¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

Votar ya no es una humillación para la comunidad trans

Kimberly Eguizabal, una mujer transgénero, por fin pudo votar con un DPI que pone su nombre y rostro femenino, el que corresponde con su identidad de género. Antes, el simple hecho de participar en las elecciones era un motivo de burlas, ataques y humillaciones por tener una fotografía y nombre masculino.

Kimberly se muestra contenta por haber votado con su nuevo DPI.

Fotos: Sandra Sebastián

• Mirá nuestra cobertura electoral aquí

Sus padres le llamaron Julio Roberto y al cumplir la mayoría de edad así se consignó en su documento personal de identificación (DPI).

Pero ese nombre no era para Kimberly.

Ella siempre se identificó con el género femenino y más tarde haría una transición física para que su apariencia fuera la de una mujer.

Así que Kimberly, una mujer trans, llevó por mucho tiempo un DPI que ponía el nombre “Julio Roberto” y en la foto aparecía con su identidad masculina. Por eso, durante muchos años hacer un trámite se convertiría en una pesadilla:

–Ir al banco para cambiar un cheque, sacar el pasaporte, hacer un pago con tarjeta o cualquier trámite, que para cualquier otra persona solo es un procedimiento aburrido o engorroso, para mí podía ser humillante y devastador.

Kimberly cuenta que guardias de seguridad, cobradores de bancos o cajeros se burlaban de ella y siempre querían tratarla como un hombre, aunque su apariencia deja claro que no lo es.

Leé esta opiniónAsí amamos los trans, a pesar de la hostilidad

A veces, esas humillaciones iban aún más lejos y las mujeres trans tenían que desmaquillarse o cambiar su ropa femenina para demostrar que su DPI, con un nombre y fotografía masculina, les pertenecía.

–Siempre noté una intención bastante cruel y perversa para menospreciarme, solo porque mi nombre no correspondía con mi expresión de género. Muchas veces lloré y me sentí despreciada por eso.

En enero de 2018, Kimberly y otras 54 mujeres trans acudieron al Registro Nacional de las Personas (Renap) para hacer oficial su cambio de nombre y legalmente tener uno femenino.

 

Kimberly muestra el DPI donde se le reconoce su identidad de género. Foto: Sandra Sebastián

Kimberly muestra el DPI donde se le reconoce su identidad de género. Foto: Sandra Sebastián

Eso ocurrió gracias a que, desde el 2016, el Renap implementó un nuevo protocolo de atención al usuario, apoyado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), para atender a la población LGBTI.

En estas elecciones generales, Kimberly fue al centro de votación que se instaló en la sede de la Universidad Rural, en la zona 11. En su DPI pone Kimberly Eguizabal Ordóñez y su foto es la de una mujer. No tuvo ningún inconveniente para votar.

–Parece muy simple, pero al fin me siento una ciudadana con todos los derechos y obligaciones que eso conlleva.

 

Momento en que votó Kimberly. Foto: Sandra Sebastián

Momento en que votó Kimberly. Foto: Sandra Sebastián

Durante muchos años la transexualidad se consideró un trastorno. Pero nunca hubo una evidencia científica para que se le concibiera de esa forma y los protocolos médicos se actualizaron.

Muchas personas trans no experimentan su género como algo angustiante ni como una discapacidad, lo cual implica que identificarse como transgénero no constituye un trastorno mental, señala la Asociación Americana de Psicología.

Kimberly dice que el siguiente paso es que el Renap también permita a las mujeres trans cambiar el DPI en la categoría “sexo” para que se les reconozca como mujeres.

Actualmente solo pueden cambiar su nombre y su fotografía, y los trámites para ese cambio pueden llegar hasta Q4 mil, una cifra inalcanzable para muchas personas que no llegan a ganar el salario mínimo.

Leé esta opiniónSer trans: Los cuerpos en que vivimos y los límites de lo expresable

–Ya dimos pasos adelante y tenemos que seguir con más conquistas para entender que los derechos de la comunidad trans son derechos humanos, dice Kimberly.

En 2017 al Congreso la diputada Sandra Morán presentó la iniciativa de ley de Identidad de Género, que le permite a las personas trans ajustar sus documentos oficiales para reflejar el sexo con el que se identifican. El proyecto no ha avanzado, pero que Kimberly vote con su fotografía de mujer es un gran paso.

 

Kimberly votó sin humillaciones. Foto: Sandra Sebastián

Kimberly votó sin humillaciones. Foto: Sandra Sebastián

Javier Estrada Tobar
/

Periodista y comunicador. Se formó y trabajo durante casi diez años en Lahora.gt. Apasionado por las letras, el desarrollo humano, la política, las redes sociales, el cuidado del medio ambiente y la buena comida.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

1

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    MG /

    18/06/2019 8:25 PM

    Que es lo que dice abajo de “Sexo”?
    Masculino? Hahaha

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones