1 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Ideas y soluciones
Impunileaks
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

Guatemala: el sexto país más peligroso del mundo para defender la tierra y el ambiente

Después de Colombia, Filipinas, Brazil, México y Honduras, Guatemala es el país en el mundo con más casos documentados de violencia mortal contra personas que se dedican a proteger el medio ambiente y los recursos naturales, según la organización internacional Global Witness.

Actualidad medio ambiente P258

En junio fue asesinado el guardarecursos del Parque Nacional Laguna Lachuá, Alberto Cucul Choc.

En el último año del gobierno de Jimmy Morales se documentaron 12 muertes violentas de personas que trabajaban decididamente en cuidar el medio ambiente y los recursos naturales, según Global Witness, establecida en Londres.

La organización dice que las y los defensores del medio ambiente intentan proteger las áreas críticas para la preservación del clima y revertir las prácticas devastadoras de las industrias, y “son las personas en la primera línea de la crisis climática”.

El informe también revela que hay más vulnerabilidad entre los pueblos originarios:

“Nuestras estadísticas revelan que una cantidad significativa de personas defensoras de la tierra y del medio ambiente asesinadas pertenecen a comunidades indígenas, cuyas habilidades de gestión de la tierra y el agua son cruciales para combatir la crisis climática y la pérdida de biodiversidad”.

Jorge Santos, director de la Unidad de Protección a Defensoras y Defensores de Derechos Humanos en Guatemala (Udefegua), dice que el informe de Global Witness debe ser una alerta para prevenir y castigar las agresiones contra activistas, pues hasta ahora la mayoría quedan impunes.

Según Udefegua, en 2019 se reportaron 494 agresiones contra defensoras y defensores de derechos humanos, incluyendo 15 asesinatos. Entre esas cifras cuentan 157 ataques a personas que defienden el territorio y los pueblos indígenas, el ambiente y el derecho a la tierra.

De acuerdo con Santos, las agresiones comienzan con campañas de desprestigio y amenazas, luego pasan al plano legal con denuncias penales sin fundamento -que muchas veces llevan a los activistas a la prisión- y luego los ataques pasan al plano físico, con ataques y asesinatos.

“En Udefegua incluso tenemos documentados casos de torturas que han quedado en la impunidad; es algo realmente grave y preocupante que esto siga pasando en una sociedad en la que debería haber democracia”, apunta Santos.

En conjunto, el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional y Udefegua elaboraron un protocolo para investigar los ataques a defensoras y defensoras de derechos humanos, que está activo en el Ministerio Público.

El problema, según Santos, es que los altos índices de violencia e impunidad generalizados en el país también se manifiestan en este tipo de agresiones selectivas, y por eso la justicia no castiga a los responsables.

Te puede interesar: Vivir en pandemia y en estado de Sitio, una entrevista con María Choc

Javier Estrada Tobar
/

Periodista y estratega de comunicaciones con una carrera de más de 13 años, que incluye tanto el ejercicio del periodismo de investigación como el manejo de una sala de redacción.


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


1

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Carla /

    30/07/2020 10:48 AM

    Me parece que no hubo una contraparte ni se profundizó en esta nota. Quienes conocemos el interior del país sabemos de la presencia de grupos de narcotráfico y criminales que amedrentan a la población, de los que no se habla, pero allí están. Muchos de estos asesinatos es de estas personas que utilizan la región como que todo fuera de su propiedad, sin respetar áreas protegidas y sitios arqueológicos. Se enfoca como que los persiguen por defensores, pero en su mayoría no es así, los conflictos son muy variados en estas tierras de nadie. Quizás para otro artículo.

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones