No más Daddy Yankee en clase

No sé qué tanto puede valer una “tarea para la casa”, donde lo más importante sea estudiar las biografías de personajes como Daddy Yankee, Pitbul, Arjona o Justin “Biber”, cortar distintos tipos de hojas y pegarlas en un papel para aprender a cuidar las plantas, o copiar desde la página 10 hasta la 25 “para mañana”.

Cotidianidad n246 Opinión P258
Esta es una opinión

Tarde Cultural en Los Patojos.

Foto Los Patojos.

Me pregunto, ¿no basta con leerlo en clase y analizarlo con el resto de estudiantes? Estos deberes desgastan las mentes sedientas de conocimiento y ansiosas de ser parte de procesos innovadores para entender la vida y encontrar su función a nivel personal.

¿Por qué en nuestro país las y los estudiantes en lugar de hacer un “copy-paste”, repetir los números del uno a un millón, memorizar textos o repetir 20 planas de caligrafía, no pueden desarrollar investigaciones o tareas sobre temas que incidan directamente en sus vidas y en su sociedad?

En la escuela deberíamos estudiar, hablar, analizar, dialogar, compartir y generar opinión sobre temas como el fraude del IGSS o aquellos que atañen nuestras vidas. Imaginenlos analizar que debido a la corrupción de algunos funcionarios, otros ciudadanos fallecieron porque no tuvieron acceso a medicamentos. Analizar qué implicaciones tiene que la exvicepresidenta de su país sea investigada por denuncias de corrupción y enriquecimiento ilícito. Conocer que algunas empresas mineras contaminan los ríos y destruyen zonas verdes vitales para comunidades como sucede en La Puya. Podrían discutir sobre la decisión estatal de pagarle a los partidos políticos US$2 dólares por voto. O que luego de investigar, por ejemplo, para qué sirve un alcalde, un diputado, un presidente, un magistrado o un juez, puedan escribir y exponer sus opiniones frente a sus familias. En fin hay tantos temas que podrían darle mucho más sentido y dinámica a nuestros sistemas educativos y no sólo limitarlos a lo que se exigen desde el Ministerio de Educación.

No estoy desprestigiando el Currículo Nacional Base (CNB), sino critico la calidad educativa y la forma en que se ejerce la enseñanza. A los maestros no les importa educar para la vida sino incrementar datos estadísticos para satisfacer exigencias y presiones internacionales.

Para que muchas cosas cambien en el país, también se debe transformar la manera en que estudiamos, nos educamos y nos informan. La educación nacional es la herramienta más importante para la generación de opiniones y ciudadanos responsables, activos en la transformación intelectual, pacífica y política del país.

No sirve de mucho aprender a leer y a escribir, si no nos incentivan a comprender lo que leemos y articular lo que escribimos. No somos máquinas, sino seres humanos pensantes, y necesitamos que la información en las escuelas, sea más contextualizada a las realidades de nuestras 338 pequeñas Guatemalas.

Hablemos de nuestros derechos a manifestar nuestro descontento, nuestras ideas. Hablemos de la política y sus politiqueros, sobre la justicia, sobre la memoria histórica, sobre la paz y la dignidad. Transformemos las escuelas en semilleros de personas, honestas, creativas, sensibles, responsables y consecuentes.

Maestros, planifiquen sus clases como si cada una fuera la última e instruyan a la niñez a pensar, a vivir y buscar las maneras, intelectualmente hablando, para servir con amor, para cuidar y respetar la vida, para preparar sus mentes y entender que si no hay oportunidades – se les niega generalmente –, pues entonces les corresponde crearlas, generarlas. Que no hay nada más sagrado en la vida a nivel social, que la dignidad y libertad de pensamiento, de expresión; de ser humanas y humanos.

Hoy, más que nunca, es urgente educar para la libertad y la participación activa a nivel social. La educación no es un privilegio, es un derecho.

¡Que vivan las escuelas y centros educativos que educan a la niñez y juventud para liberar sus mentes y ser felices!

Juan Pablo Romero Fuentes
/

Educador, autodidacta, curioso, inquieto, necio y preguntón, gestor cultural, columnista, aprendiz de músico, analista independiente, fundador del programa comunitario Los Patojos. Adicto al café, los libros y a las flores. El patojo mayor.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

8

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    ANONIMO /

    01/06/2015 7:46 PM

    Entiendo el punto del articulo, pero con el tiempo he entendido mucho de lo que pasa.
    Las tareas si son importantes. Nos enseñan a ser responsables desde pequeños. Eso si, una tarea que se enfoque a que los niños se formen un criterio. Anteriormente para realizar una tarea, nuestros papas tenían que ir de aquí para allá "bajando libros" literalmente para encontrar la información que se les pedía. Ahora ya no, con solo escribir un par de palabras en google tenemos mas que suficientes fuentes de información. Pero OJO porque no todas son fiables. Esto es en lo que pienso que hay que formar actualmente a los niños, a diferenciar la información verídica y la falsa, a analizar mas allá de dar copy-paste para que formen su propia opinión. Hay que incentivarlos a la lectura e involucrarlos en actividades humanitarias. Un niño que conoce el sufrimiento ajena desde pequeño, jamas será egoísta ni velara solo por su nariz. Un niño que sabe que buscar, donde buscar y como interpretar jamas sera engañado ni un acarreado.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Vinicio Ramírez /
    30/05/2015 7:34 PM

    Niños de 10 años con estrés por la carga de tareas en el colegio... cosas como esta cada día son más comunes, se confunde calidad educativa con llenar de información a niños que todavía están en el aprendizaje de procesar información. Coincido con vos en cosas como la necesidad de formar ciudadanos más conscientes, pero creo que en la primaria al niño hay que promoverle primero capacidades para pensar con criterio y libertad! un tema que sin duda se debe profundizar!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    carrillorodas@icloud.com
    Diego Carrillo /
    29/05/2015 11:02 AM

    Ni eso, ni lo otro. PARA MI EL COLEGIO SOLO TENDRIA QUE SER UN LUGAR PARA JUGAR, COMPARTIR, DIVERTIRSE Y DISFRUTAR DE LO MAS LINDO DE LA NIÑEZ LA INOCENCIA. Como la gran mayoria de adultos (por su ego, y fracasos) quieren que sus hijos sean GENIOS, LOS CONVIERTEN EN MAQUINITAS DE YO NO SE QUE.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Vivian /

    29/05/2015 9:34 AM

    Estoy totalmente de acuerdo con el artículo. No se enseña a pensar, a ser crítico. El sistema quiere borregos que consuman.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Pedro Ramirez /

    28/05/2015 3:03 PM

    Me gusta el articulo, pero no comparto algunas ideas expuestas. 1- se tendria que ver la edad del niño para hablar sobre los temas. 2- si estoy de acuedo con un cambio en la forma de dar clase, hacer mas tareas no te hace mejor estudiante.
    El darle voz y voto a nuestros niños/jovenes es parte del reto de cambio como pais, sociedad.
    Lo poco que puedo expresar sobre el tema tratado.
    Saludos.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Violeta Cetino /

    28/05/2015 11:25 AM

    Atinadísimo artículo. De igual manera, considero que las tardes de niños y niñas deben quedar libres de tareas, pues la gran mayoría de ellas les roban su derecho a ser niños, a jugar, a despejar sus mentes, a saborear las tardes para realizar actividades lúdicas y deportivas.
    Muchos papás también se quejan al ver que sus hijos no llevan tareas para hacer en casa, pues de esa manera serían ellos quienes deberían hacerse cargo de los niños... Y los colegios con tal de mantener "contentos" a los papás, saturan a los niños de tareas.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Astrid /

    28/05/2015 9:11 AM

    Totalmente de acuerdo con tu punto de vista Patojo Mayor, se necesita la transformación de éste modelo educativo que se enmarca en el tecnicismo y no es analítico. Es absurdo que el tiempo que tienen libre los niños y los jóvenes para recrearse lo utilicen en memorizar lecciones y hacer maquetas! Me gustaría tener una propuesta más concreta de cómo hacer estos cambios tan necesarios, discutamos!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones