Las desventajas de ser hombre con cuerpo de mujer

No soy un hombre trans y por eso me costó escribir este post. Siento la gran responsabilidad de poder transmitir el mensaje de los chavos que conocí en la Primera Convención de Hombres Trans en Centroamérica.

Cotidianidad Opinión P258
Esta es una opinión

Vincenzo Bruno, hombre trans costarricense.

Foto: Diagnóstico Valiente

Antes de empezar, aclaremos conceptos:

 

Aquí falta hablar de Queer, que es un término que abraza a todas las personas LGBTI y promueve dejar el pensamiento binario y entender la sexualidad como algo fluido.

Ser Trans en Centroamérica

Cierro los ojos e imagino que estoy parada frente a los baños en un centro comercial. Ante mí tengo dos caminos. Puedo entrar al baño de mujeres, que corresponde al cuerpo con el que nací, pero no es lo que soy. Soy hombre, quiero entrar al baño de hombres, pero si entro, quienes estén ahí se van a sentir incómodos, hasta amenazados. Pueden atacarme. ¿Qué hago?

Nunca he sentido esa ansiedad y disociación y sólo puedo imaginarme cómo es vivir todos los días atrapada en un cuerpo que no me identifica. O lidiar con los prejuicios, el miedo y el odio de los demás, mientras trato de hacer las paces conmigo misma, de ser feliz.

La educación sobre identidad sexual es esencial para la salud física y mental de todos.

La educación sobre identidad sexual es esencial para la salud física y mental de cada individuo.

Vincenzo Bruno, Costa Rica. 41 años

A pesar de haber nacido en el cuerpo de una niña, su infancia fue muy feliz porque sus papás nunca le cuestionaron que no le gustara usar vestidos ni pelo largo. Cuando le preguntaban cómo se llamaba decía Mynor. Jugaba y se vestía como quería y su familia respetaba su identidad de género sin saber realmente que era algo permanente.

Todo cambió a los 11, cuando empezó a menstruar y su cuerpo a cambiar. Sus hermanos lo molestaban por sus pechos así que se los vendaba. Al no tener novio, usar maquillaje o vestirse “como mujer” la presión social por encajar era más fuerte, tanto, que a los 16 empezó a tener sexo (con hombres) como para convencerse; eso era lo que le tenía que gustar.

A los 25 se identificó como Lesbiana, porque era la única etiqueta que tenía disponible. Pensó que si se sentía atraído por las mujeres seguro era homosexual –la identidad de género es muy diferente a la orientación sexual–, así que decidió salir del clóset y presentarle a su familia a su pareja actual, con quien tienen un hijo (a quien le han enseñado que sólo porque tiene un pene no significa que no pueda tener un lado femenino o que no pueda expresar sus emociones de una manera saludable).

Vincenzo seguía sin sentirse cómodo consigo mismo y a los años se dio cuenta que era hombre. Lo habló con su pareja –quien, por cierto, ya lo veía venir– y empezaron el tratamiento de sustitución hormonal. En el proceso de cambio, su hijo estuvo totalmente involucrado, pero Vincenzo cuenta que el momento cuando se empezaron a rasurar juntos a su hijo se le iluminó la cara y lo aceptó por completo. Cuando le dijo “papá” por primera vez, a Vincenzo se le salieron las lágrimas.

A Vincenzo le tomó 39 años empezar a ser feliz con quien es y se sabe muy afortunado porque pudo conservar su trabajo. La mastectomía les costó $7,000.

Eduardo Cálix, Honduras. 31 años

Cuando era pequeño, su situación era difícil porque en el colegio tenía un uniforme y aunque se sintiera muy incómodo, no le quedaba otra más que usar falda. Su familia lo obligaba a usar aretes y pelo largo. Eduardo siempre se ponía chicles en el pelo para forzar a su mamá a cortárselo. Poco a poco, su mamá empezó a entender que no le gustaba ser femenino y le ayudó comprándole ropa que lo hiciera sentir más cómodo.

En el colegio le hacían bullying, las niñas no jugaban con él y los hombres no se acercaban. Conforme fue creciendo, las cosas se complicaron más porque iba entendiendo poco a poco lo que estaba pasando. La adolescencia le marcó la vida por completo; fue víctima de maltrato por sus maestros y compañeros. Fue expulsado de todos los colegios públicos por ser trans, sin derecho a defenderse.

En la Universidad fue tal el prejuicio que Eduardo decidió salirse. No supo a dónde ir, así que entró al ejército. Cuenta que la vida fue un poco más fácil porque el trato era masculino; “te tratan como soldado, no como mujer u hombre”. Lo difícil fue cuando los soldados querían acostarse con él.

Un año antes de conocerlo –y de escribir esto – Eduardo fue víctima de una “violación sexual correctiva” y a raíz de eso quedó embarazado. Él agradece a Dios haber tenido problemas en la matriz y perdido al bebé, porque no habría podido abortar. Hoy habla de su abuso con menos dolor, pero lágrimas aparecen en sus ojos mientras nos cuenta su historia.

La vida de Eduardo cambió cuando conoció a su pareja hace un año. Después de hablar por mucho tiempo en redes sociales, ella llegó a visitarlo a Tegucigalpa. No se han separado desde entonces y ella ha estado ahí durante todo el proceso de cambio hormonal, lo cual ha sido muy bueno porque Eduardo perdió a su familia con su decisión, pero los entiende porque dice que no ha de ser fácil perder una hija.

¿Guatemala no está lista para las personas transexuales?

Eduardo Calix quisiera que los gobiernos se pusieran de acuerdo para darles oportunidades y seguridad, porque están indefensos. La discriminación que sufren los deja sin acceso a trabajo, salud y educación. “Nos miran diferente, pero yo no me siento diferente a nadie. La definición para mí de un hombre o una mujer no es un pene, o una vulva, sino lo que piensa y cómo actúa. Yo soy útil a la sociedad. No somos enfermos mentales”.

Eduardo habla con lucidez y calma, la de alguien que ha vivido tantas veces el abuso, pero no recrimina al victimario, sino al sistema. “Dios no escoge por género, sino por lo que hay en el corazón”.

No podemos darnos la espalda

En Centroamérica, las personas trans no tienen derechos básicos, no hay información, educación ni guía. Muchos se someten a cirugías y operaciones ilegales con médicos que no están preparados y ponen en riesgo su vida.

El hecho que no puedan cambiar su género legalmente les cierra puertas porque los estigmatiza. Son discriminados en entrevistas de trabajo, en aplicaciones para la universidad, cuando quieren optar por servicios de salud.

A las personas trans les da miedo denunciar porque el mismo sistema se encarga de castigarlos. No dan seguimiento a denuncias. La violencia psicológica que sufren por homo, lesbo y transfobia lleva a muchos a suicidarse. La violencia física, las “violaciones correctivas”, y los golpes son cosas con las que lidian todos los días, sin poder decir nada.

En Costa Rica y Guatemala existe un anteproyecto para cambiar la ley de identidad de género. Un buen ejemplo de una iniciativa de ley inclusiva y respetuosa es la que hay en Argentina porque, primero, es la única en el mundo que no define como ‘patológicos’ a los trans y permite que decidan su nombre legal y garantiza el acceso a los tratamientos médicos que necesitan.

Sería bueno recordar que el Estado no puede discriminar a sus ciudadanos en base al amor que sienten por otras personas.  Los legisladores no pueden discriminar –en base a sus propias creencias religiosas, a su identidad de género o preferencia sexual– a quienes representan. Todos en Guatemala merecemos acceso a educación y salud de calidad y a una vida digna sin discriminación ni estigma. Es tan obvio, que me parece estúpido tener que decirlo.

Lucía Canjura
/

Si pudiera regresar al pasado y cambiar una sola cosa, aprendería a usar excel en sexto primaria. Llegué a Nómada gracias a la creatividad y me quedé por las diferencias ideológicas.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

14

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Tito tock /

    17/05/2017 2:23 PM

    se es hombre o mujer muy aparte es rebelarsse a su naturaleza,en el universo eterno no hay hombre o mujer la identidad sexual solo ocurre en los mundos materiales,y es para procrear,quien diga lo contrario retuerse su mente y se vuelve irreal a la realidad

    ¡Ay no!

    3

    ¡Nítido!

    Yonder Lopez /

    22/07/2016 10:03 PM

    Yo quisiera tener contacto con alguna entidad acá en Costa Rica, tengo 21 años y soy trans. Nací en cuerpo de hombre pero no es lo que en realidad siento, no soy yo. Tengo senos y glándulas mamarias pero tengo pene y testículos. Y en cuanto a lo q tengo en medio a las piernas no soy feliz, actualmente estoy en unión libre y mi pareja no me apoya tampoco y me siento muy sola en ese sentido...
    De verdad necesito ayuda! Hablar cn alguien, sentir q alguien me entiende...

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    HOYPORHOY /

    17/02/2016 2:13 PM

    Es evidente la polarización de nuestra sociedad. Carecemos completamente de tolerancia. Siempre han existido argumentos "científicos" para negar la homosexualidad o cualquier otra manifestación de diversidad sexual. Las personas que lo tratan como una enfermedad o un defecto, lo ven como algo a corregir para integrar de nuevo a estas personas a la sociedad, sin embargo científicamente no es posible hacer eso. El tema sexual es algo importantísimo en nuestra conformación como conglomerado social. De allí que las preferencias en este tema generen tanto revuelo. Sin embargo no son otra cosa que eso "preferencias", "gustos". En ese sentido, cada cual es libre de preferir una cosa u otra, eso no lo convierte en alguien defectuoso; sin embargo, el tema sexual genera tanta controversia que la menor desviación de la normalidad nos hace saltar las alarmas.

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    George o georgina /

    17/02/2016 1:50 PM

    Bueno yo en realidad no se que decir, nací hombre y me he comportado como hombre pero dentro de mi se que soy lesbiana porque me gustan las mujeres, asi que estoy confundido entre que si soy hombre que le gustan las mujeres o lesbiana que le gustan las mujeres; hay alguien ahi que me incluya entre los LGBTI-XYZ

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Ana /

    16/02/2016 7:13 PM

    "Es tan obvio, que me parece estúpido tener que decirlo."

    No en un país tan retrógrado como Guatemala. Es necesario decirlo y repetirlo. No por ser diferentes, tener diferentes creencias (o ninguna), o no ser lo que la sociedad espera, es justificado la discriminación o humillación de esas creencias. Todas deben de ser respetadas sin discriminación.

    Pero esto no es común en Guatemala, por lo cual, debemos de seguirlo repitiendo.

    ¡Ay no!

    4

    ¡Nítido!

    Medrano /

    16/02/2016 6:35 PM

    Alguna vez, mientras crecía creí que ser mujer podía aliviar mi sufrimiento de tener que afrontar el mundo como homosexual. Luego reaccione y tuve que aceptar la realidad tal cual, soy hombre y eso nunca va a cambiar. Podemos sentarnos a imaginarnos que soy blanco, un astronauta y que voy a tener 15 años por siempre, pero negar el género, es como negar la edad, el color de piel, la estatura. Es tan obvio, que me parece estúpido tener que decirlo.

    ¡Ay no!

    4

    ¡Nítido!

      John Odigo /

      23/02/2016 7:26 AM

      En serio siendo vos homosexual, no podés informarte mas sobre la diferencia entre sexualidad y genero? si hasta yo que soy hetero, me parece estúpido que no te informes siquiera y estés dividendo a lo interno mas a una comunidad que necesita tanto apoyo en Guate. pero bueno eso de que varios gays y lesbianas, salgan conque no se puede ser trans ni bi, no es nuevo. Hay que informase mejor y no ser tan cerrado de mente hombre, que vos mismo sufrís la discriminación que mucha gente sufre solo por tener una orientación sexual distinta.

      ¡Ay no!

      1

      ¡Nítido!

    Faith /

    16/02/2016 3:26 PM

    ¡Que bonito artículo! Especialmente porque visibiliza a los hombres transexuales.

    Yo soy mujer transexual y tuve que recorrer un camino larguísimo para llegar al punto en el que estoy. En ese camino, lleno de ignorancia, desinformación y falta de bases legales, todo lo fui construyendo desde la nada. Tuve que invertir mucho dinero y tocar diferentes puertas para encontrar a los profesionales progresistas que colaboraron con mi transformación.

    A falta de doctores con conocimientos en terapia de reemplazo hormonal para cambio de género, me automediqué por muchos años. Sin cirujanos con previa experiencia en cirugías estéticas para feminizar, tuve que "culturizar" en el tema a mis doctores para lograr el resultado esperado. Sin un proceso claro para tramitar la identidad legalmente, recurrí a un excelente abogado que me ayudó (al menos) a cambiar mi nombre, dado que a falta de regulaciones que nos amparen no podemos hacer el cambio de género.

    Por último, la cirugía culminatoria de cambio de sexo la tuve que hacer en el extranjero, después de hacer un préstamo que me tiene 5 años pagando al banco casi la mitad de mi salario mensual.

    Aún después de todo esto, debo enfrentar discriminación en el seguro social al ser atendida por médicos conservadores que no les cabe en la cabeza (o no les quiere "caber") mi condición. Tampoco puedo contraer matrimonio con el hombre que ha estado a mi lado todo este tiempo.

    Lo especial de mi caso es que, a diferencia de cientos de mujeres guatemaltecas con mi misma condición, soy profesional y tengo un trabajo donde antepusieron mis habilidades y mi capacidad como persona antes que mi condición de género. Muchas transgénero guatemaltecas no poseen esta ventaja, producto de la discriminación imperante.

    En fin, ¡muchas gracias! Artículos como este pueden sensibilizar a la población.

    Saludos.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    P. Choy /

    16/02/2016 1:56 PM

    Un hombre tendrá un cuerpo de hombre y fisiológicamente será siempre un hombre, una mujer será una mujer y fisiológicamente será una mujer, eso no se puede cambiar con nada de hecho los lóbulos cerebrales son diferentes.

    Lo que sí es es la orientación sexual el acto del sexo y la gratificación que estas personas buscan en su funcionamiento.

    Pero un hombre es un hombre y una mujer igual no existe tal cosa transexual, de veras no existe, lo que existe son operaciones de "simulación" o cirugías plásticas pero toda la fisiología sigue igual en el género, exceptuando los hermafroditas que eso si es bien diferente.

    Yo pienso más en la realidad y el sentido común, que en la moda y ser políticamente correcto, tal termino de transexualidad no existe... Es una moda de los años 2000, es para que algunos se sientan cool y modernos, realmente es ignorancia y falacias...

    ¡Ay no!

    8

    ¡Nítido!

    Marlon Suarez /

    16/02/2016 12:48 PM

    Es increible como se ha degradado nuestra sociedad, al punto que cualquier idea por tonta que sea de un grupito tiene que ser aceptada por toda la sociedad. Dentro de poco a alguien se le va a ocurrir que tener sexo con animales sirve para la educación sexual y tendremos que aceptarla. A la gente que se refiere este artículo ha sido abusada desde su infancia y por eso los desvíos, no nacen, se hacen. Hay que tomar en cuenta que el cerebro de un bebe es como un disco duro de una computadora nueva, depende lo que le ingresemos así va a funcionar.
    Realmente estamos mal!

    ¡Ay no!

    8

    ¡Nítido!

      Marlon Suarez /

      17/02/2016 7:12 AM

      Ana, no sé de dónde sacas que no los respeto, los respeto pero no acepto esa forma de pensar y ya varios comentarios han opinado lo mismo. Creo que tu eres de esas personas y por eso te sientes aludida. Y como lo dices es mi opinión, así que también respétala. Te recuerdo que si tienes una computadora nueva y le instalas un mal excel, word o cualquier software obviamente esa máquina no funcionará correctamente y no te dará información o te la dará incorrecta. Habría que llamar a un técnico para que investigue que pasó. Igual con esta gente, hay que darles ayuda psicológica o espiritual para que salga de ese problema, como el alcohólico, sino acepta su condición nunca saldrá de su vicio, con la única diferencia que ese vicio mata, el problema de está gente quizá no mata directamente, pero si causa depresión, pensamiento suicida, etc.

      ¡Ay no!

      3

      ¡Nítido!

      Ana /

      16/02/2016 7:09 PM

      Degradado? Esto, al igual que la homosexualidad, bisexualidad et al, has existido desde que ha existido la humanidad. Esto no es nuevo.

      Si no quieres aceptarla, no lo hagas. Eso no te da ningún derecho de no respetarlos/as por quienes son. No es lo tuyo, perfecto. Quién eres tu para juzgar a otros?

      No es desvío. No es abuso familiar. Muchas personas transexuales han tenido una familia amorosa. Es la sociedad, que los rechaza, quienes hacen el abuso. Tu post es parte de ese abuso de una manera indirecta.

      Así nacen, no se hacen. Ni los médicos psiquiatras de organizaciones médicas de EEUU, que van a la universidad por años y los estudian, están de acuerdo contigo. Porqué tu tienes la razón? Si el disco duro viene con ciertas especificaciones, no importa cuantas veces modifiques el disco duro, si así no viene hecho, no lo vas a cambiar. El disco duro de mi laptop no es igual al de mi PC. Entonces?

      Pero repito: no tienes que estar de acuerdo o aceptarlo. Es tu opinión propia y tu harás paz con lo que pienses de ellos aún así si es contribuir al abuso con opiniones degradantes hacia ellos. Eso no quiere decir que no tengas en dentro de ti, el control para poder respetarlos y darles los derechos que tienen como ciudadanos de Guatemala, de Honduras, de Costa Rica, de China, de EEUU, de Canadá y el resto del mundo.

      ¡Ay no!

      6

      ¡Nítido!

      Cece /

      16/02/2016 3:32 PM

      Todas las barreras de las que habla este artículo son producto de la ignorancia de gente con un cerebro tan pequeño como el suyo.

      Yo soy mujer transexual y no soy degenerada ni desviada sexual (de hecho casi ni vida sexual tengo, es lo último que se me pasa por la mente en el día), y no soy así por haber sufrido violación sexual o abuso alguno en mi vida. ¡Se nota que su opinión no tuvo análisis alguno!

      Probablemente no le ingresaron toda la información que necesitaba a su "disco duro".

      ¡Ay no!

      1

      ¡Nítido!

    HOYPORHOY /

    16/02/2016 9:55 AM

    Me parece un tema importante para tratarse, para hablarse y dejar de lado los tabúes de nuestras sociedades. Lamentable el dolor por el que han pasado estas personas, historias como las de ellas habrá miles. Son admirables por su valor y fortaleza.
    Gracias por el artículo.

    ¡Ay no!

    4

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones