4 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Ideas y soluciones
Impunileaks
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

Por qué apuesto por la izquierda progresista

Me encuentro en un momento de transición en mi vida. Como a otros de mi generación, me uní con muchas personas de diferentes edades y proveniencias desde el año pasado. Gracias a ello participo en una organización estudiantil informal (Landivarianos), fui parte de la Coordinadora Estudiantil Universitaria de Guatemala (CEUG) y soy miembro de Somos, una asociación de jóvenes profesionales que busca un cambio en la realidad nacional que signifique un país más justo y equitativo. Digo que es un momento de transición porque el fervor participativo y el ánimo de discusión política, si bien no ha muerto y está lejos de hacerlo, ha mermado desde el las elecciones del año pasado. Este momento de repliegue ha agudizado las diferencias entre los distintos colectivos surgidos desde la plaza y antes de ella. Parece que existe una línea divisoria entre organizaciones que se han subido a la ola, llevada con fuerza por el MP-CICIG y Embajada de EEUU; y otros grupos, más hacia los extremos izquierdo y derecho, que cuestionan, critican e interpretan este apoyo como una obra de teatro del imperio.

Blogs Opinión P369
Esta es una opinión

Flickr: Tim Green

Estas críticas han tomado fuerza en columnas de diarios grandes y en pequeños grupos de las redes sociales y, sin embargo, no existe una línea divisoria tan tajante entre estos dos grupos. En dado caso, parece ser que hay una diferencia en los marcos conceptuales de ambos que imposibilita el acuerdo. En primer lugar, los cuadros progresistas (utilizando progre como denominación para una izquierda más moderada, de socialdemócrata a social liberal) han apoyado el proceso de transformación que lideran el MP y la CICIG. Esto incluye el Diálogo Nacional por la Reforma al Sector Justicia, así como los cambios paulatinos dados en la legislación reformada por el congreso, a saber: las reformas a la ley electoral y de partidos políticos (cuyas discusiones para la democratización interna de partidos ya están en proceso), la ley del servicio civil del organismo legislativo, la ley orgánica de la SAT y la ley orgánica del Ministerio Público, entre otras. Reformas que si bien no abarcan lo suficiente para generar un cambio sistémico, generan mejores condiciones para la participación ciudadana en los procesos de gobierno y tratan de regular males sistémicos que deberán ser atacados de raíz en una siguiente ronda de reformas. La diferencia entre estos grupos es el fin que persiguen: ¿Podrá este proceso tutelado por EEUU sanear los males del país, o serán acaso reformas superficiales que perpetuarán la desigualdad?

La apuesta de la izquierda (abarcando desde socialistas hasta anarquistas) más crítica es que no. Algunos se plantean cómo sería posible esto si se lleva a cabo con ayuda estadounidense; y otros que la tutela no erradicará los males del estado construido sobre la base del capitalismo finquero. Existe además, una buena parte que no cree en el actual sistema de partidos como medio para adquirir el poder. Cuestionan el hecho de que el sistema de partidos es excluyente (que lo es) y que carecen de legitimidad popular por no surgir de un movimiento social. Ambos argumentos son correctos. También existe la visión de sectores campesinos que han establecido que el momento reformista del país no plantea una mejoría suficiente hacia ellos, sin mejorar sus condiciones de vida y aumentando la represión hacia sus líderes comunitarios. Son múltiples las críticas. Las que presenté acá me parecen –hasta cierto punto– acertadas. En dónde difiero es en la estrategia utilizada para atacar estos problemas.

Guatemala es un país que lamentablemente sufrió el exterminio de la mayor parte de su masa intelectual organizada. Líderes estudiantiles fueron desaparecidos y sindicatos enteros fueron eliminados durante el conflicto armado interno, sin contar las masacres sufridas por los indígenas en los departamentos del norte y occidente del país. Lo cierto es que la transición a la democracia no significó un cambio en las condiciones de vida de la mayoría de guatemaltecos, y la represión ejercida por el gobierno y por sectores económicos poderosos ha sido casi completamente impune. Nunca hubo un ánimo por retomar al movimiento sindical, históricamente un importante apoyo de los partidos progresistas, y la impunidad dio origen al asesinato de muchos sindicalistas, aún en época de supuesta paz. Tampoco olvidemos el estigma activo que han propiciado los medios de comunicación hacia cualquier fuerza de cambio estructural, asentando la lógica del “sentido común”, un conservadurismo sui generis con tintes liberales. Lo cierto es que la estructura económica desigual del país ha propiciado una cultura de clientelismo político e impunidad que crea un miedo a la expresión disidente que ha paralizado a las fuerzas progresistas nacionales.

Y sin embargo, el proceso de reformas al sector justicia avanza, así como avanzan los procesos contra los funcionarios corruptos del gobierno pasado y los expedientes por defraudación en la SAT. La evasión y la impunidad, dos pilares sobre el cual se ha nutrido el sistema, parecen comenzar a resquebrajarse. Pese a que no hay datos que sustenten la afirmación de que la tasa de impunidad sea menor, el principal cambio parece ser en la percepción de los actores de la impunidad de que pueden ser perseguidos. Asimismo, la confianza en las instituciones del sector justicia crece. Hay funcionarios competentes que parece que están haciendo cambios que sobrevivirán a sus gestiones. En suma, parece ser una época en la que está naciendo la institucionalidad a costa del sistema político clientelar y corrupto.

Creo que este cambio tutelado abre oportunidades que permiten cierto optimismo. En primer lugar, porque la institucionalidad en el sistema de justicia sirve como contrapeso al poder del sector económico tradicional, que lucra de la impunidad. Asimismo, las declaraciones del CACIF sobre el inicio de un diálogo por una reforma fiscal, si bien suenan sospechosamente inclusivas, no deben pasarse por alto como un proceso para poner sobre la mesa propuestas que permitan negociar un sistema tributario con mayor progresividad. Lograr que el estado capte mayores tributos para frenar el endeudamiento y permitir la inversión es clave para tener los recursos que permitan una agenda política de inversión social. Poco a poco, se va cediendo poder y se encuentran vacíos que una organización social adecuada podría llenar para implementar su agenda para un progreso inclusivo. Y es aquí donde entra la izquierda progre.

El fin último de toda organización progresista que busque incidir en el país debe ser el mejoramiento de las condiciones de vida de los guatemaltecos y la creación de estructuras sociales y movimientos sostenibles que permitan la formación y participación del guatemalteco en la vida pública. Esa incidencia puede darse desde las organizaciones más básicas, como en organizaciones comunitarias del campo, hasta el nivel ministerial. Y es aquí donde debemos tomar en cuenta cuanto un cambio institucional puede permitir que cambie la lógica de ciertas instituciones. Siendo cauto, creo incluso que podrían crearse condiciones para fomentar la organización a nivel micro de las personas, siendo un importante primer paso para crear movimientos sociales amplios que puedan incidir en la política a nivel partidario.

Y creo que por allí debe ir el camino.

Martín Berganza D.
/

Nacido en el 93. Estudiante de cuarto año de Derecho, muy a su pesar. Mantiene una relación amor-odio con su país, siempre con una intensa curiosidad y deseo de entenderlo. Adora la literatura y la historia. Intenta aprender a vivir. @MB1193.


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


22

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Bruno /

    14/08/2016 9:52 AM

    Correcion

    *"Se canta lo que se pierde"
    Antonio Machado/poeta.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Bruno /

    14/08/2016 9:40 AM

    Gracias Luis Lewis, estoy seguro que vos tambies conoces ese sentimiento y la diferencia entre vivir fuera y dentro de nuestro pais.

    "Se ama lo que se pierde".
    Antonio Machado/poeta

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Guillermo Maldonado C. /

    13/08/2016 11:35 PM

    Pero pongámosle atención a la progresión. Es decir, si la cosa avanza, hacía donde va no vaya a ser que estén dando gato por liebre. En el sector justicia, lamento decirlo, pero en la práctica general, hay mucho de pantalla; pues esta nación no tiene que resolver solo cómo enjaular a seres humanos, sino que hay que evaluar la mora judicial y como los bufetes de la impunidad todavía siguen reinando en varios de los ramos de la materia judicial. Lo que no quiere decir que la señora Aldana y Velásquez, no estén dando un buen aporte. Y en lo que toca a la tutela, si hablamos de la de los gringos, cabe considerar que ellos tienen una agenda muy de ellos. Para empezar no han querido cumplir con los lineamientos del DR-CAFTA, capitulo dieciséis, y han venido haciéndose de la vista gorda sobre las graves violaciones a los derechos laborales, postergando el panel arbitral –lo que denota que si hay una tutela, es para la inequidad –de ahí que no se estén quejando de las medidas de hecho. Y lo mismo se puede decir de la OIT que hace como que hace, pero en realidad ha retardado a conveniencia de una burocracia parasitara, dominada por los patronos, la comisión de encuesta. Sumemos a ello el discurso de que con una Ley de Servicio Civil no se van a resolver las injusticias que han vivido los trabajadores o el Estado, como patrono, una vez que la malograda reforma no es más que otro instrumento de inequidad e injusticia. Para establecer lo dicho hay que hacer un estudio sobre lo que son las condiciones de trabajo reales, lo que acontece y lo que se predica como solución. Por ejemplo hay que comparar la Ley de Servicio Civil en general y lo que ahora estableció el Congreso como ley de servicio civil de dicho organismo, con el propósito de justificar despidos masivos. Con las ejecutorias de los diputados actuales, ¿de que sirve que la Constitución tenga contemplado en su parte dogmatica que el trabajo es un derecho de la persona y una obligación social y que el régimen laboral del país debe organizarse conforme a principios de justicia social? Son descarados: al son de saquemos a cuanto trabajador se nos ocurra, para el regocijo de la vindicta pública, pero aumentémonos las dietas.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    P. Choy /

    12/08/2016 5:05 PM

    Yo creo que cada día la sociedad será menos vulnerable a pertenecer a una ideología, de hecho ya se está viendo las redes sociales y el mundo moderno que cada ves las ideologías están extinguiéndose dando paso a lo real y lo realista.

    Esto es como que una persona tiene dos brazos, uno izquierdo y uno derecho, el que es diestro no usa su brazo izquierdo porque no le es útil, el zurdo pelea porque el escritorio en su escuela está hecho para diestros y le cuesta escribir en un escritorio incomodo debido a que es una minoría

    Pero viene un músico que usa sus dos manos en el piano y se da cuenta que ambas son útiles, pero no son sus manos las sacan la música, es su cerebro quien controla ambas

    Estar en este siglo 21 pensando en izquierdas y derechas es como estar en el siglo 19 o 20 es decir es cosa del pasado un pensamiento de museo...,

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Bruno /

    12/08/2016 10:00 AM

    Martin, te recominedo que termines tu transicion, luego viaja un poco por el mundo, nutrite de otros sistemas, y luego opta por una conversion radical, y a entender que antes que ante todo (izquierda, derececha, centro y cuanta cosa rara a la orden del dia) sos guatemalteco.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

      Luis Lewis /

      12/08/2016 10:52 AM

      No podria estar mas de acuerdo con esta recomendacion!

      No hay como la educacion que uno agarra al viajar por el mundo y simplemente observar el espacio, platicar con la gente local, quiza hospedarte con ellos, ir a sus mercados/supermercados. Partir pan con ellos y darte cuenta que a pesar de las grandes diferencias, en lo profundo de cada ser humano, hay aun mucho mas que nos une que lo que nos divide.

      Y si, ante todo, no olvidar que sos guatemalteco.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    luis ramirez /

    11/08/2016 11:35 AM

    El único sistema que se derrumbo delante de todos, fue el socialista, estos son hechos no teorías, funciona en la teorizacion, en la mente, en lo romántico y en la juventud, pero la realidad es otra cosa

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      gustavo Hernandez /

      11/08/2016 2:26 PM

      lastimosamente si, así es, y llegara el tiempo en que seremos, no una sociedad comunista sino,
      una humanidad comunista, porque el agua se acaba la naturaleza se acaba el oxigeno se acaba nuestro planeta se acaba y todo tendrá que ser racionado, queramos o no.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Jessica Galindo /

    11/08/2016 5:11 AM

    La autodenominada "izquierda progresista", que en verdad es una especie de "izquierda virtual" (puesto que existe únicamente en las redes sociales): Cero contacto con el incómodo y sucio mundo real más, allí donde día a día se tejen las luchas y los cambios sociales, no como pasatiempo sino como única forma de sobrevivencia. Los cambios políticos que suceden y sucedieron en el último par de años hubieran pasado con o sin la existencia de la progresía-pokemon porque paradójicamente CICIG es ni más ni menos que una creación de funcionarios de gobiernos de derecha (E.Gutiérrez, E.Stein, F.LaRue et.al.).
    Pero claro que todos tenemos derecho de andar con la mano derecha metida entre el abrigo y la camisa y creer que somos Napoleón.

    Así pues que mientras la izquierda "reflexiona" (así le llama a los imposibles galimatías que publica en sus órganos cuasi privados), la derecha prepara ya el traspaso generacional. Con mucha tristeza he de aceptar que los nuevos elementos de dirección de la derecha son por mucho, más competentes que sus pares de "izquierda".

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    alfonso villacorta /

    10/08/2016 6:09 PM

    es reconfortante que no todo está perdido, y hay gente que ve la función desde el foro y tras bambalinas simultáneamente, pero no entiendo porqué autodenominarse izquierda progresista si se referie a no pertenecer a la fosilizada izquierda autollamada guerrillera que fue mas oportunista y comerciante que un banquero florentino en la antiguedad.
    tampoco es conveniente, si se cree izquierdista progresista, siga la cantaleta que por el asesinato de cerebros durante la guerra sucia ya guatemala está condenada a ser el monstruo sin cabeza.
    en aquellos días ser pensante era sinónimo de izquierdista, pero no todo pensante fue oportunista, parásito y vividor miembro de alguna facción que llegaron al extremo de usar el logo del che, como fue el caso de egp o un volcan dibujado por un niño de primaria, o el pgt que usaba un logo que parecía tatuaje de un presidiario de la época, cuando no había tecnología como la actual.
    como que se deshicieron de intelectuales que no se vendían o no caían de babosos ante los orejas que se infiltraron y que no se sabe hasta la fecha si son o fueron qué.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Luis Lewis /

    10/08/2016 12:29 PM

    Me gusto leer este articulo y conocer que en Guatemala hay pensadores y actores emergentes con quienes nosotros que un dia salimos del pais buscando mejores oportunidades, podemos coincidir y anhelar que aun hay esperanza para Guatemala...

    Me gustaria escribir mas pero en este momento unicamente quiero comentar acerca de este punto en el articulo:
    "Tampoco olvidemos el estigma activo que han propiciado los medios de comunicación hacia cualquier fuerza de cambio estructural, asentando la lógica del “sentido común”, un conservadurismo sui generis con tintes liberales. Lo cierto es que la estructura económica desigual del país ha propiciado una cultura de clientelismo político e impunidad que crea un miedo a la expresión disidente que ha paralizado a las fuerzas progresistas nacionales."

    Nomada.gt, tristemente, me da la impresion de ser uno de esos medios de comunicacion con vestigios de ese 'conservadurismo sui generis' donde expresarse libremente aun no se puede - o no lo suficiente al criterio de quienes vigilan estos posts. Como poder explicar que lo que este lector a veces comenta en sus articulos corre el riesgo de ser borrado, sin ninguna explicacion? A mi entender se adapta a las reglas de esta 'comunidad nomada' y considero que lo que he comentado aporta al tema y quiza --al menos eso espero-- mi perspectiva venga de un angulo que agregue al dialogo/pensamiento de sus lectores.

    Sera que el estandar de expresion al cual estoy acostumbrado aqui en los EEUU (Ciudad de Nueva York nada menos!) es muy superior al de alla? Como explicar que lo que comento al NYTimes o a la revista Time, etc., nunca es borrado, aun cuando incluyo enlaces a otros sitios, revistas y periodicos (todo esto permitido bajo la Converncion de Berna en lo que respecta a derechos de autor y/o propiedad intelectual)...

    Es frustrante e indignante comentar y a las horas ver que el tiempo dedicado a expresar un punto de vista diferente no es tomado en cuenta.

    ¡Ay no!

    3

    ¡Nítido!

      Bety Lima /

      14/08/2016 6:20 PM

      Que mal que Nomada se preste a la eliminación de comentarios, los cuales considero constructivos. Espero mejoren ese aspecto, si no mejor dejen de publicar para no despertar en los guatemaltecos el sentido de libre expresión.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

      Luis Lewis /

      11/08/2016 6:12 PM

      Ya censuraron mi respuesta a las acusaciones de P. Choy y Cesar A. mas otros ejemplos de censura anteriores a otros articulos estas ultimas semanas...

      Por lo menos tengo el PDF como evidencia para reclamar para conocer las razones detras de esta censura.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

      P. Choy /

      10/08/2016 5:10 PM

      Yo pienso igual que Cesar, si algo tiene Nomada es que nunca eliminan la libertad de expresión, lo que dijo Lewis no es cierto, solo quitan comentarios cuando son homófobicos, racistas, etc

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

      César A. /

      10/08/2016 4:53 PM

      Generalmente difiero con lo que acá escriben y jamás me han censurado, más bien ya me hubiesen bloqueado de ser posible pero debo darles el crédito que no lo hacen, sin embargo usted generalmente recurre insulto y eso si lo censuran con toda la razón. Quien recurre a eso invalida sus argumentos inmediatamente.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    P. Choy /

    10/08/2016 6:51 AM

    No comparto sus ideas pero lo felicito por ser sincero, primera ves que veo que alguien afirma ser de izquierda y lo explica, normalmente muchos de izquierda siempre se ponen disfraces porque no les gusta decir que son socialistas.

    Lo de "progresista" o el progresismo, eso hay que dejárselo a los hechos y resultados, no en la labia o el bla bla bla.

    En las palabra a se escucha ha muy bonito en la realidad en el mundo real el ser humano y la sociedad se comportan muy diferente. Yo soy de los que piensa que el ser humano es libre y siempre buscará su libertad económica y humana con sus logros, no creo en el socialismo o los socialismos disfrazados, creo son imposiciones que matan el espíritu del ser humano.

    " Un socialista pretende que los pobres sean más pobres, con tal que al menos un rico sea menos rico"

    Creo que el progresismo es de quienes trabajan, construyen, crean fuentes de empleo, eso es progresar, retroceder es quitarle a esos que producen y progresan para darle a quienes no quieren trabajar o solo ganar o vivir a cuesta de los demás, p.e. Los sindicatos, las ONG's, el estado etc...

    ¡Ay no!

    3

    ¡Nítido!

      Luis Lewis /

      11/08/2016 5:35 PM

      Se~nor Choy - a usted tambien le invito a leer el articulo que le recomende a don Cesar A. mas abajo.

      Basado a lo 'ontologico' de su comentario aqui creo que conocer un poquito del cerebro humano le dara una nueva perspectiva a su pensamiento de lo que en realidad significa ser un 'ser humano' en el mundo real.

      Si no sabe ingles, no se preocupe. Solo esperemos que nomada.gt no borre lo que escribo asi podre compartirle una perspectiva diferente tambien.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones