4 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Ideas y soluciones
Impunileaks
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

¿Guatemala ya cambió? La reforma fiscal lo definirá

Ayer, el Ejecutivo presentó su propuesta de reforma fiscal, dando el banderazo de salida para un nuevo proceso de negociación. Lo que suceda en torno a esta discusión durante los próximos meses servirá para evaluar cuánto ha cambiado realmente el sistema político del país como consecuencia de las investigaciones de la CICIG-MP y del despertar ciudadano del año pasado.

Opinión P369
Esta es una opinión

En la presentación de la propuesta de reforma fiscal

Foto: Carlos Sebastián / Nómada

Desde que salió a luz la investigación del caso La Línea, desatando múltiples movilizaciones ciudadanas, se ha venido dando un debate. Dicho debate se centra en la siguiente pregunta: ¿realmente ha cambiado Guatemala y su sistema político como consecuencia del “tsunami” político del año pasado? Las posiciones en torno a esta pregunta desafían las tradicionales divisiones de derecha-izquierda. En cada bando – los que se mantienen escépticos y los que toman una posición más optimista respecto a las consecuencias del tsunami – se pueden encontrar representantes de las antípodas del espectro político del país.

En el contexto de este debate, el destino nos ha entregado un caso sumamente útil para dirimir la discusión. Me refiero a la inminente negociación de una nueva reforma fiscal. Durante las últimas semanas, dos actores políticos habían estado abordando el tema de manera pública: el Ejecutivo y el sector privado organizado en el CACIF. Por el lado del Ejecutivo, existe el interés de aumentar la carga tributaria. Por parte del sector privado, organizado en el CACIF (y su Fundación para el Desarrollo, FUNDESA), la motivación es más difícil de entender  pero parece estar asociada, por sobre todo, con la incertidumbre económica y política actual. No sólo hay preocupación por la fuga de capitales, sino que además la desaceleración económica y el aumento de los controles fiscales –producto de las recientes acciones legales contra grandes empresas y la Ley de la SAT aprobada por el Congreso– están impactando las utilidades empresariales y diluyendo el poder político de la patronal.

Ayer, en este ambiente de tira y encoge, el Ejecutivo finalmente lanzó su propuesta de reforma. Más allá de los cambios específicos que propone, el proceso de negociación que impulsará servirá para comenzar a dirimir el debate sobre los verdaderos alcances de los cambios políticos impulsados por las investigaciones de la CICIG y el MP, y las movilizaciones de la Plaza. ¿Por qué digo esto?

Porque en la negociación que se avecina se enfrentarán las dos formas de entender el tablero político post-tsunami. Por un lado estará la posición “escéptica”, según la cual los cambios derivados del tsunami político han sido mínimos; esta posición implica que la discusión del nuevo paquete tributario se desarrollará bajo los mismos mecanismos que han prevalecido en el pasado. Es decir, el sector privado organizado en el CACIF y otros actores empresariales de poder (e.g. Tigo) utilizarán reuniones a puerta cerrada con el Ejecutivo, presiones e incentivos de diversa índole para persuadir a los diputados, y en última instancia, manipulación del sistema judicial, para cercenar el paquete fiscal original. Puesto de otra manera, bajo el esquema tradicional que asume esta visión escéptica, el CACIF y algunos grandes empresarios mantendrán su poder de veto.

Ante esta posición escéptica, podemos contraponer la perspectiva “optimista”, según la cual el tsunami alteró de manera irreversible las estructuras de poder político del país. Como consecuencia de estos cambios, la negociación que se desarrollará durante los próximos meses en torno a la propuesta fiscal será muy diferente a las experiencias anteriores. Concretamente, podemos subrayar tres variables cuyos efectos pueden ser capitales en la discusión que se avecina: la autonomía del Ejecutivo, la transparencia en la cosa pública y la democratización de los actores de influencia.

Primero, el Ejecutivo parece haber adquirido mayor autonomía frente al empresariado organizado en el CACIF y los grandes emporios empresariales. Y es que, aunque Jimmy Morales haya contado con apoyo empresarial durante la campaña electoral; y aunque el Ministro de Finanzas tenga una estrecha relación con el sector exportador del CACIF, hay señales de que el Ejecutivo tiene mayor campo de acción en comparación con gobiernos anteriores. Por ejemplo, cuenta ahora con una Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) que, fortalecida por el apetito ciudadano por la transparencia, se ha mostrado capaz de asegurar que todos, incluidos los más poderosos, cumplan con sus obligaciones fiscales. Esta mayor autonomía –producto probablemente del apoyo de la Embajada Americana, la eficiente labor del Ministerio Público y la debilitada imagen pública del empresariado organizado luego de los escándalos de corrupción– le brinda al Ejecutivo un poder sin precedentes para esta nueva ronda de negociaciones fiscales.

Segundo, la transparencia de las negociaciones y decisiones deberá ser mayor que en años pasados. En un ambiente crispado por las acusaciones de corrupción contra funcionarios públicos y grandes empresarios, la oportunidad de utilizar mecanismos opacos para alcanzar acuerdos se reduce notablemente. Bajo el ojo vigilante del MP y la CICIG, la negociación, entre el Ejecutivo y el CACIF y en el Congreso, se deberá llevar a cabo apegada a la ley. Igualmente, las resoluciones de las cortes del sistema judicial, en especial la Corte de Constitucionalidad, serán sujetas a mayor análisis y críticas. Las consecuencias de un “desliz” pueden ser devastadoras para los actores involucrados.

Por último, esta nueva ronda de negociaciones fiscales se desarrollará en un tablero político mucho más amplio. Aunque el Ejecutivo y el sector privado organizado en el CACIF tomen un rol protagónico, una diversidad de actores también reclamará su derecho de participar y no sólo ser “testigos de honor”. Se incluyen entre estos no sólo al G4, BID, Congreso, universidades y tanques de pensamiento, sino también a las organizaciones forjadas al fragor del movimiento de la Plaza. Estas nuevas organizaciones deben aprovechar esta oportunidad no sólo para influenciar la negociación, sino también para adquirir mayor experiencia en estas lides.

Retornando a la pregunta inicial sobre las verdaderas consecuencias del tsunami político del 2015, podemos concluir entonces que la discusión de reforma fiscal será un buen examen. Por un lado, estará la posición escéptica, apostando por el supuesto de que poco ha cambiado en el país y que los mecanismos de negociación política se mantienen incólumes. Y por otro, la alternativa optimista que sugiere que las investigaciones del MP/CICIG y las movilizaciones ciudadanas cambiaron de manera irreversible la forma de hacer política en el país. Este cambio afectará todo tipo de negociación que involucre al Estado, incluyendo aquella enfocada en una reforma fiscal.

Alberto Fuentes
/

Latinoamericano, estudiante del desarrollo social y económico de los países del Sur. Realizo investigaciones sobre el sector empresarial y sus relaciones con el Estado, la sociedad civil y, especialmente, l@s trabajadores.


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


8

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    JOSUE AUGUSTO PEREZ FIGUEROA /

    18/08/2016 10:59 AM

    Guatemala no ha cambiado, distinto es decir que hay un despertar ciudadano. Un ciudadano que habria permanecedio MUDO ante los sucesos polticos. Siempre nos hemos comportado como ganado cercado por intereses de la trilogia infernal que siempre nos ha gobernado. Estamos despertando, que no es lo mismo que cambiar. Apenas, recien UNA IMPORTANTE PORCION DE LA CLASE MEDIA se pronuncia en aspectos POLTICOS QUE SIEMPRE HAN SIDO DE SU INCUMBENCIA. Por otra parte este despertar ciudadano, no tiene lideres ni tiene porque tenerlos pues, pues no se trata de POLITICA PARTIDARIA sino simplemente de una PARTICIPACION CIVICA RESPALDADA POR LA CONSTITUCION POLITICA DE LA REPULICA DE GUATEMALA EN SU ARTICULO 135 , INCISO b) Cumplir y velar porrue se cumpla con la Constitucion de la Republica, y tambien porque la SOBERANIA RADICA EN EL PUEBLO segun el PACTO SOCIAL, articulo 141 en la que se declara que LA SOBERANIA RADICA EN EL PUEBLO QUIEN LA DELEGA (delegar no es lo mismo que enajenar) en los tres organismos del Estado, es decir el Legislativo, el Ejecutivo y Judicial que deben de accioanr en forma independiente, coordinados pero no subordinados) el uno sobre el otro. Hay un despertar ciudadano, no un cambio. El cambio se dara en los proximos meses, años, decadas. Por el momento tenemos la OPCION DE PEDIR LA RENUNCIA DE LOS DIPUTADOS pues mediante una ley QUE CONTIENE INCONSTITUCIONALIDADES, ESTOS COOPTAN LA REPUBLICA y se subordinan unos a otros en contra de la INDEPENDENCIA DE PODERES lo cual hace INCONSTITUCIONAL la tal subordinacion tacita o expresa. Por ejemplo, la CC TACITAMENTE esta subordinada a los tres poderes del estado y no actua en resguardo del orden constitucional adiciendo siempre que QUE NO ES ACONSEJABLE UNA ACTUACION QUE DE SUYO DEVIENE INCONSTITUCIONAL como es declarar que NO ES ACONSEJABLE QUE SE LE LEVANTE EL ANTEJUICIO AL DIPUTDO OVALLE. Esto es es subordinarse, pues esta probado que el Diputado Ovalle tiene evidencias de haber particiapdo en asuntos penales. Decir NO ES ACONSEJABLE, es tenderle el manto de la impunidad.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    P. Choy /

    17/08/2016 10:56 PM

    Hoy Jimy se puso a llorar... En publico enfrente a embajadores, y todos los sectores de la sociedad....

    Yo vi la repetición en las noticias y vi una persona muy mal, fuera de foco sin control emocional y mi resumen de lo que vi, es que con esa postura nadie en su gobierno le hará caso porque es una persona débil... El liderazgo con ese show se perdió mal presagio para Guate al menos en el tema de estado... Se muestra que no existe fortaleza o control....

    Muy mal mensaje para el país...

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    HOYPORHOY /

    17/08/2016 2:42 PM

    LF los impuestos no se pagan porque tengas o no la culpa de lo que pasa en una sociedad o a alguno de sus individuos, es parte del contrato social que aceptamos para vivir en sociedad. Si vos fueras el hijo de esa madre drogadicta de la que hablas, tampoco tendrías la culpa y si te gustaría que la sociedad (entre la que habría gente como vos) pagara sus impuestos para darte las oportunidades que tu madre irresponsable no puede darte. Así es como debería funcionar. Desgraciadamente funciona como vos proponés, y por eso es que nacer pobre es casi una condena de por vida... pero no nos confundamos, no debería ser así.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      Luis Lewis /

      17/08/2016 6:51 PM

      Muy buena respuesta solo que queria agregar acerca de un punto: dijiste "darte las oportunidades que tu madre irresponsable no puede darte"

      Calificar a alguien con vicios (definiendo un vicio como algo adictivo que domine el auto control) como irresponsable es superficial. Hay infinitos factores traumaticos que causan dolor emocional y muchas veces los vicios (de los cuales hay muchos tambien) son 'escapes' a esas heridas que puyan fuerte y constantemente. Muchos de estos escapes son adictivos y destruyen...

      Quise mencionar esto ya que Guatemala es una sociedad super traumada a todos los niveles, desde tiempos de la conquista, y muchos de los problemas que afronta no tendran solucion hasta que esto no sea reconocido y se le busque sanacion a sus tantas heridas.

      Hacer esto a un lado unicamente perpetuara la transmision intergeneracional del trauma existente, ya que un hogar disfuncional (que no satisface las necesidades emocionales/materiales de sus miembros) crea y perpetua trauma en los hijos. Por eso fue que escribi en mi comentario inicial "fui criado en un hogar funcional"

      La relacion con asuntos de impuestos a eso del trauma es que no buscarle solucion a los problemas que crean trauma merma la productividad de la sociedad y le recarga mas al pacto social - carceles, salud, crimen, etc.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Luis Lewis /

    13/08/2016 7:41 PM

    A nadie en el mundo le gusta pagar impuestos - aqui me incluyo yo tambien.

    Pero para vivir en un mundo civilizado, ese es el precio.

    Un mundo civilizado lo pinto asi: si yo naci con talentos y fui criado en un hogar funcional y tuve oportunidades que me convierten en ciudadano emprendedor de exito y gano 100,000 al a~no a mí no me pesara darle al fisco, digamos, el 25% si parte de ese % le dara una vida digna al hijo del jardinero que nacio con microcefalia porque un zancudo pizado lo contagio cuando aun se estaba formando en el vientre...

    El mundo no es asi de simple pero creo que mi ejemplo da la idea de lo que quiero decir significa vivir en un mundo civilizado...

    Y claro, como ciudadano consciente tambien es mi responsabilidad fiscalizar al fisco con mi voz y mi voto para que la civilizacion siga asi, civilizada.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      Luis Lewis /

      17/08/2016 6:36 PM

      LF - Aqui en EEUU donde vivo hay un dicho que dice que de la muerte y del fisco nadie se escapa. Solo hay que preguntarle a Al Capone - el IRS (fisco a nivel federal) y no el FBI fueron los que lo lograron poner en el bote!

      Pero hace una busqueda con esto: "irs income tax brackets 2016" y vas a ver que tazas se pagan aqui. Y eso no es tomando en cuenta el 13% (mitad vos, mitad patron) que se le paga al Seguro Social. Tambien hay seguro de desempleo que es obligatorio, etc., etc.

      Aqui en NYC el "IVA" es casi el 9%. Y el impuesto sobre bienes raices (IUSI de ustedes) para un condominio de 1 habitacion AFUERA de Manhattan (Queens. Bronx o Brooklyn) puede costarte entre $3000+/anual, dependiendo del valor del inmueble. Aqui pagas 1% sobre el valor de una nueva hipoteca tambien. Y si el inmueble es de alto valor (1 millon +) tambien existe el "mansion tax" que se le paga a la ciudad.

      Cuando aqui menciono que en Guate la taza de impuestos es como del 10% se quedan pendejos!

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

      LF /

      16/08/2016 12:20 AM

      O sea que queres un gobierno que sea capaz de extorsionarme a mi al yo no querer dar 25% de mis ganancias si soy millonario? Que pasa si dentro de mi ideologia esta la justicia sobre la salud de los demas? Que pasa si un niño nace adicto a las drogas por una mama que no cuido bien de el durante el embarazo? La culpa no la tendria yo, mas sin embargo dentro de tu ejemplo, a mi me tocaria pagar el precio del descuido de esa mama a pesar que no tuve nada que ver.

      Creo que lo que realmente necesita Guatemala en este momento es mejorar y fortalecer los ministerios que puedan proveer los derechos mas fundamentales del hombre que son la LIBERTAD (de hacer lo que yo quiera con lo que me gano justamente), la PROPIEDAD (porque lo que me gano es mio y de nadie mas) y la JUSTICIA (que el derecho individual termina donde empieza el derecho de otro individuo). Deberian esforzarce en mejorar Ministerio de gobernacion, el CIV y Mineduc antes que cualquier cosa.

      En materia de impuestos (que es lo que habla el articulo) pienso que el autor definitivamente tiene un sesgo enorme a las economias imaginarias socialistas como Venezuela o Europa. El escenario no optimista que propone es el que debiera ser optimista. Deben pasar una reforma fiscal en la que hayan castigos mas grandes por no pagar impuestos pero sin aumentarlos mas! Primero deben dedicarse a eficientar el gasto y ver como le hacen para que TODOS paguen impuestos. No es justo que una empresa formal si pague impuestos mientras que en el mercado municipal de cualquier municipio de Guatemala no se pagan impuestos!! Es estupido y retrograda el presionar aun mas a los pocos individuos productivos de este pais. La reforma debe presionar en recaudar mas mediante la reduccion de algunos impuestos para que a "Chepe" o "Juanito" del mercado no se les dificulte pagar su parte.

      ¡Ay no!

      3

      ¡Nítido!

      Luis Lewis /

      13/08/2016 8:01 PM

      * microcefalia por contagio por el virus del zika

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones