4 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Ideas y soluciones
Impunileaks
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

Nuevo Vice, fractura en Líder-PP y disidencia en la UNE

La primera sesión parlamentaria completa después de las elecciones fue un subibaja de tensiones en la transición al próximo gobierno de 2016. Con medio Congreso reelecto y medio que termina el 14 de enero, las lealtades empezaron a romperse en Líder-PP, hubo una disidencia en la UNE y resultó electo como vicepresidente de Alejandro Maldonado el candidato más desteñido, con menos relaciones y actividad política en la última década y con menos posibilidades originales.

n135 P147

El nuevo vicepresidente, Fuentes Soria, recibe el pin del presidente del Congreso, Luis Rabbé, de Líder.

Foto: Rocío Conde

En seis meses, es la segunda vez que a este Congreso le corresponde elegir Vicepresidente de la República. Tras la renuncia por corrupción en mayo de Roxana Baldetti, frenaron dos ternas del expresidente Otto Pérez Molina hasta la alianza conservadora PP-Líder-CREO-Todos optó por el magistrado ultra-conservador Alejandro Maldonado. El magistrado sustituyó el 3 de septiembre a Pérez Molina cuando éste fue llevado a prisión por el mismo caso de defraudación aduanera que Baldetti, quien también guarda prisión. Ambos esperan juicio.

Lea: El juez del establishment llega a Vice (y luego a Presidente)

Hasta antes de la sesión, los dos candidatos favoritos de la terna de Maldonado eran Gabriel Medrano y Raquel Zelaya. El primero fue rector de la jesuita Universidad Rafael Landívar, magistrado del Tribunal Supremo Electoral y magistrado de la Corte Suprema de Justicia. Y la segunda fue signataria de los Acuerdos de Paz, ministra de Finanzas de Álvaro Arzú, presidenta de la organización Asíes e integrante del Consejo de Estado de Efraín Ríos Montt. El tercero era Alfonso Fuertes Soria, rector de la nacional USAC en 1990-94 y comisionado de derechos humanos de Alfonso Portillo entre 2000 y 2003.

Las tres bancadas mayoritarias en el actual Congreso, Líder, PP y UNE, se habían decantado por Raquel Zelaya. O al menos se habían decantado por ella sus dirigencias –Manuel Baldizón incluso lo hizo público en su último mitin–. Hasta antes de las elecciones del 6 de septiembre, las tres bancadas sumaban 115 de los 158 votos del Congreso. Ayer lograron 79 votos de los 80 que necesitaban. La que estuvo más cerca de lograr el apoyo de todos sus diputados fue la UNE, pero hubo una disidencia.

El diputado Carlos Barreda, secretario general adjunto de la UNE, le pasó la factura a Raquel Zelaya por haber sido una de las 12 intelectuales políticas que ayudaron a boicotear el juicio por genocidio a Efraín Ríos Montt en 2013.

Lea: El comunicado que niega el genocidio, pide el fin del juicio y responsabiliza de la violencia contra los activistas de derechos humanos a los mismos activistas de derechos humanos

Así, ninguno de los tres obtuvo los 80 votos necesarios en la primera ronda –80 votos es la mitad más uno de los 158 diputados–. Medrano obtuvo 51; Fuentes Soria, 59; y Zelaya, 79.

Orlando Blanco, jefe de bancada de la UNE, pidió una nueva votación, ya sólo entre Zelaya y Fuentes Soria. Pero la disidencia de Barreda animó a otros diputados de la UNE, que en la segunda votación tampoco se decantaron por Zelaya, que obtuvo 75 votos. Fuentes Soria, 71.

Para la tercera votación, después de un receso convocado para 20 minutos (que duró en realidad una hora), los diputados ya estaban desesperados y llegaron a un consenso. Esta vez, el resultado fue positivo. Juan Alfonso Fuentes Soria consiguió alcanzar los 80 votos necesarios en tres minutos. Un número que ascendía a 95 votos a favor, 102, 105 y 109 a la hora de cerrar la votación. Raquel Zelaya ahora tenía que superar esos 109 votos. No lo logró. Sólo obtuvo 44. Las dirigencias del los partidos no pudieron escoger a su candidata original.

El inicio del fin parlamentario de Líder y PP

Pero si la UNE sufría porque la presidenciable Sandra Torres no pudo convencer a uno de sus 20 diputados, para quien la tarde se convirtió en un suplicio fue para Líder y su secretario general Roberto Villate. Un partido huérfano tras el desastre electoral que dejó a Baldizón como tercer lugar y que provocó su “renuncia” al partido y a la política hace tres días.

Lejanos parecen ser los tiempos de la poderosa bancada de Líder, de 62 diputados que creció a fuerza de transfuguismo y que se jactaba de frenar el Congreso por tres años. Ayer, el jefe de bancada Villate no estaba tan cómodo como siempre. Secándose la frente, sin intervenir en el hemiciclo y limitándose a observar, se le veía nervioso y preocupado. Minutos antes de la votación, mientras la secretaría del Congreso de la República leía las actas, Villate reunió a sus diputados. Les habló unos tres minutos, en los que parecía darles instrucciones para la votación. Minutos más tarde los reunía de nuevo. No lograron elegir en una primera ni en una segunda votación a Fuentes Soria, ni a Zelaya.

Para el receso entre la segunda y tercera votación, la primera fractura de Líder fue pública. El diputado Nery Rodas, el que iba a ser candidato a alcalde capitalino antes de Tono Coro, dio una conferencia de prensa. Anunció que la bancada se fracturaba escuchando el clamor popular y que renunciarían muchos diputados a Líder y PP. “Entre 20 y 25, no reelectos y reelectos. El 60% (unos 15) son de Líder”, dijo Rodas sin dar nombres. Junto a él estaban Natán Rodas, Elza Leonora Cú y José Emanuel Echevarría. Oficialmente, todavía no han presentado las cartas de renuncia al partido en el Congreso. Serían 15 de Líder, 9 del PP y 1 de la UNE. Serían.

Al final, el jefe de bancada Villate logró salvar la jornada. En la tercera votación, Fuentes Soria fue electo. Los diputados de Líder comenzaron a aplaudir y había molestia en la UNE.

La agenda vicepresidencial para 4 meses

Mientras Fuentes Soria era juramentado, Medrano y Zelaya observaban desde el palco diplomático del Congreso. Al salir del hemiciclo, el odontólogo Fuentes Soria dijo que sus tres prioridades serán salud, educación y medio ambiente. Añadió que analizará las demandas ciudadanas de reformas y que donará medio sueldo (de Q150 mil) a causas sociales, pues dijo estar acostumbrado a vivir en austeridad.

Cualquier agenda parlamentaria del gobierno transicional del presidente Maldonado, de 79 años, y el vicepresidente Fuentes Soria, de 68, será cuestarriba ahora que empiezan a fracturarse las lealtades partidarias y la mitad de los diputados al Congreso no logró su reelección.

Gladys Olmstead
/

Periodista. Aprendiendo de todos y de todo cada día. Amante de los perros y la lectura. Fueron la casualidad, la ilusión y la insistencia las que me trajeron a Nómada.


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


0

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*



Notas más leídas




Secciones