3 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Gastro Audiovisuales Guía de viajes
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

Olimpia Altuve, la primera mujer guatemalteca con un título universitario (y los retos que aún enfrentamos 100 años después).

El 23 de noviembre de 2019 se cumplió un siglo de un evento que marcó un antes y después para las mujeres en Guatemala: fue la graduación de la primera mujer que obtuvo un título universitario en Guatemala, Olimpia Altuve Rodríguez.

Blogs Blogs feminismo
Esta es una opinión

Ilustración: Diego Orellana

El 23 de noviembre de 2019 se cumplió un siglo de un evento que marcó un antes y después para las mujeres en Guatemala: fue la graduación de la primera mujer que obtuvo un título universitario en Guatemala, Olimpia Altuve Rodríguez. 

Para conmemorar esto se realizó un acto en el colegio de Farmacéuticos y Químicos de Guatemala, en el cual tuve la oportunidad de decir unas palabras por tan importante acontecimiento. En el acto también participó la Lcda. Ana Patricia Borrayo, autora del libro “En el Trazo de Mujeres”, quien dio una reseña histórica sobre Olimpia Altuve. Durante el evento también se entregó la primera medalla Olimpia Altuve, a la MSc. Hada Alvarado, en reconocimiento a su trayectoria profesional y aportes a la Universidad de San Carlos de Guatemala.

Más que una reseña histórica, yo quise hablar un poco sobre la situación y los retos que Olimpia Altuve tuvo que enfrentar hace un siglo y contrastarlos con la actualidad. Ella nació en Quetzaltenango en 1892 y aunque originalmente se había inscrito en la universidad para estudiar medicina, la discriminación por parte de sus compañeros fue un obstáculo tan grande que decidió cambiarse de carrera. 

Con su tesis de graduación “Contribución al estudio de Cecropia mexicana (guarumo)”, planta utilizada para tratar la diabetes, obtuvo el título de Licenciada en Farmacia en 1919, a sus 27 años. Durante el acto de graduación no le fue permitido usar toga ya que, por ser mujer, no se reconocían sus derechos en el ámbito académico. Es más, recordemos que en Guatemala, fue hasta 1945 que se logró el sufragio femenino, limitado a aquellas que sabían leer y escribir. En 1965 este derecho se extendió a todas las ciudadanas y hasta 1985 esto se incluyó en el artículo 4 de la Constitución. Si la situación actual de las mujeres en el país, sigue siendo complicada, ¿pueden imaginar cómo era ser mujer en Guatemala hace 100 años?

Olimpia Altuve sin duda abrió el camino para muchas mujeres y hoy podemos decir con mucho orgullo que en espacios como el Colegio de Farmacéuticos y Químicos de Guatemala, alrededor de un 71% de los profesionales agremiados somos mujeres. 

Debemos tener presente que derechos como el voto y el poder tener un título universitario son logros que tienen luchas detrás. Luchas que deben seguir, ya que si bien hemos ganado espacios seguimos enfrentando retos importantes. Según el estudio de Relevamiento de la investigación y la innovación en la República de Guatemala, publicado por la UNESCO, en 2017:

1 Guatemala ocupa el puesto 105 (de 144) en el índice global de brecha de género. Este índice utiliza criterios económicos, educativos, sanitarios y políticos para dimensionar la magnitud de disparidades de género a lo largo del tiempo.

2 En general, existe todavía una reducida participación de mujeres en campos de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas.

3 En el 2016, el CONCYT únicamente contaba con 2 mujeres (18 miembros).

4 De las propuestas presentadas a la SENACYT (2006 – 2014) únicamente 33% fueron escritas por mujeres. Sin embargo, también resultaron como las mejor evaluadas.

El acto del centenario fue el 25 de noviembre, coincidiendo así con el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Hoy en día, las mujeres en el país seguimos sufriendo diferentes formas de violencia física y psicológica tales como acoso, discriminación y brecha salarial. En un reporte mundial publicado en 2019, sobre los mejores países para ser mujer, Guatemala ocupa el puesto 75 de un total de 80 países, siendo de los peores países para ser mujer. Pero esto no debe desanimarnos, al contrario, debe ser un recordatorio de que si bien, hemos tenido logros importantes, las luchas por una sociedad más justa e incluyente, siguen, y hoy más que nunca debemos mantenerlas para que dentro de 100 años, más mujeres puedan estar hablando de los logros y el camino recorrido. 

Se lo debemos a las mujeres que nos antecedieron en las luchas por una sociedad más equitativa, mujeres como Olimpia Altuve.

Bárbara I. Escobar Anleu
/

Bióloga guatemalteca de sueños locos, que se rehúsa a despertar. Enamorada de la vida, la música, la cerveza, la naturaleza y el amor (no en orden de prioridad). Soy un bicho raro y se siente genial.


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


2

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Miriam /

    29/11/2019 7:05 PM

    Muy buena reflexión Bárbara. Segui escribiendo :)

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Annabella Mora /

    29/11/2019 6:33 PM

    Bárbara, muy orgullosa saber que jóvenes como tú se están abriendo brecha en esta sociedad tan hostil para nosotras. Yo estuve en esa conferencia del 25 de noviembre y tuve la ocasión de felicitarte por escribir en este periódico de investigación.
    Eres un ejemplo a seguir,

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones