¿Quién define cuál es el concepto de familia?

Hace unas semanas Nómada compartió un artículo que escribí hace tiempo en el que me pregunto si las familias homoparentales y monoparentales son familias. Entre los comentarios que recibí, hubo uno que me hizo reflexionar más sobre el tema, decía: “Yo lo que digo es: a veces los conceptos y definiciones existentes fueron para una sociedad existente... si ahora somos diferentes, creemos definiciones que se adapten, ¿no? ¿Familia? Yo y mis hijos no seremos familia según la sociedad "normal"... pues entonces yo le llamo espacio de amor nacido para intentar ser feliz”.

Cotidianidad Opinión
Esta es una opinión

Tomado de wikimedia

Muchas respuestas cruzaron mi mente, desde el impulso de asegurarle que, por supuesto, lo que piense la demás gente importa un comino si ella y sus hijos saben que el amor los une y que tienen un hogar para apoyarse los unos a los otros. Que las definiciones deben ir cambiando si tenemos más información para hacerlas más claras y específicas, y que la sociedad también debe cambiar. Que nadie tiene la receta de la normalidad y que lo “normal” no tiene necesariamente que ser “bueno”. Al final, entendí que estas respuestas no me satisfacían plenamente porque se quedaban en mi opinión y no se apoyaban más que en mis creencias personales, y quién podría animarse a responder solo desde los propios prejuicios, la gente nunca hace eso. Además, las respuestas complejas generan más preguntas de las que resuelven:

¿Necesitamos crear nuevos conceptos?

No quiero entrar en las aguas profundas de la semántica, la lógica o la filosofía, así que lo voy a proponer de la forma más sencilla que puedo: los conceptos y definiciones son la forma en que explicamos el mundo y nos sirven para comunicar nuestras ideas. Aprendemos por medio de la observación, todo lo que nos rodea es captado por nuestros sentidos y almacenado en nuestro cerebro. Cada conocimiento nuevo se suma a lo que tenemos guardado y hace que nos cuestionemos algunas cosas y confirmemos otras. Luego de integrar esos conocimientos o ideas en conceptos, podemos verbalizarlos y explicarlos en forma de definiciones. De esta forma, conforme vamos aprendiendo y observando cosas nuevas, nuestros conceptos cambian y se enriquecen. Con esto en mente, resulta razonable pensar que si la sociedad cambia, si cambian sus normas, usos, costumbres, algunos conceptos también deberían ir transformándose, ¿o no?

Al buscar definiciones de familia, me encontré con varias cosas interesantes. La Rae presenta diez acepciones al término familia, la primera es: 1. f. Grupo de personas emparentadas entre sí que viven juntas. La lengua española no hace referencia al número, sexo o estado civil de los miembros de la familia para calificarla como aceptable o no. Sí tiene una definición respecto al parentesco, pero también sobre la familia como un grupo de personas que comparten ideas comunes.

El siguiente paso obvio era ir a la Wikipedia que empieza diciendo que La familia es un grupo de las personas formado por individuos unidos, primordialmente, por relaciones de filiación o de pareja; luego pasa por la definición de la Rae, la de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, los tipos de familia, su etimología e incluso habla de quienes critican a la familia.

Como se trata de una enciclopedia, me sirvió solamente para tener puntos de partida en la investigación e ir a buscar y comparar información en otras fuentes. Sin embargo, uno de los temas que me pareció interesante se refiere a los pocos cambios que ha sufrido la estructura familiar después de la revolución industrial, que es básicamente igual a la familia preindustrial, aunque la familia moderna ha variado, con respecto a su forma más tradicional, en cuanto a funciones, composición, ciclo de vida y rol de los padres. (…) La familia es considerada hoy como el primer núcleo de solidaridad dentro de la sociedad, siendo mucho más que una unidad jurídica, social y económica. La familia es, ante todo, una comunidad de amor y de solidaridad.

Luego busqué definiciones de familia desde el punto de vista de las leyes y de la religión. En la Constitución Política de la República de Guatemala no encontré una definición como tal porque en las secciones que hablan de la familia la establecen a partir del matrimonio. Por ejemplo, el artículo 47.- Protección a la familia, dice que el Estado garantiza la protección social, económica y jurídica de la familia. Promoverá su organización sobre la base legal del matrimonio, la igualdad de derechos de los cónyuges, la paternidad responsable y el derecho de las personas a decir libremente el número y espaciamiento de sus hijos. En el Código Civil encontré que en el artículo 78 dice que el matrimonio es una institución social por la que un hombre y una mujer se unen legalmente, con ánimo de permanencia y con el fin de vivir juntos, procrear, alimentar y educar a sus hijos y auxiliarse entre sí. El código también se refiere a las madres solteras, a los divorcios y a las uniones de hecho, que aunque no son reconocidas como “la base de la familia” son figuras que existen y que están reguladas.

El Catecismo de la Iglesia Católica, en La familia en el plan de Dios, dice que La comunidad conyugal está establecida sobre el consentimiento de los esposos. El matrimonio y la familia están ordenados al bien de los esposos y a la procreación y educación de los hijos. El amor de los esposos y la generación de los hijos establecen entre los miembros de una familia relaciones personales y responsabilidades primordiales. Unos párrafos más adelante indica que la familia es la “célula original de la vida social”. (…) La familia es la comunidad en la que, desde la infancia, se pueden aprender los valores morales, se comienza a honrar a Dios y a usar bien de la libertad. La vida de familia es iniciación a la vida en sociedad.

Tanto la definición legal como la del catecismo basan a la familia en el matrimonio y establecen que su fin es la procreación y el cuidado de los hijos. No usé definiciones de iglesias cristianas evangélicas porque entiendo que no usan un texto común –como lo hace la iglesia católica con el catecismo– y que se basan en lo que dice la biblia, interpretada y usada a discreción de cada quien. Tampoco usé definiciones de otras religiones porque no hice una investigación exhaustiva. Necesitaba algunos elementos para contestar la pregunta de si necesitamos hacer un nuevo concepto y definición de familia o no y me topé con que en la Constitución no tenemos esa definición y quizás sea hora de hacer una. Tenemos que plantearnos algunas preguntas y decidir si vamos a considerar la moral religiosa para legislar, si los derechos civiles van a ser otorgados a partir de dicha moral.

Hasta el momento en nuestro país se establece que el matrimonio es entre un hombre y una mujer, aunque entiendo que la Constitución no prohíbe la unión matrimonial entre personas del mismo sexo y que para cambiar el código civil solo se necesita que el Congreso de la República lo apruebe. Sé que no es simple, pero también sé que es una discusión que debemos tomar seriamente. La iglesia puede decidir no aceptarme si no cumplo con sus códigos y reglas, seré parte de ella si me ajusto y puedo vivir afuera de una comunidad religiosa, pero no funciona igual con el país, creo que es valioso cuestionar nuestras instituciones y decidir si ajustamos nuestras definiciones a la realidad que vivimos.

Hay gente que se va a otros países donde el respeto a los derechos civiles incluye el reconocimiento de que las personas del mismo sexo pueden unirse en matrimonio y tener los mismos derechos que los heterosexuales, pero esa no puede ser la única salida, ese no debería ser el único camino. Hay parejas que se casan y no planean tener hijos, hay parejas que no se casan y tienen hijos, hay hombres y mujeres que tienen hijos aunque no tengan pareja y hay hijos que se van a vivir con tíos o abuelos porque con sus papás no era posible vivir. ¿Qué vamos a hacer con estos cambios al orden establecido de la familia? ¿Es más importante que una familia sea establecida sobre la base de la tradición o simplemente con amor y respeto?

/

Conoció los cómics porque un día se empachó de literatura, aunque nunca dejó de creer que se puede cambiar al mundo un lector a la vez. Ama el cine y los dulces de anís.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

7

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    P. Choy /

    21/10/2016 2:56 PM

    La cantidad de suicidios de niños y adolescentes es altísima en las parejas homosexuales que han adoptado niños, por eso todos los países del mundo prohíben eso, porque es malo para la niñez, siempre termina en caso de abuso sexual en esas parejas.

    ¡Ay no!

    3

    ¡Nítido!

      Sofía /

      10/12/2016 10:18 AM

      Parece que vive en otro planeta, en nuestro país constantemente se violenta sexualmemte a la niñez y este crimen es llevado a cabo por abuelos, tios, primos, hermanos, padres, padrastros, vecinos, hetetoxesuales, además de ser un círculo vicioso de violaciones infantiles no reparadas psicologicamente, llevadas a cabo desde siempre por humanos enseñaros a "creer", no a pensar.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

      Luis Lewis /

      22/10/2016 8:42 AM

      Sr. Choy,

      Desde siempre, 100% de la ni~nez por todo el mundo NECESITA (y ha necesitado) sentirse querido/aceptado/amado en un ambito seguro por lo menos por una persona: su figura materna. Tradicionalmente esta figura materna casi siempre es la madre biologica pero tambien este rol puede ser llenado por el padre/abuelos/cuidador primario.

      Media vez el ni~no se siente seguro y amado, la sexualidad del cuidador primario no importa. ES MUCHO MAS IMPORTANTE LA CONSISTENCIA CON LA CUAL ESTE CUIDADOR PRIMARIO AMA Y PROTEGE AL NI~NO DURANTE LA NI~NEZ, SIENDO LOS PRIMEROS 2 A~NOS SUPERCRITICOS.

      Si el ni~no no se siente seguro ni querido, trauma del desarrollo es el resultado y esta se manifiesta en una infinidad de problemas, incluyendo llegar al suicidio o convertirse en un psicopata...

      Quisiera darle enlaces a material cientifico que soporta mis aseveraciones pero Martin borraria mi comentario...

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Vcantante /

    19/10/2016 1:39 PM

    El concepto de familia lo define segun su función primordial que es la de procrear hijos, educarlos y brindar a la sociedad seres racionales pensantes con principios y valores éticos y morales.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Vero Mendoza /

    19/10/2016 1:12 PM

    Lo que me cuestiono es, cual es el deseo de los homosexuales de tener un "matrimonio"?. ¿Que no sólo pueden vivir junto a sus parejas y ya? Aunque no les guste los orígenes del matriomonio son religiosos y no civiles. Muy aparte de lo que quieran encontrar en la iglesia, el origen del matrimonio que está en la Biblia habla tajantemente sobre la desaprobación a su conducta, entonces por qué perseguir un fin que no concuerda con sus creencias conductuales?

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Huber Bech /

    18/10/2016 6:25 PM

    Desafortunadamente como ud afirma "no hizo una ivestigación exhaustiva", en un tema tan importante en la discusión actual; por lo que sugiero profundice con la Exhortación apostólica "Familiaris Consortio de San Juan Pablo II (aunque no sea católica le ayudará mucho en el ámbito teo-filosófico) así como "Los diez principios de Princeton" que son el resultado del debate académico que tuvo lugar en diciembre de 2004 en una reunión celebrada en Princeton, Nueva Jersey, patrocinada por el Social Trends Institute y por el Witherspoon Institute. Esta conferencia reunió a especialistas en historia, economía, psiquiatría, derecho, sociología y filosofía que compartieron el resultado de sus investigaciones sobre por qué el matrimonio es un tema de interés público. Ambos le serán reveladores para una opinión más profunda del tema, el cual lo merece.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    David /

    18/10/2016 9:21 AM

    Interesante forma de verlo, respetable, aunque desde el punto de vista jurídico no se debe legislar una preferencia personal.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones