El secretario de la AEU iba a desaparecer, fuera quien fuera

Nunca antes había escuchado su nombre. Llegué a él por Oliverio Castañeda, por el libro que Ricardo Sáenz de Tejada escribió sobre Oliverio. Aparece en una sola fotografía, en la página 237. Está de espaldas, a la par de una silla cubierta con una manta blanca –la silla del mítico líder estudiantil asesinado pocos días antes–, frente a una multitud de jóvenes que le escuchan con atención. Esa imagen fue mi primer encuentro con Antonio Ciani.

n789 Opinión
Esta es una opinión

Antonio Ciani -al centro, con suéter oscuro- porta la manta de la AEU durante una manifestación estudiantil.

Foto: Mauro Calanchina

A finales de los años 70 los movimientos sociales en Guatemala experimentaban un notable crecimiento. Poco a poco articularon una fuerza política para oponerse a la dictadura militar instalada después del golpe de Estado de 1963. Grupos estudiantiles, sindicales, campesinos, obreros y populares tuvieron la osadía de pensar un país distinto, fundado sobre bases democráticas y más justas. Como respuesta, el Estado desató una ola de terror y represión.

El año 1978 marcó la vida de muchas personas en Guatemala. Antonio Estuardo Ciani García es una de ellas. Tenía 23 años y estudiaba Derecho en la Universidad de San Carlos, era un joven de tez clara y pelo castaño, menudo y con un poblado bigote. Por su carácter fuerte, su aguda inteligencia y su amplia capacidad de trabajo y compromiso social, no tardó en vincularse con el Bloque Estudiantil Organizado (BEO) de la Facultad de Derecho y luego con la alianza de grupos estudiantiles FRENTE.

A principios de ese año fue electo para formar parte del Secretariado General de la Asociación de Estudiantes Universitarios (AEU), junto con Oliverio Castañeda, Alfredo Baiza, Iduvina Hernández, Edgar Ruano y Aura Marina Vides, entre otros. Como Secretario de Organización de la AEU formó parte activa del apoyo y la solidaridad universitaria ante el terrorismo de Estado, y desde ahí asesoró al Comité de Familiares de Personas Desaparecidas.

El 20 de octubre de 1978 las cosas empezaron a cambiar. A plena luz del día, y a la vista de cientos de personas, fue acribillado Oliverio. Sin duda, ese asesinato fue un golpe durísimo para las organizaciones estudiantiles que, pese al pánico y la angustia, trataron de continuar con las líneas de trabajo definidas con anterioridad. Ciani asume entonces la difícil tarea de sustituir a Oliverio como Secretario General de la AEU. Junto a los otros miembros del Secretariado convocan a asambleas estudiantiles, organizan el sepelio de Oliverio y llevan a cabo diversas manifestaciones de repudio a su cobarde asesinato.

 

Antonio Ciani y sus compañeros estudiantes cargan el féretro de Oliverio Castañeda de León (Foto: Mauro Calanchina, colección particular).

Antonio Ciani y sus compañeros estudiantes cargan el féretro de Oliverio Castañeda de León (Foto: Mauro Calanchina, colección particular).

Sin embargo, la noche del 6 de noviembre de 1978 –17 días después del asesinato de su compañero–, Antonio Ciani fue detenido de manera ilegal a pocos metros de su casa en la zona 11 de la Ciudad de Guatemala. Jamás volvió a vérsele, ni vivo ni muerto. De acuerdo con algunos testimonios, fue secuestrado por hombres armados que se conducían en carros con placas oficiales. Desde esa noche, su madre, su hermana y las asociaciones estudiantiles emprendieron una intensa búsqueda: denunciaron públicamente y por todos los medios la desaparición de Ciani e interpusieron cientos de recursos de hábeas corpus que fueron declarados sin lugar, pues nunca fue ingresado a ninguna cárcel del país.

A partir de entonces, las cosas cambiaron de forma radical en el seno de la AEU: los demás miembros del Secretariado empezaron a recibir amenazas y fueron perseguidos. Casi todos fueron asesinados o desaparecidos en los años siguientes. Otros tuvieron que salir al exilio y enfrentar la clandestinidad.

Toda desaparición forzada, además de ser un acto cruel de violencia física directa, posee también una enorme carga simbólica: constituye un mensaje para el círculo cercano del desaparecido y se convierte en una estrategia terrible de tortura psicológica. No sólo genera terror, sino desconfianza. La angustia se vuelve expansiva. En este caso, el mensaje era claro: ‘no importa quién esté al frente de los estudiantes, lo vamos a eliminar’.

Muchísimas personas más, de distintos sectores sociales, fueron asesinadas o desaparecidas en los meses siguientes. De acuerdo con Lucrecia Molina Theissen, “el terror empezaba a calar muy hondo, circulaba en el cuerpo social, espesaba el aire, espesaba la sangre, paralizaba”.

La sociedad guatemalteca sabía lo que estaba pasando y volteó la vista. Naturalizó el miedo y la barbarie, se insensibilizó. Esa espiral de violencia tiene todo que ver con la violencia cotidiana que ahora experimentamos. Con nuestra reacción ante ella.

El caso de Ciani y de los cientos (si no miles) de estudiantes asesinados por el Estado guatemalteco es significativo, ante todo a la luz de la reestructuración del movimiento estudiantil organizado en las áreas urbanas durante los últimos meses. Quizá lo más valioso de las recientes movilizaciones en contra de la corrupción sea la nueva articulación de asociaciones estudiantiles que buscan incidir activamente en política. Veo las fotos de CEUG y siento que se parecen tanto a las de hace casi 40 años. Eso habla de la actualidad de las luchas que movilizaron a los estudiantes de entonces.

Sin embargo, hay una diferencia radical: portar una manta como la que ellos portaban, recorrer las mismas calles que ellos recorrían, ya no es una sentencia de muerte. Eso no es una concesión hecha desde el poder: es una lucha ganada desde abajo. Oliverio, Ciani y muchas personas más, fijaron su esperanza en que Guatemala fuera un país más justo, solidario y democrático. Todos ellos son semillas. Por eso es necesario pronunciar sus nombres de nuevo.

 

Estudiantes exigen la aparición de su compañero Antonio Ciani (Foto: Mauro Calanchina, colección particular).

Estudiantes exigen la aparición de su compañero Antonio Ciani (Foto: Mauro Calanchina, colección particular).

* Esta aproximación no hubiera sido posible sin los trabajos de investigación de Ricardo Sáenz de Tejada (Oliverio. Una biografía del Secretario General de la AEU 1978-1979) y Virgilio Álvarez Aragón (Conventos, aulas y trincheras. Universidad y movimiento estudiantil en Guatemala), y sin el testimonio de Lucrecia Molina Theissen. A ellos mi agradecimiento.

Luis Méndez Salinas
/

Escribo, reescribo y edito. Estudié arqueología porque me atrae el pasado. Me apasiona el futuro y eso me ha llevado a la escritura. Intuyo que Guatemala sigue siendo una posibilidad, y hacia ella me dirijo. Catafixia Editorial es uno de mis vehículos, así como la escritura en libertad.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

12

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Guillermo /

    11/11/2015 3:13 PM

    Precisamente porque la CEUG se parece a la AEU es que me dan miedo, me da pánico solo de pensar en ser una nueva Venezuela, una nueva Cuba. El pensamiento socialista es hipócrita, mentiroso e imposible, porque la naturaleza del ser humano es sobresalir, ser mejor. Que todos seamos iguales es imposible, por eso en los paises donde el socialismo está presente sus "líderes" son los que están mejor, el mejor ejemplo que la hija de Hugo Chávez sea de las mujeres más millonarias de Venezuela es una contradicción al socialismo. Por eso no nos traten de vender ya el socialismo, es obsoleto y nunca sirvió. Vamos Patria a TRABAJAR.

    ¡Ay no!

    8

    ¡Nítido!

      Elmer Homero /

      28/10/2016 7:52 AM

      Logicamente usted no ha escuchado de paises como Suecia, Finlandia, Noruega y Dinamarca. Donde el socialismo funciona y funciona bien porque no hay gente corrupta que quiera sobresalir de los demas. Lo de sobresalir es un invento capitalista que enferma el alma de los seres humanos. para que afanarse sobresaliendo si de todos modos vamos a ir a parar a la tumba.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Gustavo Hernandez /

    09/11/2015 9:44 PM

    Muy cierto don Alfonzo Villacorta.

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    alfonso villacorta /

    09/11/2015 10:33 AM

    pasado tanto tiempo y viendo lo que pasa en la actualidad en la que gente cercana a las luchas sociales no logran nada y los mas avispados se unen a gobiernos trogloditas como el de perez no podemos dejar de concluir que todo ese ambiente de terror en realidad estuvo inscrito en un perfecto manejo de las teorias del shock.
    la universidad pudo ser intervenida por la via de la corrupcion como esta actualmente, la dirigencia estudiantil y sindical pudo ser pisteada, como actualmente tambien se ha visto, pero a cambio preferian actuar contra ellos sembrando panico y dolor, pero sin que el movimiento popular creciera y se extendiera al campesinado, a excepcion de grupos extraidos dedocraticamente, como el caso de la misma rigoberta.
    hoy todo eso parece guion cinemotagrafico de una pelicula de mala calidad con demasiados cabos sueltos que ni el rehmi ni la cicig podra aclarar

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    Byron Quezada /

    07/11/2015 10:18 PM

    Esto no necesita más explicaciones, léalo, digiéralo y saque sus conclusiones, usted pudo no vivir estos eventos o esta época, más si conoce la historia de su patria nunca podrá negarse a aceptar, que estos fueron hijos de esta patria con idénticos deseos de una Guatemala democrática, limpia y verdaderamente libre, ellos como los que desfilaron el 25 de abril en la plaza de la constitución. ¡Ciudadanos que al estudiar descubrieron que tenían derechos y saciados de la corrupción y el terrorismo de estado, decidieron arriesgarlo todo y no ganaron nada, lo perdieron todo porque hoy como ayer la nube negra de nuestra desventura aún sigue asechando a este pueblo que ha perdido el deseo de tener un dia una libertad sin condiciones.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Luferdel /

    07/11/2015 4:48 PM

    Admiro la lucha emprendida por Oliverio Castañeda y Ciani. Los tiempos han cambiado, no "así" las condiciones que originaron un problema aún latente: "la injusticia y la desigualdad social". Como activo participante en las en las protestas de la plaza, puedo decir que el legado de estos martires sigue vigente, y la lucha contra contra la impunidad y la corrupción lleva implicita la lucha que emprendieron estos guatemaltecos, en su época, y que tomaron consciencia de esa problematica nacional que debe ser encarada, tarde o temprano para que este país sea convertido en una verdadera nacion y no la finca que aún la define. ¡Mi más profundo respeto por estos verdaderos Guatemaltecos que fueron sacrificados por perseguir el ideal de un mejor país!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    César Antonio Estrada Mendizábal /

    07/11/2015 1:45 PM

    Excelente artículo: bien escrito, con información histórica y atinado sentido político. Felicitaciones. Ojalá sea muy leído.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Jese /

    07/11/2015 10:40 AM

    Que tristeza, la maña de darle el poder a militares... Arbenz por ejemplo fue todo un desgraciado y ladrón... perdón ustedes no han leido, ni investigado como se desarrollo el gobierno de Arbenz, no entederan, así que sigamos avivando el mito, Arbenz contra el imperialismo!!!... Alguien de ustedes por casualidad ha leído la reforma agraria, en especial el articulo 10, donde dice que a la compañía frutera y a otros no se les podía expropiar tierras... existen cabos sueltos en la historia oficial!!!... quien habrá ganado la guerra...!!!


    Porque nació la asociación de periodistas guatemaltecos (APG), pues por la represión vivida durante el gobierno de AREVALO (un civil),... y no digamos la farsa que durante la "primavera democrática" existió autonomía universitaria real... es de risa... recordemos que el esclarecimiento histórico, no solo es contar la guerra, es contar toda la verdad histórica... pero los bobos solo cuenta lo que les conviene... y quieren que la gente sepa...!!!

    A lo que voy es que, la universidad no solo estaba metida en clavos políticos, sino de narcotrafico, recordemos, aunque existió el uso excesivo de la fuerza del estado, también existían pugnas por el trasiego de drogas, la universidad era un punto de comercio y trafico de drogas, llego al descaro que las avionetas dejaban caer los cargamentos dentro del campus... ahí existe una cantidad de asesinatos que les quieren dar tiente políticos, cuando eran pugnas...

    Y como la izquierda y la derecha son unos ladrones mentirosos, todo lo que digan y cuenten esta en duda...!!!

    ¡Ay no!

    5

    ¡Nítido!

    r/S /

    07/11/2015 10:25 AM

    La sociedad guatemalteca es profundamente conservadora. Por eso es que ganan tan fácilmente las ponencias políticas de esa clase las elecciones presidenciales. Si se dice, no al aumento de impuestos, no a los matrimonios del mismo sexo, si a la pena de muerte, no al aborto, si a la militarización de la sociedad, si a la sociedad policial, y aparte de ello, se indica que se es profundamente religioso, se van a ganar elecciones, aunque no se tenga plan de gobierno, gabinete, equipo de trabajo, se sea corrupto, que son los temas importantes para cambiar este país.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Jorge Batres /

    06/11/2015 8:28 PM

    No estoy tan seguro que los asesinatos y desapariciones forzadas hayan terminado... con los que ahora llegan al poder renacen las acciones y doctrinas fascistas y estoy seguro que analizarán el uso de la fuerza para disolver las próximas manifestaciones y protestas de la sociedad... seguro tienen la tentación de aplastar a sus denunciantes con un balazo o un granadazo y así enviar su mensaje de muerte y sangre... un animal acorralado, como lo son ellos, tratará de defenderse de cualquier forma... con las elecciones de 2015 hemos retrocedido 40 años y regresado a los mismos esquemas represores... la diferencia es que antes defendían doctrinas ahora caducas (derecha vrs izquierda) y ahora lo que defienden son sus estructuras de corrupción. Lo que espero es que cuando se derrame la primera gota de sangre ciudadana, el pueblo se levante y siga con la persecución de estas bestias salvajes que ahora se subirán a la silla en el guacamolón.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    alejandro rivera /

    06/11/2015 6:32 PM

    Lo mas cruel del caso es que el pueblo tiene la tendencia a darle el poder a militares . General Miguel Ydigoras Fuentes, Coronel Carlos Arana Osorio, General Efrain Rios Mont, General Otto Perez Molina y ahora a los que estan detras del presidente electo Jimmy Morales. Hasta cuando cambiara esa tendencia?

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones