¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

CC: Dina Ochoa aplica polígrafos, secretismo y vigilancia en sus últimos días como presidenta

El máximo tribunal constitucional del país cambiará de presidencia el 15 de abril, pero antes de dejar el cargo, Dina Ochoa está aumentando la vigilancia y controles a los trabajadores que no están a su servicio.

Actualidad CC Corte de Constitucionalidad Dina Ochoa Jimmy Morales P147

Dina Ochoa, magistrada presidenta de la Corte de Constitucionalidad.

Foto: Carlos Sebastián

El personal de la Secretaría General de la Corte de Constitucionalidad (CC) está sometido a una estricta vigilancia por parte de la presidenta Dina Ochoa y los trabajadores creen que esas medidas de control rozan la ilegalidad.

[¿Aún no recibís La Jugada? Suscribite aquí y recibí en tu correo una explicación de lo más importante del día.]

La mayoría de los 58 trabajadores de esa instancia fueron convocados a reuniones secretas, a las que tienen que acudir sin su celular y de las que tienen prohibido hablar fuera de las paredes de la CC.

—La presidenta nos ha citado a reuniones secretas en las que tenemos estrictamente prohibido llevar un celular o cualquier dispositivo móvil. Básicamente nos ha expresado que debemos hacer nuestro trabajo con hermetismo; y entendemos que quiere intimidarnos para que no denunciemos lo que sucede en la Corte—, dice un trabajador que pide no ser citado para proteger su integridad.

Además de esas reuniones secretas, los trabajadores están vigilados todo el tiempo con cámaras de seguridad que fueron instaladas de manera reciente en el edificio. Así se controlan los movimientos y la interacción entre los empleados de la Secretaría General.

Otra disposición tiene que ver con pruebas de polígrafo para todos los trabajadores.

Desde el 2018 y hasta este mes los empleados fueron trasladados a una oficina en la 8 calle 0-60 de la zona 10, ubicada a unas pocas cuadras de la Embajada de Estados unidos, donde son sometidos a las pruebas de polígrafos.

—Nos obligaron a firmar un documento en el que dicen que nos sometemos voluntariamente a las pruebas de polígrafo. Pero la verdad es que si no lo hacemos, podemos ser despedidos por la presidenta Ochoa—, dice otra trabajadora.

En la CC no hay correos electrónicos, cartas o memorandos en los que se hable de esas pruebas. Los procedimientos se programaron sin dejar rastros o controles administrativos.

Nómada pudo constatar el monitoreo de los empleados con las videocámaras y también cómo en los automóviles de la CC se trasladó a trabajadores hasta el lugar donde se practicaron las pruebas de polígrafo.

 

Una de las cámaras instaladas en el área de trabajadores de la CC.

Una de las cámaras instaladas en el área de trabajadores de la CC.

Una de las cámaras instaladas en el área de los trabajadores de la CC.

Una de las cámaras instaladas en el área de los trabajadores de la CC.

Dina Ochoa tiene el poder para despedir a los trabajadores de la Secretaría General y si alguno no está de acuerdo con la decisión, puede recurrir. El problema es que la misma presidenta es la que conoce las apelaciones de sus decisiones.

—Ella está aprovechando todo el poder que tiene en la Corte y en sus últimos días como presidenta está tratando de intimidar al personal que no está a su servicio o que no se presta a sus juegos—, dice la trabajadora.

Te recordamos este casoLa historia de acoso en la Corte que todavía está impune

Felipe Alejos y otros expedientes importantes

¿Por qué es importante la Secretaría General de la Corte? En la CC hay cinco magistrados titulares y cada uno tiene asignado personal de confianza para trabajar a su lado. Aparte están las direcciones y unidades administrativas que se encargan del funcionamiento de la institución.

Una de las secciones más importantes es la Secretaría General, que se encarga de recibir todos los expedientes que entran a la Corte, en casos como amparos, inconstitucionalidades y otras acciones legales.

El personal de esa instancia tiene conocimiento de los expedientes y los trámites dentro de la Corte. El personal trabaja con rapidez para que los casos avancen con celeridad, pero es la presidenta Dina Ochoa quien tiene la última palabra para decidir cuando se conocen los casos en el pleno de magistrados.

Una entrevista que explica la CC“Ésta no es una Corte Celestial”, dice Gloria Porras, cuando era presidenta de la CC

Por ejemplo, el expediente del diputado Felipe Alejos fue recibido por la Secretaría General y tramitado por los magistrados en diciembre de 2018.

La Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) presentó un amparo en la CC contra la resolución de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) para mantener la inmunidad al diputado, señalado en el caso Traficantes de Influencias, porque supuestamente es parte de una estructura de corrupción en la SAT.

La Secretaría General siguió el trámite correspondiente a solicitud de la FECI. Pero el proceso está detenido por Dina Ochoa.

—Uno de los temas más delicados en la CC tiene que ver con los casos que llegan a la Secretaría General y luego se trasladan a la Presidencia. Dina Ochoa quiere tener un estricto control de todos los expedientes—, explica la entrevistada.

 

Uno de los vehículos de la CC estacionado a un costado del centro de las pruebas de polígrafo.

Uno de los vehículos de la CC estacionado a un costado del centro de las pruebas de polígrafo.

Un ataque a la independencia

Se solicitó una entrevista a Dina Ochoa para conocer su versión sobre estos hechos, pero al cierre de esta nota aún no había respondido (esperaremos su respuesta).

Helen Mack, de la Fundación Myrna Mack, considera que la presión de la presidenta hacia los trabajadores de la Secretaría General es una clara amenaza a la independencia judicial.

—Esta es una clara amenaza e intimidación, que se disfraza con medidas administrativas. La presidenta Dina Ochoa tiene que tener claro que lo que está haciendo es una clara amenaza a la seguridad y la democracia.

Dina Ochoa fue designada por el presidente Jimmy Morales como magistrada de la CC y sus votos, junto con los de Neftaly Aldana, benefician al mandatario y sus aliados. Por otro lado, los magistrados Gloria Porras, Bonerge Mejía y Francisco de Mata Vela son su contrapeso.

Los últimos tres magistrados fueron los que garantizaron la vigencia de la CICIG hasta finales de septiembre de 2019 y la continuidad de Iván Velásquez como su comisionado.

Javier Estrada Tobar
/

Periodista y comunicador. Se formó y trabajo durante casi diez años en Lahora.gt. Apasionado por las letras, el desarrollo humano, la política, las redes sociales, el cuidado del medio ambiente y la buena comida.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

2

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Ronny Cifuentes /

    22/03/2019 3:14 PM

    Asombra lo rata que es la Dina Ochoa, desde un inicio del mandato del payaso corrupto y ladrón, ella lo defendía en su cuenta de tuiter, es un miembro mas del pacto de corruptos.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    José Molina /

    21/03/2019 8:09 PM

    Todas nuestras instituciones están infiltradas por el pacto de corruptos. La sociedad civil debe denunciar estos hechos. El nombramiento próximo de jueces y magistrados será esencial para nuestra democracia.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones