3 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Ideas y soluciones
Impunileaks
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

¿Por qué los actores tienen más chance de ganar en política?

Sigo con el alma en vilo el proceso electoral de Guatemala. No puedo votar, pero me interesa porque el destino de un pueblo es destino de todos los pueblos. O en otras palabras, y parafraseando la máxima feminista: mientras haya un pueblo que no sea libre, ninguno lo está.

Cotidianidad Gramsci Guy Debord Jimmy Morales n789 Opinión P258 Susan George televisión
Esta es una opinión

Jimmy Morales, candidato presidencial de FCN-Nación, en conferencia de prensa ofrecida el 19 ce septiembre-

Foto: Carlos Sebastián

Y va y la primera jornada la gana Jimmy Morales, un hombre que “es contradicción en un discurso muy vacío”, como le describe Martín Rodríguez Pellicer. Pero es el humorista de la tele, el comediante conocidísimo de la pequeña pantalla sin ninguna experiencia política previa que ha dado el gran salto. Siguiendo, por lo tanto, la tendencia ya conocida en otros países: la mediatización de la política.

La influencia fuerte y multiforme de los medios de comunicación y en especial de la televisión sobre la vida política y por tanto, sobre la población es un hecho. Representan un factor esencial en la formación de mapas cognitivos que luego sirven de base psicológica para la toma de decisiones de la ciudadanía a la vez que son una herramienta ampliamente utilizada para legitimar el sistema reinante. La aceptación de las decisiones políticas, de la forma de articulación misma de la vida política, y la acción o inacción popular respecto a ellas está estrechamente relacionada con la centralidad de los medios en los actuales sistemas democráticos. La televisión, por sus limitadas características informáticas pero ilimitadas posibilidades de entretenimiento y por su alcance, puede llegar a ser una auténtica arma de manipulación masiva y ejercer de control social altamente efectivo. Situación que puede ser aprovechada por parte de las élites políticas y económicas en su beneficio.

El tema es extenso y excitante ya por sí, porque ¿cómo se construye el consentimiento de la población, muy vulnerable a la manipulación informativa, a las decisiones políticas a través de la televisión? ¿Cuáles son las formas de construcción de apoyo más evidentes? Y ¿cuáles son los efectos y las consecuencias visibles y a menudo invisibles a primera vista de una mediatización televisiva?

Para conseguir la aceptación entre la población de intereses de las élites existen fórmulas mucho más efectivas que la coerción y las medidas expeditivas. El término de “hegemonía cultural” de filósofo marxista italiano Antonio Gramsci explica cómo ese poder de la ideología dominante penetra en todos los niveles de nuestras vidas llegando a parecer natural, prácticamente invisible porque presenta el “sentido común”. Denotando así la enorme capacidad que tienen las élites política y económica para ocupar el terreno elevado de la ideología a partir de la cual se legitima las relaciones de dominación existentes y se construye el consentimiento de la población hacia el status quo.

Utilizando conceptos gramscianos, la pensadora estadounidense Susan George habla del “pensamiento secuestrado” cuando disecciona la victoria de la ideología neoliberal y de sus valores en la sociedad estadounidense, que representa quizá el más claro ejemplo de los efectos de la mediatización televisiva. “La élite neoliberal de Estados Unidos en concreto, pero con frecuencia en Europa y también en muchos otros lugares del planeta, ha logrado penetrar en nuestras instituciones públicas y privadas una detrás de otra. Estas élites disfrutan ya prácticamente del monopolio de las mentes de los estadounidenses de a pie y, por tanto, del poder político.”

Es decir, casi nada es casual ni ideológicamente neutral en nuestra democracia de hoy, que es a la vez una sociedad de espectáculo que ya vaticinó con mucho acierto revolucionario y filósofo francés Guy Debord en su obra con el mismo título. Debord entrelaza el espectáculo ofrecido y utilizado por los medios de comunicación con el modo de producción reinante. Espectáculo no existe fuera del mundo real o como su apéndice, sino que es a la vez el resultado y el proyecto del modo deproducción existente. “Bajo todas sus formas particulares, información o propaganda, publicidad o consumo directo de diversiones, el espectáculo constituye el modelo presente de la vidasocialmente dominante. Es la afirmación omnipresente de la elección ya hecha en la producción y suconsumo corolario. Forma y contenido del espectáculo son de modo idéntico la justificación total delas condiciones y de los fines del sistema existente,” escribe Debord

Y en la televisión todo es convertido en espectáculo, incluso la política.

Anna Maria Penu
/

Escritora, politóloga, feminista europea en cuya piel América Central está empezando dejar sus huellas. Se nota en mi mirada, en mi manera de estar en el mundo. Aquí escribo con humor, con dolor y ternura. Escribo para seguir caminando.


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


6

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    ANONIMO /

    21/10/2015 3:29 PM

    […] Este texto es la tercera parte de una serie de la autora. La primera parte, ¿Por qué los actores tienen más chance de ganar en política?, fue publicada el 23 de septiembre de 2015. La segunda parte, La verdadera democracia no la verás […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ANONIMO /

    07/10/2015 1:26 AM

    […] Este texto es la segunda parte de una serie de la autora. La primera parte, “¿Por qué los actores tienen más chance de ganar en política?” fue publicada el 23 de septiembre de […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    CAROLINA ASTURIAS /

    25/09/2015 12:07 PM

    Roberto Alejos, conocido a sotto vocce en el Congreso de la República como Robalejos, con aparente indignación expresó que la racionalización es un chantaje y que le ha causado preocupación, mientras, aseguró, paradójicamente, que “el pueblo quiere transparencia, y un presupuesto honesto y balanceado y financiado”. Lo que obvió decir Roberto Alejos es que si el presupuesto excede los Q 52 millardos es inevitable seguir contratando deuda externa e interna a un ritmo irracional y explosivo, como sucedió durante el gobierno de la clepto dictadora Sandra Torres, tiempos en los que por cierto, Robalejos fue el Presidente cuasi vitalicio del Congreso, ungido por los designios de la dueña de la UNE.

    Tampoco dijo, pues de baboso no tiene un pelo, que tanto durante el gobierno de Sandra Torres, en esos días de Colom, como en los más de cuarenta y cuatro (44) putrefactos meses de Pérez y Baldetti, como norma, cobró Q 350,000 por cada voto suyo y por cada uno de sus diputados, fundamentalmente en la contratación de deuda externa e interna para financiar el presupuesto del Estado y el déficit fiscal.

    Es decir, a cambio de una generosa tarifa en los últimos dos gobiernos, Alejos, sin inmutarse, ha formado parte del régimen oficial, y ha vivido y se ha enriquecido, entre otras iniciativas que ha apoyado, de endeudar hasta nuestros tataranietos

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Jorge Chajón /

    23/09/2015 6:42 PM

    Seguro que si, la TV es muy influyente, ahora se agregan las redes sociales. Pero tomen en cuenta que en la campaña Morales no ha tenido mayor pauta, contrario a Torres que si la ha tenido. No solo salir en la TV, sino qué hay atras de los mensajes y qué está esperando el pueblo. Guatemala cambió y ahora el pueblo está empoderado con la web 2.0, 2,1 y 2.1, ya no solo esperamos que nos digan algo, también usamos nuestro razonamiento para comentar.
    Si veo mal en este medio las fotos que publican, creo que tienen un contenido con cierta profundidad como para buscar el sensacionalismo de las fotos como si fueran el diario "La Extra".
    Saludos

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Solorzano /

    23/09/2015 4:38 PM

    Es increible la cantidad de prejuicios que tienen al momento de colocar sus fotos. Siempre buscan el peor lado de la gente. No estoy a favor ni en contra. Simplemente no me gusta la gran cantidad de prejuicios que manejan.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Medrano /

    23/09/2015 2:45 PM

    Resumen:
    "La televisión es la niñera de los niños y la que adoctrina a los mayores" Esta columna es tan superficial como una risa sarcástica de una feminista en medio de una pantano de ordinariez.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones