3 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Ideas y soluciones
Impunileaks
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

Qué amistades, presidente.

En su último mensaje dominical, Alejandro Giammattei clamó por la unidad nacional; es más, rogó por ella. “¿Y si nos unimos?” imploró. Unidad, como respuesta a la difícil situación que atraviesa el país, en donde poco de lo que ha diseñado y ejecutado el gobierno para enfrentar la pandemia del COVID-19 pareciera tener éxito… o sentido.

Blogs Fernando Barillas P369
Esta es una opinión

Giammattei junto a Sofía Hernández, diputada señalada por haberse reunido con Gustavo Alejos en el contexto de la elección de Cortes.

Este recurso, empero, resulta bastante trillado. No porque provenga de él, sino porque es el tradicional discurso políticamente correcto de quienes ostentan el poder; una expresión poco sincera, pero a lo mejor con buenas intenciones.

Y de suceder, Giammattei solo se abrirá a la unidad con quienes no lo van a cuestionar y, por supuesto, ante quienes debe los 20 años de carrera política que le permitieron alcanzar la Presidencia.

A estas personas o grupos, el presidente suele referirse como “amigos”. Vaya nivel de amistades que presume.

En el primer nivel está el empresariado organizado, su aliado, ese que “generosamente” le ha tendido la mano a lo largo de estos seis meses de crisis. Vamos, como si la gran patronal diera algo de gratis; como si no supiéramos que su único interés es perpetuar sus privilegios y mantener un Estado débil para que siga respondiendo, como ha sido, a sus ambiciones y no a los de las mayorías.

Luego están sus socios políticos, sus amigos del Congreso. Diputadas y diputados altamente cuestionables de la bancada oficial y otras agrupaciones políticas que, encabezados por el actual presidente del Congreso y firmas como Felipe Alejos, Álvaro Arzú Escobar y Sofía Hernández -entre otros-, intentan seguir desfigurando el ya maltrecho quehacer político de este país, para responder a los negocios de las mafias y la corrupción.

No podían faltar entre sus distinguidas amistades los militares y los pastores de iglesia, especialistas los primeros en sobarle la leva y complacerle en absolutamente todo lo que se les pueda ocurrir, a cambio de que se les mantengan bondadosas asignaciones presupuestarias; y los segundos, que convenientemente le conceden indulgencias y bendiciones a cambio de mantener vigentes concepciones moralistas y retrógradas que pelean, incluso, con la forma de vida del mismo gobernante.

Y recientemente nos sorprendió -bueno, quizás no tanto-, con una declaración pública en la que reconoce a la fiscal general del Ministerio Público, esa funcionaria de Jimmy Morales que ha retrasado maliciosamente las investigaciones penales contra individuos involucrados en casos escandalosos de corrupción o que han atentado contra la institucionalidad democrática, como su “gran amiga”.

Es más, llegó a decir que "muy pocas veces en la historia del país se ha tenido tan buena comunicación entre el MP y el Ejecutivo", y que el trabajo que se está haciendo “ha contribuido a recuperar la confianza y la credibilidad de las personas”. En contraste, tres semanas después, la ciudadanía sigue esperando que Consuelo Porras proceda contra los diputados que desobedecieron las últimas disposiciones de la Corte de Constitucionalidad.

No extraña, entonces, que Giammattei considere amigos a mediocres y opacos personajes. Ahí está Hugo Monroy, premiado tras su patética gestión como ministro de Salud, al frente de la coordinación y construcción de nuevos hospitales, y Carlos Sandoval, quien tuvo un desempeño gris como Secretario de Comunicación Social, de flamante viceministro de Deportes. Que no nos sorprenda, eventualmente, que lleguen a descubrirse vínculos afectivos con Gustavo Alejos, Mario Estrada, Joviel Acevedo y uno que otro prócer más de la impunidad.

Es una pena que haya escogido ese tipo de amistades. Si su deseo honesto era no ser recordado como él mismo lo dijo en uno de sus mítines siendo candidato presidencial, le hubiera convenido más hacerse amigo de las causas justas, de la lucha contra la desigualdad, la desnutrición y la corrupción.

Hubiera sido atinado abrirse a opiniones distintas y aceptar las observaciones con fundamento que han venido de sectores que, así como él, quieren contribuir. Estaba claro que no existe manual de manejo de crisis donde se explique cómo atender los problemas estructurales de un país con un Estado debilitado, cooptado y con una sociedad fragmentada e indiferente, y que además enfrente una amenaza sanitaria global.

Habría sido inteligente que, en esta coyuntura, hubiera apostado por una amistad genuina y sincera con el gremio médico que le está haciendo frente a la pandemia, con el sinfín de carencias ya por todas y todos conocidas, en vez de recriminarles e ignorar sus legítimas demandas.

Con hechos, más que gritos, reclamos y berrinches, muchos también lo consideraríamos un amigo, y ese llamado a la unidad no hubiera sido tan falaz. Quizás la unidad de un pueblo no se alcance nunca de una manera sólida y permanente, pero al menos, Giammattei tendría algo que es tan necesario en medio de una situación como la que atraviesa el país: respaldo popular.

Dime con quién andas y te diré quién eres. Dime de qué presumes y te diré de qué careces.

Qué amistades, presidente.

Fernando Barillas
/

Desobediente. Ex vocero de gobierno. De aquéllos a los que les decían Los Peludos. Consultor de comunicación e integrante de Antigua Al Rescate. Ha aprendido a tener paz antes que tener razón. En este espacio se representa a sí mismo, a sus perros y gatos —quizás—.


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


17

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    - /

    18/07/2020 7:08 AM

    H.A.H.R...........12/2/71...............1631293200501.............15839931.........55632239..........0-53...........+ Prox................Full...........

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Víctor lopez /

    15/07/2020 2:55 PM

    El único que no se dejó mangonear fue ALFONSO PORTILLO , al contrario la zury quería mandarlo pero él no se dejó... hasta ríos montt pensó que iba a doblegarlo , es por eso que en un debate ALFONSO PORTILLO SE LOS DEVORA A TODOS ...NO DIGAMOS A ESTE QUE SE LE LLEVA DE BRAVO... en un debate le sale huyendo .

    ¡Ay no!

    6

    ¡Nítido!

      - /

      18/07/2020 4:35 AM

      alias "Victor Lopez" (Hector Arnoldo Hernandez Ramirez) y su familia nunca han tenido coronavirus.............................
      https://www.facebook.com/hectorarnoldo.hernandezramirez
      https://www.facebook.com/nineth.mazariegos.1
      https://www.facebook.com/sonia.hernandez.562115
      https://www.facebook.com/brendita.hernandez.731
      https://www.facebook.com/profile.php?id=100004543368367

      ¡Ay no!

      1

      ¡Nítido!

    Víctor lopez /

    15/07/2020 12:37 PM

    Todos los presidente han tenido sus roscas , ni uno se ha escapado.... por ejemplo en el gobierno de la UNE quien mandaba era la Sandra.... en esta ocasión es Luis Miguel... que la da ordenes a su novio...

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

      - /

      18/07/2020 6:50 AM

      H.A.H.R..........15839931..................0-53.....................P-.....................Prox.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Alaide González /

    15/07/2020 12:17 PM

    La realidad del país es decepcionante. Los ciudadanos honrados tratamos de seguir contra la corriente, pero es imposible dejar de ver la realidad. Así que estoy de acuerdo con su crítica Fernando.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Roberto de León /

    14/07/2020 10:15 PM

    Y por que nunca criticamos cuando a diario mataban chóferes de los buses rojo cuantas familias quedaron desamparadas no les da consiencia

    ¡Ay no!

    3

    ¡Nítido!

    Roberto de León /

    14/07/2020 10:09 PM

    Por que criticamos lo mejor que ase el precidente y jamas criticamos a los mareros y extrorcionistas que an tenido de rodilla a Guatemala y a sus avitantes es peor tener esta clase de amigos o no

    ¡Ay no!

    3

    ¡Nítido!

    Debbie /

    14/07/2020 2:34 PM

    Me aburre este medio tan trillado y con poco criterio...

    ¡Ay no!

    3

    ¡Nítido!

      iMorales /

      31/07/2020 8:01 AM

      .. pero acá estás....deja de sufrir, anda a escuchar a ARNULFO de SONORA y su imitación del acento de occidente _ jejejejeje !!

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Leonora González /

    14/07/2020 10:29 AM

    Que aburrida su vida señor reportero o periodista, solo se le va en criticar a todo el mundo, me pregunto, qué hace usted además de criticar? Ha hecho algo por ayudar a las personas que han enfermado, a los que no tienen que comer, Me imagino que nada.....

    ¡Ay no!

    9

    ¡Nítido!

    Mario Escobedo /

    14/07/2020 10:11 AM

    Interesante comentario, es la pura verdad, pero a los políticos todo se les resbala, dijera mi abuela, aquí ya no es cuestión de escribir, es cuestión de acción, es triste recordarle sus mismas palabras, que va pasar a la historia, como un gobernante hijo de puta más.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

      Ravicma Limitorres /

      14/07/2020 6:54 PM

      No Mario Escobedo, no va a pasar, Giammattei ya se ganó el título de otro hijo de la gran puta

      ¡Ay no!

      1

      ¡Nítido!

    Emilio /

    14/07/2020 9:24 AM

    Que pena que este Presidente esté cayendo tan bajo, parece que ya no se puede sostener por sí mismo, eso se llama INCAPACIDAD DE GOBERNAR y también OPTAR POR LA CORRUPCIÓN, arrodillarse ante los corruptos. Que moral va tener después para hablar, ninguna. Hay que tomar en cuenta que mucha gente que le rodea es incapaz y corrupta. La unidad nacional es buena, pero no de esa forma, esas son alianzas, convenios, intereses. Pobre Guatemala, nos están hundiendo más de lo que ya nos hizo la Pandemia. Necesitamos que alguien nos rescate. La esperanza nunca se agota, porque ahí está Dios.

    ¡Ay no!

    5

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones