¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

Dejen de salivar que no hay comida

A veces pienso, sobre todo cuando estoy trabajando, que me gustaría tener una varita mágica y convertirme en hombre. Así no tendría que estar gastando energía extra para que me tomen en serio.

Cotidianidad Opinión
Esta es una opinión

Flickr: AK Rockefeller

Declaration

Estoy cansada de que cuando hago entrevistas a hombres –empresarios, militares o ex guerrilleros salidos–, me traten como si estuvieran en la barra de un bar. “¿Y usted vive sola?” (¿Y a ti que te importa?).

Que si voy acompañada de un hombre –ya sea el fotógrafo o un piloto– se dirijan siempre primero a él. Que los hombres que pasan sus días atendiendo algún mostrador de alguna institución pública, me expliquen cosas como si fuera una niña de cinco años, y se dirijan a mi como “amorcito lindo”. Que funcionarios, jueces, aprovechen, cuando caminan a mi lado, a pasarme el brazo por encima. Que no me pueda arreglar para ir a una entrevista –maquillar, poner tacones, una falda– sin que los hombres se crean con derecho a tratarme como si fuera un animal cuando pasan por mi lado (bsbsbsbs), los carros a pitarme (asusta), a bajar la ventanilla y preguntarme si me llevan a algún sitio (da pánico). Como si yo, al enseñar mis piernas, les estuviera dando permiso.

Todo esto me hace sentir vulnerable, me hace sentir un objeto sexual despersonalizado, me hace dudar de mi misma. ¿Acaso por ser mujer –una norma ineludible de la naturaleza– mi mente va por detrás de mi cuerpo?

Digo todo esto porque creo que hasta en las mentes mas cerradas hay resquicios por donde entra luz. Respétennos. Háganse pajas en las mañanas. Coman yodo. Repriman sus impulsos como lo harían en otras situaciones. Como se reprimen cuando discuten con un jefe. Como se reprimen cuando tienen hambre y no hay comida. No hay comida. Dejen de salivar. Dejen de hacernos sentir mal.

Carolina Gamazo
/

(Pamplona, 1985). Periodista de profesión, la vocación aún no la tiene clara. Española según el pasaporte y guatemalteca de prestado. Ha trabajado en Prensa Libre, elPeriódico y Plaza Pública. @carolgamazo


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

11

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    papazopapaz /

    18/01/2017 7:21 PM

    "Todo esto me hace sentir vulnerable, me hace sentir un objeto sexual despersonalizado, me hace dudar de mi misma. ¿Acaso por ser mujer –una norma ineludible de la naturaleza– mi mente va por detrás de mi cuerpo?"

    todo está en tus manos, tu decides si esto te afecta o no le das importancia. El control está en ti.

    "Háganse pajas en las mañanas. Coman yodo. "
    te bajaste al nivel de los hombres que dicen "si no queres que te miren no te pongas esa minifalda, tapate".

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Carolina Gamazo /

    18/06/2016 6:54 AM

    Tiene toda la razon Parvati. La pregunta es cómo no nos dejamos discriminar. Siempre pienso cual es la opcion más práctica porque se que el victimismo no lleva a ningun lado. Cómo hacer que me escuchen. Cómo reivindicar el liderazgo -en situaciones donde lo tengo- y sobre todo como hacerlo sin parecer, a los ojos de los hombres acostumbrados a sus privilegios, una histerica. Me he plantado a pedir respeto a entrevistados, y he respondido mal a veces. Por la calle la mayor parte de las veces me da miedo responder. (He tenido malas experiencias y una no sabe que machito armado puede estar detras del hombre que le piropea) Creo que tanto mujeres como hombres debemos identificar estas situaciones. Es dificil. Yo solo quiero trabajar tranquila.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Parvati /

    17/06/2016 7:54 PM

    Pero también llega un momento en que hay que dejar los lamentos y no dejarse discriminar, en las palabras de Sonia Sotomayor. Si no, ¿de qué otra manera tantas mujeres inspiradoras han logrado desafiar cada expectativa puesta en ellas?

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Ana /

    17/06/2016 5:30 PM

    Si es lamentable que a estas alturas de la vida con tanta tecnología y avances de todo tipo los varones sigan con esa mentalidad, a pesar que las mujeres hemos demostrado que podemos hacer cualquier cosa.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Juan Pensamiento Velasco /

    17/06/2016 3:24 PM

    Me parece una ñoñería absurda y patética que hayan eliminado del texto que Carol originalmente escribió la parte donde ella le replicaba al agresor "amorcito lindo, tu puta madre)". ¿Acaso no tiene una mujer el derecho mínimo de molestarse y decir algo como eso? ¿O qué, Carol y las demás mujeres que se quejan de lo mismo porque lo viven a diario deben hacerlo con propiedad para, dios guarde, no ofender a nadie? Así como por una ñoñería dejé de escribir para Plaza Pública, por esta de aquí no vuelvo jamás a leer ni compartir una sola nota de Nómada.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Mafer /

    17/06/2016 1:09 PM

    ¡Excelente! Al grano del asunto.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Juancho /

    17/06/2016 12:39 PM

    Cierto, más si son atractivas... Lo he sufrido (como contraparte o acompañante) toda la vida con: mi madre, mi hermana y ahora mi esposa... Es completamente desagradable y solo demuestra nuestro tercermundismo... Nuestra parte 'pueblerina' arcaica más propia de unos simios que de unos seres humanos con inteligenica/conciencia/autodeterminación....

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      JUANCHO /

      17/06/2016 2:38 PM

      "Cierto, más si son atractivas..."
      MA-CHIS-MO
      pero este es el que le gusta a las mujeres
      "si soy bonita, puedo salir con una hoja en la cuchara para mostrar que estoy mejor que otras y nadie me puede decir nada, solo si es el tipo que todas quieren pero me hace caso a mi por que yo estoy mejor"
      machismo = feminismo

      la version en la que somos iguales las mujeres visten de saco como los hombres sin andar enseniando el culo o las chiches.

      ¡Ay no!

      2

      ¡Nítido!

    Alejandro Gutierrez /

    17/06/2016 10:10 AM

    deje el odio!

    ¡Ay no!

    3

    ¡Nítido!

      Laura /

      21/06/2016 3:50 PM

      No es odio Alejandro, no quiero pensar que usted es uno de esos que silba en la calle o que llega a su casa esperando que una mujer en su familia le sirva.

      Nosotras también tenemos derecho a sentir no solo enojo si no ira por ser vistas menos que humanos.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

      Ana /

      17/06/2016 5:24 PM

      No es odio Alejandro, es el derecho que ella tiene de expresar lo que siente, piensa y quiere. Saludos

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones