3 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Ideas y soluciones
Impunileaks
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

¿Qué interés hay detrás de pedir que se celebren elecciones el 6?

“Ante el proceso electoral del presente año manifestamos: La importancia de celebrar las elecciones generales en las fechas definidas (6 de septiembre y 25 de octubre)… La necesidad de comprender que votar nulo o votar en blanco es favorecer la continuidad de la corrupción y la impunidad”.

elecciones financistas Jimmy Morales legalistas Opinión P369 voto blanco voto nulo
Esta es una opinión

Marcha del 23 de agosto de 2015.

Foto: Rocío Gómez

Estas son palabras textuales de un comunicado reciente emitido por la Cámara de Industria de Guatemala (CIG). Desde su publicación, he leído una serie de escritos y editoriales en distintos medios que expresan los mismos puntos: las elecciones se deben llevar a cabo, y los ciudadanos deben abstenerse de votar nulo o en blanco.

Dichas posiciones han encendido mi curiosidad. ¿Por qué el derroche de tiempo y esfuerzo en este tema? ¿Por qué es tan importante para la Cámara de Industria y diversos comentaristas asegurar que se celebren las elecciones y, más aún, que los ciudadanos no votemos nulo o en blanco? ¿Qué motiva estos supuestos llamados al “sentido común”?

A mi entender, hay algunas personas, las llamaremos “legalistas,” para quienes el objetivo es, sin duda, cumplir con las disposiciones legales que, argumentan, son la base del orden. La cancelación de las elecciones implicaría un “rompimiento constitucional” y generaría un caos incontrolable. Las consecuencias sociales y políticas serían, pues, impredecibles.

Esta posición legalista tiene cierta lógica, pero ¿por qué también oponerse al voto nulo o en blanco? ¿Por qué no permitirnos ese derecho? En el discurso legalista no encuentro respuesta convincente a estas preguntas.[1]

Lo que sí observo es que la presencia de los legalistas sirve como cortina para ocultar la existencia de un segundo grupo que, desde mi punto de vista, es mucho más influyente. Ellos también promueven la celebración de las elecciones en las fechas establecidas, y se oponen al voto nulo o en blanco. A sus miembros les podemos poner el mote de “financistas.”

Para los financistas y sus operadores, la celebración de las elecciones es indispensable porque ya han “invertido,” o piensan invertir, miles o incluso millones de quetzales en las campañas electorales de los distintos partidos políticos. Su cancelación,  por ende, podría significar una sustancial pérdida económica. Se oponen, además, al voto nulo o en blanco por razones igualmente racionales: un voto nulo o en blanco es un voto menos para su candidato predilecto.

Durante las últimas semanas la motivación de muchos de estos financistas – la mayoría de ellos acérrimos enemigos de Manuel Baldizón y Sandra Torres – se ha visto fortalecida por el meteórico ascenso de Jimmy Morales. Y es que Morales ha ido sumando adeptos entre los financistas, quienes lo ven como el candidato ideal para derrotar a Baldizón y Torres. Basta con ver los recientes editoriales de distintos periódicos bajo el control de los financistas, así como sus burdas representaciones de las más recientes encuestas, para comprender que Morales es el nuevo elegido.

Morales, sin embargo, no es el candidato externo y sin manchas que su campaña y los financistas describen. Por el contrario, es simplemente la nueva encarnación de una vieja alianza forjada a sangre y fuego al calor de la guerra interna: aquella en que convergen oscuros sectores del ejército y el ala más conservadora del sector empresarial.

Es, además, muy similar a la coalición que llevó a Otto Pérez Molina a la presidencia en 2012. A fin de cuentas, ¿no estaba copado el gabinete del PP por representantes empresariales y militares? Por último, la maquinaria electoral de Morales, como la de la gran mayoría de los candidatos, se sostiene en el mismo sistema opaco y sin controles que ha operado por años; aquél en el que los candidatos están comprometidos solamente con sus financistas.

Es por ello que podemos afirmar que, en el fondo, la posición de los financistas no es más que la de mantener el statu quo. Podemos también decir que los legalistas, tal vez pecando de idealistas, caen en la trampa tendida por los financistas. Porque no hay duda: en estas condiciones, el llamado a no votar nulo o en blanco es simplemente un llamado – en vista del anti-Baldizonismo y anti-Sandrismo imperante – a votar por Jimmy Morales. E incluso, aunque no gane Morales, las elecciones que se celebrarán en pocos días servirán solamente para oxigenar al podrido sistema político-económico del país en que los financistas ejercen una influencia desmedida y dañina.

*

[1]Hay un grupo adicional, no mencionado en este artículo, que asume que, lo queramos o no, habrá elecciones. En vista de este inevitable panorama, este grupo también se opone al voto nulo o en blanco porque infiere que beneficia a los candidatos que lideran las encuestas, particularmente a Manuel Baldizón.

Alberto Fuentes
/

Latinoamericano, estudiante del desarrollo social y económico de los países del Sur. Realizo investigaciones sobre el sector empresarial y sus relaciones con el Estado, la sociedad civil y, especialmente, l@s trabajadores.


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


7

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Claudia Murga /

    04/09/2015 12:12 PM

    No veo un interés en llevar a cabo las elecciones.
    Sencillamente el período para el cual se eligió el presidente vence irremediablemente en enero y hasta donde yo se, no existe otro medio legítimo para elegir gobernantes más que ir a las urnas. ¿Cuál sería la otra forma? La única legitimidad para gobernar viene del pueblo quien se manifiesta con el voto para elegir no solo quien gobierna sino quien emite las leyes que regulan precisamente ese voto y el sistema electoral. Sin elecciones no hay legitimidad alguna dentro de nuestro sistema constitucional, cualquier llamado a no elecciones rompe este sistema, que mal que bien ya ha sacado presidentes corruptos o prepotentes como Serrano.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    carlos ardon /

    03/09/2015 11:05 PM

    Excelente análisis Frank, este es un show para que los señores del cacif, los dueños de la plata vuelvan a poner sus peones en el gobierno, lastima que nuestros movimientos no son auténticos, que pena por la gente que de manera limpia y transparente fue a manifestar. Que triste mi Guatemala seguimos sumidos en el abandono, en la miseria y la falta de oportunidades ya que tenemos una empresa privada que durante años a manipulado, explotado y empobrecido a la clase trabajadora.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Blue /

    02/09/2015 2:46 PM

    Yo voy para poner mi granito de arena con la finalidad que algunos partidos pequeños progresistas no desparezcan y de pronto logren meter un diputado.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    carrillorodas@icloud.com
    Diego Carrillo /
    01/09/2015 11:18 PM

    Alberto, todo bien. ¿Pero Jimmy tiene alguna incidencia en los departamentos?

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    carrillorodas@icloud.com
    Diego Carrillo /
    01/09/2015 11:06 PM

    Estoy leyendo varios medios internacionales, y me saco el sombrero a los que idearon todo este montaje y show. Ahora Guatemala es un ejemplo a seguir ya quisieran tener la democracia de Guatemala, la justicia de Guatemala. Jajajaja no me paro de reír, después de la segunda vuelta ahí me cuentan como sigue la historia. EN EL MUNDO CRIMINAL, JUECES, CORTES INCLUSIVE LA PRISION SON PARTE DEL JUEGO. GRANDES ABOGADOS Y FORTUNAS BIEN ESCONDIDAS. El ciudadano que se acata al sistema dirá uyyy no le sacaron la inmunidad uyyyy no se fue preso. Para ellos es parte del papel a jugar dentro de la estructura.

    Vielmman cumplió un pequeña condena y ahora vive una vida de milloneta en Miami. No pasa nada. Es el precio a pagar para no cambiar nada (leyes) Y después salir al retiro.

    EN RESUMEN = MAFIA MAFIA MAFIA MAFIA

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Shibumi /

    01/09/2015 8:59 PM

    Por qué no conviene el voto nulo, salvo que se quiera que gane el de Lider: si los nulos son 30% en un universo de 100 votantes, como ejemplo, para ganar en primera vuelta el "líder" requiere 36 votos; pero si los nulos son 50% entonces el "líder" gana con 26 votos, a mayor porcentaje de nulos menor cantidad de votos para ganar con mayoría absoluta.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    frank lopez h. /

    01/09/2015 7:40 PM

    Muy simple, "romper el orden constitucional", significa echar al traste la Constitución elaborada por los operadores del Cacif en 1985. Ella guarda celosamente los intereses de los grupos más fuertes del poder económico: los dueños de las fincas, los monopolios y oligopolios que tienen al país de rodillas. Estas grupos familiares (oligarcas) y sus empresas utilizan los recursos del Estado sin pagar impuestos. Este país, como siempre lo hemos dicho, está sostenido financieramente por los asalariados, las personas que prestan servicios profesionales y las pequeñas y medianas empresas. Con las modificaciones de 1993, por ejemplo, prácticamente se obligó al Estado a endeudarse con los bancos de estas familias. A tasas de interés "de mercado" (que ellos imponen), a pesar de que en el sistema financiero mundial las tasas de interés son mucho menores (créditos blandos). Esto significa que estos bancos nacionales obtienen altísimas ganancias sin mover un dedo, garantizando grandes réditos incluso, hasta para los nietos de estas familias que aún no han nacido. Es decir, todo futuro descendiente oligarca en Guatemala tiene ya la vida resuelta, y, por el contrario, nuestros nietos que aún no han nacido también tienen ya endeudada la vida con estas instituciones. Con esto debemos terminar. Es por eso que esperamos que el MP y Cicig investiguen y lleven a juicio a los grandes evasores de impuestos representados en el CACIF y FUNDESA.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones