4 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Ideas y soluciones
Impunileaks
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

SOS: Biodiversidad en peligro

Una compleja historia geológica configuró la actual fisiografía del territorio guatemalteco, caracterizada por marcadas variaciones de altitud y condiciones climáticas, lo que, sumado a una posición geográfica estratégica, derivó en la presencia de una alta diversidad de especies y ecosistemas en Guatemala.

Cotidianidad Opinión P258
Esta es una opinión

Zunil

 

Lamentablemente, la conservación de la biodiversidad no es una prioridad en el país, lo que pronostica un futuro sombrío para la mayoría de especies que se distribuyen naturalmente en el territorio guatemalteco.

La diversidad biológica (o biodiversidad) es un concepto que comprende diferentes escalas: desde la riqueza de especies y la variabilidad genética de sus poblaciones hasta la diversidad de comunidades bióticas y ecosistemas. Las diferentes formas de vida del planeta son el resultado de millones de años de evolución, en un proceso no direccional de cambio que no es equivalente a progreso. No existen organismos más o menos evolucionados, ni los seres humanos somos el fin último de la evolución. De hecho, desde el punto de vista evolutivo, la especie humana no es más especial que un zanate o una ameba, en franca contradicción con el antropocentrismo y el dogma de la mayoría de religiones del mundo.

Laguna de Ipala

A pesar de su pequeño tamaño, Guatemala es considerado uno de los países con mayor diversidad biológica de la Tierra. Esta diversidad constituye un patrimonio natural insustituible, cuya conservación debería ser una prioridad de Estado. Sin embargo, existen grandes diferencias entre el ser y el deber ser en un país como Guatemala, en donde la mitad de los niños menores de cinco años sufre de desnutrición crónica y en donde, anualmente, se cuentan por miles las niñas que resultan embarazadas. Ante este escenario, ¿puede la conservación de la biodiversidad ser una prioridad en un país que ni siquiera garantiza los derechos fundamentales de su niñez? La respuesta es no, obviamente, aunque esto no significa que la crisis humanitaria de la niñez guatemalteca esté siendo atendida efectivamente.

Valle del Motagua

Es importante recordar que el ser humano es sólo una especie más dentro del complejo entramado biológico del planeta. En este sentido, podemos afirmar que la principal razón para conservar la naturaleza es el propio bienestar de la especie humana, ya que la vida en la Tierra continuará existiendo, independientemente de nuestra presencia. La biodiversidad nos provee de elementos básicos tales como oxígeno, agua, alimento y medicina, entre muchos otros, por lo que su conservación es un asunto de vital importancia para nuestra existencia.

A pesar de esto, el modelo económico actual, caracterizado por la búsqueda de crecimiento económico a toda costa, además de provocar enormes desigualdades socioeconómicas está poniendo en serio riesgo a la biodiversidad. Según el último análisis de cobertura forestal, en Guatemala se pierden 132,137 hectáreas de bosques anualmente, lo cual equivale a deforestar un área de 150,000 metros cuadrados cada hora. Esta es una situación alarmante considerando que Guatemala está catalogado como uno de los países más vulnerables ante el cambio climático. Además, la destrucción de los ecosistemas naturales provoca disminución de la diversidad genética, poniendo especies en peligro que incluso podrían tener potencial terapéutico u otros usos benéficos.

Melanerpes formicivorus Ciudad de Guatemala

 

Si bien el Sistema Guatemalteco de Áreas Protegidas ha permitido preservar importantes muestras de algunos ecosistemas, es importante mencionar que el sistema se encuentra debilitado y seriamente amenazado, además de que no es suficiente para asegurar la permanencia de la biodiversidad en todo el territorio nacional. En la misma línea, aunque Guatemala cuenta con una Estrategia Nacional de Diversidad Biológica, ésta no ha logrado permear dentro de los lineamientos de planificación estratégica de la mayoría de entidades públicas y privadas del país, lo que ha limitado significativamente su implementación.

Totonicapán 1

Considerando los grandes rezagos en materia de alimentación, salud y educación de la mayoría  de guatemaltecos, la conservación de la diversidad biológica en el país es todo un reto. Inexplicablemente, Guatemala ha priorizado inversiones como la explotación minera a cielo abierto, llegando al extremo de permitir la utilización de cianuro en zonas de recarga hídrica y alta densidad poblacional. No por nada Costa Rica prohibió la minería a cielo abierto, conscientes de los enormes impactos negativos que genera esta actividad sobre la salud humana y el entorno natural. Lamentablemente, en Guatemala parecen prevalecer los intereses económicos y una visión a corto plazo.

Un ejemplo lo tenemos en el Parque Nacional Laguna del Tigre, considerado en su momento el humedal más importante del continente americano después del Pantanal (Brasil). En 1985 se autorizó en Laguna del Tigre un contrato de explotación petrolera, el cual ha tenido nefastas consecuencias, tanto directas como indirectas, para la integridad ecológica del área. Un ejemplo más próximo lo tenemos en la reciente aprobación de un proyecto hidroeléctrico en el río Icbolay, el cual pone en riesgo a la Ecorregión Lachuá, un humedal de importancia internacional reconocido por la Convención Ramsar.

Laguna del Tigre 1

Aunque el panorama parece sombrío, todavía estamos a tiempo de actuar. Guatemala aún mantiene cobertura boscosa y mucho potencial para el diseño de corredores biológicos y otras iniciativas de conservación, las cuales pueden convertirse paralelamente en oportunidades económicas para la población. La generación de riqueza no tiene porque ser incompatible con la protección de la naturaleza. Solo hace falta voluntad e imaginación. Podemos empezar por conocer la Estrategia Nacional de Diversidad Biológica e identificar como podemos contribuir a su implementación desde nuestras organizaciones, empresas, instituciones, o de forma personal. La tarea no es sencilla pero tampoco imposible.

Punta de Manabique

Rony Trujillo
/

Biólogo. Entusiasta de la aracnología y la filosofía. Me gusta imaginar cómo fueron los bosques de Guatemala antes de la llegada del ser humano.


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


16

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Miriam /

    08/03/2017 8:37 AM

    Buen artículo Rony =)

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Marco Miguel /

    06/03/2017 4:22 PM

    Interesante reflexión, la verdad buena parte de la rosa la hacen los cultivos de caña, además hay comunidades y fincas que realizan agricultura orgánica dentro del bosque como en el caso del café y del cardamomo. La verdad los proyectos ecologicamente adversos les conocemos bien y están ya estudiados y diagnosticados, ojalá y como sociedad pudieramos pronunciarnos para recuperarles.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    P. Choy /

    04/03/2017 11:06 AM

    La pérdida de la biodiversidad y los bosques es por las talas rosas e incendios forestales que la población hace para la agricultura, generalmente en las áreas rurales, el 90 al 95% de la pérdida de hábitats es por agricultura.

    Es precisamente las industrias quienes más protegen el ambiente con programas de reforestación y manejo de biodiversidad administración de cuencas.

    Hay como una especie de moda o movimiento de siempre ocultar la realidad y no ver los problemas reales y los causantes de la contaminación que sin precisamente todos los poblados y el ser humano es simplista solo ideológicamente atacar el desarrollo y crear falsos supuestos y ocultar la realidad, un país sobre poblado que usa leña como fuente de energía y por ende los bosques son arrasados para leña o para cultivar para ello utilizando grandes cantidades de agroquimicos fertilizantes y venenos para eliminar malezas afectando a muchas especies.

    Hay que buscar la verdad y las causas del problema y no ser solamente un seguidor de la demagogia de moda...

    ¡Ay no!

    8

    ¡Nítido!

      Byron Hernández /

      05/03/2017 10:14 PM

      El tema de análisis no es tan simple el deterioro es multifactoriarial e historico, recuerdan que durante la época de los alemanes se impulsaron las extensiones de cultivos agroindustriales para el fomento, habia de todo, luego tierras ociosas les decian, ganaderia, etc. El asunto actual no es tan simple. Estudiemos un poco la historia y encobtraran la vetdadera causa.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

      San Mateo 7:5 /

      05/03/2017 1:51 AM

      ¡Hipócrita!, saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás con claridad para sacar la astilla del ojo de tu hermano.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Peter Lim /

    03/03/2017 2:47 PM

    Que alguien facilite un ejemplo de algúnpaís que haya alcanzado un "desarrollo" sin el uso de los recursos naturales. Es algunas veces medio cínico hablar de desarrollo (bienestar) y luego achacar la destrucción que este a causado en el ambiente. Todos los países ahora industrializados lo han logrado a través del uso de sus RRNN y el de otros países, y ahora son ellos mismos quienes salen con pavadas como las estrategias de desarrollo bajas emisiones. Es una clara apología al biólogo clase mediero- hipster- wannabe que se rasga las vestiduras ante la destrucción del patrimonio natural desde la comodidad de su hogar en cualquier colonia de la ciudad, que cree que con haber fieldtrip por una semana cada dos meses ya sabe de las penurias de la gente del área rural y que vocifera contra la contaminación y la tala de árboles; pero que en semana Santa y año nuevo toma vuelo para irse de vacaciones y cree que con pagar los $15 fare por su carbon foot print es la pija de Nerón

    ¡Ay no!

    4

    ¡Nítido!

      Peter Lim /

      05/03/2017 4:30 PM

      Vaya! Tantos negativos, evidente muestra que les arde las verdades. Dense un colazo por todos los ríos en donde no hay hidros y verán que están hecho un asco; pero irónicamente no vemos a nadie rasgarse las vestiduras por ello. Hablando de hipócritas, no San Mateo?

      ¡Ay no!

      2

      ¡Nítido!

        Bill Mollison /

        05/03/2017 8:42 PM

        Lee acerca de permacultura, como ya comentaron abajo - especialmente sus 12 principios...

        El problema en Guate es profundo y va mucho mas alla del medio ambiente...

        ¡Ay no!

        ¡Nítido!

          Peter Lim /

          06/03/2017 9:01 AM

          Claro que sí campéon! La permacultura, esa actividad que realizan los nenes que quieren jugar a ser agricultores y creen que con tener un par de macetas en casa y unas cuantas plantas de tomate, perejil, chile pimiento y cilatro los convierte a todos en expertos agricultores y protectores del ambiente. La permacultura es un bonito pasatiempo, tal como la jadrinería, pero no resuelve los problemas de a) alimentar a los millones de hambrientos en el mundo, ni b) no es estrategia de impacto para reducir la degradación de los recursos; con esto no digo que no lo practiquen pero tampoco nos lo vendan como la panacea que resolverá todo

          ¡Ay no!

          4

          ¡Nítido!

            Bill Mollison /

            06/03/2017 6:46 PM

            Hace ya mucho, muchisimo, tiempo, un sabio alla por la China dijo:

            (1) Para que haya paz en el mundo, debe haber paz en las naciones.
            (2) Para que haya paz en las naciones, debe haber paz en las ciudades.
            (3) Para que haya paz en las ciudades, debe haber paz en las vecindades.
            (4) Para que haya paz en las vecindades, debe haber paz en los hogares.
            (5) Para que haya paz en los hogares, debe haber paz en el corazon.

            Vos, buscando panaceas, no llevas las cosas en orden. Y las cosas no las deberiamos hacer tan complicadas.

            Cuando digo que el problema en Guate es profundo y va mucho mas alla del medio ambiente, le estoy apuntando al punto 5: el psique de cada guatemalteco.

            Empieza con cada uno. Y aunque la permacultura no es ninguna religion sino mas bien una filosofia y manera de estar consciente en el entorno, sus principios de diseño e implementacion son basados en los patrones y las caracteristicas del ecosistema natural, los cuales son escalables.

            ENTENDIDOS y aplicados, pienso yo, si seguimos la progresion que Lao Tze nos muestra, eventualmente alcanzaremos vivir en harmonia con nuestra Pachamama (date una vuelta por Machu Pichu --o el valle sagrado en Cuzco, Peru --algun dia y vas a ver elementos de permacultura ahi, aun funcionando 5 siglos despues de su dise~no e implementacion).

            O bien, con nuestros hombres de maiz, quienes hace 10,000 a~nos lograron 'domar' el teosinte en lo que HOY dia, alimenta a mas del 20% del mundo: el maiz.

            Para terminar, siento decirte, permacultura no es un pasatiempo como vos te lo imaginas. Seguramente P. Choy tambien...

            Y como se que estan en contra del derecho consuetudinario como tambien del modelo incluyente de la salud, no creo que esten abiertos a lo que culturas no occidentales han venido sabiendo y practicando por milenios.

            Quiza por ahi este la solucion. El consumismo capitalista jamas lograra satisfacernos o darnos felicidad si una parte esencial es el mercadeo que nos entra, cual fuera un virus, por nuestras vulnerabilidades y traumas psicologicos, para que sigamos comprando - y si no podemos, para seguir traumandonos aun mas.

            ¡Ay no!

            ¡Nítido!

      P. Choy /

      04/03/2017 8:29 PM

      Toda esta gente no tiene ni la más mínima idea de la realidad del país, estos hipsters seguidores de demagógicas de moda no saben que o cuales son los problemas del área rural, creo que solo han ido de turistas a la antigua Pana o Tikal y creen que todo es así, están tan perdidos que estoy seguro que jamás en su vida han sembrado un árbol con sus manos y si lo han hecho le han pagado a alguien para que lo haga sin antes tomarse la respectiva selfie subirla al Fecebook usando sus tablets y smartphones cargados con electricidad proveniente de "Hidros"

      Esta infernal, grotesca y asquerosa hipocresía de dictadura de demagogia de los activistas políticos disfrazados ya tiene harto y cansado a medio mundo y por ende menos atención merecen, que vayan al campo a vivir como vive la gente pobre y vean la pobreza que hace que los bosques sean consumidos y talados, demasiada ignorancia milenian regre

      ¡Ay no!

      9

      ¡Nítido!

        San Mateo 7:5 /

        05/03/2017 1:52 AM

        ¡Hipócrita!, saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás con claridad para sacar la astilla del ojo de tu hermano.

        ¡Ay no!

        ¡Nítido!

    Ruben /

    03/03/2017 10:00 AM

    Como siempre, Rony escribiendo sobre temas relevantes de una excelente manera.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    A /

    03/03/2017 7:31 AM

    Excelente, Rony ..!! ??????

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Tepescuintlebert /

    03/03/2017 12:11 AM

    Excelente ensayo, Rony!

    Tengo una duda: en Guate se sabe de permacultura? Creo que el conocimiento y adopción de los principios de la permacultura serían muy útiles para poder disfrutar y conservar esa riqueza natural que aún nos queda.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Bárbara IEA /

    02/03/2017 10:35 PM

    "La generación de riqueza no tiene porque ser incompatible con la protección de la naturaleza. Solo hace falta voluntad e imaginación".

    ¡Buenísimo, Rony! Felicitaciones :)

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones