Ese es el estándar internacional que es muy difícil encontrar en Guatemala. Una de las dificultades es que para publicar una buena investigación se necesitan dos cosas: el tiempo para dedicarse a investigar y los recursos que la investigación necesite.

Aquí llego al punto que mencioné al inicio. La creación de la Escuela no facultativa de Ciencias Físicas y Matemáticas en la Universidad de San Carlos, me ha colocado en la situación adecuada para dedicarme a hacer investigación en el área de modelos climáticos regionales. Este campo necesita una buena cantidad de recursos computacionales para realizar las simulaciones numéricas del clima.

Con esa motivación, el año pasado participé en la convocatoria de financiamiento de la Dirección General de Investigación de la Usac. Mi proyecto fue aprobado y gracias a eso contaremos con equipo de cómputo para analizar patrones de precipitación sobre el territorio guatemalteco, con la mira de cuantificar el efecto del cambio climático en nuestro país.

Esta es una primera fase. Lo que sigue es hacer lo mismo que hacen los investigadores en otras partes del mundo: solicitar financiamiento para pagar un salario a estudiantes de postgrado o auxiliares de investigación, y que de esa forma se puedan dedicar exclusivamente a sus estudios e investigación. La experiencia ha demostrado que no se puede hacer investigación de calidad si el estudiante de postgrado tiene que trabajar ocho horas para mantenerse e investigar en el tiempo libre que le queda.

Es tremendamente importante contar con becas que den al estudiante la solvencia económica para que se dedique únicamente a estudiar e investigar. Así funciona en los países desarrollados.

El panorama no es del todo oscuro. Hace unos días asistí a la presentación de la Política Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico en donde se contempla por primera vez un programa de becas en ciencias, entre otras acciones muy positivas.

La investigación científica es importante y necesaria. Es la actividad que nos dará mejores universidades, mejor educación, mejores profesionales y la solución a muchos de los problemas que enfrenta nuestra sociedad.

En cuanto a mi proyecto de investigación, espero en un futuro cercano poder compartir aquí algunos de los resultados. ¡Estén atentos!

Enrique Pazos
/

Enrique Pazos. Físico, protector de la verdad y viajero del tiempo. Profesor de física y matemática en la Universidad de San Carlos. Montañista de a ratos, curioso de tiempo completo. @enriquepazos


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

1

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Karla L. /

    15/03/2018 4:45 PM

    Estoy de acuerdo en que hace falta mucha más atención a la investigación científica en Guate, hay aún mucho por hacer. Me parece que tenemos en Guatemala un gran potencial y lo que hace falta es, justo como se menciona en el artículo, que se den las condiciones (el espacio y financiamiento adecuado) para que poco a poco se pueda ir avanzando y promoviendo muuuucho más la investigación científica. Estoy muy de acuerdo en que son contados los profesores universitarios que realmente realizan investigación científica y eso es algo que debería de cambiar, creemos que un profesor se debe dedicar solamente a dar clases y enseñar lo mismo que aprendió ese mismo profesor en sus tiempos de estudiante, cuando en realidad creo que la base para un profesor debería de ser la experiencia adquirida a través de los años haciendo investigación y alimentando esa curiosidad que es básica para hacer ciencia. Me gustaría ver que los programas de postgrado en Guate subieran de nivel y se pudiera financiar a estudiantes de tiempo completo para que pudieran dedicarse a la investigación científica, es un campo fantástico y en Guatemala tenemos un gran potencial en muchas áreas como la biología, etnomología, ecología y agronomía, entre otras. Me gustó mucho el artículo!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones