¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

La nueva realidad del Archivo: Sin dinero para funcionar y con restricciones para el público

La protección del Archivo Histórico de la Policía Nacional (AHPN) está, a partir de julio, en manos del Gobierno de Guatemala a través del Ministerio de Cultura, una cartera que carece de recursos y que su primera acción ha sido restringir el acceso a los documentos. Es incierto el presupuesto, qué cambios administrativos se realizarán y cuántos trabajadores conservarán.

Actualidad AHPN archivo histórico de la policía nacional P147

Archivo Histórico de la Policía Nacional (AHPN). Foto: Carlos Sebastián

Foto: Carlos Sebastián

[¿Aún no recibís La Jugada? Suscribite aquí y recibí en tu correo una explicación de lo más importante del día.]

Unos 80 millones de documentos conforman el Archivo Histórico de la Policía Nacional. Limpiarlos, organizarlos, conservarlos y digitalizarlos ha sido una tarea que ha durado más de 14 años y aún hace falta. Hace dos años, 60 personas trabajaron en ese proceso. A los administradores les parecía muy poco personal para una tarea tan compleja y trabajosa. Hoy están en riesgo de sobrevivir con menos de 30 trabajadores.

Catorce años después de ser descubierto y de haber dado aportes para el esclarecimiento de casos como el de la quema de la Embajada de España y la desaparición forzada del niño Marco Antonio Molina Theissen, el Archivo vive uno de sus momentos más críticos. Desde 2005 hasta el 30 de junio fue protegido y financiado por la cooperación internacional y el apoyo de Naciones Unidas.

Países como Suecia, Suiza, Países Bajos, la Generalitat de Catalunya, Gobierno del País Vasco, Embajada de Alemania, Servicio Alemán de Cooperación Social y Técnica (DED), GTZ , OXFAM-UK, Médico Internacional (Alemania) y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) apadrinaron el proceso de conservación y mantenimiento.

Sin embargo, ahora el Archivo dependerá de la gestión administrativa del gobierno, específicamente del Ministerio de Cultura y Deportes bajo la dirección de Patrimonio cultural.

–A partir de ahora es nuestra responsabilidad hacernos cargo de la conservación, protección y acervo cultural del Archivo. Ya se amplió el plazo de convenio que se tenía con el Ministerio de Gobernación en cuanto a que ellos son los propietarios del inmueble, eso ya lo arreglamos y está asegurado hasta fin de año. Ahora está en nuestras manos pagar la nómina, los gastos de luz, agua, papelería, todo los costos que hagan que opere el Archivo de la forma en que ha funcionado hasta ahora. No está pasando nada, solo que en vez de que los pagos los haga el PNUD (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo), los va a hacer el Ministerio, dijo Elder Súchite Vargas, quien asumió como Ministro de Cultura desde noviembre de 2018.

Antes de ocupar este cargo, Súchite Vargas fue asesor de la Presidencia y una de las personas más cercanas a Jimmy Morales.

LeéEl Archivo (que desea Degenhart) cambia de administración

Los cambios en el Archivo

Hasta ahora, el Ministerio de Cultura tiene claro que debería tener las capacidades presupuestarias para no reducir la cantidad de trabajadores que sostienen el Archivo. Sin embargo, están conscientes de que existen grandes limitaciones presupuestarias. Omar Morán, actual director de Patrimonio Cultural, explica que hasta el 30 de junio trabajaron 35 personas en el Archivo. Sin embargo, el Ministerio mantendrá al 90 por ciento de ese personal.

 

Archivo Histórico de la Policía Nacional (AHPN). Foto: Carlos Sebastián

Archivo Histórico de la Policía Nacional (AHPN). Foto: Carlos Sebastián

Las autoridades también aclararon que, al menos hasta finales de este año, los documentos permanecerán en el mismo sitio donde fueron descubiertos y en donde han estado los últimos 14 años, un antiguo edificio que pertenece al Ministerio de Gobernación.

El Mingob se encargará de la seguridad perimetral y permitirá que el Archivo permanezca en ese sitio.

De 2006 hasta junio de 2019, el PNUD destinó Q128 millones 406 mil 369 al funcionamiento a través de distintos proyectos financiados por donantes internacionales. El Ministerio de Cultura, por su parte, tiene en mente solicitar 6 millones más adicionales a su presupuesto, para hacer que el proyecto siga funcionando.

Desde el lunes 1 de julio, el Gobierno se estrena como administrador oficial de uno de los archivos más voluminosos del país, pero no hay ningún renglón presupuestario asignado a su mantenimiento. A pesar de eso, el ministro Súchite Vargas parece muy optimista y despreocupado.

–La gente que se contrató tendrá su pago a fin de mes, recibamos recursos extraordinarios o no, vamos a hacerle frente al compromiso con los recursos nuestros. No hay ningún problema con el trabajador. Ahora a finales de mes asumimos los gastos administrativos, asegura Súchite.

LeéPara la memoria, Guatemala sólo tiene Q100,000

El ministro de Cultura no tiene claro de dónde obtendrá esos recursos porque aún no han solicitado alguna ampliación presupuestaria para solventar los gastos de julio a diciembre.

Ni en este, ni en los gobiernos anteriores, el Ministerio de Cultura y Deportes ha encabezado el listado de las carteras con más presupuesto. En general, la asignación es baja porque se priorizan ministerios como el de Salud, Educación, Gobernación y Defensa.

Este año, la institución ha funcionado con Q622 millones 959 mil. Y para el año entrante, lejos de considerar un aumento presupuestario, se estima una asignación mucho menor, de Q560 millones. Con ese monto tendrían que cubrirse las actuales asignaciones del ministerio, más el mantenimiento del archivo.

–En vez de subirnos el presupuesto, ahora nos lo bajaron, pero tengo la confianza de solucionarlo. Hablé con el ministro (de Finanzas) para que me reciba esta semana, lo tengo que convencer de que nuestras necesidades son prioritarias. De no darse un aumento, uno tiene que ver qué hace porque nuestra tarea es que la institución funcione con los recursos que tiene. Lo que uno puede hacer es limitar otros renglones de gastos. Si la plata no viniera tendría que recortar costos de papel o cosas así, y empiezo a limitar otros gastos, son temas puramente gerenciales, asegura, con el mismo aire de optimismo.

Ni siquiera el Ministerio de Finanzas da garantía de que pueda existir alguna ampliación presupuestaria dedicada a asumir los gastos de funcionamiento de este archivo. Nómada consultó si existía la posibilidad de hacer una ampliación presupuestaria al Ministerio de Cultura y Deportes, a fin de solventar los costos de la planilla, energía eléctrica, funcionamiento, insumos y otros. Sin embargo, aseguraron que ellos responden a requerimientos de las unidades ejecutoras y que hasta hoy no existe ningún oficio que respalde una solicitud de ampliación presupuestaria.

—¿Y si no obtienen ninguna ampliación?
—Si aquí no logramos los objetivos, la siguiente instancia es el Congreso, irles a rogar y decirles que lo que me están dando no es suficiente y que hasta que lo logre convencer ellos reciben la propuesta oficial del presupuesto. No estoy tan asustado, yo estoy seguro que primero Dios lo vamos a lograr. Es un gran reto.

LeéHistoria de un siglo del país está en riesgo

Se limita el acceso a los documentos

La agencia de noticias EFE publicó que el acceso público al Archivo se ha limitado con la nueva administración. Es decir, ni periodistas, investigadores, familiares de víctimas de la guerra y cualquier persona puede consultar información sobre el AHPN fue restringido por el Ministerio de Cultura.

Se cerró la puerta incluso a oficinas de la Procuraduría de Derechos Humanos y de la Cruz Roja Internacional y se permitirá únicamente la consulta con solicitudes de acceso a la información, publicó el cable de la agencia con cita al ministro Súchite Vargas, quien dijo que “tener espacios ahí no es correcto” porque “todo el mundo” estaba “queriendo meter las manos”, algo que no será tolerado y por lo que exigirán pedir la información “por el canal correcto”.

Kimberly López
/

Periodista guatemalteca en constante formación. Empecé a conocer el periodismo en Plaza Pública y La Hora. Me interesa la política, la fiscalización y contar historias. No sé si seré testigo de un mejor país, pero quiero ayudar a construirlo.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

0

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*



Notas más leídas




Secciones