Adiós, pusita

No hay manera sutil de decir esto: para que un problema social que afecta principalmente a las mujeres sea resuelto, hace falta llegar a los extremos. Me gustaría poner el tema del acoso callejero como el ejemplo perfecto.

Cotidianidad n789 Opinión P369
Esta es una opinión

Caminar en los zapatos de una mujer, transformar los argumentos en empatía y en conciencia.

Foto: Flickr, ffiloo

¿Cómo es posible que las mujeres necesitemos ser insultadas, manoseadas o incluso violadas para que se respete nuestro derecho de libre locomoción? ¿No debería bastar con el sentido común que dicta que ninguna mujer, en su sano juicio, quiere ser reducida al rol de hoyo para ensartar penes de desconocidos?

Yo nunca he visto que un hombre, al caminar tres cuadras, tenga que soportar palabras vulgares, intromisiones en su espacio personal o agresiones físicas, sencillamente porque ese día decidió utilizar un pantalón azul que entalle bien su figura. A menos que sea gay, a quienes también les ha tocado recibir su buena cuota de agresión en las calles.

He escuchado a mis amigas contar infinidad de historias de acoso callejero, unas más desagradables que otras, y siempre les pregunto: ¿y tú qué le dijiste? La mayoría de las veces, la respuesta es: nada.

Eso me da mucha rabia. Personalmente, yo siempre confronto al acosador, entiendo que no sea lo más sabio, pero no estoy dispuesta a dejarme ultrajar. Estoy segura que si alguno tuviera el atrevimiento de tocarme, me iría a los golpes y saldría ganando.

Me he preguntado muchas veces cuál es la verdadera razón por la que se dan estas interacciones malsanas. Tal vez la respuesta más acertada la recibí de mi esposo Maurice, con quien hablaba del tema el otro día y me dijo que era una manera de no conectar con el otro, de no ver su humanidad.   Qué razón tiene.

Están también los que justifican este tipo de actitud diciendo que si ellos fueran mujeres se sentirían halagados de recibir tanta atención. El día que despierten sin huevos y con un par de tetas, y tengan el valor de usar una minifalda para ir al trabajo, hablemos. Mientras tanto, sería bueno que observaran su entorno y comenzaran a transformar los argumentos en empatía y en conciencia.

Eso es precisamente lo que el Observatorio Contra el Acoso Callejero Guatemala (OCACgt) busca: evidenciar el acoso callejero con el propósito de recuperar los territorios que han dejado de ser seguros. Propone formas de transformar la cultura violenta que ha normalizado el acoso como parte de la interacción en los espacios públicos.

El OCACgt, es parte de la red Observatorios de Latinoamérica iniciada en Chile, quienes con su entrega y seriedad, han logrado ganar importantes batallas en la lucha por erradicar la violencia sexual de las calles. Si se quieren unir a esta causa o sencillamente saber más al respecto, pueden dar clic aquí.

Me parece imprescindible que existan organizaciones como la OCAC que, a través de la unión, proveen plataformas de lucha y marcos legales más conscientes, como ha sucedido en México, Argentina, Bolivia, Perú y Chile, en donde el acoso callejero es penalizado por la ley.

Claudia Armas
/

Pirómana.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

22

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Abel Reyna /

    23/11/2016 2:36 PM

    Todo en extremo es dañino. Es un grupo reducido de hombres que hacen este "acoso callejero" a un grupo reducido de mujeres que estan inconformes con ser mujer. Quieren ser tratadas como hombres y quieren que los hombres nos sintamos como mujer. Es una lucha contra su naturaleza, no contra el acoso callejero.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Sergio /

    12/04/2016 8:43 PM

    Desde mi punto de vista, puede haber tanto acoso callejero por la misma naturaleza del hombre. A que la gran mayoria siempre anda pensando en sexo. Estudios cientpificos han comprobado que el hombre durante el día puede pasar pensando en sexo y ver imagenes repetidamente en transcurso de sus labores. Ahora bien habemos hombres que solo acosamos mentalemente; a esto me refiero a que cuando vemos pasar a una mujer inmediatamente podemos pensar algo vulgar, mas no decirlo. O simplemente no pensar absolutamente nada. Pues así mismo exiten hombres que lo piensan y lo dicen, y usted dice que la respuesta a la pregunta: ¿Y tu qué les dijiste? ha sido nada. Bueno imagino que a estas mujeres simplemente les da igual. O pensaran todos son iguales. Para qué dicrles algo. O para que rebajarme, en realidad pueden haber infinidad de respuestas. Pero tambien están ya los depravados mentales, y por ende no solo se quedan en decirles algo vulgar a la mujer. Sino que trata ya de hacer las morbosidades que pasan por su cabeza. Me imagino que el hecho de que hayan hombres tan deprabados y mal de la cabeza, ha sido un facotor para el acoso callejro, y las violaciones.

    ¡Ay no!

    4

    ¡Nítido!

    Esteban /

    12/04/2016 8:30 PM

    "I Timoteo 2:9-10 Asimismo que las mujeres se atavíen de ropa decorosa, con pudor y modestia..."

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

      Ernesto /

      29/11/2016 10:02 PM

      Y dale con el fanatismo!!!

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Nicolás lopez estudiante de usac!!! /

    12/04/2016 4:20 PM

    Estoy totalmente desacuerdo. Hasta yo lo he hecho. Pero el ir creciendo y madurando me ha dado a entender mi equivocación ... digamos ... social. Pero también. Pienso que si Ud escribe al respecto. Debe ser madura. Y saber utilizar palabras adecuadas. Al caer en lo vulgar. Sólo puede esperar vulgaridad.

    ¡Ay no!

    7

    ¡Nítido!

    Roberto /

    12/04/2016 12:15 PM

    Yo soy heterosexual y he sido acosado infinidad de veces por hombres homosexuales, eso es algo de lo que nadie habla!!

    ¡Ay no!

    6

    ¡Nítido!

      Juan P duro /

      12/04/2016 4:26 PM

      Yo también he sido acosado por gays y pareciera que eso es aceptado. Ahí nadie dice nada. Realmente es algo asqueroso. Pero uno puede decir nada porque la comunidad gay es agresiva

      ¡Ay no!

      1

      ¡Nítido!

    mc /

    12/04/2016 11:29 AM

    En el reino animal, se tienen lenguajes para comunicar o transmitir algún mensaje, las arañas y ranas tienen algunos colores llamativos para alertar, el pavo real alza sus plumas para transmitir un mesaje, rujidos y aullidos denotan una advertencia etc. Nosotros como seres pensantes no estamos lejos de la denotaciones que despiertan la parte “animal” o instintiva y creo que hay que aprender de eso. Los colores transmiten sensaciones, el vestuario transmite mensajes, no hay que estudiar semiotica para entenderlo y dado lo anterior la mujer debe entender que dependiendo como se vista (que tiene el derecho de hacerlo como quiera) transmite un mensaje, sabido o aprendido esto, sabrá el “mensaje” que querra transmitir. Hay que entender que a pesar que somos seres “pensantes” los instintos intuiciones gobiernas a unos más que otros.

    ¡Ay no!

    4

    ¡Nítido!

      Paola /

      12/04/2016 3:08 PM

      Es que el quedarse la boca callada y respetar no tiene nada que ver con semiótica, es educación.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

      Gabriela /

      12/04/2016 12:27 PM

      Y entonces por qué aun cuando voy en un pants y sudadera recibo los mismos "halagos"? Acaso no transmito algo "distinto" con esta vestimenta?

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Patricia Lorenzana /

    27/11/2015 8:59 AM

    Me encanto el articulo mejor dicho jamás!, y cuando vengo a ver los comentarios me doy cuenta de la mala educación que tenemos en el país que en simpleza tenemos la respuesta del porque de los males que afrontamos, sin que ellos se pongan a pensar de primero en sus abuelas, madres, hermanas, hijas (las mujeres que los rodean) el problema no es solo de las mujeres el problema es de todos y hasta que vean mas allá de sus narices buscaremos los medios para protegernos.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Pedro Yurrita /

    27/11/2015 5:59 AM

    "Es que si ustedes patojas no se visten como mujeres decentes y no se dan a respetar a uds. mismas nadie mas las va a respetar" - Un/una machista, Siempre.

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    Monica /

    27/11/2015 12:43 AM

    Creo que a logrado usted describir l que muchas mujeres debemos pasar al caminar por la calle. Aun que esto no es un halago es un violacion al derecho humano. Dejando al lado su genero ya sea masculino o femenino así de simple es una violacion a los derechos humanos. Creo que eso de la sociedad machista ya es de mucho del siglo pasado. No hablo de que ahora esta sociedad de convertirse a una sociedad feminista pero más humana si. Así que estoy de acuerdo con Maurice debemos tener mas humanidad.
    Desgraciadamente hay mucha gente que le sobra la ignorancia. Pero solo queda ser optimista. Vea el discurso de Emma Watson y la campaña He for She.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Flor de Maria Perez /

    26/11/2015 1:55 AM

    En respuesta a Medrano, lo invito a que investigue por qué se crearon las leyes contra el femicidio, a nivel internacional, no solo en Guatemala. Todo tiene razón de ser.

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones