No hay libreto para ser bisexual

La bisexualidad ha estado presente a través de toda la historia de la humanidad. Pero incluso hoy en día se invisibiliza a las personas que no encajan en nociones binarias y limitadas sobre la sexualidad y el deseo. Entenderlas mejor nos ayudaría a todos a vivir con mayor plenitud.

Blogs Opinión
Esta es una opinión

Desfile de la Diversidad 2015, San Francisco, Estados Unidos.

Foto: Flickr / Thomas Hawk

La bisexualidad –la capacidad de una persona de sentirse atraída por personas, sin importar su género–, ha estado presente en todos los momentos de la historia, como práctica. Grandes personajes de la historia –como Alejandro Magno, Julio César, María Antonieta, Oscar Wilde y Simone de Beavoir– tuvieron amantes de ambos sexos. Y aunque no siempre lo asumen como parte de sus identidades, celebridades modernas –como Kisten Stewart, Madonna y Mick Jagger– han vivido una sexualidad que no se limita a parejas del sexo opuesto.

Esto no quiere decir que todas esas personas se identifican como bisexuales. Pero su mera existencia contrasta con la incapacidad de muchos, todavía hoy en día, de entender que una persona pueda sentirse atraída a personas de ambos sexos. Quienes se identifican como bisexuales tienen que explicar todo el tiempo que no están confundidas o confundidos, y que de verdad sienten atracción por hombres y mujeres, al contrario de la creencia popular de que la bisexualidad es una “fase”, que se experimenta antes de optar decididamente por ser hetero u homosexuales.

¿Qué es ser bisexual?

La bisexualidad suele entenderse como un punto medio en un espectro que va de la atracción heterosexual (por personas del sexo opuesto) y homosexual (por personas del mismo sexo). Pero para entender mejor el concepto es importante, como sugiere la profesora Marjorie Garber, descartar el modelo binario y tratar de empezar por la categoría más amplia: la sexualidad.

La sexualidad es parte del ser de las personas, consiste en los múltiples afectos, emociones y apegos que permiten descubrir la mejor forma de vivir y de relacionarse con los demás, desde el nacimiento hasta la muerte. La sexualidad es más desordenada e impredecible de lo que estamos acostumbrados a pensar. En nuestro afán por categorizar y compartimentalizar toda la experiencia humana, aplicamos categorías muy rígidas, que descuentan los matices y la complejidad de un aspecto tan equívoco como el deseo y el erotismo.

Y en este sentido, las personas bisexuales pueden ser consideradas radicales: Les atrae la persona, independientemente de su sexo y del género que viva y exprese. En vez de prestar demasiada atención a estas categorías, están dispuestas a experimentar y dejar que las personas puedan cambiarles la vida.

Más allá del sexo

Cada uno vive su sexualidad como mejor le acomode a su forma de pensar.

La orientación, de hecho, es sólo un elemento de tantos otros que no estamos acostumbrados a discutir abiertamente. Y más allá de que las personas bisexuales se sientan atraídas por hombres o mujeres, es importante resaltar que cada una tiene sus gustos y preferencias. Algunas entablan relaciones estables y exclusivas, mientras que otras eligen un mayor grado de apertura y experimentación. La experiencia de estar con un hombre o con una mujer, resulta siendo situaciones sumamente distintas, en una sociedad que nos ha enseñado a pensar en roles de género fuertemente estrictos y que muchas personas han internalizado.

Entender la bisexualidad como esa apuesta por vivir una sexualidad plena es crucial para que se pueda respetar a quienes han decidido vivir como tales. Pero también es un punto de partida para que cualquiera, independientemente de su orientación sexual, pueda vivir con mayor plenitud.

Si en algo puede aportar la experiencia de las personas bisexuales al resto de la sociedad, es que en la sexualidad nada está dado. Nos toca aprender y desaprender, y en este proceso hacemos mejor siguiendo nuestro corazón y razón, que escuchando a las críticas y alimentando mitos.

 

*Marisa Batres es parte de Visibles, un movimiento guatemalteco que trabaja para conseguir la plena inclusión de población de la diversidad sexual en la sociedad y que persigue posicionar la diversidad como un valor.

 

Leé también: Por qué decidí hacerme visible como lesbiana
Ser trans: Los cuerpos en que vivimos y los límites de lo expresable 
El prejuicio contra las personas LGBT no se va a eliminar solo: Sumate vos también

Marisa Batres
/

Abogada, milénial –pero por un pelito-, feminista desde que tengo memoria, humanista hasta los huesos, aprendiz de salsa, aficionada a la astronomía, mascotera, defensora de derechos humanos, especialmente de en temas de Estado laico, derecho de las mujeres y de la comunidad LGTBI. Me gusta hacer planes y cumplirlos, e intento ser ordenada, pero sin mayor éxito.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

12

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Luis Paraiso /

    19/06/2018 3:15 PM

    Una mujer un hombre nada más, lo demás es una búsqueda de justificar un mal estar interior que no es correspondiente en todas las culturas, Nunca se ha encontrado en civilizaciones amerindias información sobre esta actitud. se encuentra información y muy mal explotada o orientada para justificar una conducta en la civilización griega y romana. Es bien claro que que no existe en libros de tradición oral como el popol vuh una información explotable en este sentido. Esta conducta no nos pertenece no hace parte del mundo amerindio, no somos greco latinos seria bueno expresar esta idea diciendo de qué orden cultural se habla o se pertenece. Se continua a engañar a los pueblos americanos con ideas que no son de su construcción intelectual. Ya basta de negar las culturas americanas uniformizando las culturas. que tengas el derecho de actuar de manera individual y como ser humano como lo mejor te convenga es normal es tu libertad pero tu libertad no te permite ignorar otras culturas otros pueblos en nombre de la uniformización del pensamiento greco latino.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    María Cristina /

    12/06/2018 6:50 AM

    Muy informativo pero me parece que no se debería de hablar de bisexualidad sin notar que esto es exclusivo a los géneros binarios y también existen los pansexuales, quieres están atraídos a las personas sin importar su género, ya sea asexuales, transexuales, nobinarios etc.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      María Cristina /

      12/06/2018 6:53 AM

      De cualquier manera, es importante iniciar estas conversaciones así que gracias por abrir el espacio.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Víctor López /

    12/06/2018 5:57 AM

    Hay gente que piensa que tener mente abierta, es aceptar todo lo que atenta contra la naturaleza. No es así hay que razonar, ser lógicos, hay valores y hay que defenderlos, ni modo que hay que decir SI A TODO. Para eso existe el debate , para razonar, que la razón, prevalezca sobre la perversión, ya que la perversión trae; división , amargura, tristeza,soledad, y un montón de cosas negativas... Hay que ver más allá . El homosexualismo es antinatural ... Rompe las reglas , divide, corrompe... NO A LA PERVERSIÓN si A LOS VALORES.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Víctor López /

    10/06/2018 4:05 AM

    Carlos : certero en su respuesta usted sí sábe.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Carlos /

    10/06/2018 1:20 AM

    Nomada siguiendo al pie de la letra las directrices de su mero tata el enfermo, corrupto y desestabilizador de gobiernos, George Soros. Infame patrocinador del mov LGBTI, del mov feminazi, de transnacionales abortistas como planet patenthood...

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

      Guillermo /

      11/06/2018 6:44 PM

      Y entonces...si no te gusta este tipo de periodismo, para que entrás aquí? Parece que padecés de un sadomasoquismo que te nubla la razón y que inhabilita a escribir con sentido común.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Víctor López /

    09/06/2018 5:57 PM

    Roger Nelson : el que este encontra de el homosexualismo no me hace estar ardido, es mi opinión, así como hay quienes apoyan la perversión habemos gente que estamos en contra, hay comunistas y están los anticomunistas, hay buenos y hay malos, es gol o no es gol, no existe EL CASI GOL el bisexualismo es ; homosexualismo

    ¡Ay no!

    3

    ¡Nítido!

      Guillermo /

      11/06/2018 6:41 PM

      El mundo tiene muchos matices entre el negro y blanco, tenés que abrir más tu mente. La perversión y la depravación es más fácil que estén en aquellos que a tu juicio, "son los normales": machos, anticomunistas, violadores, pedófilos y fanáticos cristianos.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Víctor López /

    09/06/2018 3:18 PM

    Sólo falta que digan : Pedro Infante, Luis Miguel, Andrés García , Álvaro arzu , alfonso portillo , ríos Montt ,Vicente Fernández, Pinochet , Hugo Chávez , don Francisco y Donald trump son bisexuales. Sólo eso falta que digan...

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    Víctor López /

    09/06/2018 2:56 PM

    Ser bisexual es una perversión, su artículito es una forma perversa para disfrazar el homosexualismo , allí no hay amor... Sólo deseo carnal,lujuria... La relación hombre y mujer esa es la verdadera, lo demás es puro bacanal, relaciones nefastas , defendido sólo por gente nefasta.

    ¡Ay no!

    4

    ¡Nítido!

      Roger Nelson /

      09/06/2018 3:45 PM

      Ulugrun, que gráfico te nos pusiste, Víctor...

      Contanos, qué broder te rompió el corazón para que estés así de ardido?

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones