7 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Ideas y soluciones
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

“La clave de cómo superar esta situación es ayudando a otros a superar esta situación”

Daniel Conde llegó a Padova, una ciudad al norte de Italia, en septiembre del año para estudiar Física Nuclear. No sabía que seis meses después le tocaría vivir una de las crisis sanitarias más grandes que ha pasado este país en los últimos años. En esta entrevista cuenta a Nómada su experiencia viviendo en el lugar con más personas infectada en ese país europeo.

Actualidad Coronavirus COVID-19 estudios Física nuclear Italia P147 Padua

Autoridades sanitarias hacen controles en un aeropuerto italiano.

Foto: Dipartimento Protezione Civile

Italia es, por el momento, el centro del brote de coronavirus. Según la OMS, en el país se han detectado 21 mil casos de personas infectadas y al 15 de marzo se reportaron 3 mil 400 nuevos casos.

[¿Aún no recibís La Jugada? Suscribite aquí y recibí en tu correo una explicación de lo más importante del día.]

Nómada entrevistó a Daniel Conde, quien estudia una maestría en Física Nuclear en Padova, al norte de Italia, desde septiembre del 2019; es una de las 11 regiones de Italia con más casos: es como estar en el centro del caos mundial.

Conde bromea diciendo que “las funciones exponenciales son mi vida diaria y ni así entendí a tiempo (la propagación acelerada del virus)”. Es así como Daniel y miles de italianos viven la cuarentena:

¿Cómo te sientes al estar en Italia, uno de los países con más personas contagiadas?

Ambivalente. Buena parte de mi tiempo y vida gira alrededor de esta crisis. Se siente como mala suerte. No solo estoy en la capital de Italia sino que estoy en la región donde hay más infectados. Hoy murieron 368 personas en Padova, ayer 175.

¿Cuáles fueron las primeras medidas de prevención que se tomaron en el país?      

Lo primero que vi yo directamente fue cuando regresé de un viaje a Países Bajos, al salir del avión en Venecia, nos tomaron la temperatura. Creo que todos estábamos bien en el avión porque no vi que se llevarán a nadie. Esto fue el 18 de febrero, pero no sé cuánto antes lo estaban haciendo y no vi esta medida en otros aeropuertos en otros países. En ese entonces recuerdo que Italia tenía “números bajos” y el Covid-19 no estaba en mi consciente mientras viajaba.

¿Qué medidas de protección usabas para transportarse de un lugar a otro?

Realmente ninguna protección. Tengo mi propia bicicleta, y cuando se arruinó, por una semana usaba Mobike, que es un servicio de bicicletas dentro de la ciudad que cualquiera puede usar por un viaje, así que entre muchos compartimos esas bicicletas. En los viajes que hice en avión en febrero, tampoco recuerdo ninguna en particular.

¿Has visto que la cuarentena sirve para disminuir el virus?

Este es el asunto: yo no veo nada directamente. No conozco a ninguna persona que esté enferma. No veo los hospitales y no veo el virus. Podría hasta ponerme paranoico y pensar que todo esto es una broma porque literalmente no he visto directamente a nadie afectada o afectado por el virus. Creo que esta es una de las disonancias más fuertes entre la gravedad de la crisis y la vida diaria: muchas veces no se pueden conectar. Yo sé que Italia está de rodillas ante esta pandemia, pero estando aquí, no lo veo directamente. Obviamente, esto no puede impedir que entienda la importancia de la cuarentena bajo la que vivo ahora, y esa es la madurez mental que pienso que todos debemos de estar listos para asumir.

[Leé también: "Coronavirus: Así se vive la cuarentena en España, el segundo país con más nuevos casos en el mundo", por Francelia Solano.]

¿Cuáles son los beneficios de quedarte en casa en medio de la emergencia?

No muchas. Estar aislado realmente se siente terrible, pero definitivamente me siento privilegiado de tener la posibilidad de estar en cuarentena y no enfrentar la crisis en primera línea. Supongo que un beneficio de esta situación es que me ha hecho evidente lo importante que es que comience a tomarme en serio mi propia salud mental, y conectarme con la gente que me rodea. La situación la vivo diferente a alguien que vive con sus seres queridos, y no anticipaba lo frágil que me siento.

Creo que los mejores consejos los he encontrado del Twitter de la mágica Marianne Williamson. Reciente dijo algo como: la clave de cómo superar esta situación es ayudando a otros superar esta situación y esa ha sido una perspectiva útil. Obviamente no se trata de estar juntos, pero pensar siempre en función de los demás es una manera saludable de sobrellevar la situación.

 

Padova, Italia.

Padova, Italia.

¿Qué actividades haces mientras estás en el aislamiento?

Vivo entre mi habitación y la cocina y la sala de ping pong. Debo tratar de estudiar y poner atención a las clases en línea, pero se hace progresivamente difícil porque cuesta ignorar la situación bajo la que estamos y la necesidad de distraerme me inunda, y ha distorsionado mi percepción de lo que estoy haciendo aquí.

¿Cómo están haciendo en Italia para abastecerse de productos de primera necesidad

Del súper. Está a 400 metros de donde vivo y la visita es completamente normal. Oficialmente debería cargar un documento en que declaro que estoy saliendo de mi residencia por necesidad, pero usualmente la olvido. El lugar está perfectamente abastecido y apenas hay medidas de seguridad, aparte de disponibilidad de guantes de plástico en la entrada. He ido una vez, y planeo ir pronto porque se me está acabando la leche para el cereal y apenas sé cocinar.

[Leé el Liveblog con la última información sobre la emergencia del coronavirus en Guatemala]

¿Qué medidas están tomando en sus comunidades?

Mi comunidad más inmediata es la residencia de estudiantes en la que vivo y las medidas cambiaron bastante a finales de febrero. Aquí vivimos actualmente alrededor de 40 personas. No nos permiten visitas y la gente debe mantener distancias de por lo menos 1 metro entre sí, por lo que extraño mucho mi vida sexual. Ya no se puede compartir cocina entre más de 3 personas o tener reuniones de más de cierta cantidad de personas. En la ciudad de Padova, en general, está prohibida la entrada o salida injustificada, y realmente no me entero de más detalles porque he salido de la residencia una sola vez desde el 9 de marzo.

¿Qué crees que necesiten saber los guatemaltecos antes que la situación se agrave?

Creo que hay dos cosas. La primera es que nuestras decisiones en este momento deben siempre estar en función de la gente que nos rodea; es así como funciona la pandemia y así hay que enfrentarla. Segundo, que es difícil transmitir la urgencia de la situación porque los números desafían nuestra intuición incluso si los utilizamos todo el tiempo. La gente que está contrayendo el virus actualmente en Guatemala será la que podría estar inundando hospitales por sobre su capacidad en un par de semanas. No digo esto para crear pánico sino para quizá inspirar responsabilidad. Creo que es diferente asumir responsabilidad ante esta posibilidad a sucumbir ante el pánico mediático: lo primero nos hace tomar decisiones correctas y lo segundo nos paraliza e insensibiliza.

Italia tomó medidas muy tarde, recuerdo que hace un par de semanas aún iba tranquilo a bares y restaurantes cercanos; yo aún sentía esta sensación de tranquilidad, pero ahora ya todos sabemos que eso fue estúpido en ese momento, los “bajos” números son engañosos. Esta situación desafía nuestras intuiciones porque el crecimiento exponencial realmente golpea de la nada, un día podría haber una sola muerte, el siguiente una de nuevo, el siguiente tres, el siguiente cinco, el siguiente ocho, el siguiente doce, el siguiente 16, 21, 27, 35, 46, 60, 77, 100, 130, 170, 220, 280, 373,  y en menos de tres semanas encontrarse con una situación insostenible. Las medidas que Italia tomó hace poco debieron haber sido las de hace un mes y el problema es que hubieran parecido exageradas en ese momento.

¿De qué forma, las personas que no tienen Covid-19 pueden colaborar con las que están contagiadas?

Creo que hay que pensar al revés: como la infección tiene tiempo de incubación de varios días, hay que actuar como que si uno mismo está infectado y tomar medidas para no infectar a nadie más. Por esto es que es efectivo quedarse en casa, y es por eso que se ha popularizado en Italia enorgullecerse por permanecer en casa (#restoACasa). No hay ningún orgullo en ser joven y pensarse invencible y asistir a conglomeraciones innecesarias. En Italia creo que solo la gente que tiene trabajos importantes en el contexto de la crisis es la que trabaja, pero imagino que esto no es posible en Guatemala.

Indistintamente, las acciones más importantes son las que toma la gente en poder, obviamente, y la vulnerabilidad más sensible es la económica: hay personas que deberían permanecer en casa porque sus trabajos no son esenciales en esta crisis pero no pueden. He escuchado buenas ideas de cómo podemos contribuir desde nuestra esfera individual donando de nuestro dinero a artistas con actividades canceladas, ofreciendo propinas a repartidores de comida o recolectores de basura, y haciéndoles las compras a gente vulnerable a nuestro alrededor. Pero lo más importante es el bienestar y el respaldo de la clase trabajadora por parte del Estado, y es ahí donde creo que está el problema para Guatemala; la condición de la clase trabajadora ha sido una herida abierta por siglos que ahora solo va a explotar. No podemos continuar colocando en el poder a servidores públicos que no luchen por el bienestar de la clase trabajadora, y este es el vicio que debimos haber corregido para colaborar con las personas contagiadas.

Francelia Solano
/

Leer, escribir y dudar son mis necesidades básicas. Periodista especialista en detectar mentiras.


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


0

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*



Notas más leídas




Secciones