Somos lindas y nuestras vaginas también

Creo que a todas nos han dicho alguna vez que tenemos lindos ojos (la vieja confiable), que nos quedan bien unos jeans en particular, que el pelo hoy lo tenemos bonito. Los cumplidos (en ambas vías), son parte del ritual de apareamiento social y van desde los cariñitos platónicos entre amigas que se echan porras mutuamente, hasta los groseros que sólo provocan lo contrario de lo que requerían.

P369

Foto: Sandel Foto Instagram

Así, yo me he parado frente al espejo en uno de esos ejercicios de autoestima que se supone que una debe hacer y me he tratado de fijar en lo bueno. De decirme cosas bonitas, como me gustaría escucharlas. El problema es que, aún estando desnuda, tratando de escudriñarme, existe un lugar esencial de mi anatomía que no sobresale a simple vista y que, lamentablemente por lo mismo, es un lugar que no conozco como el resto de mi cuerpo.

En este mundo de las redes sociales en el que abundan las nudes y los dickpics, pareciera que la preferencia estética es de tetas y nalgas femeninas y miembros erectos masculinos. Pero escasean los enfoques de la puerta al cielo que llevamos las mujeres entre las piernas.

Admito que no es algo a lo que yo recurra cuando quiero hacer que el hombre se atragante a media reunión. Simplemente ni se me ocurre, porque no me he puesto a considerar que sea estético. Y no porque me dé asco, ni vergüenza, mucho placer obtengo de esa parte de mi cuerpo como para no tenerle cariño. Es simplemente que está escondida, guardada, custodiada. Y yo no soy el explorador que debe abrirse paso entre las paredes flexibles de ese castillo en particular para encontrar el centro.

Habemos muchas mujeres que, si perdiéramos uno de nuestros labios vaginales, no lo podríamos reconocer de entre varios como para recuperarlo.

Lo cual no sucede con nuestros dedos, ni ojos, ni boca. Las que nos identificamos como heterosexuales tampoco hemos visto muchas vaginas diferentes a la nuestra, salvo las de algunas películas (y no voy a tocar ese tema hoy, porque no quiero regresar a la discusión de la vez pasada, gracias). Adicionalmente, en mucho nos obligan a pensar que hay que oler a rosas, estar más lisa que un globo y ser “normal”. Como si existiera un parámetro dado de fuera por gente que sólo quiere hacer que una se conforme a cierta estética imposible e inexistente… Oh, wait…

Además, no es una parte que necesariamente reciba cumplidos casuales. Salvo los de la calle que no son más que acoso y un abuso de supuesto poder. O sea, yo jamás le he dicho a una amiga sólo de verla: “Ay, ¡qué lindos están hoy tus labios vaginales!” Simplemente no sucede. Porque no son fácilmente visibles. Y está bien. Será una parte que nos reservamos para enseñar sólo cuando verdaderamente lo queremos. Y es que implica una apertura, que de por sí es un símbolo de vulnerabilidad y eso no se hace tan fácil ni tan casual.

Lamentablemente, a veces una no se muestra porque cree que es una parte poco atractiva, más utilitaria que estética y que sólo sirve para mantener las piernas en su lugar. “Linda”, no es un adjetivo que yo hubiera esperado recibir al separar las rodillas…

Y ese es el problema de muchas mujeres. No tenemos ni idea que nuestros labios, el clítoris, la vagina, sean lugares de placer visual para la pareja que nos disfruta. Afortunadamente no me morí sin descubrir que, sí, de allí también se es “bonita” y que da gusto verlo. Y, ¿por qué no? Si puedo apreciar un buen par de nalgas o pechos, también debe tener su gracia el resto del cuerpo.

Pareciera que los hombres no tienen este tipo de problemas con sus penes, porque, de escuchar las historias de mis amigas, las fotos con el compadre puesto en firme en primer plano son más frecuentes que niños felices. Supongo que es pura cuestión de acostumbrarse visualmente a ver vaginas para irles encontrando la gracia.

Por el momento, me conformo con gustarle a quien se la enseño. Mucho. Y eso me incluye a mí frente a un espejo. A veces.

Luisa Fernanda Toledo
/

Abogada redimida. Ahora escribe para no pagar terapia.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

13

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    j loma /

    25/06/2017 12:45 PM

    A mi me gusta verlas, tocarlas, olerlas y chuparlas, pero solo las que huelen a rosas y la vulva es rosada, porque que huacale, son feas, gruesas agrietadas y hediondas a pesado. Todo depende de la delicadesa de quien la posee.

    ¡Ay no!

    4

    ¡Nítido!

    Jorge Barrios /

    15/06/2017 5:13 PM

    Jajaja,..me parece muy interesante punto de vista, ahora con lo de gustar. Pues por su puesto,..Pero lo que nos pasa a los hombres es que nos centramos mucho en las apariencias y formas fisicas, por como nosotros acostumbramos a crecer. Pero simplemente eso. Yo empece a tener una especie de adoracion de vaginas cuando pasaba por mi ultimo proceso de adolescencia,..Pero ahora me enamoro de todo lo que Uds. como mujeres son.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Unpoquitomasqueunxhater /

    15/06/2017 3:20 PM

    VOS NO TE MIRAS LA VAGINA, PERO YO SI, Y CONOZCO A MUCHAS QUE SI. ASI QUE NO GENERALICES. Yo ya estoy cansada de estos articulos, que los escriben con un tono como que lo que estas diciendo no lo hubiera dicho nadie nunca. Busca un sitio que se llama omgyes.com si compras la suscripcion podes ver varias vaginas ajenas a detalle y mover los labios con tus dedos en la pantalla del celular. Por que no te compras una suscripcion y escribis un articulo sobre tu experiencia con el sitio. Eso si seria interesante.

    Estas siempre son opiniones pobres y desinformadas. Tambien esas fotos, que aburrido... Tipicas fotos sacadas de imagenes de google. Y ademas, siempre son cuerpos perfectos, siempre la tipica chava de anuncio. Desde que Luisa Fernanda Toledo publica tanto en Bulevar Liberacion, esta se ha vuelto la peor parte de Nomada. A quien le va a interesar leer el despotrique de esta persona. Yo siempre trato de darle una oportunidad y leer sus articulos. Pero honestamente nunca ha publicado algo realmente investigado, esta bien si queres de hablar de tu vida personal siempre que sea relevante y verdaderamente interesante, y que ademas lo acompanes con trabajo original. Las puntos de vista personales son interesantes cuando son realmente irresistibles, no cuando son simplemente una indulgencia de parte del autor.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    ernesto garay /

    13/06/2017 9:19 AM

    mierda de articulo

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    GUERRERO /

    13/06/2017 1:27 AM

    Articulo asqueroso y repugnante, voy a hacer uno de penes y voy a decir que mi pene es lindo a ver si les gusta depravados.

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    Marlon Suarez /

    07/06/2017 6:47 AM

    Creo que la escritora se equivocó con el título de la nota, realmente ella se está refiriendo a la vulva y no a la vagina, éste último conducto muy raras veces se puede apreciar como lo quiere ejemplificar la escritora, a menos que introduzca un espéculo y logre divisar las paredes vaginales. Es como que dijéramos que lindos tus pulmones o tu hígado, como ¿?

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    El realista /

    06/06/2017 9:41 AM

    Puerta al cielo? tampoco exageremos...

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    frank lopez hurtarte /

    02/06/2017 6:17 PM

    .
    POESÍA VISUAL

    Amante de la belleza femenina, el mejor regalo para el sentido de la vista es ese tono salmón característico de la intimidad de la mujer, mas esa textura suave que también alimenta nuestras papilas gustativas.

    Y qué decir de los pezones de un matiz rosa, tímidamente asomados entre una aureola que se confunde con una epidermis blanca, inmaculada y suave. ¿Fetichista? Claro... Uf! vida para ser eterna...

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

      frank lopez hurtarte /

      14/06/2017 11:14 PM

      Ah... y de fondo "The air that i breathe", de los Hollies.

      ¡Ay no!

      3

      ¡Nítido!

      alfonso villacorta /

      10/06/2017 9:19 PM

      no sé si es una metáfora eso de la aureola o se refiere a la areola. sin tetas no hay paraíso, pero tetas con aureola son santas del paraíso?

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Celso Hernández /

    02/06/2017 5:05 PM

    a mi me fascina verlas, tocarlas, olerlas, mamarlas, todo es lindo y hermoso. Hay que saber como gozarlas y hacerlas gozar. Que lindo cuando las compañeritas se deciden a compartir su vagina con nosotros. Me gustan rasuradas y bien lavadas.

    ¡Ay no!

    9

    ¡Nítido!

    Andres Torres /

    02/06/2017 4:41 PM

    RICA LA PEPA

    ¡Ay no!

    3

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones