El Salvador: no podés embarazarte, pero tampoco abortar

El virus del zika aterroriza al pueblo salvadoreño (al brasileño y al mundial). Y las autoridades han sugerido, en uno de los seis países donde las mujeres no pueden abortar bajo ninguna circunstancia –y con débiles programas de planificación familiar–, que nadie se embarace en los próximos dos años. La solución, entonces, plantea un problema más para el pulgarcito de América.

Cotidianidad P369

Una pareja de Brasil, con un niño con microcefalia.

Foto: Publinews

Durante las primeras dos semanas de 2016, El Salvador registró 1 mil 561 posibles casos de Zika. Pero la alarma no la despertó sólo el virus, sino que se sospecha que el virus provoca bebés con microcefalia, como los casos detectados en Brasil.

La microcefalia provoca que los bebés nazcan con cráneos y cerebros mucho más pequeños de lo normal, y que además -en muchas ocasiones- también produce una atrofia cerebral. Pero la postura de las autoridades latinoamericanas es un capítulo más de las contradicciones de los políticos latinoamericanos.

En Brasil han muerto en los últimos meses 49 niños por microcefalia. De estos, cinco se confirmó que eran portadores del Zika. En medio de esto, el ministro de Salud salvadoreño, dijo: “Estamos recomendando a las mujeres en edad que planifiquen sus embarazos y que traten de evitarlos este año y el próximo”. Pero como preguntó The New York Times: ¿Cuándo, en la historia de la humanidad, una epidemia se ha vuelto tan alarmante que un país ha sentido la necesidad de pedirle a su gente que no tenga hijos durante dos años?

Además, El Salvador es uno de los países latinoamericanos con tasas de embarazo adolescente más altas. Según una publicación de VICE, además la tercera parte de embarazos es de niñas entre los 10 y 19 años. Muchos de estos, producto de uno de los países más violentos del mundo. De acuerdo con un informe de UNICEF, en 2013 se registró un total de 1,450 embarazos en adolescentes y niñas.

De acuerdo con la sexóloga guatemalteca Elizabeth Rojas, la postura del Ministerio de Salud es “violatoria de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres. Ninguna autoridad puede prohibir embarazos”. Pero más grave aún, se prohibe embarazos, no se dan los métodos para evitarlos y se prohiben los abortos.

En 2013, una mujer salvadoreña fue diagnosticada con lupus eritematoso. Esto no sólo ponía en riesgo su vida, sino también la del feto, por lo que solicitó ser eximida de la ley que prohíbe el aborto; incluso en situaciones de violación. El caso llegó a la Corte Suprema de Justicia, pero la solicitud fue rechazada; los magistrados votaron tres a favor y uno en contra. Al final, el hijo de Beatriz nació, murió a las pocas horas y ella tuvo que pasar dos semanas en el intensivo, a punto de morir.

Falta de educación y violencia sexual

Para la doctora guatemalteca Linda Valencia, quien es ginecóloga y obstetra, las palabras del ministro salvadoreño Espinoza son irresponsables. Al igual que la sexóloga Rojas, considera que son violatorias para los derechos humanos. Para ella, las autoridades deberían tomar una postura de “acceso a la planificación familiar. Educación en salud reproductiva y sexual”. La postura del Gobierno le parece que es más para “evitar su responsabilidad directa en la prevención, tanto del zika como en la prevención del embarazo no deseado”.

El Salvador, como Guatemala, es un país donde no sólo hay escasa educación sexual; la violencia contra las mujeres se refleja en cifras que asustan.

El departamento de Pediatría del Hospital de Niños Benjamín Bloom en El Salvador, entre 2011 y 2014, registró un total de 420 niñas violadas. Y esto sólo es el registro de un hospital; además de todos los casos que, por miedo, quedan en silencio.

De hecho, según la Encuesta de Hogares y Propósitos Múltiples, de 2007, el 66 por ciento de los delitos registrados por agresión sexual en El Salvador son cometidos contra menores de edad.

Por otro lado, el año pasado la salvadoreña Procuraduría de la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), presentó un informe especial en el que detalla que los embarazos en niñas de entre 10 y 14 años.

Las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) van más orientadas hacia la prevención. Y el argumento del ministro de las autoridades centroamericanas, mismas que ya se han emitido en otros países, es que la epidemia está en un punto máximo.

El Salvador, argumenta el New York Times, no se encuentra preparado para afrontar esta situación.

Para Elizabeth Rojas “deberían estar implementando educación sexual científica y laica, así como acceso a anticonceptivos”. Permitir cuándo se interrumpe un embarazo, es una de las recomendaciones de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), para garantizar la autonomía de la mujer; además, en muchas ocasiones puede proteger su vida.

Pero la sugerencia sigue. En el país donde piden embarazarse, está prohibido abortar. Y además, en países centroamericanos como Guatemala, (como demostró esta investigación de Nómada) el Estado no usa el 85% de los escasos fondos que tiene para comprar condones.

Pep Balcárcel
/

Músico frustrado. Llegó al periodismo por casualidad y se quedó por amor. Ha publicado un par de libros de cuento y de poesía. También fundó una editorial y sobrevive como puede. Animalista.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

3

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    JUAN FRANCISCO /

    04/02/2016 11:49 AM

    Pep frustrado, el aborto es asesinato de un indefenso no nacido, siendo ésta personita enferma o saludable. Agradecéle a la que te parió un día y en honor a ese acto valiente de tu madre no escribas estupideces con sabor a asesinato.

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    Alfredo /

    04/02/2016 3:53 AM

    Ciertamente El Salvador recomendó a sus habitantes no quedar embarazadas en los próximos 2 años. No es cierto que los embarazos queden prohibidos, únicamente no están recomendados. En mi opinión la recomendación es ingenua/cínica aunque también tiene algo de lógica. Como dice el artículo de VICE, las mujeres en El Salvador (y en Guatemala) no tienen acceso adecuado a anticoncepción efectiva, por lo que la recomendación del ministro por muy bien intencionada que sea es imposible de implementar y más bien responsabiliza a la mujer de tomar medidas de precaución que ellos mismos saben no está en capacidad de tomar.
    El punto del aborto es importante también sobre todo ante tal recomendación. Si bien el riesgo de microcefalia ocasionado por una infección con Zika es aún desconocido, la mujer debe de tener la última palabra sobre su deseo de asumir ese riesgo. Considerando que los embarazos planificados son la minoría el acceso legal al aborto debiera ser una opción. De todas formas aún siendo el aborto legal no es posible darle a una mujer una evaluación confiable del riesgo de anomalías congénitas. Realmente nadie sabe que % de mujeres embarazadas que se infectan con Zika van a tener hijos con anomalías. Aún cuando se detecta Zika durante pruebas de diagnóstico prenatal, no existe información sobre el riesgo para el feto. Es más, aunque los datos actuales son sumamente preocupantes y apuntan hacia el Zika como causa del aumento de microcefalia en Brazil, todavía no podemos decir con absoluta certeza que Zika es la causa de estos defectos.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    papazopapaz /

    03/02/2016 12:12 PM

    el ministro de Salud salvadoreño, dijo: “Estamos RECOMENDANDO a las mujeres en edad que planifiquen sus embarazos y que traten de evitarlos este año y el próximo”.

    no les están prohibiendo nada, estás diciendo algo falso.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Jessica Galindo /

    03/02/2016 5:23 AM

    5 casos confirmados de 49! El 10% de los enfermos tenían Zika. O la cifra está errada o es esta una nota sensacionalista, lo cual uno comienza a considerar seriamente cuando llega a la parte en la que sugiere que Recomendar es sinónimo de Prohibir. Vamos, que el gobierno guanaco no está adoptando una política china de procreación como pretende hacernos creer el autor en su afán por escribir un panegírico pro-aborto. Suerte a la próxima, esta vez lo hizo muy mal.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones