En Guatemala hay 335 bibliotecas y (sólo) 16.9% prestan libros

La forma en la que llegué a mi libro favorito de chiquita fue poco común. A finales de los años 70, mi papá, maestro de la Escuela Normal Pedro Molina, fue a especializarse en matemática a Argentina (con una beca de la Unesco y la OEA). Cuando regresó trajo discos de música de protesta (escondida en discos de música navideña) y una colección de libros de Mafalda. Y cuando yo aprendí a leer, fue la que me llamó la atención.

Cotidianidad bibliotecas educación guatemala inversión lectura libros Opinión P369 Recomendados
Esta es una opinión

Los libros de la casa de mis papás.

Foto: Vivian Guzmán

Yo pasé mi infancia divagando entre los libros de la casa (muchos, por dicha), los discos y cassettes (muchos, por dicha), mis muñecas (fui muñequera a diferencia de mi hermana, y no tenía muchas y por eso son inolvidables) y los álbumes de fotos. Por supuesto, Mafalda, esa chiquita crítica, marcó mi vida.

Pero no todos en Guatemala tenemos oportunidad de crecer cerca de muchos libros o de tener la dicha de encontrar a Mafalda. No sólo somos un país con la mitad debajo de la línea de la pobreza, sino que 72 por ciento de los padres y madres de menos de 50 años sólo llegó a completar la primaria. Sólo 22 por ciento fueron a la secundaria y sólo 5 por ciento a la universidad. Esto con base en cálculos propios con datos de la ENCOVI de 2011.

Libertad_desigualdad

Aun con deseo de que sus hijos e hijas naveguen desde temprana edad en el mundo de los libros, generar las condiciones y la oferta para ello queda seguramente más allá de las posibilidades de muchos. La responsabilidad de de acercar a los niños a los libros, entonces, recae en el Estado. Y no lo estamos haciendo.

En Guatemala, 8 de cada 10 niños de 7 a 12 años va a una escuela pública. No obstante, la inversión en educación pública sigue siendo tan solo 3% del tamaño de la economía (el Producto Interno Bruto, PIB), bastante menos que lo asignado en el resto de países de la región. Y tampoco invertimos en libros; el Ministerio de Educación dedica dentro de su presupuesto sólo 4% a materiales y suministros, entre ellos: libros.

Mafalda_Susanita

Hace muy poco, el Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó un documento con información estadística inédita: cuántas bibliotecas y centros de documentación hay en el país.

Hasta el año 2013 se contaban con 335 bibliotecas registradas a nivel nacional, de las cuales 121 estaban ubicadas en el departamento de Guatemala. En su mayoría se trata de bibliotecas municipales (48%) y privadas (19%); y el principal servicio facilitado es el de salas de lectura (46.5%), mientras que solo el 16.9% permite el préstamo a domicilio. La oferta está compuesta principalmente por libros (83%) y muy poco por otro tipo de materiales (material audiovisual, publicaciones periódicas, etc.).

Hace poco, Mafalda cumplió 50 años. Me recordé de ella y cómo nos conocimos. Sus cuestionamientos eran válidos más allá del tiempo, la distancia y la edad del lector, su humanismo e idealismo inspiradores, y los personajes con los que interactuaba tan simbólicos de nuestra diversidad humana. Esa genialidad de Quino para desplegar en viñetas temas profundos como complejos, acompañados de humor y de la inocencia infantil, es lo que tantos agradecemos alrededor del mundo.

Mfalda_democracia

En efecto, para contar con un país de lectores aún nos falta mucho por hacer. Avanzaremos poco mientras no reconsideremos el papel fundamental del Estado y de la Educación pública. Ciertamente la lectura desde temprana edad y sin distinción de nuestros orígenes socioeconómicos nos impulsa como individuos y como sociedad. Nos sensibiliza, nos amplía conocimientos y nos abre las fronteras mentales.

biblio2

Pero mientras llega el momento en que las bibliotecas públicas estén presentes a lo largo y ancho de país, la invitación a contribuir está lanzada para que más niñas y niños tengan acceso a esta ventana de crecimiento. Acá tres opciones para acercar el mundo de la lectura al resto de Guatemala: 1) La biblioteca Bernardo Lemus Mendoza, 2) El proyecto Luis de Lión, y 3) la recientemente mencionada en CNN: El proyecto Los Patojos.

Vivian Guzmán
/

Guatemalteca, economista landivariana. Soy amante y aficionada a la fotografía. Empedernida soñadora e idealista. Mamá de una maravillosa niña y un maravilloso niño.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

5

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    oscar /

    15/10/2015 2:31 PM

    En el artículo menciona mucho a Mafalda pero en la foto veo muchos libros de Cálculo... por nada, me pareció curioso

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    GUESS /

    15/10/2015 11:19 AM

    Me parece muy triste escuchar las propuestas de los dos candidatos, y no escuchar en su plan, siquiera intenciones de invertir en arte, cultura, educación, quieren solucionar problemas de economía, salud, pero si la gente no tiene el conocimiento, la cultura de cuidarse a si mismo, su entorno, saber analizar las cosas de una forma critica, cosas que solo se aprenden leyendo, teniendo acceso a la información, todo lo que una biblioteca pública "debería" proveer, no se puede. Los libros enseñan, acompañan... muy bonito articulo con datos muy tristes.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Bertha /

    15/10/2015 8:30 AM

    Me parece muy interesante el artículo, para completar un poco la información me gustaría comentar que en Guatemala existe una Red de 12 bibliotecas comunitarias de la Fundación Riecken, que están en los departamentos de San Marcos, Quetzaltenango, Totonicapán, Sololá, el Quiche, Chimaltenango, Alta Verapaz e Izabal. Estas bibliotecas desarrollan programas innovadoras y préstamo de libros. Para mayor información pueden visitar la página www.riecken.org

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Filadelfo Coy /

    17/10/2014 4:57 PM

    Excelente trabajo, felicitaciones siga adelante...... el libro es un maestro, al abrirlo brota consejos y sabiduria...saludos

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Estuardo Chiapas /

    13/10/2014 1:24 PM

    Y conforme fuimos creciendo Vivian, y llegamos a adultos, quienes tuvimos el privilegio de compartir con nuestros hijos una lectura de Mafalda antes de dormir nos hallamos con la grata vivencia de escuchar cómo resuenan las palabras de Quino en boca de la pandilla, evocadas veinte años después en las pláticas de nuestros retoños; sin que la frescura de las emociones se haya perdido.
    Seguro que "Burocracia", la tortuga, es quien trae la carga del olvido para Mafalda...

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones