La tradición de niñas violadas y casadas continúa porque el Congreso no le pone fin

Guatemala tiene una epidemia de violaciones a las mujeres, incluidas niñas y adolescentes. Una epidemia naturalizada con el casamiento del violador enamorado de la violada para “salvar su honor”. Esta práctica, casi desaparecida en el mundo civilizado, continúa en Guatemala hasta octubre del año 2015 porque no es considerada una urgencia nacional por los diputados y la medalla para darse el mérito de cambiarla ha retrasado durante dos semanas más su aprobación.

n246 P147

Stephanie Sinclair, y la organización Too Young to Wed (Demasiado joven para casarse) buscan crear consciencia a través de la fotografía sobre la incidencia, el peligro y la violación de los derechos humanos que es el matrimonio infantil alrededor del mundo.

Foto de la serie de la fotográfa Stephanie Sinclair “Too Young to Wed” (www.tooyoungtowed.org)

Entre enero y agosto, el Congreso no había aprobado una sola ley. Empezó con proyectos de infraestructura, financieros e incentivos fiscales y dejó para después la reforma para que en Guatemala sea prohibido el matrimonio de niñas menores de 18 años. Una disputa sobre los tiempos entre Líder y el resto de bancadas, y dos iniciativas casi iguales que podrían unirse en una sola mejorada, han aplazado el acuerdo y dado la espalda a muchas historias cotidianas en el país.

Como la de Magalí. Su papá abusaba de ella. Física, verbal y sexualmente. Por eso ella decidió irse a trabajar, sin saber lo que le esperaba. “Me engañaron”, dice mientras describe un trabajo en el que le prometieron un sueldo que nunca recibió. Tras estar un tiempo ahí, las personas que la contrataron dispusieron venderla a un señor mucho mayor que ella, que tenía 12 años. Se casó con su comprador, quién también abusó de ella. “Me trataba muy mal”, testificó ante un juez. Magalí es un nombre ficticio para proteger su integridad.

Con nuevas tareas y una nueva vida, a la que es imposible acostumbrarse, Magalí debía lavar la ropa de su esposo y cocinar para él, aunque no sabía cómo porque a su edad las niñas deben estar aprendiendo a conocer el mundo en la escuela. Un día, vio que al lado de su casa construían un cuarto. Ella escuchó cómo ese lugar iba a ser utilizado para que ella estuviera con otros hombres y que iban a cobrar por eso. “Me asusté mucho, y me escapé”, recuerda con dolor.

Cifras oficiales, actualizadas en 2014, certifican que en los últimos cinco años Guatemala ha registrado más de 80,151 matrimonios de niñas menores de edad. Cuarenta y dos vidas cambiadas (truncadas) cada día. Pero de esas 80 mil hay 5 mil que son menores de 14 años. Que deberían estar estudiando primaria o básicos. Si pudieran agruparse en un lugar, esas niñas menores de 14 años, violadas y obligadas a casarse, llenarían 31 buses del Transmetro capitalino.

La Ley contra la Violencia Sexual, Explotación y Trata dice que las relaciones sexuales con menores de 14 años constituyen una violación. Y el artículo 47, tipifica el matrimonio forzado como una forma de trata.

Carolina Escobar Sarti, directora de la Fundación La Alianza, cuenta que la práctica de los,matrimonios forzados se remonta más allá de la época colonial. Y nunca ha sido tomada como lo que es: un crimen. “Es una historia muy romántica que el abuelo haya llegado a caballo a robarse la abuela en una feria, pero nunca se le ha podido preguntar a ella si eso es lo que ella quería vivir”, dice .

A pesar de que los matrimonios forzados son uno de los delitos menos reportados, a comparación de la trata por redes de esclavitud o prostitución, es un delito al que se encuentran expuestas personas como Magalí. Ella llegó con 13 años a La Alianza, un lugar que se encarga de ayudar a niñas, niños y adolescentes que lo necesiten y hayan sido víctimas de la trata, o explotación. Ahí le apoyan con un programa integral que cubre sus necesidades físicas, mentales y legales.

Magalí tuvo “suerte” al no quedar embarazada después de su matrimonio forzado. Pero esa no es la realidad de la mayoría de las niñas-esposas que esperan a un bebé tras una violación. Bebés para los que en ninguna circunstancia están listas, ni física ni mentalmente.

Ante esta situación y la de niñas en condiciones similares, en el Congreso se conoció un proyecto de ley en 2014 que busca frenar la violación a los derechos humanos de las niñas y mujeres del país. La iniciativa de Oliverio García Rodas, diputado patriota, considera que los matrimonios de personas menores de 18 años son una problemática para el país. Además, identifica contrariedades que crean un ambiente propenso para esta situación pues la norma vigente permite el matrimonio y la unión de hecho de menores de edad solo con la autorización de los padres y tutores, lo cual no manifiesta el consentimiento por parte de los contrayentes. Asimismo, permite las relaciones sexuales con menores de edad que posiblemente no desean estar en esa posición. Sin embargo, esta iniciativa, con el número 4746, ni siquiera ha sido conocida en primer debate, a tres meses de cumplir dos años de existir.

Este año, el 24 de septiembre, se conoció otra propuesta que con sus pros y contras, defiende la misma causa. “No podemos permitir que continúe el ciclo de niñas criando niñas”, dice Delia Back, de Líder y presidenta de la Comisión de la Mujer.

Ninguna niña es capaz de tomar ese tipo de decisiones

Las consecuencias de promover y avalar el matrimonio infantil son diversas, pero nefastas. Para empezar, la mayoría de niñas quedan embarazadas y no tienen acceso a salud básica, a salud reproductiva ni a medicinas, ni a tratamientos, ni a una alimentación adecuada, ni apoyo psicológico. Las que sí logran llegar a los centros de salud se topan con que no están abastecidos ni en la capacidad de atenderlas. Estos casos, en casi su totalidad, requieren que el parto sea través de una cesárea.

Además, agrega Escobar, el sistema motor y nervioso de las niñas no está listo para tomar decisiones. Y es por eso que no solo “no se les puede responsabilizar por esos actos, sino que tampoco se puede asumir que ellas así lo querían”. Por eso, “el funcionario que casa a estas chicas, también comete un delito como cómplice”, dice.

Este es un problema que afecta a una gran cantidad de países en el mundo. Una de cada tres niñas en países en desarrollo es una niña-esposa antes de cumplir 18 años, según el Fondo de Población de Las Naciones Unidas (UNFPA). En América Latina, son cada vez menos los países que lo permiten. Y es que las niñas que viven en extrema pobreza son dos veces más vulnerables a entrar en un matrimonio infantil. Y si se casan antes de los 18 años tienen mayor probabilidad de ser víctimas de violencia sexual doméstica, un delito tipificado en países más feministas como Suecia, en donde hay más equidad entre géneros.

Lea: Escape quien pueda de un gobierno feminista como este.

Contradicciones en la ley

Hace casi un año, en noviembre de 2014, Nómada habló sobre los numerosos casos de “crímenes de honra”: adultos que mantienen relaciones sexuales con menores, las embarazan, y los padres acuerdan que se casen “para salvar el honor de las niñas”, aunque la ley tipifica como violación una relación sexual con una menor de 14.

Lea: El país donde las niñas de 10 años se pueden casar: sí, Guatemala

Esa es sólo una de las tantas contradicciones con relación a los crímenes de violencia sexual, que hacen posible que los delitos en algunas ocasiones queden impunes. Julio Barrios, fiscal del Ministerio Público (MP) que estuvo en la unidad contra trata de personas, explica que la relación entre una niña de 14 años o menos, con una persona de 18 años o más, se conoce como “estupro”, y es una forma de violación. De igual manera, se les permite a las niñas con 14 años entrar a una relación legal que se llama unión de hecho, que es una especie de matrimonio. Uno de los requisitos para permitir esta relación es la convivencia de un año, mínimo, o sea, desde que la niña tenía 13 años. Es decir, violación.

Con esta ley, si una persona, llamémoslo Miguel, de 36 años, decide que quiere casarse con una niña de segundo básico, la ley se lo permite. Pero si quiere irse con una de primero básico, es un pedófilo y está cometiendo un delito. O tiene que esperar un año a que no lo descubran para poder casarse.

El pulso sinsentido en el Congreso

Votar para eliminar esa posibilidad legal para que en Guatemala solo puedan casarse adultos supone un conflicto para algunos diputados. Y por eso 39 votaron en contra. “No podemos conocer una reforma para imponer algo que igual no se va a cumplir, porque esto es un tema cultural”, aseguró Juan Alcázar, exdiputado del Partido Patriota y del Movimiento Reformador que apoyaba a Alejandro Sinibaldi, y dueño de radios. Escobar refuta este pensamiento y asegura que “los factores culturales se pueden cuestionar si atentan contra los Derechos Humanos”.

El problema con la decisión de los diputados de votar en contra, o abstenerse, es que el día que tenían que votar por cambiar la edad para casarse de los 14 a los 18, le dieron la espalda a las 550,000 niñas que van a terminar en un matrimonio infantil este año, según el UNFPA.

Diputados, como Mario Taracena, de la UNE, dijeron estar de acuerdo con que la edad para casarse y unirse de hecho debería ser 18 años, y prohibirlo a menores de edad. Sin embargo, no votaron por la iniciativa de la diputada de Lider, porque apoyaban la del García Rodas del Partido Patriota. Una propuesta que se conoció en el Pleno desde enero de 2014 y aún no se aprueba.

Back asegura que de no lograr que la iniciativa 4929 tenga éxito, apoyarán la propuesta 4746 que también persigue subir la edad legal para contraer matrimonio, o unirse de hecho, a los 18 años, pero difiere de la del diputado García Rodas en cinco puntos, mínimos.

Las dos iniciativas: 4929 y 4746

Las diferencias entre una  y la otra son que en la propuesta 4746 se busca reformar los artículos 28 y 173 de la Ley en Contra de La Violencia Sexual, Explotación y Trata de Personas. En estos artículos se amplía la definición del delito de violación y el de agresión sexual, respectivamente.

Por su parte, la propuesta 4929 pretende eliminar dos artículos, además de los que tienen en común ambas iniciativas. Derogan los artículos 134 del Código Civil y el 425 del Decreto de Ley Número 107 del Jefe de Gobierno de la República en el Código Procesal Civil y Mercantil. Debido al carácter de cada una, el tiempo en el que entran en vigencia también es diferente. La 4746, ocho días después de su publicación en el diario oficial. Y la 4929, por ser de urgencia nacional cobra vigencia un día después de su aprobación en el pleno.

Utilizando las cifras oficiales, actualizadas hasta 2014, un promedio de 20 niñas son víctimas de matrimonios forzados a la semana. Esas son casi tres niñas diarias. Por lo que cada día que pasa, sin que el Congreso de la República conozca esta ley, hay tres niñas más sufriendo de abusos legalizados.

Y desde el 24 de septiembre, que no apoyaron la iniciativa 4929, son 33 menores más que ahora son esposas sin siquiera haber dejado de ser niñas.

Gladys Olmstead
/

Periodista. Aprendiendo de todos y de todo cada día. Amante de los perros y la lectura. Fueron la casualidad, la ilusión y la insistencia las que me trajeron a Nómada.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

10

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    ana virginia lópez /

    10/10/2015 1:18 PM

    No necesito leer la nota completa para decir que tenemos el Congreso como poder creador de leyes más dañino para nuestra sociedad. Esta práctica está consentida por la mismas comunidades por la pobreza que impera en los núcleos familiares. Es increíble y resulta una repugnancia ver fotografías donde una niña alimenta de su pecho recién desarrollado a un infante pues el niño que muestran ni siquiera es un bebé o un recién nacido. Todo esto indica que la educación para las niñas debe ser fortalecida y empoderar a nuestras mujercitas, pues ellas tienen tanto o igual derecho que los varones a tener un proyecto de vida mejor, alejado de las violaciones, abusos y casamientos por conveniencia de los padres de familia. Creo de urgencia nacional debería crearse la ley de dos hijos como límite por familia ya que mucha de la pobreza, analfabetismo y desnutrición se debe a la sobrepoblación de los niños que cada pareja decide procrear. Esto daría oportunidades para que Guatemala salga del rezago social que afronta actualmente, a que los niños que nazcan tengan mejores oportunidades de vida en donde la educación, la alimentación y el progreso tenga mejores posibilidades de ser alcanzados por sus responsables. Los padres que incurren en estas malas prácticas de dar a sus hijas para ser "adoptadas" por un hombre mayor que ella debe acabar y eso será únicamente cuando se tipifique como delito penal. Debemos aprender a ser una sociedad respetuosa de la niñez y la juventud y lamentablemente distamos mucho de ser eso.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Paolo /

    10/10/2015 11:41 AM

    Considero que una nueva ley o una reforma a las existentes, no es la solución para erradicar esta costumbre deplorable. Si bien una ley es producto de la realidad imperante dentro de un país y reflejo de las conductas sociales; la concepción de que la ley es fuente de soluciones instantáneas es totalmente errada.

    Este problema se debe más a los patrones de conducta tan arraigados en las comunidades, pues como bien lo menciona el artículo esto no es algo de unos cuantos años atrás sino que tiene "trayectoria histórica". En si, es cuestión de capacitar, educar y crear consciencia en los padres y niñas para hacerles ver lo importante que son para la sociedad como seres humanos y que generar en ellos una noción mas clara de lo que son sus derechos y la protección que gozan los mismos.

    Por otra parte, cabe resaltar que ante un Estado fallido como el nuestro es lógico escuchar estos testimonios lamentables, pues el nivel de exposición de los menores, especialmente las niñas se incrementa ante la escasa efectividad de planes, programas y proyectos de prevención.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Pronto será el Día Internacional de las Niñas, y nada ha cambiado para ellas | Cubilete News /

    09/10/2015 11:21 AM

    […] 11 de octubre es el Día Internacional de las Niñas y año tras año nada ha cambiado para ellas. Aquí hay una explicación de una de las razones por las que las niñas aún viven en vulnerabilidad. […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ANONIMO /

    09/10/2015 11:01 AM

    […] 11 de octubre es el Día Internacional de las Niñas y año tras año nada ha cambiado para ellas. Aquí hay una explicación de una de las razones por las que las niñas aún viven en vulnerabilidad. […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Mariana /

    07/10/2015 11:23 PM

    El comentario de Edgar es el más estúpido que he leído en mucho tiempo. Esto es algo que definitivamente debe ser debatido entre Torres y Morales. ¿Para cuándo cambiar éstas leyes que llevan a nuestra sociedad a la edad de piedra? A nuestros gobiernos no podrían importarles menos los derechos de las mujeres...

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Edgar /

    07/10/2015 4:26 PM

    Interesante la doble moral de este medio. Hace unos días aplaudiendo el blog de Claudia Armas en pro del Aborto, con el titulo... Si está en contra del Aborto, no tenga uno.

    En ese caso una vida que está dentro del vientre no tiene ningún valor ( si así lo decide la madre ) y a eso todos acá todos aplaudiendo. Pero en este caso porque para uds no dice ¨ Si está encontra de que menores los obliquen a casarse... pues no obligue a los suyos!¨ es la misma lógica... no?

    Por eso deben haber valores universales!!!! Como el que desde que se consibe la vida hay que respetarla y no le pertenece a la madre!! DOBLE MORAL!!!

    Y claro... estoy totálmente en contra de estos abusos a los niños... una aberración que debe terminar.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Carlos E. Hernandez S. /

    07/10/2015 2:45 PM

    El problema en si es de "Educación Sexual" si la ley contempla el caso de los menores de edad, es por la simple y sencilla razón de que los patojos se meten a camisa de no se cuantas varas, y los papas "creen" que casarlos es la mejor solución. ESTÚPIDO. Que va a saber un patojo de responsabilidades. Pero el espirito de la norma es: Patojos mulas cásense si quieren.

    Ahora..... en cuanto si es un mayor con menor. CUIDADO. Hago las siguientes salvedades a continuación. Ojo, el "Estupro" o la figura como tal ya no existe.


    Parrafo "Contradicciones en la ley"

    Correcciones:

    1. Capacidad Relativa para unirse de echo de menores. 16 años en varón y 14 en mujer; ademas autorización (de los padres y en su defecto una dispensa judicial)
    2. Vida en común por mas de 3 años ante sus familiares y relaciones sociales.
    3. Si es mejor de 14 años existe nulidad SALVO antes de esa edad hubiere concebido la mujer y tenga autorización de quien ejerce su patria potestad o tutela.
    4. En cuanto al estupro: Artículo 176. Estupro mediante inexperiencia o confianza. Artículo 177. Estupro mediante engaño. y Artículo 178. Estupro agravado.
    ARTICULO 176, 177, 178.* Derogados. *Derogado por el Artículo 69, del Decreto Del Congreso Número 9-2009 el 03-04-2009

    Todo esta en la LEY CONTRA LA VIOLENCIA SEXUAL, EXPLOTACIÓN Y TRATA DE PERSONAS.

    Ahora es: (OJO el 69 solo los derogo y el 28 y 29 modifico los delitos ampliando a cobertura de menores.

    ARTICULO 28.
    Se reforma el artículo 173 del Código Penal, Decreto Número 17-73 del Congreso de la República, el cual queda así: " Artículo 173. Violación. Quien, con violencia física o psicológica, tenga acceso carnal vía vaginal, anal o bucal con otra persona, o le introduzca cualquier parte del cuerpo u objetos, por cualquiera de las vías señaladas, u obligue a otra persona a introducírselos a si misma, será sancionado con pena de prisión de ocho a doce años. Siempre se comete este delito cuando la víctima sea una persona menor de catorce años de edad, o cuando sea una persona con incapacidad volitiva o cognitiva, aún cuando no medie violencia física o psicológica. La pena se impondrá sin perjuicio de las penas que puedan corresponder por la comisión de otros delitos."

    Artículo 173 Bis. Agresión sexual. Quien con violencia física o sicológica, realice actos con fines sexuales o eróticos a otra persona, al agresor o a si misma, siempre que no constituya delito de violación, será sancionado con prisión de cinco a ocho años. Siempre se comete este delito cuando la victima sea una persona menor de catorce años de edad o cuando sea una persona con incapacidad volitiva o cognitiva, aún cuando no medie videncia física o psicológica. La pena se impondrá sin perjuicio de las penas que puedan corresponder por la comisión de otros delitos."

    Todo es violación o agresión; y si tristemente esto pasa, por el amor de Dios que los papas que no sean pendejos e inadaptados y persigan penalmente a los agresores.

    Raro no. Hay muchísimas capacidades que se adquieren hasta los 18 y que son mas sencillas y no tan complejas como el matrimonio. Votar por ejemplo; y que si vote por un payaso o una inadaptada social. Pero casarte. JESUS!

    Voto si al matrimonio hasta los 25. hahaha

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Nestor /

    07/10/2015 10:24 AM

    Alfredo, me parece interesante tu acercamiento; de hecho, la educación es un factor muy importante y clave para cambiar esta realidad en nuestro país. Quizá suena utópico como menciona Hoyporhoy, sin embargo, si no se discute, se lanza la idea y se apunta lejos no se logrará nada. Es bueno caminar en la persecusión de esa utopía. Basado en el artículo expuesto por este medio, considero que es importante y de urgencia conocer las propuestas de ley ya expuestas. Para quien no tiene contacto con esta realidad quizá le sea más cómodo hablar del tema y darse el lujo de sistematizar una respuesta. Sin embargo, para quienes viven en ella y cerca de ella es algo debastador que sin duda esclaviza a mujeres o niños por otros tantos años más. Sin mencionar la atrocidad que representa el daño a la integridad de la persona, de la niña.
    Si bien es cierto no existe una edad ideal para categorizar un matrimonio adecuado, será necesario ampliar el márgen para que, al menos, exista un márgen de ley como referencia en casos de violación. A los 18 años quizá pretendamos pensar que las niñas y niños tendrá un poco de más y mejor información en cuanto a salud reproductiva y quizá se tengan mejores argumentos para poder tomar mejores decisiones.
    Mientras tanto que nos indigne esta realidad y sigamos trabajando para cambiarla, caminando tras la utopía.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    HOYPORHOY /

    07/10/2015 9:08 AM

    Interesante y muy completo su comentario Alfredo. Lamentablemente lo que propone en un país como el nuestro es más que utópico. Como bien usted comenta la legislación en este sentido debiera ser el último de los pasos, sin embargo estamos empantanados en eso. Si estamos empantanados en eso, imagine en lo demás. Eso no exime la importancia y urgencia del tema desde luego. El ministerio de educación tendría mucho que decir en este sentido, sin embargo tenemos una mentalidad muy cerrada en la que hablar, escribir, pensar y debatir sobre sexo sigue siendo un tabú, incluso en espacios privados, no digamos en el ámbito de lo público.
    Saludos!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Alfredo /

    07/10/2015 7:41 AM

    Creo que se confunden conceptos en este artículo si bien en general la intención es buena. Creo que la primera pregunta que se debe de contestar es cuál es la edad a la que una persona (hombre y mujer) pueden consentir a tener relaciones sexuales. La edad a la que esto sucede realmente varía de persona a persona, pero probablemente para los 14-15 años la mayoría de mujeres pueden tomar esta decisión -- lo que implica entender el riesgo de embarazo y enfermedades de transmisión sexual. Legalmente, lo último que queremos es criminalizar a una pareja de 15 y 18 años por haber tenido relaciones sexuales. Algo es claro, 18 no es un número mágico. El cerebro y el cuerpo no sufren una transformación instantánea para el décimo-octavo cumpleaños. El desarrollo es un proceso variable y habrá mujeres de 14 años con las facultades necesarias para tener sexo y habrá niñas de 20 años incapaces de entender las consecuencias.

    En cuanto al matrimonio, la mayor parte de sociedades han establecido que la edad "adecuada" es cuando se termina la educación que la mujer necesita. Las sociedades conservadoras, como la nuestra, les gusta igualar la edad de consentimiento a la edad de matrimonio (¿qué niña decente quiere tener sexo si no es en el matrimonio?) También como parte de nuestra cultura (desafortunadamente), una niña que está por terminar diversificado ya excedió las expectativas educativas.

    En resumen, la edad de consentimiento está determinada por factores biológicos y psicológicos mientras que la edad para el matrimonio es una construcción enteramente social. El aumentar la edad de matrimonio a los 18 años no tiene mayor consecuencia si no se cambia la edad de consentimiento. Por otro lado, el aumentar la edad del consentimiento criminalizaría relaciones que no son necesariamente nefastas ("niña" de 17 años con "hombre" de 19) o que la justicia criminal es probablemente la peor forma de mitigar sus daños (niña de 14 años con niño de 15 años).

    El artículo menciona 80,000 matrimonios de niñas menores de edad pero no menciona qué porcentaje de estos realmente son entre una niña de 14 años y un hombre de 30. Estoy de acuerdo que el matrimonio de dos niños de 15 años tiene altas probabilidades de fracasar, pero ¿llamarlo una violación?

    Sinceramente, creo que la edad mínima de matrimonio no es el problema que nos concierne. El problema es la trata y la explotación. Desafortunadamente creer que cambiar la edad mínima de matrimonio va a resolver el problema es infantil. Creo que hay cosas que cambiar, que son más difíciles que conseguir que el congreso pase una ley, pero más efectivas. 1.Educación y empoderamiento a las niñas. Se debe empezar desde el primer día en la escuela, a los 6 años de edad (o antes). Desde pequeños niños y niñas tienen que saber que absolutamente nadie tiene derecho a tocarlos (sexual o no sexualmente) sin su consentimiento. Se debe provocar un cambio cultural donde se castigue al niño/niña que toque a un compañero/a en contra de su voluntad. Ya para los 8-9 años se deben estar enseñando los conceptos de relaciones sexuales y consentimiento continuo y entusiasta y estos conceptos deben de repasarse constantemente durante todo el proceso educativo. 2. Implementar mecanismos de denuncia de facil acceso y efectivos. Estos mecanismos deben de tener como principal objetivo proteger a la víctima y como segundo objetivo castigar al que ofende. 3. Legalizar explícitamente la prostitución para poder regularla y facilitar la denuncia de las mujeres que estén siendo explotadas. 4. Castigar a los "johns" que compran sexo fuera de la prostitución legal y regulada. 5. Castigar la violación adentro del matrimonio de la misma forma que si sucediera fuera de él. 6. y lo menos importante y solo si quieren cambiar la edad de matrimonio -- prohibir matrimonio cuando haya más de 5 años de diferencia entre los comparecientes y uno de ellos sea menor de 18 años.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones