Así defienden los ‘Jimmylievers’ a su líder

Hace algunas semanas escribí un artículo en el que criticaba a Jimmy Morales y su candidatura presidencial. El argumento se sostenía en tres puntos: en primer lugar, las carencias personales del candidato, desde su falta de experiencia y salidas racistas, hasta sus mentiras sobre su nivel de educación; en segundo lugar, las dudas sobre los oscuros personajes que le rodean en el FCN, con especial énfasis en los militares retirados reunidos en AVEMILGUA, algunos de ellos responsables de graves violaciones a los derechos humanos; y en tercer lugar, la total ausencia de un plan de gobierno coherente con lineamientos claros sobre los objetivos priorizados. El artículo, como era de esperarse, suscitó una serie de reacciones, tanto a favor como en contra. Son estas últimas –las reacciones críticas– las que quiero analizar a continuación.

n246 Opinión P258
Esta es una opinión

Jimmy Morales, candidato presidencial de FCN-Nación.

Foto: Carlos Sebastián

Para ello, me di a la tarea (hasta cierto punto masoquista) de leer todos los comentarios publicados en la página web de Nómada. De esos comentarios (84 en total), alrededor del 85% mostraban su desacuerdo con mi postura en la columna de opinión. Esto no fue una gran sorpresa; a fin de cuentas, normalmente son aquellos a quienes más molesta lo escrito en una columna quienes se toman el tiempo de responder con un comentario.

Lo que sí fue sorpresivo, y en gran medida, sumamente decepcionante, fue el contenido de los comentarios críticos, pues ninguno respondía a los argumentos expuestos. Y es que dichos comentarios se dividieron, a partes casi iguales, en dos vertientes. Por un lado, casi la mitad utilizaba ataques personales para descalificarme, o para desacreditar a Nómada. Muy común era, por ejemplo, la acusación de que yo, o Nómada, recibíamos remuneraciones financieras de la UNE; o de que yo buscaba un puesto en un supuesto gobierno de Sandra Torres (ninguna de estas acusaciones, por supuesto, tiene mérito alguno). Algunos también cuestionaban mis credenciales, o incluso mis aptitudes mentales. Los ejemplos abundan, pero dejo a continuación unos ilustrativos (algunos con cierto sentido de humor):

“Periodista demagogo y vendido… vende patria…” (Héctor Botello)

“… su nivel intelectual está muy por debajo…” (Heather Kuhn)

“Que bajeza de Nómada… que fácil se vendió este diario con Sandra Torres.” (Abraham Martínez)

“Señor Fuentes tan mala es su situación que por unas bolsas solidarias se vende…” (Erick Sal)

“A cuánto la columna? Hay descuento al por mayor?” (Carlos Ruiz)

Por otro lado, se centraban en el ataque a Sandra Torres. Fue común encontrar entre estos comentarios acusaciones sobre la corrupción de Sandra Torres, el desastre que representó el gobierno de Álvaro Colom, o los problemas relacionados con los programas sociales. Así, por ejemplo, algunos se lanzaban sobre la “señora que se sabe que es ladrona corrupta y hasta asesina” (Rocío); o nos recordaban que “Ya tuvimos experiencia con ella. A pesar de que Colom fue el presidente. Ella era quien realmente gobernaba” (María).

Para resumir, entonces: la gran mayoría de los comentarios críticos incorporaban ataques personales hacia mí o hacia Nómada. O lanzaban acusaciones contra Sandra Torres y la UNE. Algo común en casi todos estos comentarios era la rabia con la que se expresaban (ver los ejemplos anteriores). Me resulta casi imposible imaginar cómo se podría llevar a cabo un debate político civilizado si es que cualquier crítica provoca tales desaires.

Pero, más allá de los ataques iracundos contra mí, Nómada o Sandra Torres, lo que más me impactó y decepcionó fue la casi total ausencia de dos tipos de comentarios que, a mi juicio, son indispensables si es que queremos tener un debate democrático. En primer lugar, no encontré una crítica al argumento –sostenido en tres puntos– que propuse sobre por qué Jimmy Morales no es el presidente que Guatemala necesita. Y en segundo lugar, los comentarios carecen de una explicación de por qué aquellos que, con tanta rabia respondieron a mi columna, ven en el cómico una buena opción política.

En cuanto a mi argumento, con algunas contadas excepciones sobre la oposición al aborto y el matrimonio homosexual, nadie ofreció evidencia sobre la capacidad de Jimmy Morales y las razones que lo posicionan como un candidato viable. Tampoco hubo una discusión sobre las personas que rodean a Morales en el FCN, y su oscuro pasado. Mucho menos se ofrecieron ideas sobre el plan de gobierno del FCN, y cómo dicho plan representa, en contraste con lo que yo argumenté, una propuesta coherente y viable.

La misma ausencia de ideas es evidente cuando se analizan las razones por las cuales los comentaristas críticos apoyan a Jimmy Morales. Y es que la única razón que pude encontrar sobre por qué deberíamos votar por Morales es el cliché insostenible de que “más vale nuevo por conocer que viejo conocido”. Digo que es insostenible porque en realidad ya conocemos bastante bien a Jimmy Morales, la gente que lo rodea en el FCN, y su inexistente plan de gobierno. Es insostenible también porque, si es que en realidad no lo conociéramos, el desconocimiento de algo no ofrece ninguna garantía de que sea mejor. Esto es especialmente cierto en la política guatemalteca, donde la hegemonía de intereses oscuros y mezquinos vuelve poco probable que un partido sin programa y objetivos claros vele por los intereses colectivos. Y, por último, la afirmación es insostenible porque, si lo que importa es ser desconocido, entonces ¿por qué no se votó en primera ronda por Aníbal García, José Ángel López o Lizardo Sosa?

Más aún, entre los comentarios críticos analizados, ninguno aborda las razones por las que, por ejemplo, las propuestas de política económica y fiscal de Morales y el FCN llenan sus expectativas. O por qué están de acuerdo con sus propuestas sociales. O qué es lo que más les atrae de su visión para mejorar la seguridad del país. Más que atacarme a mí, o a Nómada, o incluso a Sandra Torres (aunque sin duda es necesario escudriñar su programa, su persona, y sus colaboradores con rigor y seriedad), este es el tipo de comentarios que se esperarían de un electorado consciente y comprometido con la mejora del país.

 

Invitación al 'JimmyLieversFest' (Foto: Facebook, FCN Sololá).

Invitación al ‘JimmyLieversFest’ (Foto: Facebook, FCN Sololá).

En este sentido, me parece que, a grandes rasgos, el debate político de la actual contienda electoral es aún más pobre que el que mantuvimos durante la elección presidencial pasada. Lo digo porque, al menos, en la elección pasada los candidatos que pasaron a segunda vuelta (Pérez Molina y Baldizón) se vieron forzados a aclarar cuáles eran sus planes de seguridad, sus propuestas sobre política social, sus ideas en materia fiscal y promoción del crecimiento económico. Y quienes votaron por ellos tenían cierta idea de los contrastes existentes entre las políticas que proponían.

Esto representa una verdadera paradoja, pues tras las manifestaciones del movimiento #RenunciaYa y la consecuente politización de la sociedad, se esperaría un activo debate sobre las distintas políticas que proponen los candidatos. Pero por el contrario, lo que tenemos es una buena parte del electorado que ha decidido votar por un candidato sin tener mayor idea de lo que ofrece. Es un electorado cuya defensa de su candidato elegido parece ser más una cuestión de fe –casi religiosa– que de análisis racional.

Alberto Fuentes
/

Latinoamericano, estudiante del desarrollo social y económico de los países del Sur. Realizo investigaciones sobre el sector empresarial y sus relaciones con el Estado, la sociedad civil y, especialmente, l@s trabajadores.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

67

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Daa /

    20/07/2017 12:52 PM

    ¿Cómo se defendian los nomadas?

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    consul /

    22/10/2015 8:02 PM

    Ninguno,de Los dos es APTO, pero la democracia No es mas que el respeto a la voluntad de la mayoria que ejerció Su Derecho de ELEGIR, sin embargo

    debemos considerar que la población creo ha comprendido o está comprendiendo que LA SOBERANIA SOLO ES DEL PUEBLO y eso deben tener BIEN CLARO gane quien gane, POR eso en lo personal INSTO AL PUEBLO NO DORMIRSE NUNCA MAS PORQUE PUEBLO NO DORMIDO Y UNIDO !JAMAS SERA VENCIDO!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Eduardo Galindo /

    22/10/2015 3:30 PM

    Creo que el punto no es si uno es mejor que la otra y aquellos que se derriten diciendo que es la unica opcion y que si Sandra sera mejor presidente que Jimmy y hay quien dice que se rie de ese comentario... y talvez si, o tal vez no ya que las dos propuestas no convencen ni es lo que Guatemala necesita... este reportaje es para decirnos que nos espera si elegimos al Jimmy... sabemos que si elegimos a Sandra sera una social democrata y sus programas... pero si queda Jimmy, como gobernara... que linea trae... republicana? democrata? sera de extrema derecha?... creo que ni el mismo sabe

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Otto Lucero /

    22/10/2015 10:44 AM

    Al parecer sin saber mucho de Filosofía, las falacias Ad Hominem, estan a la orden del día, se ataca a la persona no al argumento, en este caso, se colige que el ataque va directo a quien escribe una opinión, no al argumento de quien se postula como candidato. A mi juicio esta "primavera guatemalteca" no fue mas que un reacomodo del sistema, ademas de una efectiva estrategia de comunicación que "enamoro" a los votantes, pero mas allá, de eso, hay que entender que el guatemalteco es conservador, se trae desde la formación de la república y el periodismo o los periodistas independientes son vistos como transgresores del sistema. Por tanto, lo que nos espera no es lo mejor, al final los que voten, tendrán que decidir entre la comedia y la tragedia.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    david pinto /

    22/10/2015 8:26 AM

    Como desia un comediante mexicano ho y ahora quien nos podra salvar . Lamentablemente es la situacion politica de guatemala los dos presidenciables estan rodeados de un equipo de trabajo terrorifico .una con demasiada experencia y el otro con muy poca . Pero con deseo de aprender rapidamente . Lo malo es que ablamos de dañar a una nacion ya dañada .en esta contienda no podemos ablar bien de ni uno de los dos

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Juan Perez /

    22/10/2015 7:48 AM

    KEVIN AVILA... Tambien me costo terminarlo de leer a usted jajaja

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Juan Pablo Castillo /

    21/10/2015 9:39 PM

    La Neuropolítica o neuromarketing en el campo electoral nos ha demostrado que el voto es emocional. El corazón de éstas personas ha sabido ser conquistado con una buena estrategia mediática. Cuando alguien ya esta enamorado no hay cabida para la razón y eso demuestra una vez más que se hizo una buena estrategia de comunicación y marketing político electoral. Querer llevar a los Jimmyliebers al uso de la razón no será posible.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    JOSUE AUGUSTO PEREZ FIGUEROA /

    21/10/2015 8:35 PM

    El problema no es quien es capaz de gobernar. Ni Jimmy ni Sandra estan aptos para gobernar. Sus planes de gobierno coinciden con lo que los ciudadanos quieren oir. A mi juicio, Jimmy no gobernara, servira solo para legalizar lo que los militares le pongan enfrente, como sucedio con Julio Cesar Mendez Montenegro, el ejercito anulo su presidencia. En el caso de Jimmy. Si queda Sandra, tendremos un plan clientelar para capturar el voto, como lo hace Arzu. Los dos tienden a darle dinero y recursos "al mas necesitado", sin embargo, los mas necesitados no son precismante los mas desnutridos, como se envidencia en el reparto de bolsa segura que la reciben un monton de personas, que si bien son pobres, no son los mas necesitados. Las finanzas publicas no estan sanas y es imposible que puedan cumplir con lo que ofrecen. Yo mas me inclinaria por preguntarles a los dos candidatos, cuales areas son prioritarias. El programa de gobierno de Arbenz tenia tres pilares concretos. La carretera al Atlantico, la hidroelectrica de Jurun Marinala, y la reforma agraria. La educacion ya estaba funcionando bien.
    Ahora no hay ninguna obra buena, ni nada que se pueda seguir haciendo. Todo el dinero esta comprometido y estan endeudando mas al pais y que lo seguiran haciendo.
    Por lo menos habria que oirlo proponer un PACTO FISCAL SOCIAL, en la que se obliguen a transparentar los gastos y mejorar la calidad, eso seria talvez en el principal eje.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Hugo Castellanos /

    21/10/2015 8:07 PM

    De acuerdo, es válido tener dudas razonables sobre los aspectos obscuros del señor Morales, pero un periodista objetivo e imparcial debe abordar los claroscuros no solo de un candidato sino en este caso de ambos, sino mejor que sea honesto y se declare partidario de uno los candatos, para saber a que atenerse, pues Sandra Torres también tiene aspectos negativos que abordar.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Juan Carlos González /

    21/10/2015 7:47 PM

    Yo estoy de acuerdo con Ud, Jimmy no es una persona preparada Gobernar, pero xq nos razgamos las vestiduras si no hay más!!, además fue el pueblo quien lo puso allí. No me diga q Sandra será mejor presidente porque mejor me río. Uno es incapaz y la otra ladrona. Será culpa de Jimmy ser la opción?,'más bien creo q es culpa de todo el pueblo la pobreza de candidatos q tenemos pues dejamos q los demás hagan lo q nosotros no queremos hacer. Plan de Gobierno, debates?, dígame quien ha cumplido su plan de Gobierno o sus ofrecimientos de campaña?, eso sólo son mentiras para obtener votos. Dos opciones tenemos, no hay más, por el motivo q sea, yo pienso votar x el q tenga menos compromisos de campaña, es lo único q queda, quien cree Ud q es?

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones