¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

El motor de las decisiones empresariales no es el que parece

Una radiografía para saber cómo piensa la élite empresarial y cuáles son sus desafíos. El estudio de una fundación empresarial y una antropóloga, a través de entrevistas con líderes influyentes del sector, ha llegado a una conclusión: la desconfianza y el miedo son dos de los más importantes generadores de acción en el sector. Y que dar un paso al frente y asumir un nivel más alto de voz, son algunos de los desafíos a los que deben enfrentarse.

P369

Alejandra Colom, además de catedrática universitaria, es funcionaria en Population Council. Como antropóloga, realiza distintos estudios para entender la realidad del país.

Foto: Carlos Sebastián

Hace dos años, María Isabel Mayorga y José Antonio Corrales, de la Fundación Gedeón, se reunieron con la antropóloga Alejandra Colom para que crear juntos una exposición que pudiera revelar las bases del cambio cultural. El informe se basa en un estudio exploratorio para entender cómo funciona ese círculo de la población.

[Aquí, el informe entero en PDF.]

La conclusión más importante formulada en el estudio es la influencia que tiene el miedo en la élite empresarial a la hora de actuar o posicionarse:

– Nos sorprendió que el plato fuerte fuera ese, el miedo y la desconfianza como motor de decisiones. Una desconfianza que prevalece, y existe hacia el otro y hacia su mismo grupo, dice María Isabel Mayorga, directora ejecutiva de la Fundación Gedeón.

– Cuando preguntamos a los entrevistados: ¿Qué los motiva a involucrarse?, ¿Por qué les importa Guatemala? y ¿Qué es lo que los ha llevado a interesarse?, el miedo salió al principio. Nosotros no anticipábamos esa respuesta, explica Alejandra Colom, antropóloga encargada del estudio y coordinadora de Population Council en Guatemala

Agrega que, una de las preocupaciones más grandes del grupo que participó en el estudio era la confidencialidad. Los participantes de la muestra están identificados en el estudio con las letras del abecedario, sin que aparezcan sus nombres. “Tuvimos que hacer todo lo posible para que no se sepa quién es”, dice Alejandra Colom.

Dentro de la información recabada se conoce que lo que consideran amenaza no es un punto general sino diferentes escenarios.

“El tema central del miedo se enfocó en el temor a un cambio en el orden social, a la pérdida del patrimonio familiar o individual, y a la pérdida del poder”, expone el estudio. Otro escenario que inquieta a este sector es la percepción que tienen de Venezuela, y la posibilidad de que cambios de esa naturaleza se presenten en el país.

“Las menciones del conflicto armados interno fueron calificadas por varios como fantasmas de una generación anterior, la metáfora venezolana (“Guatemala será otra Venezuela”) pareciera ubicarse en ascendente, como la nueva amenaza”, según el informe.

La muestra para el trabajo fue de 15 personas, entre los que se encuentran algunos empresarios miembros de las cámaras que conforman al CACIF, la patronal. También se específica que dos individuos de los incluidos dentro del grupo se identificaban a sí mismos como indígenas. No se incluyó a ninguna mujer dentro del estudio debido a la poca representatividad dentro del sector privado organizado.

– La muestra que se eligió era precisamente los que están distanciándose más del arquetipo de dinosaurio y ellos hablan un poco de eso en generaciones más grandes. Entre los entrevistados hubo diferentes niveles de interés y de compromiso y también en función de los diferentes niveles de miedo que sienten. Entonces están a los que les encantaría participar más o hacer más cosas pero les da mucho miedo y los que todavía tal vez no han encontrado cuál es el nicho en donde ellos pueden hacer más, explica Alejandra Colom.

 

portada_libro

El estudio “En la toma de conciencia está la primera posibilidad de cambio” es una radiografía para conocer algunas aristas en el pensamiento de élite empresarial

 

El miedo cada cuatro años

En el estudio se presenta la opinión que se logró conocer a través de conversaciones con individuos que decidieron hacer un análisis de su entorno. Y aunque las entrevistas tuvieron lugar antes de la crisis del año pasado, las apreciaciones mostraron una radiografía del pensamiento dentro de la cúpula empresarial a la hora de decidir una postura. A pesar de que individualmente sus inclinaciones puedan ser diferentes a lo que presentan como colectivo, la antropóloga matiza entre sectores: “el comportamiento como cámaras o como grupo de interés es distinto, lo que en ocasiones hace que tengan que alinearse”.

La autora define el proceder del grupo como un modelo, en el que se unen en solidaridad con las personas que comparten los mismos temores.

La directora María Isabel Mayorga dice que este actuar se puede observar básicamente en todas las acciones. Como por ejemplo, “cada cuatro años el grupo se reúne para decidir a quién apoya (políticamente)”. A lo que Alejandra Colom agrega que “se reproduce el patrón al momento se decidir hacia quién se vuelcan y contra quién trabajan en tiempo de elecciones”.

Las reacciones: un inédito acercamiento

El estudio ha generado asombro entre los círculos de pensadores y analistas, tanto sociales como políticos. Tal es el caso de Richard Aitkenhead, columnista de El Periódico. Quien se refiere al estudio como un análisis desde dentro. Y agrega, “(la élite empresarial) es una área poco conocida y estudiada. Por lo que mediante de un conjunto de entrevistas (…) presenta los resultados a partir de las propias declaraciones de los entrevistados”.

Aitkenhead resalta en el estudio cómo el miedo es “determinante de las posturas, acciones y actitudes generalmente adoptadas por los líderes empresariales tradicionales”. Y recomienda la lectura del informe.

Por su parte, Daniel Hearing, analista político de la Universidad Francisco Marroquín, aplaude del estudio la metodología cualitativa y la forma de pensar en “términos de acercarse a las percepciones de un grupo de importancia”. Sin embargo, asegura que faltó tener criterios más estrictos de elección, e información más específica sobre quiénes fueron las personas entrevistadas.

“Me pareció muy interesante, y preguntó: ¿para cuándo un mismo ejercicio con élites de izquierda?”, y agrega que con esto se podría realizar un análisis comparativo de ambos sectores.

¿Qué esperan lograr con el estudio?

El objetivo de publicar este texto, titulado “En la toma de conciencia está la primera posibilidad de cambio”, es explicar una parte del comportamiento de la élite empresarial. Además, para motivar entre los lectores esa reflexión e identificar en sí mismos posturas similares a las de los entrevistados.

María Isabel Mayorga explica una manera de “tomar conciencia” es el reconocer actitudes que puedan ser un bloqueador para el desarrollo del país.

La Fundación Gedeón, que es un proyecto sin fines de lucro que nace dentro de la iniciativa privada, pretende entender qué elementos de la cultura deberían de ser cambiados para lograr un mejor país. El estudio es un proyecto con el mismo objetivo.

Conocer lo que hay en el fondo del actuar de la élite empresarial es uno de los logros del estudio por lo considerable que es el poder que ostenta este grupo social. Las personas influyentes del sector empresarial “ponen presidentes, y al final, claro que son los que van a poder hacer incidencia de una manera estructural rápido, si lo quisieran”, expone Alejandra Colom.

Entre las conclusiones que presenta el informe se encuentra una exposición de lo que un “líder despierto” debería de ser. Entre las características que enumeran están la humildad, la valentía y la sensibilidad. Un alto nivel de compromiso personal, vocación de servicio y sentido de sacrificio por el bien común.

Y hace varias recomendaciones a la élite empresarial: “Alejarse de las reacciones con base en el miedo, sin definir estrategias basadas en valores o una visión común”. Y tener un rol más estratégico y de impacto positivo en la administración del país.

Para lograr lo que el estudio propone, el cambio dentro de las élites empresariales tendrá que iniciar desde dentro.

Para Alejandra Colom, “una cuestión clave aquí, va a ser que algunos de ellos se animen a desafiar el discurso tradicional que ha dominado las cámaras. Tal vez la clave es esa: ¿Quién se anima a incomodar al resto?”

Gladys Olmstead
/

Periodista. Aprendiendo de todos y de todo cada día. Amante de los perros y la lectura. Fueron la casualidad, la ilusión y la insistencia las que me trajeron a Nómada.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

6

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    alfonso villacorta /

    05/06/2016 1:06 PM

    la iniciativa es de aplauso pero, lastimosamente, muy ingenua porque hasta aflojar el diezmo dominical es dificil sin extorsiones del pastor y pueden llevar a los empresario por un tour de pobres rurales muriendo por desnutricion, guajeros capitalinos o madre como la del bebe maikol, que las ganancias nunca estaran a la medida como para compartir.
    me llama la atencion, pero eso me parece que es de la autora del articulo, la categoria de pensadores y analistas, con el agravante de incluir a richard aitkenhead porque no es la casta intelectual la que hace los cambios.
    desde la revolucion francesa se vio que fue la emergente burguesia la que armo a la chusma para sacar a la aristocracia como la casta extranjera armó de valor a los de la plaza los sabados para aparentar un descontento con final feliz

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Rafael Diaz /

    01/06/2016 9:24 PM

    Son positivos estos estudios e investigaciones pero de que esa fundacion va a sensibilizar o inducir a que la elite empresarial cambie desde adentro es algo asi como "arar en el mar". Se trata de una clase economica poderosa en la que sus descendientes pueden representar cambios en metodos, implementaciones tecnologicas, relaciones comerciales con el mundo globalizado, etc; pero su esencia conservadora, miope, excluyente y de desprecio hacia la clase media y los trabajadores se mantiene casi intacta. Deberian darse una vueltecita por Costa Rica para conocer una clase economica eficiente, pero a la vez con vision estrategica de nacion y con sentido humanista. De acuerdo con el Sr. Pensamiento: no puede haber simetria entre elite de derecha y de izquierda. Cual izquierda?

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Juan Pensamiento Velasco /

    01/06/2016 10:18 AM

    Pareciera que Haering asume que las "élites de izquierda" (¿?) tienen un poder equitativo con las presentadas en este estudio. Supongo que es de las pocas formas de negación que le quedan todavía a esta mara para justificar sus posturas triásicas. Por cierto, Alejandra Colom es antropóloga y no socióloga, como se remarca varias veces en la nota.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Juancho /

    01/06/2016 9:05 AM

    Saliendo de leer 'Guatemala: linaje y racismo' me dan ganas de leer este 'estudio'. Solo comprendiendo a los dueños de GT entenderemos porque estamos como estamos y no salimos de donde estamos. No 'conviene' dirían mis papas.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Luis /

    31/05/2016 9:00 PM

    ¿Dónde se puede encontrar el estudio?

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    D.A.Chacón /

    31/05/2016 8:44 PM

    Aprecio este estudio por su enfoque cultural y explicativo, ojalá podamos tener acceso al estudio completo.
    El miedo como idea política tiene un largo antecedente en los procesos de estabilidad y cambio sociales, su marca en la política es precisamente su capacidad para crear distancias (reales o imaginarias) entre los actores sociales y políticos. La distancia en psicología política es un obstáculo al ejercicio de procesos democráticos, precisamente porque el miedo crea o facilita la creación de la idea del enemigo (real o imaginario). Bloquea las iniciativas de cambio y construye frecuentemente las profecías auto-cumplidas. Gracias por este aporte Alejandra¡

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones