Los 10 goles (y problemas) de la reforma al Congreso

Que el Congreso deje de ser un pequeño botín. El nuevo presidente legislativo, el viejo diputado Mario Taracena, de la UNE, consiguió empezar a cambiar en tres semanas lo que llevaba quince años construyéndose. A fuerza de golpes mediáticos, de asustar con el petate del muerto a sus colegas y de consentir a sus aliados, logró dar un batacazo al clientelismo de los diputados y marcar el ritmo de la agenda anticorrupción al presidente Jimmy Morales.

P147

Mario Taracena, diputado por la UNE y presidente del Congreso.

Foto: Carlos Sebastián

¿Cuáles son los 10 puntos más importantes dentro y fuera de la reforma?

Antes de empezar con la lista, Taracena no está siendo un Messi de la política. Él y su partido están usando una estrategia básica. En su primer domingo en el cargo, el 16 de enero, tuiteó lo que manda la ley: que los salarios de todos los funcionarios públicos sean públicos. Contadora con Q76 mil (US$10 mil), director de protocolo con Q64 mil, asistente con Q54 mil. En un país en el que el 60% de ciudadanos anhela dos salarios mínimos de Q2,534. Publicó otra tanda el siguiente domingo, luego los millonarios alquileres el siguiente domingo e hizo una propuesta de reforma a la Ley Orgánica del Congreso. La aprobaron, a regañadientes, 120 de 158 diputados.

1. No al transfuguismo (con excepción de un mes)

El 14 de enero de 2016, el primer día del nuevo Congreso, 43 diputados de PP y Líder (partidos sin futuro en las urnas) se cambiaron y crearon tres nuevas bancadas que no recibieron un solo voto en las elecciones de septiembre pasado. MR, PRO y Alianza Ciudadana. La primera es de Alejandro Sinibaldi y las segundas, de Manuel Baldizón. La primera es una de las aliadas de Taracena en el Congreso. Entonces, para evitar el transfuguismo en el futuro, desde el 4 de marzo de 2016, los diputados que se separen de su bancada podrán ser independientes, pero no unirse a otro partido. Tampoco se podrán crear nuevos bloques (hasta ahora, con 11 diputados ya se puede. De hecho, así surgieron los otros aliados de la UNE, Creo en 2008 y Todos en 2012).

Gracias a la excepción de 30 días, 2 diputados de la UNE y 6 de Líder no esperaron ni 24 horas para sumarse al FCN, el partido gubernamental. Jimmy Morales había prometido en campaña que no aceptaría tránsfugas. Ahora dice que es respetuoso de la independencia de poderes.

Y, finalmente, se establece que los puestos en la Junta Directiva y las presidencias de comisión son otorgadas a los partidos y no a los diputados, por lo que si uno renuncia al partido, pierde ese puesto y el jefe de bancada decide quién lo sustituirá.

2. Menos asesores

Ahora en el Congreso trabajan 1,887 personas, según el diputado Taracena. Con la nueva Ley Orgánica, este número va disminuir porque cada uno de los 158 legisladores puede contratar a solo tres trabajadores (asistente, secretario y asesor). Además, cada bancada tendrá derecho a dos asesores y uno adicional por cada cuatro diputados. Y las comisiones podrán emplear a un máximo de dos consultores. Los integrantes de la Junta Directiva contarán con cinco asesores, con excepción del Presidente del Congreso, que puede tener hasta ocho asesores.

Trabajarán en el Congreso un máximo de 70 asesores para las 15 bancadas, 48 para la Junta Directiva, 76 para las 38 comisiones de trabajo y 474 personas entre asistentes, secretarias y asesores. Lo que suma 668 plazas laborales de los diputados, sin incluir a personal técnico, institucional, ujieres o conserjes. Se reducirán las plazas más o menos a la mitad. Además, los trabajadores de los diputados tendrán que dejar sus plazas si su diputado no se reelige.

3. Se recuerda que se puede vetar el veto presidencial

Esto fue un placebo de autoestima para los diputados. Los legisladores aprobaron una ley que ya existe. En la democracia, el presidente puede vetar las leyes del Congreso, pero el Congreso, con dos terceras partes de sus diputados, puede rechazar el veto presidencial. Ahora por dos leyes. El artículo 39 de nueva la Ley Orgánica establece que “si no fueran aceptadas las razones del veto y el Congreso lo rechazare con el voto de las dos terceras partes, el Ejecutivo deberá obligatoriamente sancionar y promulgar el Decreto”. También es el artículo 179 de la Constitución.

4. Comisiones que trabajen

El número de comisiones legislativas en el Congreso será de 38, no 52 como hasta ahora. Deben presentar un informe final al terminar el período, así como grabar y mantener un archivo y registro de cada una de sus reuniones. Además se podrá crear nuevas comisiones específicas para resolver situaciones concretas, pero tendrán un tiempo limitado. Cada comisión tendrá un máximo de 10 días para entregar los dictámenes que se les pidan.

5. Interpelaciones y ¿extorsiones?

Las citaciones a ministros del Gobierno y las interpelaciones han sido utilizadas en el pasado (en especial por Líder y el PP) como instrumentos de extorsión a los ministros y de freno a la agenda legislativa. La reforma de Taracena corre el riesgo de institucionalizar lo primero y solucionar lo segundo.

Será ilegal para ministros y funcionarios que administren dinero público no asistir a una citación con una bancada, so pena de ser demandado ante los tribunales. Esto acabará con la disposición de Otto Pérez Molina de prohibir a sus ministros asistir a citaciones o la negativa de asistir a rendir cuentas de Sandra Torres entre 2008 y 2011, bajo el argumento de que no era ministra ni secretaria (sólo coordinaba el Consejo de Cohesión Social). El riesgo es que pueda institucionalizarse la extorsión de los diputados.

Además, se estableció un máximo de 2 sesiones ordinarias para realizar las interpelaciones. Y de ser necesario se convocará a sesiones adicionales cualquier otro día, para así evitar que se paralice el trabajo del pleno, como ocurría en el pasado.

6. Menos bochornos

Los diputados no podrán ingresar al hemiciclo con armas de fuego, punzocortantes, artículos de defensa o de cualquier objeto que pueda alterar el orden de la sesión. En el caso de que sucedería algo así, se puede retirar el objeto e incluso expulsar al legislador que haya cometido la falta. Además, no se permite a los funcionarios exaltarse al hacer uso de la palabra, ni salirse del tema o regresar a un punto anterior. Tampoco puede haber faltas de respeto, alusiones directas o alguna expresión que falte al orden. Será una incógnita cómo esto se aplicará al mismo diputado Taracena, que en el pasado acuñó frases misóginas como ‘chuchas apaleadas’ a las diputadas de Líder, ‘chuchita prieta’ para referirse a Roxana Baldetti, o acusaciones que rayaban en los insultos.

7. Nuevos cargos ¿para exdiputados?

Antes de finalizar el período legislativo 2012-2015, los diputados aprobaron un Instituto de Formación de Estudios Legislativos Miguel Ángel Asturias, para dar “refugio” o trabajo a exdiputados, con un presupuesto de Q30 millones. El Instituto ahora será la Dirección de Estudios e Investigación, para asesores y personal que brinde apoyo a los parlamentarios, en materia técnica, científica y jurídica. Está por verse a quién nombra al frente de nueva oficina parlamentaria. También se creó el puesto de Director de protocolo y atención ciudadana, el de Director de Informática y Comunicaciones y el de Director de Comunicación Social y Relaciones Públicas.

8. Fin al nepotismo en el Congreso

Desde este año, los diputados no podrán contratar a familiares en cuarto grado de consanguinidad ni segundo de afinidad. Y no habrá contrataciones de personal permanente hasta que no haya una reforma a la ley de servicio civil parlamentario. Esto quitará plazas actuales a familiares, pero no es la panacea. Esta semana se conoció que el presidente Jimmy Morales nombró como director del Inguat a Jorge Chajón, hermano de la diputada Flor de María Chajón, de FCN.

9. Qué hacer con 1,887 empleados con sueldos de reyes

Aunque la nueva Ley Orgánica del Congreso abre la puerta para el fin de un Congreso clientelar, al diputado Taracena, la UNE y el resto del Congreso todavía les toca lidiar con un problema. ¿Qué hacer con los 1,887 empleados que tienen sueldos de reyes por un pacto colectivo que se inició en 1999, se renovó en 2006 y establece aumentos de salario de 10% anual? La Procuraduría General de la Nación dijo que es insostenible y perjudicial para el Estado, pero hay poco espacio para soluciones beneficiosas para el Estado y los trabajadores. Si se denuncia al Pacto y se despide a buena parte de los trabajadores, se debe indemnizarlos (unos Q20 millones) y si el despido no tiene una causa justificada, siempre existe el riesgo de demandas ante organismos internacionales, que acarrerán multas mayores para el Estado. Y llegar a un punto de acuerdo de renegociación del pacto será posible sólo si cada uno de los 1,887 trabajadores lo acepta de manera voluntaria. Una quimera.

10. Las reformas pendientes

A pesar de los goles de la reforma impulsada por Taracena y la UNE, contratación de personas afines representa la corrupción más marginal. Sin una reforma profunda a la Ley Electoral que impida que los diputados lleguen al Congreso con partidos políticos financiados por dinero corrupto o del crimen organizado; sin una reforma que transparente el lobby de empresas y personas en el Congreso para aprobar leyes y obras públicas; o sin una reforma fiscal para dar al Ministerio Público más fondos para investigar la corrupción, el sistema de la vieja política todavía podrá respirar tranquilo.

Gladys Olmstead
/

Periodista. Aprendiendo de todos y de todo cada día. Amante de los perros y la lectura. Fueron la casualidad, la ilusión y la insistencia las que me trajeron a Nómada.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

1

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Mercedes Escoto /

    10/02/2016 10:30 AM

    Me encantan sus reportajes, siga adelante!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones