¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

El mal chiste del Viernes Santo

Fue un Viernes Santo bastante ameno. Cargué por segunda vez en la procesión de la Escuela de Cristo en La Antigua –siendo parte de esa especie rara que son los cucuruchos seculares– y por la noche fui a ver procesiones con mi mamá, en la Ciudad de Guatemala. Esperando la procesión del Calvario en la tercera avenida, revisé Twitter y, oh sorpresa, ¡íbamos ganando en la eliminatoria contra Estados Unidos! Tal júbilo era extraño para un Viernes Santo, pero fue una noticia que recibí con gusto, así como el grueso de seguidores de la selección.

Cotidianidad Guatemala urbana Opinión P258
Esta es una opinión

Entrar en polémica con un periodista deportivo no es una de las funciones primordiales de un presidente.

Foto: Carlos Sebastián

Pero luego, vino David Faitelson y, en un tuit, ninguneó al fútbol guatemalteco –como si necesitáramos que nos recuerden lo obvio– y se armó tremendo zafarrancho nacionalista/futbolero en las redes sociales. Era de esperarse, entre el nacionalismo tan inseguro que tiene el guatemalteco promedio, y lo irracional de las emociones futboleras. Pudo quedarse allí, en un simple trending topic, pero no: Jimmy Morales, presidente constitucional de la República, se tomó la molestia de contestarle a Faitelson en su muro de Facebook.

Esto, en términos futbolísticos, fue el equivalente de un pase filtrado que supera al portero para que el delantero sólo empuje la pelota para el gol. Faitelson escribió una columna martirizándose, pero también con una crítica mordaz a Morales: ¿Cómo es posible que un presidente, que seguramente tiene mejores cosas que hacer, se tome la molestia de pedir una disculpa, en nombre de su país, por los comentarios –odiosos pero acertados– de un periodista deportivo?

Es la verdad. Jimmy Morales tiene mejores cosas que hacer. Por ejemplo, podría solicitar que se deduzcan responsabilidades en torno al accidente vial que cobró la vida de diecinueve personas en Nahualá. O bien, podría solicitar que se agilicen las investigaciones en torno a la muerte del maestro Gustavo Adolfo Arrecís, asesinado frente a sus alumnos en Chiquimulilla. También podría exigir la renuncia del Ministro de la Defensa, quien culpó a la alumna que fue violada en el Instituto Adolfo V. Hall de su propia violación. Son acciones puntuales que merecen la atención del Presidente, más que la opinión de un comentarista polémico.

Después de casi tres meses de gobierno, el incidente con Faitelson es la última muestra de un político poco serio, que no tiene la menor noción de las expectativas que su cargo genera, ni mucho menos de la dignidad que este requiere. Ciertamente, es una crítica común a los presidentes anteriores, pero el caso de Jimmy es particular: es electo con el 67% de votos válidos en segunda vuelta, siendo un candidato outsider salido de una coyuntura de asco hacia la política tradicional, con todo el peso de un país que ansía un cambio profundo. Es un hombre del pueblo, alguien en quien las personas se ven reflejados y en quien proyectan esperanza y confían en su bonachonería. Pero hasta el momento, entre payasadas burdas, silencio ante los movimientos de su bancada en el Congreso, incompetencia y opacidad, la promesa de Jimmy pronto se torna en decepción. A lo mejor y falta poco para que Jimmy entienda por qué Maquiavelo decía que el que es elegido como príncipe con el favor popular, debe conservar la amistad del pueblo.

Estamos en plena crisis de salud, de educación; la red vial está colapsando, y se viene una crisis tremenda de seguridad alimentaria por la sequía causada por El Niño. Los problemas no se barren bajo la alfombra, ni desaparecen con acciones mediáticas paliativas, como donar escritorios. Los problemas estructurales persisten, y hasta el momento, Morales no ha estado a la altura para resolverlos. El país necesita un estadista consciente de las expectativas que caen en sus hombros, y que actúe siendo consecuente con las mismas, no alguien que cree que su cargo consiste en hacer payasadas al micrófono y en el teclado de su computadora.

Martín Berganza D.
/

Nacido en el 93. Estudiante de cuarto año de Derecho, muy a su pesar. Mantiene una relación amor-odio con su país, siempre con una intensa curiosidad y deseo de entenderlo. Adora la literatura y la historia. Intenta aprender a vivir. @MB1193.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

51

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    jaime mejia /

    19/04/2019 9:10 PM

    Este Señor es un Jorge Ramos a la tortrix, ja,ja,ja,ja

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Avatar
    Marcela López G. /
    05/04/2016 12:40 PM

    Según los comentarios de la mara, deberías de manejar taxis.
    No todo esta perdido amic, vendishons

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    samy huertas /

    04/04/2016 4:36 PM

    solo tenemos que entender que el actual Presidente Morales, no es estadista...así de sencillo.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Aura Reneé /

    01/04/2016 11:06 PM

    Felicitaciones al sr. Berganza por tan acertado artículo, al fin alguien lo dijo tan claro como el agua.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Lector /

    31/03/2016 12:28 PM

    lamentable que los Jimmyliebers sigan dandose golpes de pecho y defendiendo a capa y espada a su comediante favorito.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Haydee /

    30/03/2016 6:09 PM

    La verdad es que si tienen razón en que hay cosas mucho mas importantes que responderle a ese comentarista estúpido. A mi punto de vista éste comentarista ya lo hace con otro objetivo que es humillar no solo a la selección sino al pueblo de Guatemala.
    Pero también Jimmy Morales es una persona común y corriente, dió su opinión y como muchos guatemaltecos exigió una disculpa. Fuera de su cargo, es una persona como usted o como yo. Ya que hubiera lanzado un comunicado oficial y pedir una disculpa si sería otra cosa y hasta yo estaría en contra. Pero solo lo hizo como un hincha mas. A mi punto de vista.

    ¡Ay no!

    3

    ¡Nítido!

    Mariano4_11 /

    30/03/2016 9:02 AM

    Me parece que usted odia a Guatemala amic, lo mas aconsejable es que se busque un bosque para perderse.

    Besos.

    ¡Ay no!

    8

    ¡Nítido!

      Andy de Leon /

      01/04/2016 1:31 AM

      O sea que si yo no sigo a ese monton de mediocres de la Seleccion odio a Guatemala... ¿En serio tan apendejados estan por el futbol comercial?

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Héctor López /

    30/03/2016 5:00 AM

    El eterno problema, de nosotros los guatemaltecos, para enfocar los verdaderos problemas y sentido de los comentarios nos hace confrontarnos de manera irracional e irrespetuosa. No debemos olvidar la crisis que vive la Fedefut (nacional e internacional), lo reza un dicho "cuando el pescado hiede, su hedor inicia por la cabeza".
    Nuestro país necesita un esfuerzo conjunto, no hemos hecho nada aún para identificarlo y definirlo, mientras esto no suceda seguiremos siendo arrastrados por esos "núcleos" de poder que siendo criollos aún nos entregan espejitos a cambio del erario nacional. Enfoquémonos todos.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Hoyporhoy /

    29/03/2016 9:55 PM

    Sin duda lamentable la actitud de Jimmy. Pero sinceramente, que esperábamos ? Sin dudas Jimmy será el chiste más largo de la historia, cuatro años.....

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    alfonso villacorta /

    29/03/2016 8:28 PM

    cualquiera esta resultando el presidente, como que no tiene asesores

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones